La Informática Prohibida (2)

En una publicación anterior, expliqué los motivos de la creación del blog La Informática Prohibida:

"La Informática Prohibida es un blog creado para que se tengan en cuenta los contenidos de Informática, Computación y las TIC en la NES (Nueva Escuela Secundaria) de la CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires)."

Y en esta oportunidad, quiero destacar que las opiniones provienen de entrevistados que desempeñan distintas funciones y son especialistas en distintas materias y áreas del conocimiento: 
Lengua y Literatura, Biología, Matemática, Tecnología, Informática, Historia, Química, Inglés, un Asesor Pedagógico Digital, un Bibliotecario, una Vicedirectora, varias Referentes y Tutoras del Plan Conectar Igualdad...

...Todos coincidimos en que es necesario que exista un espacio específico  en la secundaria donde se le enseñe a los alumnos los contenidos informáticos.  Ya que tienen derecho a aprender en la escuela lo que no saben y es fundamental para su cursada y para desempeñarse en su vida fuera de ella, para la continuidad de sus estudios y para su futuro desempeño laboral...

Veamos a qué me estoy refiriendo (haciendo clic en los nombres se pueden ver las entrevistas completas):

Cecilia Ferrante (Capacitadora del Equipo Técnico Regional de la Provincia de Buenos Aires en las áreas de Química (Nivel Medio) y Ciencias Naturales (Nivel Primario). Consultora para la OEI en Nuevas Tecnologías y Química. Especialista sobre Química y TIC para Educar. Profesora de Nivel Medio en Química en CABA y Pcia. de Bs As): "Se necesita de una materia en la escuela para que los chicos aprendan el uso de las TIC y luego poder aplicarlas tanto en otras disciplinas como en su vida cotidiana. Para que los alumnos estén digitalmente alfabetizados para la Sociedad del Conocimiento es necesaria la inclusión de la materia TIC en la formación básica."

Marisa Elena Conde (Especialista en Tecnología Educativa de la UBA, Profesora en Técnicas Informáticas aplicadas a la Computación, Diplomado Superior en Ciencias Sociales con mención en Educación y Nuevas Tecnologías de FLACSO, Tutora en entornos e-learning para el Programa Nacional Conectar Igualdad): "...el Profesor de Informática tiene que planificar e interactuar con todos los colegas de forma tal que se trabaje en forma transversal. En mi caso el 90% de las actividades son transversales. Eso se logra porque siendo docente de informática allano las dificultades que mis colegas no podrían resolver porque no son especialistas."

Amalia Boccolini (Profesora de Informática y Tecnología, Tutora Virtual de Conectar Igualdad y ETJ (Equipo Técnico Jurisdiccional) Nivel Superior Ministerio de Educación Santa Fe): "Ni los docentes de las demás áreas deber ser “obligados” a enseñar TIC... Ni los alumnos deben ser privados de formarse en el área qué más destacan como conocimiento obtenido en las escuelas, a la hora de confeccionar un curriculum que los habilite a conseguir un trabajo digno."

Rosana Pulido (Profesora de Castellano, Literatura e Historia; Lic. en Gestión Educativa, maestrando en la carrera de Políticas educativas de la UNTREF. Profesora de Lengua y Literatura, Educación Cívica, Comunicación y medios en secundaria y en profesorado Instituciones educativas y Políticas educativas en la CABA y Pcia. de Bs.As.): "...se centran en la necesidad de resolver los requerimientos del uso de redes y de juegos. Por lo general los programas que se usan para estudiar (como el CmapTools, entre otros) son totalmente desconocidos por ellos. Ni siquiera conocen la denominación TIC."

Ricardo Leithner (Docente en Informática y Tecnología en escuelas de nivel medio, primario e inicial en la CABA: "debe existir un espacio propio. Realmente me parece increíble que se suponga innecesario ese lugar en la educación actual. ¿Alguien puede pensar que sencillamente su aplicación práctica brinda todos los elementos necesarios para dominarla? No sé, con otras materias no pasa lo mismo. A nadie se le ocurre eliminar “Lengua” porque se trabaja transversalmente en todas las demás áreas."

Gabriela M. Spadoni (Profesora de Historia en escuelas medias de Santa Fe. Licenciada en Educación. Tutora en Conectar Igualdad): "Se percibe además que no alcanza con la explicación general respecto al uso de variadas herramientas, la demanda individual ante una mínima dificultad es muy alta, y por lo tanto, requiere que dichas herramientas sean trabajadas previamente por un referente TIC (Profesores de Informática o Computación, por ejemplo), junto a los alumnos."

Mónica Conti (Traductora Pública de inglés, Profesora en lengua extranjera (inglés): ..."Habrá casos de alumnos que puedan cumplir con dichas actividades (transversales), pero mi experiencia personal ha demostrado que la gran mayoría necesita acompañamiento específico en el uso de las TIC..."

Claudia Scarfó (Profesora de Matemática en la CABA): "Los alumnos no saben informática sólo hacen uso de algunas herramientas, lo que está muy lejos de interpretarse como un conocimiento de los usos y aplicaciones que abarcan la materia."

Marina Fernández (Profesora de Psicología y Cs. de la Educación. Especialista en TIC y Educación e E-learning): "La familiaridad que tienen los niños y los adolescentes con algunos recursos y herramientas, conduce a pensar –equivocadamente, según mi visión- que ellos ya lo saben todo y quienes transitamos las aulas recurrentemente debemos dar explicación de cuestiones que demuestran que ser un “nativo digital” –un término provocador al que me gusta apelar para precisamente disparar el debate- no implica conocer y aplicar las herramientas tecnológicas con idoneidad. Si somos responsables, no podemos permitir que los alumnos solo “toquen de oído”, debemos prepararlos para ser productores, responsables y críticos."

José Miguel Palma (Docente de Biología, Educación para la Salud y Botánica en la CABA. Fundador y webmaster del portal de educación del Ministerio de Educación de la CABA, desde 1995 hasta 2009): ..."contar con un espacio curricular en el ciclo básico que les permita a los chicos conocer, utilizar aplicando en forma transversal y creando con recursos TIC, les daría una ventaja enorme en la construcción de contenidos (conceptuales, procedimentales y de valor) que les sean significativos."

Enrique A. Quagliano (Profesor de Educación Tecnológica, TIC, Tecnología , Computación, Robótica en escuelas primarias y secundarias en Rosario, Provincia de Santa Fe): "Que (La Informática) esté incluida en las terminalidades técnicas cae de maduro. Lo que no se entiende es que no se considere necesaria en las otras orientaciones. Da un poco de vergüenza ajena tener que explicar la obviedad de la necesidad de que los pibes aprendan a usar estas tecnologías, así que me excuso de hacerlo."

Alejandro Robledo (Referente Provincial Para la formación Docente - Progama Conectar Igualdad. Profesor de nivel superior en Didáctica General, Enfoque Histórico Político de la Educación Argentina): "La discusión sobre si incluir asignaturas de Informática en los planes de estudio o modificar las materias convencionales teniendo en cuenta la presencia de las TIC creo que está superada, ambas han de ser tomadas en consideración ya que no se contraponen."

Silvina Busto (Profesora de Matemática y de Informática (Instituto Nacional Superior del Profesorado “Dr. Joaquín V. González”): "... en la provincia de Buenos Aires la única materia vinculada al área que quedó en las escuelas medias es NTICx que se da en cuarto año. Considero muy apropiados los contenidos de su Diseño Curricular, pero son muchos para verlos sólo en un año y en dos horas semanales. Sería ideal poder comenzar a darlos en el ciclo básico, profundizar sobre ellos y aplicarlos e incluirlos en proyectos interdisciplinarios."

Alejandro Gelmini (Analista de Sistemas y Master en Informática Administrativa. Asesor Pedagógico Digital en INTEC (Ministerio de Educación - C.A.B.A.): "La aproximación de los alumnos a los conocimientos informáticos a través de herramientas como el manejo de redes sociales es condición necesaria pero no suficiente para poder decir que están alfabetizados digitalmente. Es como decir que un alumno sabe de música por tener la habilidad de bajar contenidos musicales de la web y ser capaz de reproducirlos en sus dispositivos móviles."

Andrea Rocca (Profesora de Informática y referente TIC en la EEM Nº 3 DE 7 de la CABA. Y Profesora en la Tecnicatura en Análisis de Sistemas en el IFTS19): "Informática debe dictarse como una materia que se alimente de las necesidades de las demás. Ya no ese paradigma estático "Word, Excel, Powerpoint" al que lamentablemente aún se aferran muchos de mis colegas, sino un espacio donde se le brinden a los alumnos las herramientas informáticas que los ayuden a mejorar su capacidad cognitiva y su capacidad de expresión."

María Gabriela Cristiani (Profesora de Informática en la CABA. Lic. en Educación en la UBA especializada en Tecnología Educativa): ..."los docentes de otras materias no tienen por qué ocuparse de enseñar Informática, y aún si tuvieran la buena voluntad de hacerlo, sería algo meramente operativo, lo necesario para sacar adelante tal o cual actividad, pero nos quedaríamos en un conocimiento superficial que poco tendría que ver con la profundidad y especificidad con que (los contenidos) son tratados, o deberían serlo, en un espacio curricular propio."

Leonora Daniela Mazza (Profesora Nivel Pre-primario con Especialización en Informática Educativa): ..."soy de las que sostienen que la informática debería ser utilizada como un recurso didáctico más, distinto de los demás, para aprender sobre las distintas materias. Pero, también debemos aprender a utilizar las herramientas informáticas (como materia), es decir, ambas posturas deben convivir para que esto funcione."

Fernando Gabriel Gutierrez (Bibliotecario, Profesor en secundaria del área Comunicación Social y Periodismo, Profesor en nivel terciario): "Siempre escucho a ministros, funcionarios, especialistas, investigadores sobre la “revolución” digital que estamos viviendo en las aulas (?). Sin embargo, noto que la disciplina más relacionada con ella está siendo totalmente invisibilizada y difuminada en una visión transversal, como si cualquier disciplina se apropiase desde su epistemología de la tecnología informática en forma natural."

