Saltar de la sartén al fuego

Desde el accidente nuclear en Fukushima, Japón comenzó a apagar sus 54 reactores atómicos: ahora tiene sólo 2 en funcionamiento. Y en mayo dejarán de funcionar. El gobierno japonés dice estar dispuesto a pagar lo que sea necesario para garantizar su seguridad nuclear. En 2011, el país aumentó sus importaciones de combustible fósiles de US$ 221 mil millones a 276 mil millones. Además aumentó la importación de gas, fuel y carbón para cubrir la falta de electricidad provocada por el apagón nuclear.

Publicado hoy en Clarin.com

Post to Twitter Post to Plurk Post to Yahoo Buzz Post to Delicious Post to Digg Post to Facebook Post to MySpace Post to Ping.fm Post to Reddit Post to StumbleUpon

Apuntes relacionados: