Un chicle controla el apetito y es argentino

Un chicle elaborado con ingredientes de origen natural que ayuda a evitar la tentación de comer entre horas fue desarrollado en el país para minimizar la ansiedad y favorecer el mantenimiento de un peso saludable. 

 “La novedad es que se trata de un suplemento dietario con formato de chicle”, explicó Marcos Mayer, investigador del Conicet y especialista en nutrición, quien precisó que contiene “extracto de café verde descafeinado y sin procesar combinado con otros ingredientes naturales que favorecen la saciedad”. 

 El chicle con sabor a menta “tiene propiedades activas que ayudan a reforzar la voluntad de quienes desean cuidarse, ya que el extracto de café verde tiene un alto contenido de ácido clorogénico, que colabora con el control del apetito”, indicó. 

 “Se trata de un producto culturalmente bien aceptado, que cuenta con exitosos antecedentes como las gomas de mascar para dejar de fumar; no obstante debe consumirse bajo la supervisión de un especialista, que siempre puede orientar cuando se trata de modificar hábitos, sobre todo en personas con obesidad”, argumentó. 

 El especialista, que remarcó que más del 50% de los argentinos tiene problemas de sobrepeso y obesidad, dijo que “hay que tener en cuenta que no es una golosina, sino una herramienta para el control de la ingesta que debe estar acompañada por hábitos de vida saludables, una alimentación adecuada y un programa de actividad física”. Este suplemento dietario de venta libre es desarrollado por el laboratorio argentino Elea y podrá conseguirse en farmacias a partir del lunes. Se comercializará en una única presentación de 24 unidades a un precio sugerido de 74 pesos. “La idea es evitar el ‘picoteo’, por eso sugerimos comerlo media hora antes de cada comida principal y masticar al menos 15 minutos, para que las señales de saciedad lleguen al cerebro”, explicó Mayer, quien agregó que no contiene azúcar y “puede ser consumido por diabéticos e hipertensos”.   El investigador indicó que “no se aconseja su consumo a poblaciones vulnerables como niños, embarazadas o mujeres durante el período de lactancia”.

Fuente: nuevodiarioweb

Importantísimo descubrimiento sobre el Colesterol

Científicos canadienses encontraron lo que podría ser una nueva vía hacia la prevención y el tratamiento de enfermedades del corazón. Todo gracias al descubrimiento de la proteína resistina, secretada por el tejido adiposo, la cual causa altos niveles de colesterol “malo” (LDL) aumentando el riesgo de enfermedades del corazón.


El estudio concluye que la resistina aumenta la lipoproteína de baja densidad en las células de hígado humano degradando los receptores de LDL en el hígado. Como resultado, el hígado queda incapacitado para eliminar colesterol “malo” del cuerpo. Finalmente, los investigadores aseguran que la proteína acelera la acumulación de LDL en las arterias aumentando el riesgo de enfermedades del corazón.
El estudio también explica que la resistina impacta de manera adversa a los efectos de las estatinas, el principal fármaco reductor del colesterol utilizado en tratamientos y prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Este hallazgo seria la clave paraproducir
 fármacos terapéuticos revolucionarios, sobre todo a aquellos que se dirigen a inhibir la resistina y aumentar así la eficacia de las estatinas. 

Fuente: alt1040

La obesidad, tema que los adolescentes padecen pero evitan


A través de un estudiado abordaje en el monitoreo digital GLOBALHealthPR, impulsor de esta iniciativa, confirmó que la obesidad infantil es un problema mundial que carece sin embargo de una conversación global en las redes sociales. 
 
GLOBALHealthPR, representada en la Argentina por Paradigma PEL Comunicación, relevó que, mientras que a nivel mundial 1 de cada 10 chicos es obeso, sólo existen 15.189 conversaciones online por mes acerca de este problema: es decir, sólo 1 conversación en las redes por cada 23.440 chicos obesos. 
 
En el año 2011 durante la Primera Cumbre Annual Internacional sobre Salud y Redes Sociales (IHSMS, por sus siglas en inglés) GLOBALHealthPR fue convocada para presentar los datos y revelar los resultados de un programa de monitoreo digital global que incluyó a 15 países para evaluar el impacto de la conversación mundial sobre malaria en las redes sociales. Este año, el programa ha evolucionado hacia IHSMS 2.0, que se centra en un estudio semestral de los problemas de salud de alta relevancia pública, como la obesidad infantil, diabetes y SIDA. 
 
Los analistas de GLOBALHealthPR observaron que si bien las tasas de obesidad en algunas naciones son comparables, el mayor nivel de conversación online ocurre en los Estados Unidos. 
 
Los siguientes son algunos de los principales datos revelados por IHSMS 2.0:
 
> En los Estados Unidos, muchas mamas bloggeras están planteando cómo abordar la obesidad en sus familias mediante dieta y ejercicio. Pero el contenido no es suficiente para aquellas familias que necesitan una guía, lo que representa una diferencia considerable en el nivel de la conversación frente a la incidencia de esta condición.
 
> Dado que la obesidad infantil es una condición prevenible pero extendida, los analistas de GLOBALHealthPR se sorprendieron al observar que los niveles de conversación sobre prevención y tratamiento de este problema son muy bajos comparados con otras enfermedades menos frecuentes que cuentan con pocas o ninguna opción de tratamiento. Por ejemplo, la leucemia presenta 7.813 conversaciones más que la obesidad infantil, a pesar de que se trata de una enfermedad que afecta a menor cantidad de gente y que no es prevenible. El monitoreo digital demostró que existe una gran oportunidad para incrementar el número de conversaciones on line sobre obesidad infantil. Dicha oportunidad comienza con simples pasos tales como una colaboración más cercana de padres, profesionales de la salud y autoridades escolares con las comunidades on line; así como con un mayor compromiso con actores externos influyentes para poder compartir cómo sus iniciativas de actividad física y nutrición están teniendo éxito.
 
> En muchas regiones, particularmente en Sudamérica, las conversaciones on line en torno a la obesidad infantil prácticamente no existen a pesar de que su prevalencia está en aumento. En estos países existe la oportunidad de generar una mayor conversación sobre la obesidad infantil en las redes sociales, a fin de crear más conciencia sobre la prevención de la enfermedad y evitar así llegar al nivel de gravedad que existe actualmente en Estados Unidos. 

“Mientras los niveles de obesidad infantil están creciendo a nivel mundial, los niveles de conversación digital alrededor de esta enfermedad no son suficientes para generar un cambio”, afirmó Anthony LaFauce, Director de Estrategia Digital de GLOBALHealthPR en Estados Unidos. “Profesionales de la salud, impulsores de políticas sanitarias, la industria y las diferentes organizaciones afines tienen la oportunidad de usar este conocimiento para incrementar la educación enfocada en prevenir y combatir la obesidad desde una edad temprana”.