Paula Sofia (Vicedirectora, Profesora de Historia en la CABA y Profesora en la UBA): "Podrían (aprender transversalmente), pero quedaría supeditado a la buena voluntad de cada docente (ya que estos contenidos no forman parte obviamente de la currícula de ninguna otra materia) e implicaría una pérdida de tiempo para el que quiera que sus alumnos trabajen con estas herramientas. A su vez, de esa forma, sólo se usarían estos recursos en clases cuyos docentes tengan un muy buen manejo de los mismos para enseñarlos previamente, lo cual es un obstáculo para que estas prácticas se extiendan y generalicen."

Miguel Angel González (Analista de sistemas, tiene Postítulo de formación docente, Docente en la Pcia. de Bs.As.): "No resulta suficiente el uso transversal (de las TIC), ya que se utiliza para contenidos muy acotados y generalmente repetitivos. Además se suma la problemática de que no todos los docentes de otras áreas tienen la capacitación necesaria para trabajar con estos contenidos."

También opinaron en el blog:

"Creo que ningún pedagogo estaría de acuerdo en no enseñar matemática o historia, en cualquiera de las carreras que se cursen en secundaria por la incidencia que tiene en el aprendizaje luego de muchas otras cosas. Algo parecido pasa con las TICs, su conocimiento ayuda a poder ganar conocimientos en otras ciencias o temas."  
(Presidente de Lupa Corporation SA. Empresario del Rubro Informático y Emprendedor. Presidente de Geelbe Internacional, y Director de Censys SA. Presidente Fundación Clementina de Estudio de Políticas Públicas Tecnológicas, y la asociación de empresarios argentinos-marchigianos Marchigianar. Fue Presidente de CESSI, la Cámara de Empresas de Software en Argentina. Fue distinguido con numerosos premios, entre ellos a la Trayectoria Empresarial y Sadosky de Oro en el 2007, a la personalidad Iberoamericana en Ingeniería- UPADI-Copiman y líder del sector Informática y Telecomunicaciones 2008.
Fundador y director de la Fundación Sadosky, entidad mixta entre el estado Argentino y las cámaras sectoriales, para hacer investigación aplicada. Director de Enablis, entidad de fomento a emprendedores.)


"...una pregunta interesante es: ¿por qué se les enseña matemáticas a los estudiantes? la respuesta obvia es: porque sino no podrían tener una vida digna en esta sociedad. La siguiente pregunta seria: ¿podrían tener una vida digna sin dominar las TICs? Hoy es difícil hacerlo si un joven pretende encontrar trabajo digno, en 5 años será simplemente imposible..."
(Licenciado en Informática de la Universidad Nacional de la Plata y se desempeña como Profesor Titular de la Licenciatura en Informática y Director delLIFIA de la misma universidad. Es miembro del Foro Consultivo del Sistema Argentino de TV Digital Terrestre y del Consejo Asesor del Programa Conectar Igualdad. Ha sido Presidente de la Sociedad Argentina de Informática (SADIO), Coordinador del área de TICs del programa de prospectiva tecnológica Estrategias y Escenarios 2020 del MINCyT, Coordinador del Foro de Competitividad de Software y Servicios de la Secretaria de Industria de la Nación y miembro del Directorio de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Prov. de Bs. As. Es autor de más de cien contribuciones científicas publicadas en revistas y proceedings de conferencias internacionales de su especialidad.)

"Hay capacidades que solo podrían ser enseñadas en un espacio específico y que con la gran oportunidad que representa hoy tener las netbooks en el aula es necesario corresponder curricularmente. Es un error pensar que porque los estudiantes manejan algunas aplicaciones básicas están en condiciones de usar la computadora para aprender más o mejor. La escuela tiene la función de enseñar: los aprendizajes espontáneos que suceden deberían ser integrados para potenciar los aprendizajes escolares, pero esto requiere de la guía de un docente que pueda ayudar a los alumnos a conocer y comprender más allá de las herramientas."
(Lic. y Prof. en Ciencias de la Educación y candidata a Dra. en Educación por la UNED. Especialista en temas de formación docente, educación y TIC. Profesora desde 1992 de la Escuela Normal Nro. 1 de CABA. Fue asesora y consultora del Ministerio de Educación de la Nación; del Instituto Nacional de Formación Docente y Coordinadora del Proyecto Aulas en Red de CABA entre 2002 y 2007, pionero en la inclusión de las TIC para uso cotidiano en el aula. Autora de varios libros, entre ellos “Escuela y TIC. Los caminos de la innovación”, Lugar Editorial, 2010 y co-autora del capítulo “Topografías de la integración de TIC en Latinoamérica” en el libro “Las TIC en la escuela, nuevas herramientas para viejos y nuevos problemas” compilado por Goldin, Kriscautzky y Perelman, Ed. Océano (2012). Autora de diferentes artículos sobre la temática.)

"La "nueva escuela secundaria" es una reforma que cambia poco para no cambiar nada... Una de las peores interpretaciones que hace esta reforma de las tendencias en el uso de la informática es considerarla un saber emergente: un conocimiento que los alumnos lo adquieren del mero uso de la herramienta informática, confundiendo el uso personal, para las relaciones sociales o el ocio, con el uso profundo de los conocimientos que las ciencias modernas exigen."
(Lic. en Sociología de la UBA; Master en Política y Gestión de la Tecnología UBA y Master y Candidato a Doctor en Sociedad de la Información y el Conocimiento UOC. Director del Laboratorio de Tecnologías del Aprendizaje Ubicuo de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés. Investigador del Consejo de Investigaciones Científicas (CIC). Profesor de Educación y Tecnología, y Gestión del Innovación y el Conocimiento. Investiga redes sociales de aprendizaje en Ciudades Creativas. Es Consejero Asesor del Programa Conectar Igualdad. Consultor en Gestión del Conocimiento de AACREA. Profesor Invitado UBA, UNGS, y Università di Bologna. Consultor INTEL, IIPE-UNESCO, AACREA, BID-FOMIN, PNUD, y Ministerios Nacionales y Gobiernos Provinciales.)




Más información sobre el tema en:


La puerta

La viñeta es de Mana Neyestani, dibujante e historietista iraní. A modo de comentario, sólo puedo hacerme eco de las palabras de Daniel Krichman al publicarla él. Dice Daniel que el cuadro representa “algo así como un loop en el que (cuántas veces!) solemos quedar encerrados, buscando lo que no está y sin danos cuenta que la solución no es encontrar la puerta sino ser la puerta“.

Para pensar. Y en serio.

¡LLEGARON LAS NETBOOKS!

El Colegio N° 15 “Padre Miguel Ángel Aquino”, La escuela Técnica N° 2 “Dr. Horacio Guzmán” y el Colegio N° 40 de San Juan de Dios, recibieron las ansiadas netbooks, el día lunes 25  en horas de la mañana. Ver más detalles del evento: Colegio Nº 15
Publicado en Sin categoría

MANUEL GARCÍA FERRÉ: El socio de la infancia

Manuel García Ferré
 
 
Creador de tiernos personajes  que llenaron de ternura los corazones de muchas generaciones: Hijitus, Larguirucho, Anteojito,Pucho, El Profesor Neurus, La Bruja Cachavacha, El Comisario, entre otros,  vivían en una ciudad llamada  Trulalá, y es allí donde se desarrollaban sus aventuras. 
Nacido en España, eligió la Argentina para dibujar su magia, Se fue  a los 83 años el 28 de marzo, pero nos dejó un hermoso legado lleno de inocente ternura.

García Ferré fue un genio que no deja herederos artísticos. La distancia entre su obra y otros intentos locales en materia de animación, es abismal. Sin dudas, fue el patriarca de los dibujos animados made in Argentina. Sus largometrajes animados abrumaron -en materia de convocatoria- a ilustres competidores extranjeros, aunque se tratara del enésimo relanzamiento La Guerra de las Galaxias de George Lucas o de los talentosos chicos de Pixar. Les ganó a todos, aun disponiendo de menos presupuesto y tiempo y de recursos infinitamente más artesanales, pero lo hizo a fuerza de una imaginación prodigiosa. Más allá de la sencillez de sus planteos (lo bueno, noble y saludable del lado de ´los buenos´; la ambición desmedida, el resentimiento y el tabaquismo, del lado de ´los malos´), la originalidad de sus personajes fue y seguirá siendo superlativa. Las palabras mágicas de Hijitus (“sombrero, sombreritus, ¡conviérteme en Superhijitus!”), el lema de Oaky (“tiro, lío y cosha golda”) o el “rrrretonto” con el que el profesor Neurus estigmatizaba a sus secuaces, formarán parte del acervo popular por varias décadas más, del mismo modo que Larguirucho seguirá boyando entre buenos y malos (es un buenazo, pero medio corto de luces y no hay manera de hacerle entender, por más fuerte que se le hable). Del mismo modo, el Boxitracio continuará a los golpes, la colilla de Pucho jamás se consumirá, Anteojito seguirá viviendo con su tío Antifaz y habrá que ver la suerte del magnate Gold Silver, de acuerdo a su exposición en el mercado de derivados financieros…

POR Néstor Rivas - Especial para Ñ Digital

Sin lugar a duda, todas las generaciones que actualmente habitan este suelo, lo despiden con tristeza. Y los ciudadanos de Trulalá ni te cuento, porque han perdido un padre amoroso.

