Los cien años del Titanic

Hace exactamente cien años, los diarios de la época relataban la tragedia a medida que la información iba llegando, lentamente. Paradojas de la inmediatez de hoy, qué increíble parece la agonía de aquellos que esperaban respuestas…

Según The Onion, el Titanic era “la representación de la arrogancia del hombre”.

A los responsables de El Imparcial pareció importarles destacar que entre las victimas había varios millonarios.

Para The Globe, se perdieron tantas vidas debido a la “manía por la velocidad”.

The Evening Gazette hace eje sobre el silencio de radio del Carpathia, el barco que rescató a los sobrevivientes.

Para el New York Herald merecieron la primera plana los personajes de la alta sociedad que viajaban en el barco.

El San Francisco Examiner anuncia la perdida de toda esperanza por más sobrevivientes.

Así se vivieron los días posteriores a una tragedia que cambió en gran manera la historia de la navegación y las comunicaciones. Lamentablemente, al costo de grandes pérdidas humanas y materiales.

Post to Twitter Post to Plurk Post to Yahoo Buzz Post to Delicious Post to Digg Post to Facebook Post to MySpace Post to Ping.fm Post to Reddit Post to StumbleUpon

Apuntes relacionados:

La bacteria que se alimenta del Titanic

En pocos días más se cumplen cien años de la tragedia del hundimiento del Titanic. Aquel transatlántico, trampa mortal que se llevó consigo la vida de 1178 personas y la soberbia de toda una generación, rozó contra un iceberg -de haber chocado de frente hubiera continuado a flote- que le abrió un surco a estribor a 5 metros de profundidad, con 6 brechas diferentes que en total sumaban unos 100 metros de rasgaduras y 5 compartimentos abiertos al agua, sentenciándolo a muerte.

Con el hallazgo de los restos de la nave a 4000 metros de profundidad el 1 de septiembre de 1985, comenzaron las investigaciones y los debates acerca de las causas del hundimiento, como aquel del año 2008 sobre la excesiva presencia de escoria en los remaches, que los habría debilitado al punto de hacerlos frágiles ante la presión del choque.

Otro descubrimiento asombroso fue el de la bacteria Halomonas titanicae, una de las nuevas especies halladas en el año 2010 en un trozo de herrumbre extraído de los restos del Titanic. Este microbio es responsable del deterioro del buque, ya que se alimenta de óxido de hierro.

Se sospecha que esta bacteria, que fue descubierta por investigadores de la Universidad de Dalhousie en Canadá, y de la Universidad de Sevilla (España), sea además una amenaza para las estructuras metálicas submarinas tales como las plataformas petrolíferas, ya que se adhiere fácilmente a superficies de acero trabajando en conjunto con otros organismos para acelerar la corrosión.

Fuente: Revista Muy Interesante

Post to Twitter Post to Plurk Post to Yahoo Buzz Post to Delicious Post to Digg Post to Facebook Post to MySpace Post to Ping.fm Post to Reddit Post to StumbleUpon

Apuntes relacionados: