El libro de los blogs de ciencia

Cada año desde 2007, los mejores posts escritos sobre temas científicos en lengua inglesa se reúnen en un libro titulado The Open Laboratory. La edición 2009, editada por Scicurious, está ya a la venta en Lulu (11.08 €), y los autores anuncian que pronto estará disponible a través de Amazon (y presumiblemente también para Kindle). Entre el medio centenar de posts seleccionados, hay algunos tan inolvidables como Cosmopithecus, escrito por Mike Barratt a bordo de la ISS. O Sleep Paralysis, de Alexis Madrigal, de la revista Wired. ¿Publicaremos algún día un libro como éste en castellano?

Publicado en Sin categoría

La hormiga forzuda

Esta sorprendente imagen de una hormiga tejedora asiática (Oecophylla smaragdina) levantando 100 veces su peso corporal ha obtenido el primer premio del concurso fotográfico organizado por el Consejo de Investigación de Ciencias Biológicas y Biotecnología del Reino Unido (BBSRC por sus siglas en inglés). El insecto consigue semejante hazaña gracias a la secreción de una potente sustancia adhesiva con la que impregna sus patas. El autor de la imagen es el zoólogo Thomas Endlein, de la Universidad de Cambridge.

Publicado en Sin categoría

Parecidos y diferencias entre Toledo y los miniportátiles que le dan al alumnado

Van a modificar el entorno urbano de Toledo. La idea es recuperar las márgenes del río para la vida cotidiana de la gente de Toledo. Por otro lado, creo que ya lo sabéis, se van a entregar portátiles al alumnado de 5º y 6º de primaria en (casi) toda España. Y digo casi porque hay un partido que ha roto España y ha logrado que ciudadanos de este país no obtengan ese derecho.

Y quería yo analizar, primero los parecidos, y luego las diferencias. Voy primero con los parecidos que es más fácil. Sólo hay uno. Ambos proyectos cuestan más de 100 millones de euros.

Vamos con las diferencias. El proyecto de Toledo ha recibido una amplia y favorable acogida en los medios. El de los portátiles no. El proyecto de Toledo ha recibido una amplia y favorable acogida pues es urbanístico; y alrededor de lo urbanístico hay un amplio consenso social que consiste en que “cuanto más, mejor”. El de los portátiles, al ser educativo, y por tanto suejto a debate político ha sido recibido con enorme desconfianza social. El de Toledo ha aunado a gente de ambos partidos. El de los portátiles no.

Que no digo yo que el proyecto urbanístico de Toledo no merezca la pena, no. Eso es algo que no me corresponde decirlo porque eso se paga con dinero que no es mío. Además, si viviera en Toledo muy probablemente me gustaría, y me gustaría mucho. Lo que digo es que es envidiable el consenso social suscitado alrededor del urbanismo. Y que ese consenso social no se traslade a educación me apena. Me apena que se diga que invertir 100 millones de euros está hacer 19 kilómetros de paseo y acceso está bien, muy bien, y sea recogido por los medios de comunicación como un logro ciudadano; y que, por el contrario, ocurra que invertir 100 millones de euros en dotar de portátiles a un amplio segmento de la población para que mejore su nivel educativo tenga una fortísima contestación social que afirme que es tirar el dinero, con un potente trasfondo de lucha política por el poder, que instrumentaliza la educación en vez de sacarla de la batalla y tratar de llegar a consensos.

¿Que hay fallos en lo de los portátiles? Pues claro. En Andalucía van con software libre y por lo que sé eso no ocurre en otros lugares (Extremadura sí, no?). También, que es una medida desconocida y que se tendrían que haber hecho experiencias piloto más profundas para saber las consecuencias y afinar los mecanismos de gestión (que haya sido un éxito en Argentina o en Nueva Zelanda no garantiza que sea un éxito en España). Que es verdad que en educación se va a impulsos y los hay que tratan de apuntarse esto como un éxito político en vez de buscar el consenso desde el inicio.

Sí, sí, hay muchos fallos.

Pero no es de eso de lo que yo quería hablar. Yo quería hablar de que sí hay consenso social alrededor de 19 kilómetros de accesos y paseo (a 5 millones de euros el kilómetro) y no lo hay en la entrega de portátiles. De que la sociedad no respalda medidas educativas que tienen un fuerte trasfondo de acierto. De que la sociedad desconoce el beneficio de la educación. Que lo erráticos que son los partidos políticos respecto a educación no indica que ellos estén mal. Indica que la sociedad, en su conjunto, está fatal.

Quería yo hablar de lo poco que se sabe en España acerca de qué es la educación.

Quería yo hablar de que si preguntas a alumnado y familias qué consideran más importante, si las notas que obtienen o lo que hayan aprendido, no vacilan en afirmar que las notas. Y que si les preguntas qué es más importante para aprobar un examen, estudiar un par de horas o tres el día antes o atender en clase decenas de horas durante el trimestre, pues tampoco vacilan. Estudiar un par de horas.

Quería yo hablar de lo bien que han explicado la urbanización políticos y empresarios inmobiliarios, y de la cantidad de puestos de trabajo que genera. Y de o mal que estamos explicando la educación los docentes.

Y sí que lo tenemos que estar haciendo mal cuando la gente cree que el aprendizaje es venir a clase, estar calladito (atender o no es lo de menos), estudiar un rato antes del examen y aprobar. Y cuando cree que la enseñanza es ponerte a hablar hora tras hora.

Fíjate… Ahí sí hay consenso social, en esa imagen…

Tenemos un problema…

Quizá el Sol no sea hijo único

Ya sabes que la estrella más cercana está a 4,2 años luz, y es una enana roja llamada Próxima Centauri (cercana a la estrella doble Alfa Centauri, que es probable que te suene). Te lo contaba en “La Tierra es un puntito“. O sea, que estamos muy solitos por aquí. ¿Pero fue eso siempre así? Parece que no. Eso es lo que me ha contado Simon F. Portegies Zwart, en Investigación y Ciencia.

El cielo en un cúmulo estelar

Fuente: http://tinyurl.com/yj59gwz

La mayoría de las estrellas nacen en cúmulos, en enorme agrupaciones de entre cientos y decenas de miles de estrellas. ¡El cielo de un planeta que se encuentre dentro de un cúmulo debe ser espectacular! ¿Cómo, entonces, nos hemos quedado tan solos? ¿Dónde están las estrellas hermanas del Sol?

En realidad, los cúmulos estelares parecen ser estructuras jóvenes y temporales. Tienden a deshacerse, como le ha pasado al que alojó al Sol. Y sus estrellas terminan mezclándose con todas las demás.

¿Qué pruebas tenemos que sostengan esta teoría? Pues en realidad, dos piedras caídas del cielo, dos meteoritos. Que tienen níquel 60, un átomo producto de la desintegración de un isótopo radiactivo del hierro, el 60Fe. ¿Y…? Pues que los minerales del meteorito deberían contener hierro, y nunca níquel. Eso quiere decir que cuando se formó el meteorito entró el hierro 60, pero luego se convirtió en níquel (en unos dos millones y medio de años, que es lo que tarda el proceso) y allí se quedó. La gracia del tema es que ese hierro radiactivo debió proceder de una supernova. Por tanto, estudiando la edad de los meteoritos sabemos que debió existir una explosión de tipo supernova muy cercana, cuando el Sol todavía era un bebé recién nacido (un par de millones de años). Y por la cantidad de hierro detectado, la supernova tuvo que explotar a unos 0,07 años-luz, como mucho. Muy cerca…

Cúmulo estelar joven

Fuente: http://tinyurl.com/yj4d9wr

Hay varias explicaciones posibles para esa cuestión, y cada una con su talón de Aquiles. Los meteoritos pueden haber venido de muy lejos… ¿Los dos…? Muy improbable. O que esa supernova nos la cruzamos en aquel momento. ¿Y desde entonces no hemos vuelto a cruzarnos con ninguna más? Mucha casualidad… O que hubo muchas estrellas a nuestro alrededor y que poco a poco nos hemos ido desperdigando. Esa es la más probable. Sobre todo teniendo en cuenta que el paso cercano, muy cercano, de otra estrella debió alterar las órbitas de los cometas de la Nube de Oort (sin esa estrella, la trayectoria de esos cuerpos no se entiende bien, la verdad).

Hasta hace poco se pensaba que los cúmulos estelares con gran cantidad de estrellas eran cosa de los inicios del Universo. Y que la edad del Sol era incompatible con cúmulos estelares masivos. Pero se han descubierto ejemplos jóvenes de estas agrupaciones de estrellas, con hasta 10.000 individuos, y tan recientes como apenas unos poco millones de años (uno llamado R136 en la Gran Nube de Magallanes). Por lo tanto, es posible. Y no solo posible, sino que hoy pensamos que las estrellas, todas ellas menos las más antiguas, nacen en cúmulos como R136.

Mediante diversos cálculos, se puede establecer que el cúmulo debió tener unas 3.500 estrellas y un diámetro no superior a unos 3 años-luz. Que las estrellas más masivas se formaron primero y duraron muy poco (las estrellas más grandes son las más inestables, las que menos tiempo duran). Tan poco como unos 6-12 millones de años. Y estallaron como supernovas, contaminando a sus hermanas más pequeñas ya formadas o agitando nubes de gas y provocando el nacimiento de las últimas. Entre las que debió contarse el Sol.

Dispersión de las estrellas hermanas del Sol

Fuente: http://tinyurl.com/y8wn3lh

¿Y dónde está tanto objeto? No pueden ser tan pequeñas que nos pasen desapercibiedas, es imposible. ¿Por qué no están aquí, junto a nosotros? Porque no te olvides que la Vía Láctea, nuestra galaxia, gira. Y el cúmulo ha tenido estrellas que han ido más rápido y otras que han ido más lento, estrellas que se han desviadoa la derecha y otras a la izquierda. Y las que se han ido algo hacia arriba y algo hacia abajo. Lo que era un puntito se ha estirado y ensanchado. Hoy, teniendo en cuenta esto, deben quedar unas 50 hermanas del Sol no más allá de 50 años-luz. Y unas 400 dentro de un radio de 3.000 años-luz.

¿Cómo podríamos comprobar todo esto? Algunos de los instrumentos del satélite Hipparcos podrán estudiar las composiciones químicas de unos mil millones de estrellas. Y es de esperar que algunas de ellas sean similares al Sol. Encontrar esa firma química en varias sería una demostración de que encontrar átomos de níquel donde debería haber átomos de hierro no era un mero detalle.

Vídeo dedicado

Me da mucha cosa poner aquí un vídeo de Redes. Sí, ya sé que se puede embeber y te dan el código para que lo hagas, y todo eso. Pero me da cosa. Porque creo que donde hay que verlo es en su canal de vídeos. Y es que hay pocos programas tan recomendables como este. Especialmente con la línea tan intensa que llevan acerca de neurobiología y educación, dos de sus temas favoritos.

Pero es que hoy…

Hoy es necesario traerme el vídeo a mi blog. Viene a cuento. Verás por qué, te cuento. Doy un rodeo muy pequeñito y al final llego a donde iba. A la neurobiología de la decisión.

Es que estoy intentando que el alumnado comprenda que la educación no es algo que haces para obtener notas. Y que aprender no es estudiar antes de los exámenes. De verdad que le estoy dando vueltas a la cabeza para ver cómo se cambia esto. Y no está resultando tan trivial, a pesar de que parece muy sencillo. Y es que aprender es una actividad cotidiana. Y cambiar los hábitos del alumnado, que no hace trabajo diario, y que está convencido de que se puede aprobar con alguna hora de estudio en casa el día antes del examen, no es fácil. Puede que no guste, pero el alumnado es un freno frente al cambio. Es un sector conservador, que no quiere modificaciones.

Y las familias… Las familias también dicen querer que sus hijos e hijas aprendan, pero, en realidad, la mayoría de las veces sólo les preguntan sobre las notas. Y sólo vienen a preguntar por cómo va la cosa si las notas están flojas, no si sus hijas e hijos están aprendiendo, ni qué, ni cuánto, ni cómo. Llevo 22 años dando clase y son contadísimos los padres o madres que me han formulado esa pregunta.

Y nosotros… Que no nos atrevemos a modificar las cosas. Aun sabiendo que es necesario el cambio. Que sí, que nos esforzamos en dar clases buenas. Muchos docentes lo hacen. Pero luego, lo que cuenta es el examen en la mayoría de los casos. Cambiamos nuestro modo de enseñar, pero no el de evaluar. Así, no hay manera…

Bueno, ante esto, yo estoy intentando, por mi cuenta, a mi bola, añadir algo de cambio. Hay cosas que me salen mejor y otras peor. No soy el profe superguay ni un matao. Soy normalito. Y hay días de acierto y días que no. Pero poco a poco sí estoy logrando que el alumnado, en clase, piense en cómo lo que se está explicando es útil para su futuro profesional. Que se imagine dentro de 20 años y piense qué ideas se quiere llevar de esa clase para que viajen con él o ella en el tiempo, para que le acompañen el resto de su vida. Es decir, que pongan las clases en valor, más allá de las notas. Y es que las clases son más valiosas que los exámenes, sin duda.

Interrogante

Interrogante

Y en ese viaje hay dificultades. La primera, la más evidente, la incertidumbre del alumnado frente al futuro. “¿Qué va a ser de mí dentro de 20 años?” es una pregunta frecuente. Y las respuestas frecuentes van desde vocaciones rotundas (tan rotundas que dan miedo porque no contemplan plan B, si falla el plan A) a bloqueos y desesperación por no saber. Pasando por ideas poco realistas acerca de las posibilidades de cada uno (sinceramente, médico o abogado, si llevas seis suspensas en la primera evaluación, y dos pendientes del curso pasado, y no das ni golpe, muy realista no es, eh?). Pero lo importante es darse cuenta de que una clase es algo que requiere dos trabajos simultáneos, interactuando entre sí, atentos el uno al otro: el del profesor enseñando y el del alumnado aprendiendo. Y que para aprender, es necesario un para qué.

Para mis alumnos y alumnas con incertidumbres os dedico este vídeo. Tomadlo con calma, sí, pero hay que ir pensando en el futuro ya y todos los días. Es parte de vuestro trabajo. Y no es fácil. Ved esto por si ayuda en el enfoque. Trata de la neurobiología de la decisión. Decidir no es un trabajo fácil para el cerebro. Acostumbrado como está a lidiar con un puñado de opciones. Que era lo que le pasaba en la sabana africana, donde se desarrolló ese órgano nuestro. Hoy alimentamos al cerebro con tanta información sobre opciones que el proceso de toma de buenas decisiones está muy deteriorado. Con graves consecuencias. Por ejemplo, lo que os pasa a vosotros y vosotras respecto a vuestro futuro. Pero también hay que decidir cuando tienes dinero en qué lo gastas. Y eso está también averiado. Mucho. Tanto que esta crisis económica tiene como origen malas decisiones por exceso de opciones (que dispara la avaricia). Es una crisis económica con fuertes raíces psicológicas.

Si supiéramos más de neurobiología, seríamos más felices, decidiríamos mejor y tendríamos menos crisis económicas y personales. Pues eso… A ver si te ayuda.

Pinche aquí para ver el vídeo

Construye tu propio robot hexápodo

El distribuidor especializado en robótica Pololu ha posteado un interesante tutorial que explica cómo construir un robot hexápodo con bajo presupuesto, usando, además de los imprescindibles componentes electrónicos, un paquete de clips. El insecto-robot resultante es realmente pequeño pero puede caminar hacia delante y hacia atrás, girar en todas direcciones y evitar obstáculos. Hay otros tutoriales para hacer robots en casa en Letsmakerobots.com y en Instructables.com.

Publicado en Sin categoría

Mejor que gratis

Jeffrey D. Sachs no es precisamente un don nadie. Profesor de Economía de la Universidad de Columbia y director del Instituto de la Tierra en esa misma Universidad. Consejero especial del Secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon. Y también consejero especial del anterior, Kofi Annan, mientras dirigía el Proyecto del Milenio, de las Naciones Unidas, destinado a erradicar la pobreza en 2015 (aunque parece que los tiempos ha cambiado).

No señor, más bien es un tipo que sabe lo que dice, y muy experimentado. Y si indica que subvencionar la renovación del parque automovilístico, tal y como se está haciendo, es una barbaridad, habría que tenerlo muy en cuenta.

Haciendo cuentas, sustituir automóviles por otros más eficientes parece una buena idea. Y sin duda lo es, claro. Pero para los fabricantes de automóviles mucho más que para ti. Porque ese mismo dinero, invertido en programas de reforestación o en proyectos de captación y almacenamiento de CO2 son casi el triple de eficientes. Y no te digo mejorar el alumbrado, los electrodomésticos o el aislamiento de viviendas. Que resulta que estas tres cosas son mejores que gratis.

Te explico eso de mejor que gratis. A ti, comprar un determinado electrodoméstico o modificar algo en tu hogar, te pueden costar un determinado dinero. Pero si al cabo de un tiempo te produce un ahorro suficiente, puede serte rentable. Por la vía de lo que te ahorras, has ganado. Pero a lo mejor no te interesa porque tardarías mucho tiempo en generar ese ahorro, ese beneficio. O porque es demasiado pequeño y no te merece la pena. ¿Pero qué ocurriría si tu ahorro tiene un efecto dominó, y produjera más ahorro, en este caso al gasto público? Pues que podrías recibir ayudas, porque al conjunto de la sociedad le puede merecer la pena que tú, y muchos como tú, compren o instalen. Pues bien, según las cuentas de Sachs, podría ser hasta rentable para ti y para la sociedad, que esos electrodomésticos fuera gratis. Generarían tanto beneficio social que estaría bien dárselos a la gente.

Y es que no todas las maneras de proteger al planeta en el que vivimos son igual de buenas.

Ahora, el problema es el de los grupos de presión, que querrán promocionar y vender lo suyo. Los fabricantes de automóviles sus coches, los de iluminación sus bombillas, los de cristales el doble acristalamiento. Bueno, el problema y la ventaja. Porque tendrán que luchar por mejorar sus productos, por hacerlos más ajustados al objetivo. Es un problema y una oportunidad. Una oportunidad para estimular grandes avances tecnológicos y un problema en el que la avaricia, la mentira, la extorsión, la influencia y la corrupción pueden hacer acto de presencia.

El futuro de internet y el futuro de la educación: conectados

En “Catorce de mayo de 2009” te contaba cómo veía el futuro de la cooperación entre docentes, cómo me imaginaba mi trabajo dentro de un tiempo.

Casi un año después, creo, sinceramente, que me quedé muy, muy, muy corto. Creo que lo que allí contaba está, no para dentro de diez años, sino para dentro de dos o tres o cuatro. Porque el futuro de internet va mucho más allá de lo que yo allí imaginaba.

Realidad aumentada en vehículo

Fuente: http://tinyurl.com/yessp5c

Creo que el futuro de la web X.0 va en la línea de acoplarte al lugar que desees, con los objetos que desees, en el instante que quieras. La red como manera de acoplarte a un lugar-espacio-objeto/persona elegidos. A diferencia de la realidad física, que te permite acoplarte al lugar-espacio-objeto/persona en el que esté tu cuerpo. Y también, que el acoplamiento a los objetos o personas te proporcione o te permita suministrar la información que deseas. No toda la información, sino información ya filtrada por tu voluntad.

Así, el internet de dentro de unos años será algo que estará en todos los lugares, en todo momento, en todos los objetos y en todas las personas. Para que establezcas una interacción con el objeto o persona que elijas, en el lugar que quieras, en el momento que prefieras.

¡Anda! Como el futuro de la educación…

Cámara de realidad aumentada

Fuente: http://tinyurl.com/2buf25

Porque veo la educación del futuro como una actividad permanente. Basada en la realidad aumentada. Aprenderás de una silla, con la información que esa silla te podrá facilitar (tu peso, el tiempo que lleves sentado, tu presión arterial, si debes levantarte de una vez para hacer ejercicio…). Aprenderás a las seis de la tarde, dando un paseo, porque será el momento en el que te apetecerá aprender. Aprenderás de alguien que vive en EE.UU., porque es la persona que entiendes que más te puede enseñar. Y luego de tu amigo, con el que has quedado para tomar algo. Y luego de la copa de vino, que te suministrará información si lo deseas. O del propio vino o del plato en el que viene la tapa.

Pero también la veo como una actividad social. Como una actividad que haces con otros. No siempre con los mismos, no. Con gente con la que coincides, con gente que está aprendiendo lo mismo que tu, o lo miró hace algún tiempo. Y dejó pistas (etiquetas) acerca de qué otras cosas le interesaron. Por si quieres seguir los caminos por los que ya pasó. O siendo tú el que dejes pistas (ya te digo, etiquetas) de a dónde te llevó aprender algo, con qué lo conectaste.

Pero para esa realidad aumentada, que viene, no lo dudes, es preciso estar preparado. Es preciso saber cómo aprender. La escuela, entonces, se convertirá (¿o se convierte ya?) en un lugar, no que te enseña cosas, sino que te enseña a que aprendas cosas.

Porque seis horas al día, durante 180 días al año, durante unos cuantos años (entre 12 y 20) es mucho, mucho menos que toda una vida. Que toda tu vida.

Así las cosas, creo que el futuro no pertenece al detalle. Pertenece a la conexión. Ha muerto el mundo del especialista en el que muchos crecimos, el mundo de alguien que lo sabía todo de algo muy concreto. Y ha nacido el mundo del conectador, del relacionador, de la persona nexo, capaz de encontrar los lazos entre ideas. Así, los docentes nos tendremos que ocupar cada vez más de las relaciones, y cada vez menos de los detalles. Estando conectados y sembrándolas constantemente por si a alguien le sirve. Sabiendo que lo dicho puede ir mucho más allá de la audiencia física. Dejando constancia de nuestro trabajo diario. Aspirando a tener más alumnado que nuestro alumnado. Y siendo alumnos nosotros constantemente, dejándonos enseñar por otros. Para empezar, dejándonos enseñar por otros docentes y por aquellos a los que enseñamos.

Eso significa abandonar viejas formas de transmitir información. Verticales, unidireccionales, vinculadas un lugar-grupo-momento. Eso significa cambiar la eduación hacia lo horizontal y lo multidireccional, y hacia lo deslocalizado. Y eso no se improvisa. Necesitamos nuevas técnicas para tratar la información. ¿Técnicas complejas? No, no, para nada. Técnicas sencillas, incluso técnicas muy viejas, muy bien conocidas. Que ni siquiera necesitan de la web X.0. Pero que se ven muy potenciadas por ella.

Por ejemplo, te dejo dos técnicas simples a más no poder, pero dirigidas hacia convertirte en un “conectador”. Son un par de ideas que les propongo en ocasiones a mi alumnado por si te sirven. Una es la de la “conversación sobre qué estás haciendo tú y qué estoy haciendo yo“. Otra es la de “qué pasaría si A fuera B“.

En la primera técnica, simplemente deja lo que estás estudiando y habla con otra persona de la clase. Averigua qué está leyendo (eso sí, que te lo diga en 30 segundos, vamos, que no tenemos todo el día) y cuéntale tú lo que estás leyendo tú. Y hablad de qué tiene que ver lo uno con lo otro. Así de fácil. Luego, vuélvete a tu trabajo con las nuevas ideas.

En la segunda, céntrate en la idea que estás estudiando (llámala “A”). Y compárala con cualquier objeto o proceso que conozcas (llámalo “B”). Ahora, busca una lista de relaciones que tiene “B” con lo que sea (p.ej., si “B” era un coche seguro que te vienen a la cabeza: carretera, gasolina, cartel, cruce, señal, adelantamiento, accidente, pasajero, lluvia, limpiaparabrisas…). Para acabar, trata de averiguar qué cosas cumplen en “A” esas funciones (qué sería en “A” el limpiaparabrisas, o un adelantamiento, o un cartel, o un pasajero…).

Te dejo un par de vídeos por si no te crees lo que te contaba…

Felices interconexiones!

P.S. Tras escribir el post he visto que Dolors Reig y PRoFeBLoG han lanzado también cosas relacionadas (y más profundas que esto que yo te he dejado aquí) en los respectivos blogs. Échales un vistazo si te parece.

Pinche aquí para ver el vídeo

Pinche aquí para ver el vídeo

La AECC estrena web

La Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) estrena web. Además de un nuevo look y algunas funcionalidades 2.0., la página incorpora una interesante bolsa de trabajo, directorios de blogueros y twitteros de la Asociación, noticias permanentemente actualizadas y una interesante agenda de congresos y eventos relacionados con la comunicación y la divulgación de la ciencia. Y, por supuesto, ya está en Facebook, y en Twitter, y en Linkedin. Como cuenta José Pardina en su blog, la sección de “noticias de la AECC” en esta nueva etapa tiene el propósito de que “los periodistas y divulgadores científicos den a conocer su proyectos, publicaciones, inquietudes e iniciativas profesionales; para servir no sólo como foro de encuentro e intercambio de información y noticias, sino también como escaparate de lo que están haciendo en cada momento los comunicadores de ciencia españoles en su país y en el mundo”.

Publicado en Sin categoría

Injusticia, injusticia, injusticia…

Me c… en el alumnado que no quiere venir a clase. Y en el que se enfada con papá y mamá porque no le han comprado lo que quería por haber suspendido. O en el que sí se lo han comprado pese a haber suspendido. Y en el que cree que tiene problemas o llora porque ha sacado un 7 en vez de un 9. Y en el que le da igual aprobar que suspender. Y en el que espera que se lo den todo hecho…

Injusticia

Fuente: http://tinyurl.com/yboqbma