 

Descubren 74 nuevos errores genéticos asociados al cáncer


Más que por lo que signifiquen de momento para los pacientes con cáncer, los 13 estudios que esta semana se publican simultáneamente en cinco revistas diferentes son un ejemplo de colaboración científica internacional. Ha sido necesaria la participación de 200.000 voluntariosy cientos de instituciones de todo el mundo para descubrir nuevas pistas genéticas de tres tumores con fuerte carácter hormonal: mama, ovario y próstata.
'Nature Genetics','Nature Communications','Human Molecular Genetics''PLoS Genetics' y 'The American Journal of Human Genetics' son las cinco publicaciones en las que esta semana han visto la luz los resultados del mayor estudio científico de la historia; en el que han participado nada menos que 100.000 pacientes con cáncer y otras tantas personas sanas. Este prodigio de la colaboración internacional ha sido posible gracias a la financiación del séptimo programa marco de la Comisión Europea, y en él han participado 200 instituciones de Europa (entre ellas algunas españolas), Asia, Australia y EEUU.
"El proyecto 'Collaborative Oncological Gene-Environment Study' (COGS) se inició en 2009 con el objetivo, entre otros, de descifrar las bases genéticas de la susceptibilidad al cáncer", explica a ELMUNDO.es Javier Benítez, director del Programa de Genética del Cáncer del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y uno de los coordinadores de esta iniciativa europea.
Gracias a esta colaboración ha sido posible descubrir 74 pequeños errores genéticos implicados en estas tres enfermedades que afectan a 2,5 millones de personas en todo el mundo al año. Cada uno de esos fallos (denominados (polimorfismos de un solo nucleótido, SNPS) confiere un riesgo muy bajo por sí solo, pero un individuo puede acumular decenas de ellos que se multipliquen entre sí hasta aumentar de manera significativa sus probabilidades de sufrir un cáncer a lo largo de su vida.
Los polimorfismos de un solo nucleótido son en realidad pequeños cambios en el orden de las letras en el ADN y cada individuo puede tener millones de estos 'fallos' en su genoma sin mayores consecuencias. Esos SNPS son los que nos hacen diferentes unos de otros, los que explican por ejemplo, que un individuo responda mejor a un tratamiento que otra persona, o que sea más sensible a ciertas enfermedades. A diferencia de las mutaciones (infrecuentes pero muy determinantes) los polimorfismos son muy habituales, pero se necesitan decenas de ellas para incrementar el riesgo de manera significativa.
Como explica a este periódico Lori Sakoda, de la Fundación Kaiser Permanente y autora de un comentario en 'Nature Genetics', "detectar estos fallos que confieren riesgos tan pequeños sólo es posible estudiando una población muy amplia".
"Estos resultados no son lo que cualquier ciudadano medio esperaría, una cura contra el cáncer, por ejemplo. Ni van a cambiar inmediatamente los tratamientos oncológicos", admite a EL MUNDO John Witte, coautor del comentario junto a Sakoda; "pero sí tienen un gran valor a corto plazo". A su juicio, uno de los aspectos más importantes es que algunos de los SNPS descubiertos son comunes a varios tipos de cáncer; "esto apunta directamente al inicio del proceso tumoral y sugiere que en lugar de categorizar los tumores como enfermedades diferentes tal vez deberíamos centrar la investigación en estudiar sus similitudes".
En el caso del cáncer de mama, explica Benítez, hasta ahora sólo se conocían 25 genes de riesgo. Con esta colaboración ha sido posible descubrir errores genéticos en otros 41 genes que nunca antes se habían vinculado a tumores y que explicarían alrededor del 4% del riesgo de cáncer de mama familiar. "Hasta ahora, los genes BRCA1 y 2 explican alrededor del 20% de casos de cáncer de mama hereditario; pero sabemos que hay familias con un gran número de mujeres afectadas por la enfermedad sin mutación en estos genes, en las que sospechábamos que debía de haber algo más", prosigue el especialista en genética.
A pesar de la importancia del hallazgo, Benítez insiste en que cada uno de estos genes confiere un riesgo muy bajo por sí solo: "Si una mujer tiene un 10% de probabilidades de tener cáncer de mama a lo largo de su vida, cada uno de estos nuevos genes elevaría su riesgo al 12% o 13%". Muy lejos todavía del 60%-70% de riesgo que sufren las portadoras de BRCA. Los trabajos han hallado otros 1.000 SNPS que confieren todavía un riesgo menor de susceptibilidad al cáncer (apenas un 0,1%), pero que sumados explicarían nada menos que otro 14% del riesgo de cáncer de mama familiar.
Por eso, los autores son cautos de momento sobre la aplicación clínica de estos hallazgos ("es demasiado pronto para cambiar nada en la clínica", asegura Benítez) aunque no sobre su importancia, que ha permitido duplicar en cuatro años las regiones conocidas de susceptibilidad al cáncer. En el caso de la próstata se han descubierto 26 nuevos SNPS, lo que eleva el número de errores genéticos conocidos en este tumor a 78; mientras que en ovario se han hallado ocho. "Ahora sabemos mejor en qué regiones del genoma debemos seguir mirando en el futuro", ha señalado por su parte Peter Hall, investigador del Instituto Karolisnka de Suecia y coordinador a nivel europeo del COGS.
A partir de ahora habrá que seguir indagando en este terreno para definir mejor qué individuos tienen mayores probabilidades de desarrollar un cáncer a lo largo de su vida, y poder centrar todos los esfuerzos preventivos en esa población (bien con pruebas de diagnóstico precoz, quimioprevención con fármacos o tratando de evitar hábitos nocivos como el tabaco que podrían despertar su susceptibilidad genética al cáncer). Es decir, estos hallazgos no indican mutaciones directamente implicadas en el cáncer, no apuntan a una relación causa-efecto (mutación-enfermedad), sino a una predisposición.
José Ignacio Arias, cirujano del Hospital Monte Naranco de Asturias, es uno de los especialistas que ha colaborado en esta experiencia, aunque se quita méritos con modestia: "Nosotros sólo hemos enviado muestras, todo el éxito es de coordinación es de Javier y su equipo", asegura. Él, que operará hoy a sus pacientes con cáncer como un día cualquiera de quirófano, asegura que este tipo de noticias pueden suponer una esperanza para ellos: "El diagnóstico de un cáncer impacta tanto que poder transmitirles que hay investigaciones en marcha, que tratan de trasladar pronto los avances del laboratorio a la clínica, eso es esperanzador".

