AULES VIRTUALS. Tutorials de Gmail i Alta en Aules

Com que estem tenint molts problemes per a que els alumnes de 1r i 3r d'ESO aconseguisquen donar-se d'alta en les Aules Virtuals, he considerat oportú deixar uns tutorials per a facilitar-ho. Primer veureu que n'hi ha un per a crear un compte en Gmail. Tot i que la majoria d'alumnes tenen un compte ja creat en hotmail, yahoo, msn, etc. ; en la majoria dels casos quan et vols donar d'alta en les

AULES VIRTUALS. Tutorials de Gmail i Alta en Aules

Com que estem tenint molts problemes per a que els alumnes de 1r i 3r d'ESO aconseguisquen donar-se d'alta en les Aules Virtuals, he considerat oportú deixar uns tutorials per a facilitar-ho. Primer veureu que n'hi ha un per a crear un compte en Gmail. Tot i que la majoria d'alumnes tenen un compte ja creat en hotmail, yahoo, msn, etc. ; en la majoria dels casos quan et vols donar d'alta en les

La economía vista por un biólogo

Ante todo, no te fíes mucho de mí. Estas son cosas que digo como biólogo, no como economista. Seguro que de esto hay millones de personas que saben más que yo. Pero…

Podríamos definir economía como la ciencia que trata de la optimización del uso de recursos escasos y susceptibles de usos alternativos.

Escasez
Fuente: Así sucede

Pero a veces no entendemos bien el alcance de esa expresión. Para empezar, los mecanismos de optimización. No hay uno, sino varios, aunque la economía descansa en uno sobre todos los demás: la eficiencia de Pareto. Eso es una elección, no una obligación. Por tanto, cabrían muchas economías, aunque nos regimos más por una que por otras. La eficiencia de Pareto dice que el reparto será de tal manera que al incrementar el uso que alguien hace de algo, nadie empeore. Eso está pensado para ricos, sin duda. Porque la eficiencia de Pareto no dice nada acerca de si alguien tiene lo suficiente; dice que no le quites lo que tiene para crecer tú. Pero hay otras eficiencias. P. ej., que nadie baje de un umbral mínimo, aunque para ello haya que empeorar a los que más tienen. O a cualquier otro.

Por otro lado, el concepto de escasez. Si algo ha llegado a ser escaso hay que tratar de rectificar la situación. La economía debería ser una ciencia transitoria, para situaciones de emergencia con vocación de caducidad. Para situaciones en las que se han sobrepasado los límites de la sostenibilidad. Que algo tenga cabida en economía no es una buena noticia. Porque se ha tornado escaso. El uso de la economía para tratar un recurso debería ser transitorio.

Y el concepto de usos alternativos es el que más calado ofrece. Porque en él deberían estar incluidos también los usos alternativos futuros y desconocidos o parcialmente conocidos. Cosa que no se puede hacer. Eso significa que la economía opera, por definición, con información muy incompleta. Y que no debería conducir a situaciones irreversibles en ningún caso.

Anticopyright
Fuente: Circomper

Una economía que maximiza el dinero producido no es una economía fiable. Porque el dinero responde a los intercambios económicos y el afán de producirlos aumenta con la escasez. Para que haya mucho dinero debe haber mucha escasez. Una economía que no tiene en cuenta lo gratuito es una economía parcial, muy fragmentaria, que sólo atiende algunos aspectos. Ni siquiera los aspectos mayoritarios. Porque muchas cosas importantes son gratuitas. O se han convertido en artificialmente escasas para que generen dinero.

Por tanto, si los ecosistemas van mal, la economía, que es nuestro modo de toma de decisiones, está profundamente equivocada. ¿Puede ser válida una ciencia del siglo XVIII en el siglo XXI sin haber sufrido transformaciones más profundas que las que ha sufrido la sociedad?. Porque ni las relaciones sociales actuales son las mismas que en el siglo XVIII, ni los problemas acuciantes, imperativos, son iguales. ¿Se ha transformado la economía? Sí, claro, sin duda. ¿Se ha transformado a la misma velocidad que la sociedad o que las relaciones que mantenemos los humanos con nuestro entorno, sea éste más natural o más transformado? Creo que ni de broma.

Así, la economía es una ciencia lenta y poco fiable, que toma decisiones sobre la escasez ¡pero lo hace con información escasa e insuficiente!

Así nos va…

¿Existe algún otro sistema de optimización, de gestión óptima de los recursos? ¿Hay algún espejo en el que mirarnos? ¡Sí! Los ecosistemas.

