La importancia de hacer buenas preguntas

Mi madre me hizo científico sin siquiera proponérselo. Cualquier madre judía de Brooklyn le decía a su hijo al salir de la escuela: “¿Has aprendido algo hoy?”. Mi madre, sin embargo, me preguntaba: “Izzy, ¿has hecho alguna buena pregunta hoy?”.

Esa diferencia, hacer buenas preguntas, me transformó en científico.

Isidor Isaac Rabi, Premio Nobel de Física de 1944.

Evidencias vs intuiciones

La ciencia griega tenía un defecto fatal: no incluía ningún mecanismo para imponer un consenso. Para los griegos, las comprobaciones experimentales de las conclusiones científicas no eran más relevantes que las comprobaciones experimentales de ideas políticas o estéticas. Las opiniones contrapuestas podían debatirse indefinidamente.

Se cuenta que cuando le explicaron el sistema Ptolemaico, el rey Alfonso X de Castilla dijo: Si Dios Todopoderoso me hubiera consultado antes de embarcarse en la Creación, le habría recomendado algo más simple.

El argumento era la simplicidad. La Tierra estaba “obviamente” quieta. Nadie notaba el movimiento. Si la Tierra se desplazaba y caía una piedra, ¿no quedaría atrás? Por otro lado, el sistema copernicano contradecía la Biblia, y dudar de ella ponía en peligro la salvación.

Fue Galileo quien introdujo la idea de que el único criterio para el juicio científico es la evidencia experimental. A partir de ahí fue cuando la ciencia empezó a progresar. Para ganarse la calificación de ciencia fiable, una teoría debe tener muchas de sus predicciones confirmadas, sin un solo tropiezo. Esta exigencia es muy severa: una sola predicción fallida obliga a modificar o abandonar la teoría.

Pero esta exigencia se vuelve contra nosotros, pues estamos obligados a aceptarla aunque ente en conflicto con las intuiciones. Y ese es el caso de la teoría cuántica.

Fred Kuttner Fred y Bruce Rosenblum, El enigma cuántico.

¿Qué te gustaría saber?

Quiero saber cómo creó Dios el Universo. No me interesa esta o aquella línea espectral ni cualquier otro fenómeno. Quiero conocer la mente de Dios. Lo demás son detalles.

Albert Einstein

Extraído de Harold J. Morowitz, El filantrópico Doctor Guillotin, quien, a su vez, lo extrajo de F.S.C. Northrop, Prolegomena.

Definiciones de cosas indefinibles

En ciencia se suele ser muy estricto con las definiciones, pues un pequeño error en alguna de ellas puede dar origen a una mala conclusión. No obstante, hay quien se empeña en definir cosas casi indefinibles. Os pongo algunas de ellas que me han hecho gracia.

¿Qué es la ciencia? Bien, existen muchas, pero me quedo con esta:

La ciencia no es más que sentido común entrenado y organizado; se diferencia de este solamente en lo que un veterano se distingue de un recluta. Y sus métodos difieren de los del sentido común únicamente en el modo en que las técnicas de combate de un soldado de élite difieren del modo en que un salvaje esgrime su garrote.

Thomas Henry Huxley

A ver si adivináis qué es esto:

Cualquiera de las protuberancias epidérmicas córneas ligeras que forman la envoltura externa del cuerpo de las aves y que consisten en un eje que soporta una serie de barbas a cada lado, que a su vez soporta unas bárbulas con una serie de proyecciones en forma de anzuelo que se sujetan a la cresta proximal de las bárbulas porteriores de la siguiente barba para formar una estructura entrelazada.

Collegiate Dictionary de Merriam-Webster, definición de pluma de un ave.

¿Qué es un ser humano? Sí, un animal mamífero, pero unas cuantas cosas más, ¿no?

Porque piensas, porque amas, porque sientes, porque odias, porque naces, porque respiras, esta es tu herencia ancestral: terrestre, pluricelular, eucariota, animal, eumetazoo, bilateral, celomado, deuterostomio, cordado, craneado, vertebrado, gnatóstomo, sarcopterigio, tetrápodo, amniota, mamífero, placentario, euarcontoglir, primate, haplorrino, catarrino, homínido, homo sapiens sapiens. Eso es lo que eres, soy, somos; seguimos siendo todas y cada una de esas cosas. De ahí venimos. Por ese largo camino llegamos aquí. Esa es nuestra auténtica estirpe, nuestra verdadera herencia para siempre jamás.

Si quieres concer la explicación de cada palabra, la tienes en el maravilloso blog La pizarra de Yuri.

Tu dirección. Si dices a alguien dónde vives, llegarás, como mucho, hasta tu país pero, si enviaras una carta a alguien en algún confín perdido del Universo ¿cqué tendrías que poner en el remite? Pues bien, también lo deberías poner en el remitente

Tu calle y número, código postal, ciudad, país. Tierra, Tercero de Sol. Nube Interestelar Local, Burbuja Local, Cinturón de Gould, Brazo de Orión. Vía Láctea, Grupo Local, Supercúmulo de Virgo. Universo Local, tiempo presente.

Lo mismo, el detalle de cada uno de ellos está otra vez en la Pizarra de Yuri.

Y finalmente, la definición de vida.

La Vida es una propiedad que nosotros asignamos a un sistema, un sistema abierto, neguentrópico, autopoiético, alejado del equilibrio termodinámico, disipativo y autoorganizado gracias a la sinergia emergente de sus subsistemas, sabemos además que este sistema debe ser capaz de reproducirse, mutar y reproducir sus mutaciones, pero, también sabemos que la Vida es una propiedad artificial, no existe una línea en la naturaleza que delimite lo vivo de lo no vivo, las líneas divisorias son las que nosotros creamos al definir y acotar la realidad en conceptos fáciles de manejar, por ello, podemos decir que la Vida es una propiedad sinérgica que podemos encontrar en un “degradado de color”, sin límites claros.

@Biotay, El error del pavo inglés.

Y por si fuera poco, el mismo autor reconoce después que encontraremos sistemas muy cercanos a nuestra deficinión (o concepto), y sistemas muy alejados de ella…

Queda claro que falta mucho por saber.

La Universidad según Thomas Henry Huxley

En una Universidad ideal, como yo la concibo, debería ser posible ser instruido en todas las formas del conocimiento, y ser entrenado en el uso de todos los métodos por los que se obtiene ese conocimiento. En una Universidad así, la fuerza del ejemplo vivo debería prender en el alumno una ambición noble de emular el aprendizaje de los hombres sabios, y seguir los pasos de los exploradores de los nuevos campos del conocimiento. Y el mismo aire que respira debería estar cargado con ese entusiasmo por la verdad, ese fanatismo por la veracidad, que es una posesión más grande que muchos conocimientos; un regalo más noble que el poder de aumentar el conocimiento; tanto más grande y más noble que éstos como la naturaleza moral del ser humano es mayor que la intelectual; porque la veracidad es el corazón de la moralidad.

Thomas Henry Huxley (1825-1895)
Fuente: El tamiz

¿Cómo valoramos el riesgo?

A veces la gente tiende a ser demasiado alarmista respecto a un riesgo, pero otras veces es justo al contrario. Como pasa por ejemplo con los fumadores. Se mueren cada año 400.000 estadounidenses por el tabaco (por cáncer, enfermedades cardiovasculares), que es como si tres jumbos se estrellaran cada día del año cargados de fumadores.  Pero la gente no tiene miedo de fumar pero sí de los terroristas. Cada mes en las carreteras de EEUU muere tanta gente como murió el 11 de septiembre, pero la gente no tiene miedo de montarse en su coche y conducir cada día. Las experiencias intensas y dramáticas dan más miedo, frente a los eventos aburridos y cotidianos que realmente matan más gente pero no dan tanto miedo.

John Allen Paulos en una entrevista de @aberron que recomiendo leer completa vía.

La ciencia es ciencia

Copio un párrafo de Sergio Palacios cambiando la palabra “quimica” por la palabra ciencia.

La ciencia no entiende de ética, ni de moral; no es buena ni tampoco mala. La ciencia es ciencia. Si se emplea adecuadamente puede contribuir a mejorar la calidad de las vidas de muchas personas; en cambio, cuando se hace un mal uso de ella, las consecuencias pueden ser desastrosas.

Sergio Palacios en un artículo.