Fuente: elmundo.es

Grupo de Docentes de Informática, Computación y NTICx


Es el grupo que creé en Facebook para que nos unamos los colegas de dichas especialidades.


Empezamos los primeros intercambios allá por agosto de 2012 y en este momento ya somos más de 140 colegas.

En este espacio compartimos recursos, intercambiamos ideas y sobre todo tenemos grandes debates sobre la didáctica y el rol del Profesor de Informática / Computación o NTICx en la escuela...

También tenemos recién estrenada, la Comunidad en Google Plus:


[Libro] Tu cerebro y la música

Conocí este libro a raíz de la charla Naukas de Bilbao de 2013 de Almudena M. Castro. Dejó ir este título y no pude resistir leer el libro que recomendaba. Siempre he comentado que es para músicos a quien guste la neurología o neurólogos a quine giste la música. Se lee bastante bien aunque, en algún momento, se me ha hecho pesado, pero no por ser malo, sino porque habla de música a un nivel que me desborda. Y de todo tipo, desde la clásica hasta Heavy Metal. Os comento algunos detalles del mismo.

La música es excepcional entre todas las actividades humanas tanto por su ubicuidad como por su antigüedad. no ha habido ninguna cultura humana conocida, ni ahora ni en cualquier época del pasado de que tengamos noticia, sin música. Algunos de los utensilios materiales más antiguos hallados en yacimientos de excavaciones humanas y protohumanas son instrumentos musicales: flautas de hueso y pieles de animales estiradas sobre tocones de árboles para hacer tambores.

Siempre que los humanos se reúnen por alguna razón, allí está la música: bodas, funerales, la graduación en la universidad, los hombres desfilando para ir a la guerra, los acontecimientos deportivos, una noche en la ciudad, la oración, una cena romántica, madres acunando a sus hijos para que se duerman y estudiantes universitarios estudiando con música de fondo. Y esto se da aún más en las culturas no industrializadas que en las sociedades occidentales modernas; la música es y era en ellas parte de la urdimbre de la vida cotidiana. Sólo en fechas relativamente recientes de nuestra propia cultura, hace unos quinientos años, surgió una diferenciación que dividió en dos la sociedad formando clases separadas de intérpretes y oyentes. En casi todo el mundo y durante la mayor parte de la historia humana, la música era una actividad tan nautral como respirar y caminar, y todos participaban. Las salas de conciertos, dedicadas a la interpretación de la música aparecieron hace muy pocos siglos. Tanto es así que nos cuenta la siguiente anécdota:

Jim Ferguson, al que conozco desde el instituto, es hoy profesor de antropología. Es una de las personas más divertidas y más inteligentes que conozco, pero es muy tímido; no sé cómo se las arregla para dar sus cursos. Para su tesis doctoral en Harvard, hizo un trabajo de campo en Lesotho, una pequeña nación rodeada por Sudáfrica. Allí estudió e interactuó con los aldeanos locales, y se ganó pacientemente su confianza, hasta que un día le pidieron que participase en una de sus canciones. Y entonces, en un detalle muy propio de él, cuando los soho le pidieron que cantara, Jim dijo en voz baja: “Y no sé cantar”, y era verdad: habíamos estado juntos en la banda del instituto y aunque tocaba muy bien el oboe, era incapaz de cantar. A los aldeanos esta objeción les pareció inexplicable y desconcertante. Ellos consideraban que cantar era una actividad normal y ordinaria que todo el mundo realizaba, jóvenes y viejos, hombres y mujeres, no una actividad reservada a unos pocos con dones especiales.

(…)

Jim sabía que no era gran cosa como cantor ni como bailarín, y para él cantar y bailar en público implicaba que debía considerarse un experto. La reacción de los aldeanos fue mirarlo con perplejidad: “¿¡Qué quieres decir con lo de que no sabes cantar!? ¡Tú hablas!”. Jim explicó más tarde: “A ellos les resultaba tan extraño como si les dijese que no sabía andar o bailar, a pesar de tener dos piernas.

La Iglesia católica prohibió la música con polifonía (más de una pieza musical tocada al mismo tiempo), temiendo que eso haría dudar a la gente de la unicidad de Dios. La Iglesia prohibió también el intervalo musical de una cuarta aumentada, la distancia entre do y fa sostenido y conocido también como tritono. Este intervalo se consideraba tan disonante que tenía que haber sido obra de Lucifer, y así la Iglesia lo llamó Diabolus in musica.

Músicos y críticos parecen vivir a veces tras un velo de términos técnicos(…) ¿Cuántas veces has leído una crítica de un concierto y te has encontrado con que no tienes ni idea de lo que está haciendo el crítico? (…) Lo que en realidad queremos saber es si la música se interpretó de una forma que conmovió al público. Si la cantante pareció encarnar al personaje sobre el que estaba cantando. Tal vez quisieses que el crítico comparase la actuación de esa noche con la noche anterior o con un conjunto diferente. Lo que nos interesaba normalmente era la música, no los instrumentos técnicos utilizados. No aguantaríamos que el crítico gastronómico de un restaurante se pusiera a especular sobre la temperatura exacta a la que el chef añadió zumo de limón a una salsa holandesa, ni que un crítico de cine nos hablase de la apertura de lente utilizada por el cineasta; no deberíamos aguantarlo tampoco en el caso de la música.

Uno se entera de que el principal acompañamiento de Supertition de Steve Wonder sólo se toca con las teclas negras del piano, o que cero decibelios son un mosquito volando a tres metros de distancia de tus oídos en una habitación tranquila.

El cerebro es un instrumento enormemente paralelo en el que las operaciones se distribuyen de manera amplia. No hay ningún centro único del lenguaje, ni hay tampoco un centro único de la música. Hay más bien regiones que realizan operaciones parciales y otras regiones que coordinan la agrupación de esa información. No hemos descubierto hasta hace poco que el cerebro tiene una capacidad de reorganización muy superior a la que antes le atribuíamos. Esta capacidad se denomina neuroplasticidad, y en algunos casos parece indicar que la especificidad regional puede ser temporal, pues los centros de procesamiento de funciones mentales importantes se desplazan en realidad a otras regiones después de un trauma o una lesión cerebral.

Como indicó John Locke, todo lo que sabemos sobre el mundo es a través de lo que vemos, oímos, olemos, tocamos o gustamos. Suponemos como es natural que el mundo es justo como percibimos que es. Pero los experimentos nos han obligado a afrontar la realidad de que no es así. Las ilusiones visuales tal vez sean la prueba más convincente de la distorsión sensorial.

El sistema cerebral de la música parece operar con independencia funcional del sistema del lenguaje: lo demuestran muchos historiales de pacientes que, después de una lesión, pierden una u otra facultad, pero no ambas. El caso más famoso tal vez sea el de Clive Wearing, un músico y director de orquesta con una lesión cerebral debida a encefalitis por herpes. Clive, según informa Oliver Sacks, perdió toda la memoria salvo los recuerdos musicales y el recuerdo de su esposa. Se ha informado de otros casos en los que el paciente perdió su memoria respecto a la música pero conservó el lenguaje y otros recuerdos. Cuando el compositor Ravel sufrió un deterioro de algunas partes del córtex izquierdo, perdió de forma selectiva el sentido del tono, reteniendo sin embargo el del timbre, déficit que inspiró su Bolero, una composición que se centra en variaciones del timbre. La explicación más sencilla es que, aunque música y lenguaje comparten algunos recuerdos neuronales, tienen también vías independientes.

La empresa británica EMI realizó la investigación para desarrollar los dos primeros escáneres de imagen de resonancia magnética, con financiación procedente en gran parte de los beneficios que obtuvo con los discos de los Beatles.

Habla de las personas que tienen oído absoluto (OA) y dice que son una entre diez mil. No se sabe por qué unas tienen ese oído absoluto y otras no.

Parece ser que la música también está muy relacionada con la memoria. De hecho, ha habido estudios que han puesto de manifiesto que nuestro sistema de memoria está muy relacionada con nuestro sistema emocional y se ha detectado la activación de la amígdala con la música, pero no por agrupaciones de sonidos o notas musicales.

Las enfermedades del cerebro que afectan a las personas siempre son sorprendentes. Existe el Síndrome de Williams. Uno de cada 20.000 nacimientos (4 veces menos que el síndrome de Down) aparece esta enfermedad genética. Se produce por un error de trascripción genética en las primeras fases de desarrollo fetal y como consecuencia, faltan unos 20 genes en el cromosoma 7 y el cerebelo se forma defectuosamente. Pocos aprenden a cantar, saber la hora o leer; no obstante, tienen intactas las capacidades lingüísticas, son buenos para la música y extraordinariamente extrovertidos y agradables. Son, de hecho, más emotivos, cordiales y sociables que el individuo medio. Un adolescente llamado Willaims Kenny padecía este síndrome. Tenía una coordinación ojo-mano muy pobre y su madre le tenía que ayudar a abotonarse o atarse los zapatos (usaba tiras de velcro en lugar de cordones), incluso tenía dificultad para subir escaleras o llevarse la comida del plato a la boca. Pero ¡ay!, cuando se puso a tocar el clarinete delante del autor. Era como si sus dedos tuvieran mente propia. A la que paraba, necesitaba ayuda para abrir la caja y meter otra vez en ella su clarinete.

Y es cierto que haya quien tiene talento innato y quien no, pero los estudios diferencian entre dos tipos de músicos: los que han practicado mucho y los que no; y todo ello independientemente del talento. También hay que diferenciar bien qué significa la palabra “experto”. Tanto en este libro como en el Fueras de Serie, de Malcolm Gladwell, sale el número de 10.000 horas de práctica para considerar a alguien experto en cualquier materia. Es el equivalente a unas 3 horas diarias o 20 horas a la semana durante 10 años.

Es cierto que Mozart componía desde muy pequeño pero las sinfonías que se conocen de él no son las que compuso desde niño. Si empezó a los 2 años, y si su padre era tan estricto como se dice, es posible que a los 8 años ya hubiera hecho unas cuantas horas de práctica. Las primeras obras que compuso, apenas se recuerdan como curiosidades: son aquellas que compuso pasadas las 10.000 horas las que se realmente recuerdan.

Los gustos en la música, como el resto de facetas en la vida, tienen un componente social y otro genético. El social es bastante evidente, pero el genético no tanto. Y así es, tanto en la música, como los atletas, bailarines, actores, escultores, etc.: tienen una predisposición genética. Schwarzenegger no nació con un cuerpo de culturista: trabajó mucho con él; sin embargo, tenía una predisposición. Del mismo modo, medir dos metros nos predispone a convertirnos en jugadores de baloncesto. Cuando al autor quería tocar la guitarra, un profesional le pidió que pusiera la palma de su mano sobre la suya y le dijo a su madre que tenía las manos demasiado pequeñas para tocar la guitarra (hoy existen guitarras más pequeñas, y el autor también tiene una de ellas). Oscar Peterson, el pianista de jazz, tiene unas manos enormes, tanto, que su estilo se vinculó a unos acordes que sólo él con aquellas manos podía tocar.

También habla de la expresividad, emotividad, etc. Hay autores que cometen errores técnicos, pero sus obras tienen una mayor expresividad que otras. Y parece una paradoja. En teoría, quien lo hiciera mejor técnicamente debería ser mejor, pero la música tiene una parte emocional muy grande. Y no se enseñan estas cosas en las escuelas de música. Cierto crítico llegó a escribir sobre Rubinstein (uno de los pianistas considerados más grandes del siglo XX): [...] comete errores en algunas de sus grabaciones, pero yo prefiero esas interpretaciones que están llenas de pasión al mago técnico de veintidós años que es capaz de tocar notas pero no es capaz de transmitir el sentido.

Pero sigue siendo algo asombroso. ¿Por qué nos gusta la música? ¿tiene alguna razón evolutiva? En una conferencia, Steve Pinker explicó que a veces surgen conductas o atributos que carecen de justificación evolutiva. No nos hacen utilidad ni daño, pero se incorporan en nuestro viaje. Stepehn Jay Gould lo llamó “enjuta”, término apropiado de la arquitectura. Por ejemplo, una cúpula puede construirse con cuatro arcos. El espacio entre ellos se convirtió en un escenario perfecto para pintar ángeles y otras decoraciones. Pues esa enjuta (ese subproducto del diseño de los arquitectos) se convirtió en una de las partes más bellas del edificio. Pinker aseguró que el lenguaje era una adaptación y la música su enjuta: La música es la tarta de queso auditiva. Sucede que cosquillea en varias partes importantes del cerebro de un modo sumamente agradable, igual que la tarta de queso cosquillea en el paladar.

La mayoría de las actividades que son importantes para la supervivencia de las especies, como alimentarse y mantener relaciones sexuales, son también agradables; nuestros cerebros desarrollaron evolutivamente mecanismos para recompensar y fomentar esas conductas. Pero podemos aprender a puentear las actividades originales y acceder directamente a esos sistemas de recompensa. Podemos comer alimentos que carecen totalmente de valor nutritivo y tener relaciones sexuales sin procrear.

Hay más hipótesis, pero la de Pinker (y otros muchos científicos) da para pensar. También podría ser que ese mismo mecanismo fomentara los vínculos sociales. Hay quien piensa también que la música ayuda a la flexibilidad cognitiva y que pudo ser la actividad que ayudó a nuestros ancestros prehumanos a preparar la comunicación verbal, incluso perfeccionar las habilidades motrices para el lenguaje vocal o el de señas.

En fin, el libro habla de estas y otras cosas por el estilo. Es, como mínimo, curioso en todo lo que dice.

Título: “Tu cerebro y la música”
Autor: Daniel J. Levitin