No más agujas para sacarte sangre!!!

Parece que las ambiciones de Google no tienen límites. Ya poseen todo sobre nuestra información digital y todo apunta a que ahora quieren hasta nuestra sangre. Tras la formación de Alphabet quedó clara la intención de la compañía por expandir sus horizontes, y esta patente filtrada es un claro de ejemplo de ello.
Reportada por The Verge esta nueva tecnología, denominada como Needle-Free Blood Draw, se describe como un complemento ideal para wearables que se integra a la muñeca del usuario similar a un reloj. Lo más curioso de este dispositivo es que su operación no requiere agujas para tomar muestras, pero sí sustrae sangre atravesando la piel.
Para lograrlo, el aparato utiliza una especie de cañón de gases, que aprovecha su potencia comprimida para disparar una micropartícula que abre la dermis lo suficiente para que la sangre fluya al interior del dispositivo, donde se aplica un sistema de succión y vacío que traslada la muestra a un contenedor interno.
Esta tecnología sería perfecta para aquellos pacientes con una marcada aversión a las agujas, además de que puede complementarse con una amplia gama de gadgets que podrían aprovechar la muestra para realizar algunos análisis al momento, como por ejemplo para conocer los niveles de glucosa en la sangre.
No existen muchos detalles sobre el uso y futuro de la patente Needle-Free Blood Draw, sin embargo representa una muestra clara de los proyectos en los que ahora está involucrado el gigante informático, de modo que es probable que sea la primera muchas sorpresas.

Fuente: www.fayerwayer.com

IMPORTANTE Avance en el estudio del PARKINSON


La identificación del nuevo gen, publicada en la revisa Elife, desempeña un importante papel de mediación en otros genes previamente reconocidos (PARKIN y PINK1). Concretamente, el nuevo gen es MUL1 y fue descubierto gracias a un estudio con moscas de la fruta y ratones. El equipo de investigadores halló que el suministro de una cantidad extra del gen MUL1 ayuda a mejorar el daño mitocondrial, debido a estos genes mutados, y por tanto, la inhibición de este nuevo gen exacerba el daño.

“Demostramos que la dosis MUL1 es clave y optimizar su función es crucial para la salud del cerebro y para prevenir la enfermedad de Parkinson. Nuestro trabajo demuestra que la salud mitocondrial es de vital importancia para evitar que suframos de neurodegeneración. Además, la búsqueda de un medicamento que pueda mejorar la función de MUL1 sería de gran beneficio para los pacientes con la enfermedad de Parkinson”, afirma Ming Guo, líder de estudio.

http://static.capital21.df.gob.mx/wp-content/uploads/2015/04/06142803/Parkinson.jpg

Este nuevo descubrimiento podría conducir a grandes avances en el tratamiento de la enfermedad, así como su prevención, y abre la esperanza a una potencial cura para este trastorno.

La Ciencia del Gin-Tonic

Será cuestión de modas. O tal vez de paladares. Pero desde hace un tiempo, el gin-tonic se ha aupado como bebida favorita de una gran parte de la sociedad. Con pomelo o pepino, y servida o no en copa de balón, esta mezcla de ginebra y tónica ha sido la gran culpable de una extraña fiebre que ha conseguido revolucionar bares, consumidores y productores.
Lo extraño es que la fiebre por el gin-tonic nace en realidad de la mano de la medicina. En 1625, la cerveza y el vino eran las bebidas alcohólicas más consumidas. Sin embargo, un investigador de la Universidad de Leiden buscaba un producto que mejorara la función renal. Ya en aquella época se sabía que el etanol era un buen diurético, por lo que aquel científico, llamado Franz de la Boé, decidió añadirle bayas de enebro para que maceraran en el alcohol.La ginebra nació por culpa de un médico, y el consumo masivo de tónica como consecuencia de una enfermedad

