PRIMERA APP DEL 2014: MONDRIAN

Utilicé diferentes aplicaciones para recrear cuadros del estilo Mondrian que encontré en la Web, pero ninguna me satisfizo en el sentido didáctico precisamente por ser demasiado dinámicas: los chicos movían pocos elementos y ¡el cuadro ya estaba hecho!
Por fin hicimos la primera versión de un app para crear al estilo  Mondrian en Flash, para que los niños pequeños reconstruyan e "intervengan" un cuadro, inspirado en el siguiente:

Cuadro de Piet Mondrian

Próximamente añadiré el enlace para utilizarlo y además, la Guía de trabajo con ideas de cómo relacionar esta actividad con la geometría, para Jardín y Primer ciclo de primaria.

app: Mondrian


Un "Mondrian" posible

Deberían ser inocentadas [2013]

Y como cada año, y cómo no, van aquellas noticias que, en opinión de un servidor, deberían haber sido inocentadas. La mayoría las protagonizan religiosos y políticos, gente que se caracteriza por su coherencia y buena conducta. Al menos, así debería ser. Sin más preámbulos, allá van.


“La ideología de género destroza la familia, rompe todo lazo del hombre con Dios a través de su propia naturaleza”, como es el sexo con el que se nace, “sitúa al hombre por encima de Dios, y entonces Dios ya no es necesario para nada, sino que hemos de prescindir de Él, porque Dios es un obstáculo para la libertad del hombre”
Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba
http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=18645

“No impartir religión en la escuela pública es inconstitucional”
El Gobierno [de España]
http://www.meneame.net/story/gobierno-no-impartir-religion-escuela-publica-inconstitucional

“Si hubieran nacido todos los niños que no pudieron hacerlo desde el año 1973 en Europa occidental, los que pudieron nacer desde 1917 en Europa central y oriental y desde 1948 en la Europa dominada por la Unión Soviética, ¿cuántos jóvenes más tendríamos en Europa?, ¿cien millones? (…) Probablemente sí, y con cien millones de jóvenes europeos, ¿habría crisis económica?, yo creo que no”
Rouco Varela, cardenal español presidente de la Conferencia Episcopal Española.
http://www.meneame.net/story/rouco-varela-estado-no-dueno-escuela

“Dios creó las cosas y las puso al servicio del ser humano, ese es el principio del Génesis. Todo está al servicio nuestro”
Obispo de Magallanes, Bernardo Bastres.
http://www.lamujerdepurpura.com/2013/01/obispo-justifica-exterminio-de-perros.html

“El Génesis es consistente desde el punto de vista científico”
Werner Arber. Principal asesor del Papa en cuestiones de ciencia. Premio Nobel de Medicina 1978.
http://esmateria.com/2013/02/01/el-genesis-es-consistente-desde-el-punto-de-vista-cientifico/

“A veces la mejor decisión es no tomar ninguna decisión y eso es también una decisión”
Mariano Rajoy, presidente del gobierno español.
http://www.lavanguardia.com/politica/20130213/54366686343/rajoy-rescate-decision.html

“Ni los toros ni el resto de los animales tienen dos de los que son nuestros derechos fundamentales: el derecho a la libertad y el derecho a la vida”
Toni Cantó, diputado de UPyD.
http://www.diariosur.es/20130213/mas-actualidad/sociedad/toni-canto-toros-resto-201302131725.html

“Perdono a aquellos que están enojados conmigo por encubrir la violación de niños”
Roger Mahony, cardenal estadounidense.
http://www.meneame.net/story/cardenal-roger-mahony-perdono-aquellos-estan-enojados-conmigo/1

“Existen argumentos racionales que dicen que ese tipo de matrimonios no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos que el matrimonio natural. La pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaría garantizada”
Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior español.
www.huffingtonpost.es/2013/03/03/el-ministro-del-interior-y-la-religion_n_2800692.html

“Gran parte de lo que hicimos no se consideraba digno de aparecer en las informaciones. Fíjese en eso de daño colateral [...] y búsqueda y destrucción [...] los reporteros y los militares sabían lo que estaban diciendo al usar estos términos [...] Mire, la guerra es el infierno, y si un civil no quiere que le maten en la zona de combate más vale que se vaya”
Winant Sidle, general y portavoz del Ejército estadounidense en Vietnam, al poco de terminar la contienda.
http://www.abc.es/internacional/20130316/abci-aniversario-201303152038.html

“Es más grave que una mujer aborte que un sacerdote abuse de un niño”
Fabio Martínez Castilla, arzobispo de Tuxtla.
http://www.meneame.net/story/arzobispo-tuxtla-mas-grave-mujer-aborte-sacerdote-abuse-nino

“El aborto tiene poco que ver con ETA, bueno tiene algo que ver, pero en fin, no demasiado”
Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior español.
www.20minutos.es/noticia/1807035/0/fernandez-diaz/aborto/eta/

“El agua debería ser tratada como cualquier otro bien alimenticio y tener un valor de mercado que viniera establecido por la ley de la oferta y la demanda. Sólo de esta manera emprenderíamos acciones para limitar el consumo excesivo que se da en estos momentos”
Peter Brabeck-Letmathe, presidente del grupo Nestlé.
http://www.abadiadigital.com/presidente-de-nestle-el-agua-no-es-un-derecho-deberia-tener-un-valor-de-mercado-y-ser-privatizada/

“Dejad que os bañe una ola de intolerancia… Sí, odiar es bueno… Nuestro objetivo es una nación cristiana… Dios nos ha llamado para conquistar este país… No queremos pluralismo…”
Randall Terry, activista americano pro-vida.
http://espanol.free-ebooks.net/ebook/El-mundo-y-sus-demonios-3/html/412

“Los africanos descienden de un ancestral maldito. La maldición que Noé lanzó sobre su nieto, Canaán, se sacude sobre todo el continente africano. De ahí vienen el hambre, las pestes, las enfermedades y las guerras étnicas”
Marco Feliciano, pastor de la Catedral do Avovamiento, presidente de la Comisió de Derechos Humanos y Minorías (CDHM) de la Câmara de los Diputados de Brasil.
http://bajoelfuego.blogspot.com.es/2013/03/brasil-marcos-feliciano-acusado-de.html

“Si una mujer tira a su hijo a la alcantarilla va a la cárcel, pero si aborta, no”
Carlos Amigo, exarzobispo de Sevilla.
http://www.elplural.com/2013/07/26/si-una-mujer-tira-a-su-hijo-a-la-alcantarilla-va-a-la-carcel-pero-si-aborta-no/

“Hay quienes dicen que estamos locos por inaugurar un aeropuerto sin aviones. No han entendido nada. Durante mes y medio cualquier ciudadano que lo desee podrá visitar esta terminal o caminar por las pistas de aterrizaje, algo que no podrían hacer si fueran a despegar o a aterrizar aviones”
Carlos Fabra, Presidente de la Diputación de Castellón.
http://www.meneame.net/story/fabra-inaugura-castellon-aeropuerto-sin-aviones

“Si hacen el bien, los ateos deben ser bien vistos”
Francisco, Papa de Roma.
http://www.vanguardia.com.mx/sihacenelbienlosateosdebenserbienvistoselpapa-1747127.html

Al ser preguntado por uno de los asistentes por las razones de su renuncia al pontificado:
“Me lo dijo Dios”
Ratzinger, Expapa de Roma.
http://www.abc.es/sociedad/20130820/abci-ratzinger-retirada-dios-201308202145.html

“Dios autoriza exterminar perros abandonados.”
Bernardo Bastres, Obispo de Punta Arenas.
http://www.biobiochile.cl/2013/01/09/obispo-de-punta-arenas-afirma-que-dios-autoriza-exterminar-perros-abandonados.shtml

“Hay gente que pide para comer y tiene Twitter, que cuesta dinero”
Teófila Martínez, Alcaldesa de Cádiz.
http://www.publico.es/464143/la-alcaldesa-de-cadiz-hay-gente-que-pide-para-comer-y-tiene-twitter-que-cuesta-dinero

“Si un universitario sin recursos saca menos de un 6.5 debería estar estudiando otra cosa·
Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deporte de España.
http://www.eldiario.es/sociedad/Wert-universitario-estudios-deberia-estudiando_0_146635417.html

“El toro siente dolor, pero no sufre”
José Antonio González Poncela, Alcalde de Tordesillas.
http://www.schnauzi.com/toro-de-la-vega-2013/

Refiriéndose a la pedofilia por parte de los sacerdotes:
“Un niño de una familia con problemas busca la cercanía con los demás y puede hacer que otra persona se vea involucrada también”.
Jozef Michalik, arzobispo de Polonia, presidente de la Conferencia Episcopal polaca.
Luego dijo que sus palabras se habían malinterpretado.
http://www.segundoasegundo.com/sas/arzobispo-de-polonia-los-ninos-son-culpables-del-abuso-sexual/

Hablando de la pederastia en la Iglesia católica:
“Algunos casos de abusos podrían haber sido evitados si la relación entre los padres fuese una relación sana”
Józef Michalik, el mismo obispo de antes.
http://www.periodistadigital.com/religion/vida-religiosa/2013/10/09/michalik-pide-disculpas-y-dice-que-tuvo-un-lapsus-iglesia-religion-tras-culpar-de-la-pederastia-a-padres-divorciados-arzobispo-polaco.shtml

“[A causa de las redes sociales] el ser humano recibe mucha información y se siente empachado
Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima.
http://www.larepublica.pe/09-11-2013/cardenal-cipriani-afirma-que-el-whatsapp-impide-que-los-jovenes-piensen

Sobre la retirada de la paga extra de Navidad de 2012:
“No se quitó, se llevó adelante en el tiempo”
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda del estado español.
http://www.20minutos.es/noticia/1974948/0/montoro/paga-extra-navidad/funcionarios/

De Cristóbal Montoro tenéis unas cuantas más aquí:
http://blogs.lainformacion.com/treintaymuchos/2013/10/09/cristobal-montoro-y-otras-cantinfladas-de-politicos-en-diez-frases-sublimes/

“[Abortar] da a los varones la licencia sin límites de abusar del cuerpo de la mujer”
Javier Martínez, arzobispo de Granada.
http://etcnoticias.wordpress.com/2013/11/16/ordenate-llega-a-obispo-y-se-gilipollas-levanta-ampollas-en-la-jerarquia-catolica/

“[Las parejas del mismo sexo fomentan el] desarrollo de un clima que termina con frecuencia en la violencia”.
Casimiro López, obispo de Castellón.
http://www.eldiario.es/cv/Obispo-Castellon-matrimonio-hijos-perturbados_0_211729355.html

“Fin de la cita”
Mariano Rajoy, presidente del gobierno español.


¿Cómo será la consulta médica del futuro?

Si alguna vez se ha sentado en una sala de espera de un consultorio, junto a alguien con una tos seca y con sólo una pila de revistas viejas como compañía, entonces puede que se haya preguntado si el sistema sanitario está a la altura del siglo XXI.
Pareciera como si la asistencia social tuviera una desesperada necesidad de reanimación cardiopulmonar. La cuestión es si la tecnología será lo que le devuelva la vida.
Daniel Kraft es un doctor que dirige la escuela de medicina de la Singularity University , una organización ubicada en Silicon Valley, Estados Unidos, que ofrece cursos sobre cómo la tecnología va a interrumpir el statu quo en una variedad de industrias.
Cuando lo entrevisté llevaba un dispositivo que se parecía sospechosamente a un tricorder, el escáner característico de la saga de ciencia ficción Star Trek.
"Esta es una maqueta de tricorder médico que te puede escanear para obtener información. Lo coloco en mi frente y me da el ritmo cardíaco, mi saturación de oxígeno, temperatura y presión arterial, y puede comunicar esa información a mi teléfono inteligente", explica.
El doctor Kraft predice que, en el futuro, estos dispositivos estarán conectados a través de teléfonos con agentes de inteligencia artificial, que a su vez estarán conectados a supercomputadores como la IBM Watson . Esto ofrecerá a las personas un diagnóstico instantáneo y preciso.
"Es posible que diga: Daniel, esto no pinta bien, necesitas ir a una sala de emergencias , o quizás diga que probablemente sólo sea una gripe que ronda en el vecindario y que tus síntomas son consistentes con ello".
Actualmente no existe un dispositivo así en el mercado, pero en Estados Unidos hay un premio de US$10 millones para quien diseñe uno que sirva en los hogares. Unos 300 equipos están compitiendo.
Los dispositivos portátiles, como la FuelBand de Nike o el Jawbone's Up están haciendo que la gente sea más consciente de la salud.

Fuente: lanacion.com

Seguir leyendo en: http://www.lanacion.com.ar/1650844-como-sera-la-consulta-medica-del-futuro

Tantos libros y tan poco tiempo 2013

Como cada año, y cómo no, llega el momento de hacer un repaso de los libros que han pasado por mis manos. Y lo que digo siempre: leed; aunque sean 10 páginas diarias. Es importante que nuestra sociedad sea de personas formadas y esa formación tiene que empezar por uno mismo. Pero empecemos ya con ellos.

Arthur Schopenhauer, El arte de tener razón. Trata de las diferentes falacias en que podemos caer, o que caiga el rival, en una discusión. Por lo menos, si caemos, saber que lo estamos haciendo, y si lo hace el rival, pues decírselo. Libro ameno y cortito, bastante interesante. Le hice una reseña.

Bruce Rosenblum y Fred Kuttner, El enigma cuántico. Uno de los mejores libros que he leído que hace una introducción a la física cuántica para novatos (y no tanto). Muy explicativo, muy claro y muy recomendable. Le hice una reseña.

John Lloyd y John Mitchinson, El nuevo pequeño gran libro de la ignorancia. Libro muy divertido, cargado de anécdotas de todo tipo. Es de aquellos libros que se te hace corto y te da pena que se te acaben. Le hice una reseña.

