Un combo prometedor!

Hola… les voy a contar un “combo” que instale con éxito en una sala de computación.

Comencemos con la descripción del hard:
Servidor: AMD 2500, 3 Gb RAM, HD 160 Gb, dos placas de red.
Terminales,10: entre Celeron y AMD 1500 con 1Gb Ram, con 256 Mb, con una placa de red cada una
Switch Micronet 10/100 de 24 bocas

Empecemos explicando…
Cuando nos referimos a TCOS (Thin Client OS), nos referimos a un conjunto de aplicaciones que corren en un servidor, que provee de servicios a terminales “bobas” (thin client)
Tuquito es una distribución del sistema operativo GNU/LinuxLinux originaria de Argentina y basada en Debian GNU/Linux y Ubuntu.
Sugar, es la Interfaz gráfica de usuario que está en desarrollo para el proyecto OLPC, sigla en inglés de “One Laptop Per Child” en español “Una Computadora Portátil por Niño”

Manos a la obra…
Descargamos la imagen iso de Tuquito desde aquí.
La grabamos en un CD o un pendrive.
Utilizando ese medio, booteamos el equipo y procedemos a realizar la instalación acorde al equipamiento. Idioma, Teclado, Zona Horaria, lugar donde se creará y copiará el sistema.
Una vez finalizada la operación y reiniciamos como se indica, y luego procedemos a actualizar el sistema y a reiniciarlo nuevamente para que los cambios surtan efecto.
Desinstalamos network-manager.
Configuramos las placas de red con IP’s fijas, de modo que una placa, recibirá la conexión a Internet y la otra se conectará al switch.
En nuestro caso; eth0, a Internet (al router 192.168.1.1, con DHCP deshabilitado) con IP: 192.168.1.250, netmask 255.255.255.0, network 192.168.1.0, gateway 192.168.1.1
Eth1, conectada al switch, con IP: 192.168.0.250, netmask 255.255.255.0, network 192.168.0.0 (sin gateway !!)
Reiniciamos el servicio de red con el comando, desde consola, sudo /etc/init.d/networking restart
Abrimos una consola para trabajar con los siguientes comandos:
sudo gedit /etc/apt/sources.list
Agregamos los repositorios de TCOS: deb http://www.tcosproject.org/ maverick main experimental
Guardamos y salimos del editor.
Actualizamos con sudo aptitude update (sale un error al final porque no encuentra la llave)
Instalamos el conjunto de llaves de TCOS con:
sudo aptitude install tcos-keyring
Volvemos a actualizar.
PRIMERO instalamos DnsMasq con sudo aptitude install dnsmasq
Luego instalamos el paquete TCOS con sudo aptitude install tcos tcosmonitor tcos-configurator
Despues de haber terminado el proceso de descarga e instalacion, yo recomiendo reiniciar el GDM o el equipo (en ocaciones al reiniciar GDM se queda “congelada”)
A continuación, nuevamente desde consola de terminal, vamos a editar el archivo /etc/gdm/gdm.conf-custom
Allí verificamos los siguientes datos:

[daemon]
RemoteGreeter=/usr/lib/gdm/gdmgreeter

TimedLogin=/usr/sbin/tcos-gdm-autologin|
TimedLoginEnable=true
TimedLoginDelay=5[security]
AllowRemoteAutoLogin=true 

[xdmcp]
Enable=true
MaxSessions=30

Si se quiere optar por realizarlo en forma grafica, se utilizará TCOS-configurator (Sistema –> Administración –> Configuración del servidor TCOS)
Configuración del servidor TCOS

Nuevamente reiniciamos GDM con sudo /etc/init.d/gdm restart o como dije antes, el equipo.
Configuramos dnsmasq en las siguientes pestañas, como así tambien la cantida y nombre de los usuarios a crear
Configurando dnsmasq

Y luego generamos las imágenes de arranque para los terminales con TCOS-config (Sistema –> Administración –> TCOS-config)
generar imágenes

En esta aplicación debemos prestar atención al equipamiento que poseemos y las características que queremos tener disponibles.
Hasta aquí la parte más engorrosa y tediosa del trabajo.
Reiniciamos a los terminales haciendo que se inicien booteando desde la red (PXE en su mayoría), y si todo andubo bien en primer lugar surge la pantalla de TCOS Project, despues comienza la carga de la imágen, para aparecer en la pantalla de acceso de Tuquito.
Los nombres de los usuarios creados coinciden con sus password, por lo que si desean cambiarlos deberán realizarlo a mano.
Sugar se va instalar como una aplicación dentro del manú principal –> Educación o bien como entorno de trabajo desde la pantalla de acceso.
Para realizarlo utilicé los pasos que se detallan en esta página.
Los sintetizo:

En una terminal ejecutar:

sudo su
cd /etc/apt
gedit sources.list

Agregar esta línea al archivo

deb http://bazaar-download.sugarlabs.org/Trisquel%3a/4.0/Ubuntu-10.04 ./

En una terminal entonces:
sudo su
gpg –keyserver keys.sugarlabs.org –recv-keys 75BB5FDF
gpg –armor –export 75BB5FDF | apt-key add -
sudo apt-get update
sudo apt-get install sweets-distribution

Ahora solo resta instalar, del modo que más les agrade las diferentes aplicaciones que utilizarán las terminales, en el servidor.

NO OLVIDAR: Es posible que sea necesaria la actualización del sistema Sugar, para ello ir a los ajustes del usuario, ingresara Actualizacion de software.
Si desean instalarle otras aplicaciones… nos escribinos luego!! ;)

Espero que les sirva!!

Fuentes:
Tuquito www.tuquito.org.ar
TCOS www.tcosproject.org / argentina.tcosproject.org
Sugar http://ar.sugarlabs.org/go/Tuquito%2BSugar

Neurociencia: Cien Billones de Conexiones

" Artícle publicat en Camp de Margarides per l'alumne Guillem Garcia de 2n Batxillerat en l'assignatura de Biologia."  Este artículo científico le he encontrado en la revista "Investigación y Ciencia" de marzo del 2011 con el título "Cien billones de conexiones". La neurociencia pese a todos sus logros aún no es capaz de responder ¿como surge la mente? o ¿como se organizan las neuronas? Una de

Neurociencia: Cien Billones de Conexiones

" Artícle publicat en Camp de Margarides per l'alumne Guillem Garcia de 2n Batxillerat en l'assignatura de Biologia."  Este artículo científico le he encontrado en la revista "Investigación y Ciencia" de marzo del 2011 con el título "Cien billones de conexiones". La neurociencia pese a todos sus logros aún no es capaz de responder ¿como surge la mente? o ¿como se organizan las neuronas? Una de

Espermatogénesis en el laboratorio

 Post publicat en Camp de Margarides per l'alumna Inés Toran de 2n Batxillerat  en Biologia Humana Leyendo alguna noticia me ha llamado la atención esta sobre la producción de esperma en el laboratorio, publicada en el El Mundo y también en Europa Press. Producir espermatozoides a partir de células reproductivas masculinas es un proceso muy complejo y largo, y es por eso por lo que ha sido tan

Espermatogénesis en el laboratorio

 Post publicat en Camp de Margarides per l'alumna Inés Toran de 2n Batxillerat  en Biologia Humana Leyendo alguna noticia me ha llamado la atención esta sobre la producción de esperma en el laboratorio, publicada en el El Mundo y también en Europa Press. Producir espermatozoides a partir de células reproductivas masculinas es un proceso muy complejo y largo, y es por eso por lo que ha sido tan

Aparells Digestiu i Excretor. Alumnes Biologia Humana

Dintre del cicle d'exposicions de treballs de Biologia Humana de 2n de Batx. hui presentem l'exposició i treballs sobre l'aparell digestiu i excretor elaborats per Regina, Abel i Inés. Els diferents documents els podeu veure en: 1.Document de text en aquest enllaç 2.Document amb activitats que els "professors" han preparat per als alumnes en aquest altre 3.La pràctica de la dissecció del ronyó

Aparells Digestiu i Excretor. Alumnes Biologia Humana

Dintre del cicle d'exposicions de treballs de Biologia Humana de 2n de Batx. hui presentem l'exposició i treballs sobre l'aparell digestiu i excretor elaborats per Regina, Abel i Inés. Els diferents documents els podeu veure en: 1.Document de text en aquest enllaç 2.Document amb activitats que els "professors" han preparat per als alumnes en aquest altre 3.La pràctica de la dissecció del ronyó

El alcohol, nocivo cerca de la gestación

Como podrá suponerse, se han efectuado infinidad de investigaciones -tanto en animales como en seres humanos- sobre los efectos del alcohol en el organismo. En particular, son muy numerosos los estudios que hacen foco en las consecuencias de su ingesta durante la gestación.

Sin embargo, la gran mayoría de estos trabajos analiza las secuelas provocadas por una dosis aguda de esta sustancia o, si no, por su consumo crónico a lo largo de toda la preñez.
Ahora, un equipo interdisciplinario de científicos argentinos decidió evaluar qué sucede cuando la madre toma alcohol en pequeñas cantidades, y solamente durante el período perigestacional, es decir, desde pocos días antes de la fecundación hasta que el embrión inicia el desarrollo de los órganos. 

Como, lógicamente, estas pruebas no pueden efectuarse directamente en seres humanos, para estos experimentos se usan ratones. "El ratón es universalmente utilizado para estos estudios porque tiene homología con el desarrollo embrionario y placentario humano", señala la doctora Elisa Cebral, investigadora en el Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias del Conicet, y en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEyN) de la UBA.
Los
resultados de estos trabajos, que dieron lugar a varias publicaciones científicas, muestran que cuando las hembras ingieren alcohol -sólo durante el período perigestacional y en una concentración equivalente a la que tiene el vino-, se producen alteraciones en la madre y en el embrión.

"Se observa una menor vascularización de la placenta, retraso en el crecimiento del embrión y una elevada frecuencia de embriones anormales, con anomalías en la formación del sistema nervioso central. Incluso, nosotros encontramos anomalías óseas, tanto en la formación del cráneo como de las extremidades", revela Cebral.
"Pero lo más novedoso -añade- es que, cuando las hembras dejan de beber alcohol a los pocos días de iniciada la preñez, igualmente esas alteraciones aparecen en el feto. Esto habla de que el daño producido es temprano e irreversible, lo que no se había descripto antes porque lo que se suele hacer en este campo de estudio es exponer a las hembras al alcohol durante todo el tiempo de gestación y, después, ver los efectos en las crías."

Ahora, un nuevo trabajo del grupo, que acaba de ser aceptado para su publicación en la revista científica Cell Biology and Toxicology , encara otro aspecto novedoso de los efectos del alcohol durante el período perigestacional: su probable genotoxicidad, es decir, si provoca algún daño en el ADN. "Encontramos que la ingesta de alcohol durante un período breve -desde 17 días antes de la concepción hasta diez días después- provoca un aumento en la frecuencia de micronúcleos en las células de médula ósea de las hembras preñadas y, también, de las no preñadas, lo que podría estar revelando roturas en el ADN o un retardo en la migración de los cromosomas durante la división celular. Esto último podría dar lugar a aneuploidías, es decir, a células con un número anormal de cromosomas", informa la doctora Marta Mudry, investigadora del Conicet en el Departamento de Ecología, Genética y Evolución de la FCEyN. "Además, encontramos que esos 27 días de alcohol provocan alteraciones morfológicas de los óvulos y de los espermatozoides", completa.
Las investigadoras insisten en aclarar que se trata de un estudio en ratones y que, por lo tanto, estos resultados no deben extrapolarse a lo que podría ocurrir en el organismo humano. No obstante, a la hora de hacer analogías, aceptan que se trata de un modelo que reflejaría los efectos de un "alcoholismo social" (algo así como dos a tres copas de vino diarias) por un lapso que va desde varias semanas antes de la concepción hasta el final del primer trimestre del embarazo.
En cualquier caso, Mudry advierte que los estudios de genotoxicidad reflejan los efectos en el ADN de la exposición a sustancias, "que generalmente pasa inadvertida porque forma parte de nuestros hábitos diarios".
Ambas investigadoras advierten: "El nuestro es un modelo «limpio», porque sólo exponemos a los animales al alcohol. Es decir, estos ratones no padecieron desnutrición, ni utilizaron fármacos, ni estuvieron expuestos a fármacos, a contaminantes del ambiente u otros factores a los que los humanos sí estamos expuestos. Por lo tanto, si quisiéramos hacer el ejercicio de comparar, es probable que nuestro riesgo sea aún mayor".
Centro de Divulgación Científica de la Facultad de Ciencias Exactas, UBA

Fuente: La Nación

El alcohol, nocivo cerca de la gestación

Como podrá suponerse, se han efectuado infinidad de investigaciones -tanto en animales como en seres humanos- sobre los efectos del alcohol en el organismo. En particular, son muy numerosos los estudios que hacen foco en las consecuencias de su ingesta durante la gestación.

Sin embargo, la gran mayoría de estos trabajos analiza las secuelas provocadas por una dosis aguda de esta sustancia o, si no, por su consumo crónico a lo largo de toda la preñez.
Ahora, un equipo interdisciplinario de científicos argentinos decidió evaluar qué sucede cuando la madre toma alcohol en pequeñas cantidades, y solamente durante el período perigestacional, es decir, desde pocos días antes de la fecundación hasta que el embrión inicia el desarrollo de los órganos. 

Como, lógicamente, estas pruebas no pueden efectuarse directamente en seres humanos, para estos experimentos se usan ratones. "El ratón es universalmente utilizado para estos estudios porque tiene homología con el desarrollo embrionario y placentario humano", señala la doctora Elisa Cebral, investigadora en el Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias del Conicet, y en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEyN) de la UBA.
Los
resultados de estos trabajos, que dieron lugar a varias publicaciones científicas, muestran que cuando las hembras ingieren alcohol -sólo durante el período perigestacional y en una concentración equivalente a la que tiene el vino-, se producen alteraciones en la madre y en el embrión.

"Se observa una menor vascularización de la placenta, retraso en el crecimiento del embrión y una elevada frecuencia de embriones anormales, con anomalías en la formación del sistema nervioso central. Incluso, nosotros encontramos anomalías óseas, tanto en la formación del cráneo como de las extremidades", revela Cebral.
"Pero lo más novedoso -añade- es que, cuando las hembras dejan de beber alcohol a los pocos días de iniciada la preñez, igualmente esas alteraciones aparecen en el feto. Esto habla de que el daño producido es temprano e irreversible, lo que no se había descripto antes porque lo que se suele hacer en este campo de estudio es exponer a las hembras al alcohol durante todo el tiempo de gestación y, después, ver los efectos en las crías."

Ahora, un nuevo trabajo del grupo, que acaba de ser aceptado para su publicación en la revista científica Cell Biology and Toxicology , encara otro aspecto novedoso de los efectos del alcohol durante el período perigestacional: su probable genotoxicidad, es decir, si provoca algún daño en el ADN. "Encontramos que la ingesta de alcohol durante un período breve -desde 17 días antes de la concepción hasta diez días después- provoca un aumento en la frecuencia de micronúcleos en las células de médula ósea de las hembras preñadas y, también, de las no preñadas, lo que podría estar revelando roturas en el ADN o un retardo en la migración de los cromosomas durante la división celular. Esto último podría dar lugar a aneuploidías, es decir, a células con un número anormal de cromosomas", informa la doctora Marta Mudry, investigadora del Conicet en el Departamento de Ecología, Genética y Evolución de la FCEyN. "Además, encontramos que esos 27 días de alcohol provocan alteraciones morfológicas de los óvulos y de los espermatozoides", completa.
Las investigadoras insisten en aclarar que se trata de un estudio en ratones y que, por lo tanto, estos resultados no deben extrapolarse a lo que podría ocurrir en el organismo humano. No obstante, a la hora de hacer analogías, aceptan que se trata de un modelo que reflejaría los efectos de un "alcoholismo social" (algo así como dos a tres copas de vino diarias) por un lapso que va desde varias semanas antes de la concepción hasta el final del primer trimestre del embarazo.
En cualquier caso, Mudry advierte que los estudios de genotoxicidad reflejan los efectos en el ADN de la exposición a sustancias, "que generalmente pasa inadvertida porque forma parte de nuestros hábitos diarios".
Ambas investigadoras advierten: "El nuestro es un modelo «limpio», porque sólo exponemos a los animales al alcohol. Es decir, estos ratones no padecieron desnutrición, ni utilizaron fármacos, ni estuvieron expuestos a fármacos, a contaminantes del ambiente u otros factores a los que los humanos sí estamos expuestos. Por lo tanto, si quisiéramos hacer el ejercicio de comparar, es probable que nuestro riesgo sea aún mayor".
Centro de Divulgación Científica de la Facultad de Ciencias Exactas, UBA

Fuente: La Nación