Aprender haciendo mucho: los mitos de ser "multitasking"

Otra publicación, esta vez de una docente venezolana, en la misma línea de las entradas que voy agrupando con la etiqueta multitarea en [PQS] Para que sepan.
 
Manejar directo a una reunión, revisar el celular para enviar un mensaje al encargado de llevar el café y a quien tiene la presentación, retocar el maquillaje, calcular el tiempo que nos tomará llegar con el tráfico complicado y tomarnos el primer café del día. Todo simultáneamente. Sí, las mujeres pareciéramos estar mejor equipadas para la multitarea o «multitasking», pero eso es un mito.

El escenario anterior pudo ser el perfecto momento previo a una película de terror: vuela el café caliente por los aires cuando nos agachamos a recoger el celular que se ha caído al piso del carro, mientras frenamos repentinamente al enterarnos que quien debía llevar la presentación a esa reunión tan importante no podrá llegar. El resultado final: se nos ha corrido la máscara de pestañas.

En realidad, ser multitarea está sobrevalorado. Nadie puede hacer muchas cosas al mismo tiempo y hacerlas con los más altos niveles de excelencia. Aunque nuestro cerebro está capacitado para manejar varias tareas a la vez (caminamos y respiramos simultáneamente, por ejemplo), la automatización es necesaria para que eso ocurra con propiedad.

¿Nuestro cerebro es multitasking?

Ser multitarea es asunto de la evolución (Thank you, Mr. Darwin!). Pero aun cuando hemos respirado y caminado simultáneamente toda la vida, las nuevas tecnologías digitales nos han brindado una mejor comprensión de lo que significa verdaderamente ser multitarea. Si un computador es capaz de procesar grandes cantidades de información de formas distintas, ¿por qué no nuestro cerebro?

Hoy día es una necesidad hacer varias cosas a la vez (además de caminar y respirar). Pero creer ciegamente que hacer muchas cosas a la vez es signo de mayor productividad es un gran error. En realidad lo que hacemos es pasar de una tarea a otra con pasmosa velocidad y eso, amigos míos, no es lo mismo que caminar y respirar. Al contrario, es caminar un paso sosteniendo la respiración y luego, antes de dar el siguiente paso, respirar.

Científicamente hablando, a parte de las funciones propias del cuerpo (sí, como caminar y respirar), nuestro cerebro sólo puede realmente concentrarse en una tarea a la vez. Por ello, cuando creemos estar haciendo muchas cosas simultáneamente, en realidad hacemos una tras otra velozmente.

Mitos sobre ser multitasking

Cocinar mientras escuchamos atentamente la radio parece no presentar dificultad para nadie. Pero si nos pidieran que luego de escuchar ese programa radial, deberemos resumir los puntos fundamentales tratados, entonces la cosa cambia. Haremos pausas mientras cortamos la cebolla para escuchar con mayor atención, no lo duden.

MITO 1: Ser multitarea es un asunto nuevo, propio de los millenials.
FALSO. Ya lo dijimos, Mr. Darwin nos enseñó que la evolución es la explicación a que podamos caminar, respirar y conversar con un amigo al mismo tiempo. La vida misma de los seres humanos depende de su capacidad multitasking. Los procesos corporales no hacen una fila para llevarse a cabo. Ocurren simultáneamente.

En la actualidad llevamos una vida tan apresurada que se nos exige atender asuntos diversos en un breve tiempo, llevándonos muchas veces al colapso. Los llamados millenials son los más afectados, porque han crecido en un ambiente que les obliga a realizar muchas cosas a la vez. Revisar decenas de redes sociales antes de llegar al trabajo o a clase, puede significar una ceguera auto-inducida en cuanto al medio que les rodea.

MITO 2: Ser multitarea nos hace más eficiente.
FALSO. No sólo es falso, es un desastre que se piense que es posible ser más eficiente mientras más multitarea se es. Nuestro cerebro se convierte en un francotirador, que dispara atención a diestra y siniestra procurando matar tareas aquí y allá. ¿Cuál es el saldo? Probablemente pocas bajas y las que contabilizamos, de seguro no murieron de un solo tiro. Hacer mucho a la vez sólo debilita la atención que brindamos a cada tarea.

Estudios científicos han comprobado que saltar de una tarea a otra reduce hasta un 40% nuestra productividad y, en consecuencia, la eficiencia de nuestro desempeño se reduce también. La cantidad de errores que cometemos tiende a aumentar exponencialmente y, al final, esto aumenta el tiempo para realizar cada tarea en lugar de reducirlo.

MITO 3: Ser multitarea es beneficioso para nuestro cerebro.
FALSO. No sólo podemos ocasionar un terrible accidente de tránsito si usamos nuestro teléfono mientras manejamos, sino que además estresa a nuestro cerebro enormemente. Esto provoca que ese maravilloso cuerpo de materia gris producto de la evolución (Thanks again, Mr. Darwin!) se encuentre tan sobre estimulado que le será imposible reaccionar con rapidez en asuntos sencillos.

Nuestro cerebro, como nuestros músculos, requiere descanso, requiere un instante de solaz para pasar de una tarea a la otra. Sus conexiones neuronales no son infinitas, pero actuando como seres multitarea asumimos erróneamente que así es. El cerebro no puede estar en constante estado de alerta, pues eso aumenta –a la larga- el ritmo cardíaco. Pero comprendamos también que si estudiamos para un examen mientras veíamos el último juego de la Serie Mundial y los resultados no son buenos, entonces agregamos a nuestro cuerpo más estrés y problemas de autoestima.

¿Se aprende haciendo más o menos?

El aprendizaje en un entorno que nos obliga a ser multitarea se hace cada vez más complicado. En años recientes, se ha demostrado que la tendencia multitarea provoca que nuestro cerebro envejezca más rápidamente. Nuestra memoria se afecta y cada vez más tendemos a tener menos capacidad de retener cosas a corto plazo.

Si escuchamos Mozart o Pink Floyd mientras estudiamos Cálculo, es muy probable que en algún momento la música secuestre toda la atención de nuestro cerebro y tengamos que empezar nuevamente el proceso de despeje de variables. ¿Es negativo entonces escuchar música mientras se estudia? No necesariamente, pero debemos saber cómo aprovechar las bondades estimulantes de la música mientras estudiamos. De cualquier manera, cada cerebro es un mundo y a algunos le vendrá mejor Mozart que Pink Floyd.

Lo cierto es que si tenemos en mano nuestro smartphone mientras leemos algunos reportes financieros, podemos aprovechar las ventajas de ese dispositivo para verificar datos o fuentes de información. No obstante, si permitimos que nuestros dedos y nuestros ojos se distraigan con la revisión de la lista de trending topics en Twitter, estaremos perdidos.

El asunto es la atención. Si atendemos muchas tareas a la vez, una de ellas capturará nuestra atención y las demás sufrirán las consecuencias. Somos capaces de hacer mucho y de aprender mucho en muy poco tiempo, pero eso no significa que debamos (y podamos) hacerlos simultáneamente. Así pues, una máscara de pestañas mal puesta siempre será síntoma de que algo estamos haciendo mal.

Fuente: Ziegler D., M. (2016). Aprender haciendo mucho: los mitos de ser «multitasking». [Blog] teachlr blog. Disponible en: https://blog.teachlr.com/los-mitos-de-ser-multitasking [Último accesso 17 Dic. 2016].

¿Niños multitarea y adultos monotarea? (El Huffington Post)

Otra publicación que avala lo que vengo sosteniendo y divulgando desde hace unos años en este blog. Y que clasifiqué con su propia etiqueta:
En este caso es este artículo que recomendó la colega Silvina Carraud Moret en la Red CREAR, del que voy a resaltar algunos párrafos:


"...una de las ponentes de 14 años realizó una afirmación muy interesante. Según ella: "Una de las diferencias que tenemos respecto a nuestros padres es que nosotros somos multitarea. Mi madre sólo puede tener una pantalla abierta cuando usa internet, y si está haciendo una cosa no puede hacer otra. Yo, sin embargo, puedo tener abierta mi red social y actualizar mi perfil, al mismo tiempo que contesto un email de un amigo y visito una web con información para un trabajo del colegio"...

Este tipo de afirmaciones forman parte de los tópicos que circulan en numerosos entornos, y que merece la pena tratar por las consecuencias que tiene para los menores el actuar de una forma o de otra."

