Científicos descubren una forma de hacer que renazcan dientes perdidos

Parece que las dentaduras postizas tienen sus días contados, o eso parece después del anuncio de una nueva técnica que podría excitar las células responsables por la creación de los dientes (células madre), permitiendo que un nuevo diente pueda nacer en un adulto que lo ha perdido.
La noticia apareció hace unos días en el Science Translational Medicine, donde explican que se usaría un láser de baja potencia para indicar a las células madre que se transformen en dientes. Estas células crearían la dentina, sustancia que se encuentra en el tejido duro que tenemos debajo del esmalte de un diente y que constituye la mayor parte de la masa del mismo.
Indicar a las células madre que se transformen en tejidos específicos no es tarea fácil, muchos obstáculos (científicos y legales) tienen que ser superados para que esta parte de la ciencia avance a la velocidad que todos deseamos. Pero parece que este método basado en láser es mucho más rápido y mucho menos invasivo, según comentan en digitaltrends.com, y ya se ha demostrado su funcionamiento en laboratorio y en animales.
Si todo va bien, los que rondamos hoy los cuarenta años podemos tener la esperanza de llegar a la vejez con todos los dientes en su sitio, nuevos, sanos y fuertes, aunque será necesario avanzar también en técnicas que ayuden a las encías a mantener estas nuevas piezas en su lugar.
By Juan Diego Polowwwhatsnew.com

Foto: www.muyinteresante.com

Resetear la inmunidad (se podía haber hecho antes)

Un amplio equipo de investigadores trabajan en diversas universidades de Illinois. Bueno, es posible que Illinois no te suene, pero si te digo que su capital es Chicago, quizás…

¿Qué han hecho para que yo me ponga tan contento que sustituya irme a la playa por escribir? Pues acabo de leer que han reseteado el sistema inmune de pacientes con esclerosis múltiple.

Me explico, que sustituir la playa por esto hay que justificarlo muy despacito (bueno, de todos modos hace poniente fuerte y no se puede estar, así que no tiene mucho mérito… :) ).

Una enfermedad autoinmune sucede cuando hay células de nuestras defensas que, por alguna razón (y puede haber muchas) comienza a atacar lo propio, no lo ajeno. Es el caso de la ES, la esclerosis múltiple que te describe el vídeo del enlace que te acabo de poner.

Células hematopoyéticas pluripotenciales

Fuente: http://tinyurl.com/om9zh2

Lo que han hecho estos investigadores es extraer de la casa de las células inmunes, de la médula ósea, aquellas que son pluripotenciales. Es decir, aquellas que son precursoras de muchos tipos de células inmunitarias. Algo parecido a células madre, sólo que más limitadas (y eso es bueno, porque sólo pueden producir defensas). Si te haces un lío con esos términos (células madre embrionarias, células madre de tejido, células totipotentes, células pluripotenciales…) en Cuba están Porfirio Hernández y Elvira Dorticós, que, escribiendo en la Revista de Hematología te lo pueden aclarar.

¿Para qué las extraían? Porque, a continuación, radiaban al paciente y le suprimían todo su sistema inmune. Ese es un tratamiento un poco radical (seguro que lo has visto en series como “House”). O le inyectaban fármacos para eliminar todas las defensas. El resultado es una persona que ha perdido su capacidad de atacar. A lo ajeno, sí, pero también a lo propio. Recuerda que son pacientes de enfermedades autoinmunes.

¿Y ahora? Pues a reinyectar las pluripotenciales que te decía antes. Eso se llama un trasplante autólogo o autotrasplante. Del paciente se extraen células (o tejidos) y al paciente se le devuelven. En medio, un procedimiento terapéutico de alguna clase. Y de este modo, con esas pluripotenciales, reconstituyen el sistema inmune por completo. Eso sí, de cero. Si el paciente estuvo vacunado, ya no lo está, pues su memoria inmunitaria ha resultado suprimida. Pero la progresión de la enfermedad también.

Ojo, la progresión de la enfermedad, que la enfermedad no. Porque el daño anterior no se recupera. Lo que se hace es frenar el daño futuro.

Es verdad que se ha logrado un enorme éxito. Pero en sólo 21 pacientes. Esto es poco significativo estadísticamente. Eso quiere decir que hay que llevarlo a cabo con más enfermos para verificar que no ha sido casualidad. Sólo cuando un tratamiento ha sido probado con muchas personas, sólo entonces se da por aceptable. Bueno, y también si se comprueba que no hace más daño que bien, y que es mejor que lo que había antes. Son los tres requisitos básicos de todo tratamiento.

¿Por qué no se ha hecho antes? ¿Es que se acaba de descubrir? Pues no, para nada. Ya en 2004 este mismo equipo había comprobado la efectividad de la idea en modelos animales. Pero te recuerdo que trabajan en EE.UU. Un lugar en el que una moral religiosa intolerante interfiere con la ciencia y con el bien común. Un lugar donde el trabajo con células madre ha estado proscrito y ha avanzado poco.

Esto podíamos haberlo tenido antes. Estábamos preparados. Gracias, George W. Bush, como marioneta de múltiples intereses religiosos y ¿morales? conservadores, por haber retrasado este estudio varios años. Gracias por haber causado dolor y daño a quien merecía ser atendido. Gracias a ti y a los que opinan como tú.

¡Hay que joderse….! :(