Proyectos integrados, aprender y estudiar

Bueno, esto tienen las elecciones de materias en las reuniones de Departamento… Yo tenía una idea de cómo iba a ser el año pero la he tenido que cambiar casi por completo. La verdad es que me fastidia un montón que las elecciones de materias haya que hacerlas en septiembre. No es que sea yo partidario de trabajar mucho en verano, pero es muy largo, da para mucho, y me permitiría llegar al inicio de curso más relajado, con las cosas mejor pensadas.

Pero está bien, muy bien, me gustan los retos. Llevaba mucho tiempo siendo tutor, era una función en la que me había especializado y eso lo dejo a un lado y me voy a dedicar más a lo tIC.

Resulta que se creó una materia nueva en un bachillerato nuevo. Cambió el currículum y se creó una materia de una hora de duración que se llama “Proyectos Integrados“. Sinceramente, pienso que es una buena idea. Se podría haber implementado mejor, seguro, (¡¡¡seguro!!!) pero creo que es una buena base. Se pretende, aunque sólo sea una hora, tratar de que el alumnado pueda conectar lo que va aprendiendo en el IES con la realidad social, laboral, científica, tecnológica, cultural. Se trata de ayudar a que se vea la utilidad de lo que se aprende. Bueno, al menos es lo que se pretende.

Ya tengo una idea (ya la tenía) de lo que quería hacer con esta materia. Que la voy a impartir a todos los grupos de 1º y 2º de Bachillerato del IES Celia Viñas. Pero primero la voy a perfilar despacito, que escribir ahora y rectificar luego no me parece buen plan. Por ahora, sólo decir que son tres las líneas básicas.

  1. Crear una identidad digital pre-profesional a base de convertir en productos digitales tres tipos de aprendizajes.
    • Logros conseguidos en cada una de las materias (logros curriculares formales). O sea, lo que has aprendido en las clases.
    • El currículum de las interacciones (logros curriculares no formales). O sea, pararte a pensar qué tienen que ver cosas explicadas en una materia con cosas explicadas en otra.
    • Aprendizajes infomales. O sea, lo que has aprendido por tu cuenta, en el IES o en cualquier otro lugar o situación, y que también tiene que ver con tu futuro profesional.
  2. Simular un proyecto emprendedor (relacionado con algún aspecto del currículum cursado) y reclutar para ese proyecto a otros alumnos, identificados a partir de su identidad digital pre-profesional.
  3. Presentar ese proyecto emprendedor al resto de la comunidad escolar.

No pensaba que fuera este año (apostaba más por Ciencias del Mundo Contemporáneo, que es lo que he preparado más a fondo este verano). Pero creo que, sin querer (creedme, ha sido una completa casualidad que yo termine impartiendo esto), la elección va más en la línea de lo que yo pretendo, en último término: desarrollar materiales orientados a competencias. O sea, hacer uso de los currículums para tomar decisiones y/o resolver situaciones. O sea, convertir el IES en un lugar donde se aprende, y no tanto donde se estudia.

Porque aprender y estudiar son cosas distintas.

Y es que creo, ya lo dije, que estudiar es lo que se hace para aprobar exámenes y aprender es lo que se hace para que te vaya bien en la vida.

Es verdad que se puede aprender estudiando. Pero no siempre que se estudia se aprende, y no siempre que se aprende se estudia. Todo depende de para qué lo hagas. Si es para otros (para los profes, para tener contentos a tus padres, para ganarle a compañeros del IES en notas)… pues aprender es menos probable. Se puede, claro, pero es menos probable.

Y es que también creo que los resultados académicos no son tan importantes como la manera de lograrlos.

De hecho, estoy convencido de que estudiar de memoria se parece mucho a copiar. Es verdad que estudiar de memoria está dentro de las reglas académicas y copiar no (luego resulta que en la vida cotidiana es justo al revés, y el que se fía de la memoria en vez de verificar algo en la documentación suele meter la pata; sin ir más lejos, los profesores que necesitan el libro de texto para impartir docencia). Pero, realmente, ¿qué diferencia a dos alumnos que no recuerdan gran cosa de un tema, siendo uno el que estudió de memoria y otro el que copió? No, definitivamente estudiar de memoria no me convence mucho más que copiar.

Sin embargo, aprender a tomar decisiones, aprender a resolver situaciones problemáticas y aprender a evaluar cómo otros toman decisiones y resuelven, esas tres cosas, sí que las veo objetivos que merecen la pena.

Por lo menos para mí.

Espero poder hacer una buena oferta al alumnado de Proyectos Integrados.

Ya se sabe, las cosas vagas pero emocionantes pueden llevarte lejos (y si no, pregunta a Tim Berners-Lee).