Frases de ese estilo escucho aún en las escuelas... lamentablemente.  Y no es casualidad, fue una prédica constante de los "especialistas" que los docentes repitieron y muchos aún repiten sin analizar su propia experiencia con los adolescentes. O también puedo pensar que en realidad, algunos sólo repiten lo que leyeron o escucharon, porque los que vamos al aula todos los días con los chicos y las computadoras hace años que venimos diciendo que esto no es así.
Sigamos...


"Cuando un adolescente está sentado frente al ordenador con cuatro pantallas abiertas en su monitor, realmente no está realizando cuatro tareas al mismo tiempo. Está realizando lo que en el entorno de las neurociencias se conoce como "alternancia continuada de la atención". Es decir, dedica unos minutos (o menos) a realizar una tarea. Después pasa a la siguiente y a los pocos minutos a otra más. Y esta es la realidad por una sencilla razón: nuestro cerebro no es capaz de realizar dos tareas a la vez si estas implican a la misma zona del cerebro."

Clarísimo. No necesita mayor análisis. Un ejemplo clásico en la docencia: Profesor explicando y dos alumnos/as hablan entre sí. Cuando les llamamos la atención y les preguntamos algo, no saben la respuesta. Obvio, estaban concentrados en su conversación. No hay multitarea.

"Así es. Un adolescente puede estudiar mientras escucha música instrumental, por ejemplo. Pero si tiene que retener información verbal al mismo tiempo que escucha canciones con letra en su idioma, le resultará extremadamente difícil memorizar. Su cerebro saltará constantemente de la letra de la canción al texto escrito. No se concentrará, agotará a su cerebro y la información no quedará bien fijada. Esto es así porque ambas tareas requieren la activación del mismo centro del lenguaje."

Esto incluso aclara el ejemplo que utilizan varios adultos defensores de la multitarea en su juventud, cuando estudiaban escuchando música. Claro, no es lo mismo música clásica, instrumental o de "consultorio médico", o sea tranquila, que la última canción de Lady Gaga o Ricky Martin, lógico. Y ni hablar si se ponen a pensar en el videoclip o en la coreografía...

"El profesor Jim Taylor, de la Universidad de Denver, explica que la multitarea sólo es posible si se cumplen dos condiciones:

1. Que las tareas impliquen distinto tipo de procesamiento cerebral.
2. Que una tarea no requiera pensamiento y esté tan bien aprendida que se realice de forma automática (correr, montar en bici...)."

Acá encontramos el otro chiste fácil: "Caminar y mascar chicle al mismo tiempo"...
Pero veamos que ocurre al permitir esta ilusión de multitarea:

"El problema es que este falso concepto de multitarea que manejan algunos no es inocuo, y tiene consecuencias significativas. Numerosos estudios, como los de Eppinger, Kray y Mecklinger, demuestran que cuando el cerebro pasa de una tarea a otra, los circuitos neuronales hacen un receso entre la una y la otra. Este proceso no sólo consume más tiempo, sino que también reduce la eficacia en el desarrollo de las tareas.

El psicólogo David Meyer y su equipo, de la Universidad de Michigan, han comprobado que cuando se cambia rápidamente de ejercicio mental en sucesivas ocasiones, en lugar de completar una tarea antes de iniciar la siguiente, la eficacia del cerebro se puede ver disminuida hasta en un 50%.

Nuestro cerebro trabaja mejor cuando se emplea en una sola tarea de forma continua, en lugar de saltar de tarea en tarea reiniciando procesos una vez tras otra. Esto es así debido a la intervención de nuestro córtex prefrontal. Se trata de la zona encargada del control ejecutivo, es decir, de la toma de decisiones que se lleva a cabo gestionando nuestros objetivos. Cambiar de tarea significa cambiar de objetivo, y esto conlleva para el cerebro un esfuerzo en tiempo y energía."


Y para finalizar:

"Es importante comenzar a trabajar con niños y adolescentes sobre esta cuestión, antes de que interioricen formas de trabajo mucho menos efectivas, más agotadoras y más lentas. La conclusión es bastante clara: el trabajo de los menores que operan con varias ventanas abiertas al mismo tiempo será menos eficaz y considerablemente más lento. Es más efectivo realizar una tarea, y una vez terminada afrontar la siguiente."

En "mi época" lo llamaban:  ¡Prestar atención sin distraerse!

ver nota completa:

y otro link anterior similar:

Hacer muchas cosas a la vez disminuye la eficiencia y la rapidez


Más estudios contra la multitarea... Desde el título y los subtítulos se fija una posición clara:

Según muchos estudios, aumenta la posibilidad de error
Hacer muchas cosas a la vez disminuye la eficiencia y la rapidez
Aconsejan olvidar las distracciones mientras se conduce, se estudia o se trabaja

Si bien la nota es del 2007, no pierde actualidad... Voy a destacar algunos párrafos: 

..."Estos expertos tienen algunos consejos para dar: chequee los mensajes de correo electrónico una vez por hora como máximo; escuche música suave mientras estudia para aumentar la concentración; olvide otras distracciones -como canciones, enviar mensajes instantáneos o mirar televisión- si no quiere disminuir su efectividad. Manejar mientras se habla por celular, incluso con un sistema manos libres, es mala idea."...

...""Hacer muchas cosas al mismo tiempo lo retrasará y aumentará las posibilidades de que cometa errores -dijo David E. Meyer, científico cognitivo y director del Laboratorio de Cerebro, Cognición y Acción de la Universidad de Michigan-. Las interrupciones son mal negocio desde el punto de vista de nuestra capacidad de procesar la información."...

..."El cerebro humano, con sus cientos de miles de millones de neuronas y los cientos de billones de conexiones sinápticas, es un centro de procesamiento. "Pero una limitación clave es la falta de capacidad de concentrarse en dos cosas al mismo tiempo", dijo René Marois, investigador y director del Laboratorio de Procesamiento de la Información de la Universidad de Vanderbilt. Marois y otros tres investigadores informaron, en un trabajo que se publicó en Neuron en diciembre pasado, que habían utilizado resonancia magnética para ubicar el cuello de botella del cerebro y para medir cuánta eficiencia se pierde cuando uno trata de realizar dos tareas al mismo tiempo."...

..."Los jóvenes, de acuerdo con la creencia tradicional, son los más hábiles "multifunción". Basta con mirar a los adolescentes y jóvenes de veinte años escribiendo por e-mail, mandando mensajes de texto y escuchando el i-Pod, todo al mismo tiempo.
Investigaciones recientes del Instituto para el Futuro de la Mente, de la Universidad de Oxford, sugieren que la percepción popular es discutible."...

..."Las personas mayores piensan más despacio, pero tienen una inteligencia más rápida y fluida, de modo que pueden bloquear mejor las interrupciones y elegir en qué concentrarse", dijo Martin Westwell, director ejecutivo del instituto."... 


ver nota completa


Más sobre el tema en PQS:


Multitasking: la manía de estar en todo



Me encantó el título de la nota...  Totalmente de acuerdo...


Y como hago habitualmente, voy a destacar algunos párrafos:

...""Habitualmente creemos que podemos hacer muchas cosas diferentes simultáneamente, pero en realidad lo que ocurre en nuestro cerebro es que vamos rotando la atención rápidamente de un objetivo al otro. Y en este proceder automático es cuando solemos cometer errores o promover ciertas disfunciones o trastornos", prioriza el doctor Gustavo Vázquez, médico psiquiatra, coordinador del área de Neurociencias de la Universidad de Palermo."...

Esta parte desmiente totalmente que "los chicos de ahora" (basta de nativos digitales) sean multitarea "naturalmente":

..."El multitasking suele ser contagioso y se aprende por modelado. De la misma manera que las PC, los teléfonos y otros dispositivos modernos que facilitan la practicidad y nos ayudan a ahorrar tiempo, somos una especie de multiprocesadoras que, en su frenesí, casi sin darnos cuenta, nos constituimos en referentes válidos de acción y proceder para nuestros hijos. Sumado a que somos nosotros quienes inculcamos en ellos este proyecto de bate/amasa/pica/corta en rebanadas."...

 Y este párrafo es clave para la educación:

..."El gran objetivo es recuperar la atención y la capacidad de reflexión. Como un colador o tamiz, se trata de simplificar o quitarle ruido a la mente, de aprender a distinguir lo urgente de lo necesario y de lo indispensable. Siempre hay algo que puede esperar. Por otro lado, habrá que revisar el significado que le adjudicamos a las tareas, exigencias o necesidades cotidianas."...



Más información sobre la multitarea en PQS:

 

 

 


La multitarea colapsa el cerebro


..."Aunque el avance tecnológico ha puesto de moda la multitarea, un estudio reciente asegura que los que envían un correo electrónico mientras ven un vídeo en YouTube y responden a una llamada por el móvil acaban haciéndose la cabeza un lío. En concreto, se despistan más, retienen menos y, lo que parecía ser su fuerte, tardan más en pasar de una tarea a otra."...

..."Un último experimento de este trabajo, cuyos resultados se publicaron en la revista PNAS, pretendió salvar la honra de los usuarios más activos de la multitarea. Se supone, partiendo de investigaciones previas, que aquellos que habitualmente manejan varios flujos de información a la vez (navegar por Internet, escuchar música y ver la televisión, por ejemplo) están mejor entrenados para cambiar de foco en un momento dado."...
..."Pues tampoco: los usuarios intensivos de la multitarea tardaron en atender a una nueva tarea 167 milisegundos más, como promedio, que los usuarios más ocasionales."...

..."El profesor Clifford Nass, que también ha participado en la investigación, cree que sus resultados son relevantes en una época en que la tecnología ha disparado la multitarea. "Las personas habituales de la multitarea creen que son buenas haciendo varias cosas a la vez", recuerda. Pero el estudio les contradice. "Son peores en cada una de las áreas cognitivas necesarias para la multitarea", añade Nass."...
 
..."¿Pueden aplicarse los resultados de la investigación a otro tipo de tareas no relacionadas con la informática multimedia?
Nos centramos en los flujos multimedia. Sin embargo, y esto es importante, las pruebas a las que les sometimos no son específicamente multimedia. Se usan de forma habitual para medir las habilidades cognitivas. Por eso, creemos que la multitarea multimedia está relacionada con el incremento de la distracción, las representaciones mentales irrelevantes y los problemas para cambiar de una tarea a otra, independientemente de la actividad de que se trate."

ver nota completa

La multitarea, rival del rendimiento


Otro artículo sobre el tema, esta vez en el diario El País, de España.
Voy a destacar algunos párrafos:

"Varias investigaciones aportan pruebas sobre los límites de la realización de múltiples tareas. Los resultados, de acuerdo con neurocientíficos, psicólogos y profesores de gestión empresarial, indican que muchos harían mejor en aminorar su comportamiento multitarea mientras trabajan en un despacho, estudian o conducen."

..."La multiplicidad de tareas hace que uno avance más lento, y multiplica la posibilidad de cometer errores", opina David E. Meyer, científico y director del Laboratorio para el Estudio del Cerebro, la Cognición y la Acción de la Universidad de Michigan. "Las interferencias y las interrupciones aminoran la capacidad de asimilar información"...

..."El cerebro humano, con sus cientos de miles de millones de neuronas y sus cientos de billones de conexiones sinápticas, parece una central cognitiva. "Pero una de sus limitaciones básicas es la incapacidad para concentrarse en dos cosas al mismo tiempo", explica René Marois, neurocientífico y director del Laboratorio de Asimilación Humana de la Información en la Universidad de Vanderbilt, Nashville, Tennessee."...

..."Los jóvenes, de acuerdo con la idea convencional, son los más aptos para compaginar tareas. Sólo hay que observar a los adolescentes y trabajadores veinteañeros enviando correos electrónicos, chateando y escuchando su iPod, todo al mismo tiempo."...

Interrumpo para comentar sobre este último párrafo: 
¿Otra vez con las frases grandilocuentes sobre hechos que no son tales?... ¿Qué tiene de Superman enviar correo-e, chatear (alternadamente, no se hace simultáneamente) y escuchar música al mismo tiempo?
Ahora sigamos con el artículo:

..."En un estudio reciente, un grupo de trabajadores de Microsoft necesitaban, de media, 15 minutos para volver a tareas mentales serias, como redacción de informes o códigos informáticos, después de responder a los correos o a los mensajes instantáneos entrantes. Se entretenían respondiendo a otros mensajes u ojeando webs informativos, deportivos o de ocio.
"Me sorprendió la facilidad de distracción y cuánto tiempo les llevaba volver a centrarse en su tarea", comenta Eric Horvitz, científico investigador de Microsoft y coautor, con Shamsi Iqbal de la Universidad de Illinois, de un artículo sobre el estudio que se publica este mes. "Si es así de malo en Microsoft", añade Horvitz, "también debe serlo en otras empresas"...

Y para terminar un ejemplo de mi experiencia en el aula (que intuyo que cualquier docente puede recordar en su trayectoria):
Si los nativos digitales fueran multitarea / multitasking como se pretendió instalar estos años...
...me pregunto qué pasa con este ejemplo:
...¿por qué cuando vamos a comenzar a explicar un tema, decimos una frase y vemos que 2 chicos/as (que estaban hablando entre ellos/as) se dan vuelta rápidamente y preguntan: 
- eeehhh? ¿qué dijo? ¿cómo? ¿hay que copiar?
Si fueran multitarea, podrían prestar atención a la conversación con su compañero/a y al mismo tiempo escuchar al docente y copiar en el cuaderno/carpeta si fuera necesario...


...la seguimos en algún próximo artículo sobre este tema...

La multitarea, rival del rendimiento


Otro artículo sobre el tema, esta vez en el diario El País, de España.
Voy a destacar algunos párrafos:

"Varias investigaciones aportan pruebas sobre los límites de la realización de múltiples tareas. Los resultados, de acuerdo con neurocientíficos, psicólogos y profesores de gestión empresarial, indican que muchos harían mejor en aminorar su comportamiento multitarea mientras trabajan en un despacho, estudian o conducen."

..."La multiplicidad de tareas hace que uno avance más lento, y multiplica la posibilidad de cometer errores", opina David E. Meyer, científico y director del Laboratorio para el Estudio del Cerebro, la Cognición y la Acción de la Universidad de Michigan. "Las interferencias y las interrupciones aminoran la capacidad de asimilar información"...

..."El cerebro humano, con sus cientos de miles de millones de neuronas y sus cientos de billones de conexiones sinápticas, parece una central cognitiva. "Pero una de sus limitaciones básicas es la incapacidad para concentrarse en dos cosas al mismo tiempo", explica René Marois, neurocientífico y director del Laboratorio de Asimilación Humana de la Información en la Universidad de Vanderbilt, Nashville, Tennessee."...

..."Los jóvenes, de acuerdo con la idea convencional, son los más aptos para compaginar tareas. Sólo hay que observar a los adolescentes y trabajadores veinteañeros enviando correos electrónicos, chateando y escuchando su iPod, todo al mismo tiempo."...

Interrumpo para comentar sobre este último párrafo: 
¿Otra vez con las frases grandilocuentes sobre hechos que no son tales?... ¿Qué tiene de Superman enviar correo-e, chatear (alternadamente, no se hace simultáneamente) y escuchar música al mismo tiempo?
Ahora sigamos con el artículo:

..."En un estudio reciente, un grupo de trabajadores de Microsoft necesitaban, de media, 15 minutos para volver a tareas mentales serias, como redacción de informes o códigos informáticos, después de responder a los correos o a los mensajes instantáneos entrantes. Se entretenían respondiendo a otros mensajes u ojeando webs informativos, deportivos o de ocio.
"Me sorprendió la facilidad de distracción y cuánto tiempo les llevaba volver a centrarse en su tarea", comenta Eric Horvitz, científico investigador de Microsoft y coautor, con Shamsi Iqbal de la Universidad de Illinois, de un artículo sobre el estudio que se publica este mes. "Si es así de malo en Microsoft", añade Horvitz, "también debe serlo en otras empresas"...

Y para terminar un ejemplo de mi experiencia en el aula (que intuyo que cualquier docente puede recordar en su trayectoria):
Si los nativos digitales fueran multitarea / multitasking como se pretendió instalar estos años...
...me pregunto qué pasa con este ejemplo:
...¿por qué cuando vamos a comenzar a explicar un tema, decimos una frase y vemos que 2 chicos/as (que estaban hablando entre ellos/as) se dan vuelta rápidamente y preguntan: 
- eeehhh? ¿qué dijo? ¿cómo? ¿hay que copiar?
Si fueran multitarea, podrían prestar atención a la conversación con su compañero/a y al mismo tiempo escuchar al docente y copiar en el cuaderno/carpeta si fuera necesario...


...la seguimos en algún próximo artículo sobre este tema...