Así nació la ginebra, una bebida cuya producción era más sencilla que la del vino. Apenas cuarenta años después de su obtención, ya era popular en Reino Unido. ¿La razón? Económica. Los impuestos sobre la cerveza habían subido considerablemente, haciendo que buena parte de la sociedad se decantara por el consumo de ginebra.
Y si el nacimiento de la ginebra fue culpa de un médico, podemos decir que la producción de la tónica fue consecuencia de una enfermedad. En 1740, nace en Alemania Jean Jacob Schweppe. Con sólo 43 años, este joyero y científico aficionado describe el primer proceso industrial para obtener agua mineral carbonatada artificialmente.
Casi un siglo después, la bebida se populariza en las colonias británicas de la India, pues previene contra una terrible enfermedad: la malaria. ¿El motivo? La tónica contiene quinina, un alcaloide obtenido del árbol de la quina (Cinchona pubescens), capaz de eliminar los parásitos responsables del paludismo. Dado su sabor amargo, los británicos comenzaron a mezclarla con ginebra, que camuflaba el potente gusto del tratamiento antimalárico.

De noche, todos los gin-tonic son azules

La medicina es, por tanto, responsable en buena medida de una bebida que ha causado furor en los últimos tiempos. El consumo de gin-tonic en España se ha disparado, hasta el punto de que nuestro país se sitúa en tercera posición, sólo por detrás de Filipinas y Estados Unidos, en cuanto a millones de litros de ginebra bebidos se refiere.
Por eso, no es raro ver a cualquier persona en un bar tomándose un gin-tonic. Ya sea en un afterwork o durante los fines de semana, este famoso cóctel ha invadido nuestros rincones de ocio.
Probablemente te habrás preguntado alguna vez por el color azul de estas bebidas alcohólicas. Su curiosa tonalidad, que aparece bajo la exposición de luz ultravioleta, ha provocado que el gin-tonic también sea conocido como el cubata fluorescente.
La culpa de su color azul se debe, al igual que en el caso del sabor amargo, a la quinina. Nuestro compuesto contra la malaria es fluorescente, especialmente si lo mezclamos en una disolución ligeramente ácida, como la tónica. ¿Y en qué consiste esta fluorescencia?
Cuando la luz ultravioleta incide sobre nuestra copa de gin-tonic, la quinina presente es capaz de absorber esa energía, para luego emitir una pequeña fracción de la misma en forma de radiación electromagnética. Esa radiación es en realidad la luz azulada que vemos salir de nuestros cócteles. Su intensidad variará en función de la concentración de quinina que presente la tónica, siempre que mantengamos la misma intensidad en las lámparas de luz ultravioleta que vemos en muchas discotecas.

Por Angela Bernardo
Fuente: alt1040.com 

¿Cómo será la consulta médica del futuro?

Si alguna vez se ha sentado en una sala de espera de un consultorio, junto a alguien con una tos seca y con sólo una pila de revistas viejas como compañía, entonces puede que se haya preguntado si el sistema sanitario está a la altura del siglo XXI.
Pareciera como si la asistencia social tuviera una desesperada necesidad de reanimación cardiopulmonar. La cuestión es si la tecnología será lo que le devuelva la vida.
Daniel Kraft es un doctor que dirige la escuela de medicina de la Singularity University , una organización ubicada en Silicon Valley, Estados Unidos, que ofrece cursos sobre cómo la tecnología va a interrumpir el statu quo en una variedad de industrias.
Cuando lo entrevisté llevaba un dispositivo que se parecía sospechosamente a un tricorder, el escáner característico de la saga de ciencia ficción Star Trek.
"Esta es una maqueta de tricorder médico que te puede escanear para obtener información. Lo coloco en mi frente y me da el ritmo cardíaco, mi saturación de oxígeno, temperatura y presión arterial, y puede comunicar esa información a mi teléfono inteligente", explica.
El doctor Kraft predice que, en el futuro, estos dispositivos estarán conectados a través de teléfonos con agentes de inteligencia artificial, que a su vez estarán conectados a supercomputadores como la IBM Watson . Esto ofrecerá a las personas un diagnóstico instantáneo y preciso.
"Es posible que diga: Daniel, esto no pinta bien, necesitas ir a una sala de emergencias , o quizás diga que probablemente sólo sea una gripe que ronda en el vecindario y que tus síntomas son consistentes con ello".
Actualmente no existe un dispositivo así en el mercado, pero en Estados Unidos hay un premio de US$10 millones para quien diseñe uno que sirva en los hogares. Unos 300 equipos están compitiendo.
Los dispositivos portátiles, como la FuelBand de Nike o el Jawbone's Up están haciendo que la gente sea más consciente de la salud.

Fuente: lanacion.com

Seguir leyendo en: http://www.lanacion.com.ar/1650844-como-sera-la-consulta-medica-del-futuro

Nuestros smartphones podrían analizarnos la sangre

El futuro de la mHealth parece sin duda prometedor. Este innovador campo, que combina el uso de dispositivos y aplicaciones móviles con los avances en medicina, abarca diferentes iniciativas, como el desarrollo de apps específicas relacionadas con la salud o el uso de nuestros smartphone para conocer nuestras constantes vitales.

Aunque a día de hoy la implantación de la mHealth no se realiza de manera rutinaria en los cuidados médicos, lo cierto es que el gran potencial de smartphones y tablets nos permite pensar en un éxito seguro en los próximos años. Cada vez es mayor el número de usuarios que utilizan estos dispositivos, por lo que la aplicación de la mHealth en medicina presenta un futuro inmejorable.


Chemistry World


De hecho, la última iniciativa de Motorola, conocida como Project Ara, tendría previsto lanzar los novedosos phoneblocks o teléfonos modulares durante 2014. Como os explicamos anteriormente, este tipo de modelos no solo serían una buena forma de luchar contra la obsolescencia programada, sino que también ayudarían al desarrollo de la mHealth.

Otro esfuerzo en pro de la salud móvil ha sido llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Burgos, que tratan de llevar los dispositivos móviles al terreno de los análisis médicos. Porque aunque parezca pura ciencia ficción, los exámenes de sangre del futuro podrían realizarse a través de un smartphone.

Su último trabajo, publicado en la revista Journal of Materials Chemistry A, plantea que los dispositivos móviles servirían para medir las concentraciones de hierro en sangre. Elevados niveles pueden provocar graves problemas de salud, tales como daño hepático o artritis.

La estrategia se basa en utilizar la 8-hidroxiquinoleína, un agente quelante muy conocido, que es capaz de atrapar iones de hierro, formando complejos químicos con él. Este compuesto se usaría en discos poliméricos, cuyo color varía en función de la concentración de hierro que consiguiera inmobilizar la 8-hidroxiquinoleína.

¿Qué tiene que ver esta estrategia química con un smartphone? El equipo de José Miguel García ha adaptado esta reacción química, para que pueda ser visualizada desde cualquier dispositivo móvil. Si tomamos una fotografía de los discos coloreados, podemos compararla con una imagen de referencia y mediante un análisis de los parámetros RGB obtenidos, sabremos el resultado final de la reacción.

Su idea ha permitido que los niveles de hierro puedan ser conocidos en algo menos de 15 minutos, un tiempo inusual, mucho más corto que el que necesitan los clásicos análisis de sangre. De hecho, la idea de estos científicos no tendría por qué ser aplicada solo en el ámbito de la mHealth, sino que la medida de la concentración de hierro también se podría usar en áreas como la alimentación (por ejemplo para medir los niveles en el vino) o en el estudio de la calidad de las aguas.

Fuente: http://alt1040.com

Un chicle controla el apetito y es argentino

Un chicle elaborado con ingredientes de origen natural que ayuda a evitar la tentación de comer entre horas fue desarrollado en el país para minimizar la ansiedad y favorecer el mantenimiento de un peso saludable. 

 “La novedad es que se trata de un suplemento dietario con formato de chicle”, explicó Marcos Mayer, investigador del Conicet y especialista en nutrición, quien precisó que contiene “extracto de café verde descafeinado y sin procesar combinado con otros ingredientes naturales que favorecen la saciedad”. 

 El chicle con sabor a menta “tiene propiedades activas que ayudan a reforzar la voluntad de quienes desean cuidarse, ya que el extracto de café verde tiene un alto contenido de ácido clorogénico, que colabora con el control del apetito”, indicó. 

 “Se trata de un producto culturalmente bien aceptado, que cuenta con exitosos antecedentes como las gomas de mascar para dejar de fumar; no obstante debe consumirse bajo la supervisión de un especialista, que siempre puede orientar cuando se trata de modificar hábitos, sobre todo en personas con obesidad”, argumentó. 

 El especialista, que remarcó que más del 50% de los argentinos tiene problemas de sobrepeso y obesidad, dijo que “hay que tener en cuenta que no es una golosina, sino una herramienta para el control de la ingesta que debe estar acompañada por hábitos de vida saludables, una alimentación adecuada y un programa de actividad física”. Este suplemento dietario de venta libre es desarrollado por el laboratorio argentino Elea y podrá conseguirse en farmacias a partir del lunes. Se comercializará en una única presentación de 24 unidades a un precio sugerido de 74 pesos. “La idea es evitar el ‘picoteo’, por eso sugerimos comerlo media hora antes de cada comida principal y masticar al menos 15 minutos, para que las señales de saciedad lleguen al cerebro”, explicó Mayer, quien agregó que no contiene azúcar y “puede ser consumido por diabéticos e hipertensos”.   El investigador indicó que “no se aconseja su consumo a poblaciones vulnerables como niños, embarazadas o mujeres durante el período de lactancia”.

Fuente: nuevodiarioweb

Llega el primer medicamento para arreglar genes defectuosos


Se trata de una idea que lleva sobre la mesa más de tres décadas. Tratar las enfermedades genéticas mediante la sustitución de un gen defectuoso por una copia que trabaje bien. Un camino difícil hacia la creación de una terapia efectiva, segura y eficaz que ahora es una realidad gracias a una empresa de biotecnología holandesa bajo el nombre de uniQure. La primera terapia en el mundo occidental dirigida a la corrección de errores en el código genético de una persona ha sido aprobada en Europa.

Una noticia que podría abrir el camino hacia vías similares. El medicamento se llama Glybera y está limitado para el tratamiento de un único trastorno genético poco común bajo el nombre de deficiencia de lipoproteína lipasa (LPLD), una enfermedad hereditaria poco frecuente que hace que sea imposible metabolizar los ácidos grasos que se encuentran en la sangre, lo que resulta la inflamación del páncreas. Un trastorno que afecta a aproximadamente una de cada millón de personas.
El problema de este primer tratamiento pionero es que es muy costoso. Cada terapia tendrá un costo de 1,2 millones de euros por paciente, lo que evidentemente es un problema. A pesar de ello, la compañía justifica el precio del producto, a todas luces desorbitado. Según Joern Aldag, gerente general de la compañía, tratamientos similares tardarán en llegar al mercado, y el alto precio se justifica dado que se trata de una terapia de restauración de la función natural del cuerpo y no de una solución a corto plazo.
La pregunta entonces es clara, ¿cómo podrán acceder al tratamiento los pacientes? uniQure habla de un acuerdo con los gobiernos europeos para rebajar los precios potenciales donde se incluyan variantes en los planes de pago subvencionados por los propios gobiernos. De esta forma la Comisión Europea ha dado su aprobación y el medicamento se pondrá a la venta el próximo verano.
Fuente: http://alt1040.com