El monje de los guisantes


"Casi todos nos hemos encontrado familias peculiares, es decir, niños o niñas con el cabello rubio inglés y los ojos azules claros que, sonrientes, exigen ir al columpio a su madre y a su padre, ambos por supuesto morenos y con ojos marrones. ¿Dónde está el truco? ¿Será la criatura adoptada? La respuesta se ha ido complicando a medida que avanza la ciencia, pero la parte básica nos la enseñó un monje llamado Mendel." (1)

El 8 de febrero de 1865, el monje agustino Gregor Mendel presentaba la primera parte de sus trabajos ante sus colegas de la Sociedad de Historia Natural de Brünn (ahora Brno, en la República Checa). “La experiencia en fertilización artificial, – decía – tal y como se emplea para obtener variedades de colores nuevos, ha servido de base para los experimentos que hoy vamos a presentar”.Ninguno de los presentes sospechaba que aquel trabajo pasaría a la historia como uno de los acontecimientos científicos más importantes del siglo XIX, Mendel estaba a punto de revelar las leyes que rigen la herencia genética de las criaturas. (2).


¿Quieres saber más? Sigue este enlace


InInformación e imagen tomada de: