Lo único que, al final de todo, cuenta

Recursos naturales y educación.

Eso es todo lo que queda cuando se pierde mucho.

Como ha sido el caso de Islandia. Me ha gustado mucho leer el artículo que El País ha dedicado al tema. Aparece en las páginas salmón, esas que algún amigo mío dice que nunca leerá hasta que no cambien de color. Esas que crees que hablan de economía, como si la economía fuera sólo finanzas y no fuera vida. O naturaleza. O educación.

Te recomiendo que, si puedes, lo mires, que cuenta muy bien la historia de este país, de su tremendo error y de su tremendo acierto. De un país que se enfrenta a una decisión muy difícil: pagar mucho dinero (unos 50.000€ por familia) por los desmanes de uno de sus bancos de inversión en Reino Unido y Holanda; o quedar aislados de la UE, del FMI y de la economía global.

Urbanización de la costa

Fuente: http://tinyurl.com/yzjhx2l

El equivalente, en España, vendría a ser como si el Banco de X (imagina cualquiera de los cuatro o cinco de gran peso) quebrara y tú tuvieras que pagar su mala gestión con tu propio dinero a los clientes de Reino Unido y Holanda.

¿Teniendo recursos naturales y gente bien formada, con alto nivel educativo? Yo sí sabría que votar en un referendum sobre esa decisión. Apostaría por un presente difícil y un futuro mejor, preferiría quedar aislado y luchar por crear un país del que me sintiera orgulloso.

¿Estaríamos en España preparados para poder tomar esa decisión? ¿Contamos con una buena gestión de los recursos naturales (sol, mar, paisaje), que al fin y al cabo es nuestro mayor capital? ¿O los hemos convertido en espacios privados (viviendas), a los que hay que inyectar grandes cantidades de dinero (en forma de infraestructuras, suministros de luz y agua, servicios múltiples) que se deben detraer de nuestros beneficios? ¿Tenemos aquí la formación educativa suficiente, con un gran porcentaje de la población con estudios de bachillerato y universitarios, bilingüe, con capacidad emprendedora?

La verdad, es que si fuera islandés no hincaría la rodilla. Pero si esto le pasara a España, no sé, no sé… ¿Tú apostarías en época de crisis por un país que ha sustituido su capital natural paisajístico por otro artificial, mucho más caro de mantener, mucho más vulnerable ante ciclos económicos, y que ha educado a sus habitantes para que intervengan en ese paisaje, de construcción y hostelería? Porque no nos engañemos… La educación que la gente de este país ha recibido ha ido (¿va aún?) encaminada a participar, de un modo u otro, en esta sustitución paisajística.

El buen ejemplo de la mala ciencia

Comentábamos en RedBioGeo sobre lo que podríamos considerar alfabetización científica. Mi propuesta, sin ser exhaustiva para nada, iba en la línea de que el alumnado, al finalizar su formación en la ESO, pudiera responder a unas cuantas preguntas acerca de los avances científicos que se van produciendo. Si, ya sé, eso no son contenidos. Pero, desde luego, sí son competencias. Las que yo intentaba imaginar como útiles serían estas:

Respecto al producto científico, a la idea aportada o confirmada:

1) ¿Se pueden interpretar de otro modo los datos que han llevado a la conclusión científica en cuestión?
2) Los resultados… ¿son una anomalía o concuerdan y refuerzan lo que ya sabemos, lo que la ciencia viene indicando?
3) ¿Es aceptada universalmente la metodología empleada para llegar a las conclusiones obtenidas?

Respecto al procedimiento que ha producido el conocimiento:

4) ¿Qué impacto tiene la revista en la que han sido publicados?
5) ¿Hay artículos que contradigan las conclusiones publicados en revistas de mayor impacto?
6) ¿Quiénes suelen actuar como revisores en esa revista?
7) ¿Quién ha financiado el estudio?

Respecto a las relaciones ciencia-tecnología-sociedad:

8) ¿Qué impacto potencial pueden tener esas conclusiones para un consumidor o un emprendedor?
9) ¿Qué impacto potencial pueden tener esas conclusiones para la cultura?
10) ¿Qué impacto potencial pueden tener esas conclusiones para las relaciones sociales?

Seguro, segurísimo, que hay preguntas más interesantes. Y seguro, segurísimo, que alguna de aquí sobra. Porque esta no es una propuesta cerrada. Ninguna mía lo es. Es un punto de partida. O no. Para ir viendo qué significado de alfabetización científica es el que nos funciona mejor en las aulas.

Yo creo que es una buena idea que alguien que finaliza su formación básica pueda medio plantearse, incluso medio responder, a estas cuestiones, o a algunas de ellas.

Y como llovido del cielo, me ha venido este ejemplo. Un artículo del El País en el que la Defensora de Lectores y Lectoras realiza una magnífica labor de censura (una auténtica regañina, más bien) a una redactora de ese periódico por una mala práctica periodística y reflexiona sobre las consecuencias que puede tener, para la sociedad, un mal periodismo científico, especialmente cuando se tratan temas de medicina. Felicidades, Milagros Pérez Oliva, por mantener elevada la credibilidad científica del medio en el que trabajas y al que tan buen servicio has hecho.

Este análisis es el que querría que comprendiera alguien al final de su etapa básica de formación. Anda que no estaría yo contento si lo lograra…

Plan Escuela tIC 2.0

Plan Escuela TIC 2.0 402x62

Siguiendo el (muy buen) ejemplo de Juanma y José María, creo que está bien difundir los esfuerzos que se hacen desde la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía por comunicar lo que se está haciendo respecto al Plan Escuela tIC 2.0. También es posible seguir esa actividad en twitter.

Es un buen lugar para informarte y hacer visibles tus ideas acerca de este plan.

Respecto a mí, me falta formación, información y perspectiva para saber si su diseño, desde instancias gubernamentales hasta las decisiones administrativas de más detalle, es mejorable o no. Ni creo que sea mi papel enjuiciarlo. Porque creo que sobran profetas del desastre y publicitarios de las glorias de insignes políticos. A mí, lo que me toca, es currar en lo que pueda para que el barco llegue al mejor puerto posible. Que es lo que he intentado hacer y voy a seguir haciendo.

Porque, en realidad, no creo que los planes sean buenos o malos. Creo que los planes son escenarios. A veces manifiestamente mejorables, pero escenarios al fin y al cabo. Y, en realidad, son los actores y actrices los que sacan partido o no a esos escenarios y a las dificultades y facilidades que ofrecen. No creo que el protagonista sea el plan o su parte administrativa. Creo que el protagonismo es tuyo, en el rol que vayas a actuar: docente, alumnado, familia. Creo, también, que el éxito del plan será también tuyo.

A mí, con que las instancias administrativas capaces de tomar decisiones cuenten y escuchen, con lealtad y rigor, sin ocultar información relevante, con criterio de servicio público, me vale. Y, por lo que sé, muchísimo de lo que se hace es así. Con tanto acierto y desacierto como yo en mis aulas o como tú en las acciones que llevas a cabo en el entorno educativo. Ni más ni menos.

Sobregeneración eólica

Se están instalando más aerogeneradores de los que la actual estructura de cosumo eléctrico soporta. Y, curiosamente, eso puede no ser nada malo. Más bien, muy bueno.

En el momento de escribir este post (más o menos), las renovables cubren algo más del 25% de la demanda energética del estado español. Pero con ese tipo de energía aún no se ha dado respuesta al mayor problema de consumo y de contaminación por CO2 (y por más, muchas más sustancias nocivas): el transporte. Está claro que es muy complicado que nadie vaya a renunciar a su capacidad de transporte individual en beneficio del transporte privado. Por mucho que nos digan que las cuentas cuadran (lo que gastas en los impuestos que te pueden cobrar por tener un buen transporte público, a precios asequibles, te lo ahorras, sobrado, en combustible). Así que hay que dar una respuesta diferente. O complementaria.

Y parece que es el coche eléctrico.

Que no acaba de arrancar, sí. Pero… ¿quién quiere un automóvil que le cuesta bastante cargarlo, que tiene una autonomía limitada, que es caro aún adquirirlo?

Pero…

Aerogeneradores

Fuente: http://tinyurl.com/yclbs2r

Imaginemos una situación de sobreproducción. Especialmente eólica. Imaginemos que hay tantos molinos de viento que generan un chorro de megavatios. Más de los que se necesitan. ¿Qué se hace con esa energía? Hasta ahora se está invirtiendo la sobreproducción en bombear agua en pantanos de modo inverso, cuesta arriba. Porque no hay otra cosa. Y está bien…

Imaginesmos también que hay un parque de coches eléctricos. Enchufados podrían consumir sin gran problema ese exceso de capacidad.

Imaginemos para acabar, que ese exceso de capacidad es barato. Muy barato. Y es que al país le podría salir rentable ofrecer electricidad gratis para evitar tener que importar combustible y luchar contra las consecuencias (climáticas y sanitarias) de la contaminación asociada. Y no me digáis que no puede ser, que algo hay que cobrar. Las empresas saben bien el valor de los regalos en sus tácticas de márketing… Que no es sólo cuánto gastes, que también es cuánto ahorras!

Sobreproducción + parque automovilístico eléctrico + precios del kW MUY atractivos + reducción drástica de la importación de petróleo + reducción de la contaminación…

No digo yo que sea una ecuación buena, que no lo sé (¡hombre, escucho a los que saben, que dicen que sí!). Digo que merece la pena explorarla. Que faltan las líneas de conducción, sí, que hay muchas incógnitas acerca del uso, sí; que qué pasa cuando hay calma, desabastecimiento eólico, sí… Pero que también se decía todo eso para indicar que las energías renovables no eran la respuesta y mira…

Y tampoco digo que haya que salir corriendo a comprar acciones, pero, desde luego, no parece que invertir en bolsa en compañías relacionadas con el automóvil eléctrico y/o con energías renovables, especialmente eólica, sea una estupidez. Especialmente después de lo que ha hecho Reino Unido respecto a este enfoque (85.000 millones de euros para que la energía eólica genere el 40% de la demanda se su país y así poder introducir el coche eléctrico entre 2015 y 2020).

En fin, que se necesitan ideas de este tipo, que nos permitan pasar de una economía que se alimenta de stocks (depósitos de carbón, petróleo, gas natural…) a una economía que se alimenta de flujos (ciclo del agua, viento). Más adaptada a su entorno, menos contaminante, menos impactante, más segura.

Crisis económica y auge del fundamentalismo conectados por su raíz ecológica

Este post va dedicado a Juan López de Uralde, Nora Christiansen, Christian Schmutz y Joris Thijssen. Y no va nada, nada dedicado a la ¿justicia? danesa.

Fundamentalmente vivimos en un mundo en el que las necesidades básicas se han mezclado con los lujos. El pan se fabrica y transporta con el mismo combustible que los perfumes. Así, los más ricos han ido detrayendo recursos que podrían haber sido usados para cubrir las necesidades de los más pobres. Pero ese mundo, insostenible, intentó mantenerse a base de ampliar el número de ricos. Y de convertir en ricos a los que trabajaban para los ricos. En la esperanza de que esos nuevos potentados aumentarían, con su consumo, el número de trabajadores, en un pretendido círculo virtuoso que terminaría con la historia de la humanidad, desembocando en un paraíso terrenal prometido por economistas neoliberales que pretenden que nada nuevo se ha inventado desde Adam Smith.

Pues no.

Compras inútiles

Fuente: http://tinyurl.com/yc9pspm

Porque en todo sistema hay mecanismos acumulativos, sí, como los descritos, como los deseados. Pero hay dos cuestiones básicas que no han sido tenidas en cuenta. De ahí lo de neoliberales ingenuos (en realidad es estúpidos, pero hoy me siento caritativo).

La primera, que el sistema ha de alimentarse de materia y de energía. De recursos, vamos. Y alimentarse sin parar si quiere existir sin parar. Y alimentarse de tantos más recursos cuanto más acumule. Porque acumular mucho cuesta mucho. O sea, que ser rico es caro y ser muy rico es muy caro.

La segunda, que los sistemas, además de mecanismos acumulativos tienen mecanismos disipativos. Es decir, formas de expulsar lo que no se desea (entropía se le llama en ciencia). ¿Pero expulsar a dónde? Afuera. Es decir, se necesita un “fuera”. No todo puede estar dentro del sistema. Un fuera donde echar nuestra basura, nuestra entropía. Un fuera en el que vive gente que no está dentro.

Antes de que nos hayan estallado las dos crisis, la de recursos y la de entropía, el sistema se ha atascado por sí solo, sin mucha ayuda. Se ha atascado porque para mantenerse necesita un consumo creciente. Eso suma tres crisis (consumo, recursos, entropía). Que, por cierto, son todas las crisis posibles en un sistema: entradas, salidas y funcionamiento. Y lo peor es que no puede volver a ponerse en marcha. Bueno, sí puede, pero creando más exclusión, más “fuera”, y consumiendo más recursos.

Simplemente, la vida como la conocíamos ya no existe. Habitamos en un espejismo, que se parece a cómo vivíamos, a la espera de lo que venga.

¿Cómo sabemos que eso es así?

Evoución del precio del crudo

Fuente: http://tinyurl.com/yfr7c9j

Lo primero porque cada vez cuesta más extraer recursos. Su precio cada vez es mayor y su disponibilidad cada vez menor. ¿Has mirado la evolución de los precios de las materias primas esenciales, como fosfatos o petróleo, o de productos básicos de consumo, como alimentos?

Lo segundo, porque los ecosistemas están descoyuntándose. En el océano y en tierra firme. La climatología está variando, la distribución, diversidad y fenología de las especies también. Es un cambio muy brusco, no por su magnitud (en la historia de la Tierra ha habido cambios mucho más potentes) sino por su carácter repentino.

Pero cometemos un error cuando pensamos que el cambio afecta sólo al escenario. Y además, al escenario externo. Porque los ecosistemas los percibimos como ajenos, alojados nosotros en las ciudades y pueblos. Que no son otra cosa que zoológicos de piedra, ecosistemas refugio. Y cuando decía que se están descoyuntando los ecosistemas me refería a todos, incluidos los humanos artificiales. De ahí las hambrunas y pobrezas extremas, que afectan a, como mínimo, una de cada seis personas que existen. Y subiendo. De ahí fenómenos como el terrorismo islamista, que en realidad son respuestas a una forma de vida contemplada como injusta por los que están fuera del mundo occidental (excluidos del bienestar en su mayoría). ¿Y cómo no van a ver la forma de vida occidental injusta si consume recursos que necesitarían los pobres y que se alía, para pertuarse, con poderosos locales injustos como ocurre ahora en Yemen?

¿Significa eso que los de fuera son los buenos y los del sistema neoliberal los malos? Pues creo que los de fuera llevan razón en la raíz de su rebelión, pero eso no significa que su razón vaya más allá. Que me guste la austeridad que proponen y su apuesta por el acceso de los pobres a los recursos no significa que me guste la forma de vida pública que quiere imponer la corriente predominante. Ni un pelo. Es más, me disgusta tanto que aunque comparta con ellos el desagrado por la forma de vida occidental (aún disfrutándola), los considero mis enemigos. A ellos y a otros de aquí también. Porque lo mejor que ha dado la historia son los Derechos Humanos. Es una obligación incorporar su parte de razón y luchar contra los enemigos de los derechos humanos (como Jorge Loring hablando de la virginidad, al cual me niego a ponerle un link).

En algún momento se tendrá que hacer una síntesis de lo bueno. De la austeridad, el cuidado del entorno y la atención al legado hacia las generaciones futuras, con la defensa de los derechos humanos. Pero hoy, esa vía, no existe mayoritariamente. El mundo está polarizado entre quienes defienden los derechos humanos y la riqueza de unos pocos, por un lado, y los que defienden mejor reparto de la riqueza y abominan de los derechos humanos y las libertades cívicas individuales, especialmente de las mujeres, por otro.

Esta será la década de la síntesis o no será.

Y no es esa frase una profecía, no. Es más bien un proyecto de epitafio, una cuenta atrás. A diferencia de otras crisis, esta es una provocada por el enorme poder que hemos acumulado. Es, por tanto, una crisis poderosa. ¿Quién realizará la síntesis? Quizá los excluidos de dentro, quizá los valientes, quizá los sensatos, quizá los más jóvenes

Pero mientras nos preocupemos por estas idioteces no es el camino, no… Por muchos fuegos artificiales que les pongamos.

Negacionistas que salen a la puerta de la calle y no van más allá

Alucino. Porque hace frío en España, durante unos días, ya no existe el cambio climático. Hay gente que es capaz de creer que la temperatura de la puerta de su casa de hoy representa la temperatura de la puerta de su casa de todo el año. Es más. Creen que la temperatura de la puerta de su casa de hoy representa bien la de todo el planeta. A este paso nos dirán que no hay cambio climático porque ellos están muy agustito en su casa, sentados en su sofá, y que allí no notan nada.

Alucino porque no sabía que el negacionismo, además de convertir en cínico, volviera idiota.

Oscilación ártica

Fuente:http://tinyurl.com/yclb7qc

Con lo fácil que sería buscar en internet “Oscilación ártica“. Y verificar que la circulación ártica es la que domina si nos llegan o no masas de aire polar. Y comprobar que presenta dos fases, llamadas positiva y negativa. Y que en la positiva tenemos inviernos más cálidos y secos aquí, pero que en otros lugares hace más frío y llueve más. Y en la negativa aquí llueve más y hace más frío, aunque en otros lugares hace más calor. En las zonas tropicales, sin ir más lejos, donde el invierno está siendo tremendamente suave. Casi no está existiendo.

De verdad que es increíble que haya gente que piensa que el planeta es como la puerta de su casa. Y, mientras, los promedios de temperatura subiendo y subiendo…

Pero no. No vaya a ser que tener información sobre lo que ocurre de verdad vaya a estropear esa idea tan bonita de que lo que hay hoy es para siempre, y que no hace falta cambiar, que podré seguir consumiendo lo que me dé la gana. Mejor agarrarse a un clavo ardiendo.

Pues sí, creo que el negacionismo convierte a la gente en idiota. Y de paso es contagioso. Con lo fácil que es mirar gráficos como este… Hay que joderse…

Evolución de las temperaturas superficiales del planeta

Fuente: http://tinyurl.com/yv3a9x

El ente científico italiano (CNR) publica libro sobre diluvio y extinción de dinosaurios

Esta entrada es bilingüe.

Leyendo a Miguel Ángel Sabadell me he quedado de piedra. Un organismo científico publica un libro llamado “Evolucionismo, el declive de una hipótesis“. El autor no tiene ni idea de técnias de ADN o de paleontología de campo. Eso sí, es católico ferviente, miembro de los Legionarios de Cristo, profesor universitario (de Historia del Catolicismo, lo cual le autoriza enormemente como opinador-opinante-opinatario). Ah! También es vicepresidente del CNR, ese órgano científico italiano equivalente al CSIC de aquí. Nombrado por el gobierno de Berlusconi.

Fundamentalmente, la opinión que me merece el título del libro y el análisis del análisis del contenido (ni me voy a molestar en intentar leerlo) es… risa. No, pena. No, pena y risa. La evolución no es cierta, los dinosaurios se extinguieron a causa del diluvio (hace unos 40.000 años)… Y encima, apoyados por algún tío que tiene el título de sedimentólogo y otro que tiene el de químico. De verdad que me gustaría saber quiénes fueron sus profesores y por qué les dieron el título.

The book, Evolutionism: the decline of an hypothesis, is by Roberto de Mattei, a professor of the history of Christianity and Catholicism at the European University of Rome. It was assembled from the proceedings of a meeting that he organized at CNR in February to explain why evolutionism is a flawed, dogmatic theory that relies on wrong assumptions and is not supported by scientific evidence.

The speakers at the meeting included a sedimentologist, a chemist, a physicist, the rector of the International Academy of Philosophy in the Principality of Liechtenstein, and other philosophers.

The resulting book includes claims that the Earth and fossil dating methods are wrong, that the way fossils were stratified has been determined by the Deluge, and that dinosaurs died only about 40,000 years ago.

¿Que la jerarquía de la iglesia católica se siente perseguida? ¡¡¡Claro!!! Porque está donde no debe. ¿Qué pinta un católico, usando su condición de católico, opinando de lo que no sabe ni está autorizado a opinar? Y es que habla, no como científico, que no lo es, sino como profesor de Historia del Catolicismo y como persona religiosa…

¡Pues claro que hay que perseguirlo! Pero ¡ojo! Hasta que se vaya de la ciencia. ¡Ni un milímetro más allá! Nunca entrando en cuestiones de creencia personales circunscritas al ámbito privado.

Porque la religión NO es una forma de explicar el mundo. Es una forma, voluntaria, de vivirlo. Quien explica el mundo es la ciencia. Y así, los católicos que usando su condición religiosa intenten suplantarla, deben ser perseguidos hasta expulsarlos del ámbito científico. Es uno de los dos deberes. El segundo es respetar sin reservas y profundamente toda forma de creencia mientras no intente contradecir a la ciencia.

Esto es importante. Si permitimos que la religión explique cómo es el mundo, le estamos dando un carácter objetivo. Y la religión no es objetiva. Es subjetiva. No dice cómo son las cosas. Dice cómo son las cosas para ti. En cambio, la ciencia SÍ es objetiva. Dice cómo son las cosas para todo el mundo. En este punto no se puede retroceder ni un milímetro.

¿Que algunos católicos se sienten perseguidos? Será porque están donde no deben… Que se quiten de ahí (explicar cómo es el mundo) y se pongan donde corresponde (una filosofía de vida personal y voluntaria) y ya verán como no se les persigue.

Por cierto, que a lo mejor lo que pasó fue esto…

Otra hipótesis sobre la extinción de los dinosaurios

Fuente: http://tinyurl.com/yz5vpca

O por qué el Flying Spaghetti Monster es menos respetable que las creencias de un católico aplicadas a la interpretación objetiva de cómo es el mundo.

Y que quede bien claro que respeto profundamente la religión cuando queda circunscrita al ámbito subjetivo.

Los capilares dicen cómo late el corazón

Me preguntaba Ionut sobre la circulación mayor y la circulación menor. Para que lo recuerde, no me ha bastado con comentarle cómo es. Es decir, no me ha bastado con aportar un enfoque descriptivo. También he necesitado un enfoque explicativo y otro aplicativo.

Circulación doble

Fuente: http://tinyurl.com/y8omy95

Lo descriptivo es sencillo. La circulación mayor es la que se inicia en el corazón y, desde él va a (casi) todo el cuerpo y luego vuelve. La circulación menor es la que también se inicia en el corazón, pero va a los pulmones y vuelve.

Ya está. Explicación hecha. ¿Pero ha bastado? Yo creo que no. Porque para aprender, Ionut, y tú también, necesitáis una explicación y una aplicación.

¿Lo explicativo? Así, en sencillo, sin complicarnos mucho, sería esto.

La sangre sale del corazón hacia los tejidos para alimentarlos y recoger sus desechos. Y tiene que llegar a todas y cada una de las células. Por tanto, los vasos sanguíneos, cuando salen del corazón son muy gruesos, pero cuando se van acercando a las células se van estrechando. Porque van desde un órgano (grande) a una célula (pequeña). Y al estrecharse, la sangre gana presión. Pero luego, cuando vuelve, los vasos sanguíneos se hacen más gruesos, yendo de células (pequeñas) a corazón (grande). Y si pierde presión, la sangre no puede avanzar. De ahí que tenga que volver al corazón.

Cuando la sangre va hacia los pulmones le pasa lo mismo. Tiene que estrechar sus vasos para soltar CO2 (dióxido de carbono, que es un desecho) y recoger O2 (oxígeno, que es un nutriente). Y tienen que estrecharse porque en vasos finos ese intercambio de gases es mucho más eficiente que en vasos gruesos (hay más superficie y por eso se sueltan y toman los gases más rápidamente).

Capilares

http://tinyurl.com/yzryl2x

Por cierto, que los estrechamientos de los vasos sanguíneos se llaman capilares.

¿Problema?

Que hay dos estrechamientos, con dos caídas de presión. Uno en los tejidos, otro en los pulmones. Eso significa que hay que darle dos empujones a la sangre. O sea, que tiene que pasar dos veces por el corazón. O sea, que tiene que haber dos circulaciones.

Vale. Ya está lo explicativo. Pero quiero más. Quiero lo aplicativo. Que es lo que va a hacer que esto sea fácil de recordar.

¿Por qué es bueno hacer ejercicio? Porque los músculos, cuando se contraen y relajan, ayudan a que la sangre con poca presión vuelva al corazon. Eso hace que el corazón tenga que trabajar menos.

¿Por qué fumar afecta tanto al corazón? Porque obstruye los pulmones, dificulta el riego sanguíneo, y eso obliga al corazón a hacer un trabajo extra para que la sangre se oxigene.

En fin. Que creo que para que puedas entender, tengo que combinar lo descriptivo, lo explicativo y lo aplicativo. ¡Hombre! Creo que hay más cosas. Lo relacional, lo gráfico, etc. Pero yo creo que por hoy vale, ¿no?