Y la respuesta que dan a la disponibilidad de materia y energía es el aumento de la abundancia y/o la diversidad. Pero no cualquier aumento, no. Un aumento sostenible. En ecología también hay “burbujas financieras”, crecimientos explosivos. Pero se pagan caros. Y los ecosistemas han evolucionado de modo que esas burbujas, esos crecimientos explosivos, tienden a moderarse. No en todos los casos, pero sí como tendencia. Porque ninguno es sostenible.

Y sí, la economía puede responder por qué el oro vale más que el agua. Pero fíjate, la ecología no. ¿Cuál de las dos es más de fiar?

El mejor amigo del ser humano, el ratón (y el equipo de Manuel Hidalgo)

Hidalgo
Fuente: Noticias Médicas

Manuel Hidalgo y el equipo investigador en el que trabajaba, han publicado un logro médico muy llamativo. Por la vía que abre y por su resultado. Participaron en el tratamiento de un paciente con cáncer de páncreas. No sé si lo sabes, pero es un cáncer con uno de los peores pronósticos que hay, especialmente por lo difícil que es su detección precoz. Así, cuando se sabe que uno está afectado, el tumor suele haber progresado mucho e invadido diversas partes del cuerpo, haciendo que la esperanza de supervivencia a 5 años sea inferior al 2%.

Imagino los pensamientos de Mark Gregoire en 2006, con su cáncer muy avanzado. Tanto que le habían pronosticado pocas semanas más como horizonte de vida. Y, sin embargo, en 2011 ya tiene 65 años cumplidos. ¿Qué lo ha permitido?

El enfoque del equipo de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore en el que se integraba Manuel Hidalgo (que hoy está en el CNIO español). Consistió en realizar xenoinjertos. O sea, que le pasaron su cáncer a ratones. Y fueron probando con ellos diversos tratamientos. Porque un gran problema del cáncer es que aún no lo conocemos en profundidad. Hay diversos fármacos para cada caso y no todos son igual de eficientes. Ni siquiera la eficiencia se mantiene en el tiempo y puede requerirse cambiar el tratamiento. En el caso que nos ocupa, resultó que la mitomicina C era altamente eficaz. Pero si hubieran tenido que realizar esta búsqueda, este escrutinio de fármacos en el paciente, probablemente habría muerto. Por la toxicidad de las medicinas. Quizá no a la primera o a la segunda, pero habría quedado muy debilitado, con daños en diversos órganos. Es el gran problema de las quimioterapias.

Así, pasar el tumor a ratones y recrearlo en ellos, usarlos para estudiar los efectos de las diversas opciones terapéuticas, ha prolongado la vida de Mark Gregoire. Les permitió elegir el mejor tratamiento. Y no solo la ha ampliado, sino que ha mejorado la calidad de ese tiempo, mucho más allá de toda esperanza inicial.

Además, esto tiene una parte científica. Pues al secuenciar el ADN del paciente para identificar qué problemas genéticos podrían haberse presentado se detectó que ambos alelos del gen PALB2 estaban inactivados. Se sabe que ese gen interactúa con BRCA1 y BRCA2, cuyos productos son claves en la reparación de la doble hélice de ADN cuando sufre errores durante la mitosis. Eso significa que tenemos una diana terapéutica más contra el cáncer de páncreas. Y es posible que hasta un biomarcador para diagnóstico avanzado, que nos informe que el cáncer está en progresión con suficiente tiempo.

¿Se podrá trasladar este enfoque a otros tumores? ¿El enfoque de 1)hacer xenoinjertos para 2)encontrar la mejor medicina y 3)secuenciar el ADN para 4)investigar las causas del tumor y así mejorar aún más el conocimiento sobre ese cáncer? Ese es ahora el reto. ¿Qué hace exactamente la mitomicina C? ¿Con qué fármacos se podría combinar? ¿Cómo manipular la molécula para mejorar su acción, o para reducir sus efectos secundarios, o para las dos cosas?

Son preguntas todavía abiertas. Aún está por ver a dónde nos lleva esto (seguro que aún queda mucho trabajo por hacer), pero que sí permite soñar y que seguro anima a otros investigadores.

ResearchBlogging.orgVillarroel, M., Rajeshkumar, N., Garrido-Laguna, I., De Jesus-Acosta, A., Jones, S., Maitra, A., Hruban, R., Eshleman, J., Klein, A., Laheru, D., Donehower, R., & Hidalgo, M. (2010). Personalizing Cancer Treatment in the Age of Global Genomic Analyses: PALB2 Gene Mutations and the Response to DNA Damaging Agents in Pancreatic Cancer Molecular Cancer Therapeutics, 10 (1), 3-8 DOI: 10.1158/1535-7163.MCT-10-0893

Simbiosis vital y mortal

Mitocondria
Fuente: Profesor en Línea

Hay un orgánulo interesantísimo en nuestras células: la mitocondria. Y es muy interesante porque no es nuestro, realmente. ¡Es un orgánulo conquistado!

Los antepasados de nuestras células no tenían mitocondrias. De hecho, los antepasados de las mitocondrias vivían por su cuenta, fuera de las células, yendo de un sitio a otro libremente. Nuestros antepasados y sus antepasados eran, probablemente, enemigos. Quizá los células antiguas comían mitocondrias antiguas. Y, quizá, un día, uno de ellos, después de ser comido, aguantó dentro sin morirse. Ese día surgió la célula eucariota moderna, que sí tiene mitocondrias.

A eso se le llama simbiosis. Que quiere decir vivir juntos. Endosimbiosis, en realidad, porque es vivir juntos pero uno dentro de otro.

¿Por qué se unieron? Porque la célula le daba algo bueno a la mitocondria: refugio y nutrientes. La célula se ocupaba de buscar comida y guardaba dentro de sí a la mitocondria, protegida del exterior. Y la mitocondria, ¿para qué le servía a la célula? Porque sabe usar el oxígeno.

¿Cómo? ¿Que la célula sin mitocondria no sabía usar el oxígeno? Pues no, probablemente no.

El oxígeno es un problema muy gordo para la vida. Es una molécula muy reactiva. Eso quiere decir que se une a casi todo. Y, para unirse, primero tiene que romper. Por tanto, el oxígeno rompe casi todo. ¿Te imaginas una célula bañada en oxígeno puro? Sus moléculas se romperían en muuuuy poco tiempo.

Decididamente el oxígeno es un veneno peligrosísimo.

Pero las mitocondrias aprendieron, no solo a vivir con él, sino a utilizarlo. ¿Para qué? Para romper moléculas, claro. Y extraerles toda la energía posible. ¿Es que sin oxígeno no se pueden romper moléculas? Sí, pero poco. Eso significa que es difícil sacarles toda la energía que guardan en sus enlaces químicos. Con oxígeno tenemos más energía. Mucha más. De alguna manera, las mitocondrias aprendieron a domesticar el oxígeno y así convirtieron un veneno en un nutriente.

Romper sin oxígeno se llama fermentación. Romper con oxígeno se llama respiración celular. Y la fermentación da 18 veces menos energía que la respiración. Es 18 veces menos rentable.

¿Te imaginas la primera célula que tuvo mitocondrias, qué subidón de energía? De pronto, de la misma molécula que antes sacaba 1 unidad de energía, ¡ahora sacaba 18! Es como si te tomases un bocadillo y te diera la energía de 18 bocadillos de golpe. Es como comer una barrita energética, pero a lo bestia. Para que te hagas una idea. Si un coche hace 20 kilómetros con 1 litro de combustible, es como si ahora hiciera ¡360! ¿Te imaginas?

Pues sí, la célula con mitocondria prosperó. Prosperó tanto que dio lugar a todos los protoctistas, todos los vegetales, todos los hongos y todos los animales que ves hoy en el planeta. Le ha ido muy bien a la célula con mitocondrias.

¿O no tan bien?

Daño mitocondrial
Fuente: Purdue University

Hay un lado oscuro en todo esto, sí… ¡El agua oxigenada!

Las mitocondrias rompen moléculas con el oxígeno, pero eso no es gratis. Deja un residuo, deja basura, deja un desecho, que es agua oxigenada. Que, seguro que lo has visto alguna vez, se come la materia orgánica. Y es un veneno, también. No tanto como el oxígeno puro, pero hace daño, sí…

¡Y es que la vida es tóxica!

Además, las mitocondrias, con el paso del tiempo, cada vez funcionan peor. El agua oxigenada que producen, como desecho, las va gastando. No van igual de bien las mitocondrias de un niño recién nacido que las mitocondrias de una persona de 60 años. Con el tiempo, las mitocondrias se van rompiendo y van funcionando peor. Y eso significa que producen más agua oxigenada de la cuenta y que se les escapa el oxígeno. Es decir, que envenenan a la célula desde dentro. Sí, con el tiempo las mitocondrias son las responsables de que las células mueran. ¿Qué es el envejecimiento? Cuando en nuestro cuerpo empiezan a morir más células de las que nacen. Y eso pasa por culpa de las mitocondrias. Al menos en parte…

Las mitocondrias les han dado mucha energía a las células y les han permitido vivir muy bien, pero también les han puesto fecha de caducidad.

¿Hay alguna esperanza?

Pues sí… Nuestro cuerpo sabe fabricar mitocondrias nuevecitas, a estrenar. Pero no para nosotros, no, no para nuestro cuerpo. Esas mitocondrias nuevecitas están en los óvulos. Son para nuestros decendientes. ¡Ay! Si aprendiéramos a obtener mitocondrias nuevas podríamos, quizá, un día, aprender a sustituir nuestras mitocondrias viejas. Incluso ya adultos…

¿Dónde están las personas que lograrán eso? Yo lo sé… ¡Estudiando! Al final, la muerte debería ser una meta a batir… ¿O no? Quizá sea tarde para mí, quizá también para ti. ¿Pero y para tus hijos cuando los tengas? ¿Por qué no?


Envejecimiento. Aubrey de Grey (2)
Cargado por raulespert. - Más vídeos de ecología, sostenibilidad y economía social.

¿Qué empresas nos sacarán del problema? Éstas no, que no saben de CTMA

Describía muy bien Juan Luis Cebrián, el otro día, en El País, la situación actual. Estamos en un momento terminal del sistema económico. Es una crisis sistémica, de la que no se sale sin cambiar algo. O mucho. ¿O todo? No, creo que todo no… No es un tiempo de revolución, parece… Aunque después de las noticias de Túnez y Argelia nunca se sabe…

Este tipo de acontecimientos marcan una inflexión en la historia de la humanidad, delimitan un cambio de paradigma. El mundo no es ya más el que era después de que se producen, pero no como consecuencia de los destrozos o alteraciones que provocan, sino porque el mismo mundo ya había cambiado antes, aunque los gobernantes y las opiniones públicas no se hubieran percatado de ello. Las crisis sistémicas constituyen el efecto y no la causa de dichos cambios.

¿Qué es lo que había cambiado antes, que es lo que ha dado paso a esta crisis? Muchas cosas, como indica él. Pero creo que detrás de esto está también el agotamiento del enfoque económico que ha regido los últimos 60 años. Que ha consistido en consumir masivamente como manera de crecer. Consumir sin tasa, sin prioridad, sin límite… Esta manera de actuar pasa factura en un mundo finito, en el que los recursos están limitados. Es una manera en la que buscábamos vivir todos como ricos. Todos (o la mayoría de) los occidentales, claro… Y las materias primas son finitas y se están encareciendo a niveles peligrosos. Y la vulnerabilidad ante los eventos climáticos cada vez más frecuente (sequía en Rusia, heladas en Gran Bretaña, . Y…

Si ese nivel de consumismo desaforado fuera para algo decente… Si ahí nos jugáramos la vida… pues vale. Y si las empresas que lo alimentan jugaran limpio, pues vale también. Pero no juegan limpio. Y nosotros picamos y nos convertimos en cómplices con inusitada facilidad. Olvidando qué es un recurso y su finitud.

¿Que no te crees que no juegan limpio? Dedica una horita a mirar este documental de La 2. A mi, cada minuto, me mereció la pena. Me hizo ver que muchos empresarios y gestores tienen poca idea de Ciencias de la Tierra y el Medio Ambiente. Que no se les puede confiar la salida de la crisis a ellos, a los que nos han traído aquí.

Sé que éste es un post muy exigente en las referencias que te he incluido (por su densidad y su longitud y el tiempo que te llevaría verlas todas). Pero es que el tema… yo lo veo grave. Creo que la siguiente generación no va a tener el nivel de vida que he tenido yo o el que disfrutamos todavía hoy.

Comprar, tirar, comprar


Reutilizando la respiración

¿Y a mí que eso de dividir al ser vivo no me cuadra? Esa clasificación tan exacta, tan perfecta, en nutrición, relación, reproducción…

Te pongo un ejemplo. ¿Para qué sirve la respiración? Está claro que para ofrecernos nutrientes (oxígeno) y eliminar desechos (dióxido de carbono, fundamentalmente). Si te fijas, justo lo contrario que la fotosíntesis, en la que el nutriente es el CO2 y el desecho el O2

Pues en los humanos la respiración sirve para algo más. Para relacionarnos. Bueno, en los humanos y en muchos otros animales terrestres, especialmente las aves. Es lo que hoy hemos aprendido Laura, de 3º de ESO, y yo. Porque la respiración, en los animales con laringe, sirve para mover unos músculos especiales, llamados cuerdas vocales. En realidad la espiración, la expulsión de aire desde los pulmones hacia el exterior. O sea, que lo que funciona para relacionarnos es expulsar CO2. Casi podríamos decir que el último uso que le damos nosotros a ese desecho es hablar gracias a él.


Origen de la laringe: Comunicacion entre animales
Cargado por raulespert. - Vídeos sociales y ecológicos.

Cuando vibran, las cuerdas vocales mueven el aire. Y el aire también vibra y esa onda viaja. Hasta el oído. Donde de nuevo conjugamos el verbo vibrar. Esta vez una fina membrana de piel, el tímpano, conectada con un mecanismo que agita un líquido. Y ese líquido, al moverse, activa neuronas. Nosotros, con el cerebro, interpretamos lo que nos dicen esas neuronas como sonido. Si se movieron mucho, oímos más fuerte. Si se movieron rápido, oímos más agudo. Y agrupamos esos sonidos para entenderlos como palabras, las cuales hemos relacionado con imágenes en nuestro cerebro.

¡Ha nacido el lenguaje!

¿Te has fijado? La respiración, que inicialmente era nutrición, ha terminado influyendo en los músculos para hacer que agiten el aire. Y ha creado el oído y ha modificado el cerebro…

No, no, definitivamente es muy complicado dividir a un ser vivo de una manera exacta: “esto es nutrición, esto es relación…”. No. Más bien, todo puede servir para todo. Y la respiración es un buen ejemplo, pero no el único.

Y a todo esto… Lo que hacen los pulmones no se llama realmente respiración sino ventilación. Pero eso es otra historia…

Las funciones vitales en la membrana

Te contaba hace poco que la vida son cuatro cosas. Bueno, son algunas más, la verdad. Pero, simplificando, sí, sí, son tres y otra. Nutrirse, relacionarse, reproducirse, por un lado; y hacerlo mejor que otros con los que tenemos que compartir recursos escasos (competir, vamos).

Esas funciones vitales se dan ya en el elemento más pequeño que tiene vida. La célula. Y se dan en una parte a la que pocos hacen mucho caso. Todo el mundo conoce el núcleo de la célula, sí. Es la parte famosa. Allí está el ADN, el código donde está escrito mucho acerca de cómo somos. Y eso nos ciega, no nos deja ver otras partes de la célula muy importantes.

La membrana, por ejemplo. Que es de lo que te quiero hablar hoy.

En la membrana hay nutrición, hay relación y hay competencia. La membrana es un órgano de la célula implicado en más funciones que el ADN, cuyo único papel más o menos activo es la reproducción.

En la membrana hay nutrición porque hay transportadores. Un transportador es una proteína que se abre y se cierra. Y como es una proteína, tiene forma. Que es, quizá, la característica más importante de las proteínas: tener forma. Así, el transportador es una puerta que se abre y se cierra, pero no para que pase cualquier sustancia, no. Sólo la que encaje con él. Por tanto, la membrana es un filtro. Abriendo y cerrando sus transportadores deja entrar sólo lo que quiere dejar entrar. O salir, que los transportadores también sirven para expulsar.

La membrana, gracias a sus transportadores, lleva a cabo la nutrición.

En la membrana hay relación porque hay receptores. Que son proteínas que tienen forma. En ellas encaja otra sustancia que haya en el medio externo a la célula. Y solo ella. Se trataría de una sustancia que indique algo, que sea señal de algo. Y si está y encaja, la célula se activa, se pone en marcha algo para dar respuesta a aquello asociado a la molécula que ha captado.

La membrana, gracias a sus receptores, lleva a cabo la relación.

¿Y la competencia? Con transportadores y receptores que se abren más eficientemente, más exactamente. A veces también con nuevos transportadores y receptores. Competir, para las células, es ser más rápidas, más exactas, más completas gracias a sus transportadores y receptores.

Así de sencillo… ¿O no?

Pues no del todo. He exagerado mucho en este post. He sido muy categórico. En líneas generales es cierto lo que te pongo, pero hay muchos matices que en menos de 450 palabras no me caben. Esos aparecerán otro día, en otro post, seguro… :)