Luis Alfonso Gámez, La cara oculta del misterio. El autor es el autor del blog magonia. En este libro nos explica muchas de las maguferías que han circulado por el mundo dando una explicación racional.

Eric Kandel, En busca de la memoria. Se trata de la autobiografía de este premio Nobel de 2000 por sus estudios sobre cómo nuestros cerebros almacenan la información. Tiene una parte biográfica muy buena y una parte un tanto técnica sobre los procesos que se dan en el cerebro para la formación física de la memoria en él.

Harold J. Morowitz, La termodinámica de la pizza. Se trata de la vida vista desde el punto de vista de un científico. Su estilo está entre Asimov (salvando mucho la distancia) y John Allen Paulos: pequeños capítulos donde explica sus curiosidades e interacciones con el mundo con la ciencia de fondo. Entretenido, pero no imprescindible. Le hice una reseña.

Harold J. Morowitz, El filantrópico doctor Guillotin y otros ensayos sobre la ciencia y la vida. Se trata de un libro similar al anterior pero mas corto y, en mi opinión, más malo. Aunque cuenta alguna que otra historia interesante, en su conjunto no tiene el nivel del anterior.

L. Jiménez, Lo que dice la ciencia para adelgazar. Gran libro sobre alimentación. No da dietas ni se mete en berenjenales, sino que se limita a decir qué engorda y qué no, rompiendo muchos mitos (como que la grasa engorda, directamente) basándose en estudios científicos y citando abundantísima bibliografía. Muy bueno. El autor tiene un blog.

Richard Sennet, El respeto. Intento de filosofar del autor. En mi opinión, salvo pocos buenos párrafos, se me ha hecho muy pesado y las últimas páginas las he leído en diagonal. Me ha defraudado un poco.

David Rocasolano, Adiós princesa. Este libro es de aquellos que crean adicción a la lectura. El autor, primo de Leticia (que no sé si va con “c” o “z”, pero en castellano debería ser “c”) Ortiz, explica cómo cambió dicha señorita de ser una atea, periodista implacable y defensora de la noticia a creyente y muy defensora de ocultar las cosas de su familia; cosa que no sería problema si no fuera porque su actual familia son los Reyes de España. Pero no sólo eso. El autor es un personaje con los pies en el suelo, muy realista y coherente que define la casa real desde dentro; afirmando y desmintiendo lo que dice la prensa. Explica cómo es esa familia realmente y toda la hipocresía que lleva consigo. Por otro lado, no nos pinta a su prima como una persona amable, sino de aquellas (por así decirlo) de armas tomar y que quiere que las cosas se hagan como ella dice. Son pequeñas cosas, como el mismo autor dice, pero que van cercenando libertades del resto de su familia. De hecho, según dice, su familia ha acabado prácticamente rota en lo que se refiere a relación entre ellos. Un libro interesantísimo, teniendo en cuenta que a un servidor poco le interesan estos temas. Le hice una reseña.

Adela Muñoz Páez, Historia del veneno. La autora del presente libro es catedrática de química inorgánica de la Universidad de Sevilla, por lo que cuando habla de compuestos químicos y venenos está muy bien documentada. No obstante, la primera mitad del libro se dedica más a la historia de la Roma antigua que no a la del propio veneno. Yo esperaba algo más de química y menos de historia. No obstante, la segunda parte la he encontrado mucho más interesante e instructiva, centrándose más en los envenenamientos que no en la historia en sí. Por tanto, lo calificaría de algo pesado la primera parte e interesante la segunda. Siempre en mi opinión subjetiva, por supuesto.

Dolors González, La fageda, historia d’una bogeria [CAT]. Se trata de la historia de cómo esta empresa, cuyo fin es la de dar trabajo a los disminuidos y el resto es el medio para conseguirlo, nació de la nada para llegar a ser un referente en Cataluña.

Mario Bunge, La ciencia: su método y su filosofía. Se trata de un estudio sobre filosofía de la ciencia. Pero filosofía de verdad, bien hecha y por un persona que entiende del tema. Le hice una reseña.

Arturo Quirantes, Un físico sin complejos. Se trata de las entradas en el blog NAUKAS de este físico. Algunas, quizás, son un poco antiguas, pero en general, es la visión del mundo por parte de un físico que se plantea las cosas.

Arturo Quirantes, La física de la catarata. Otro libro del mismo autor que el anterior. En él aprovecha la nueva versión de la película Desafío total para explicarnos cosas sobre física intentando hacer ese túnel que atraviesa la tierra de punta a punta (obviando los problemas ingenieriles, claro). Recomendado a los profesores que quieran poner problemas difíciles a sus alumnos.

John Emsley, The Elements of Murder: A History of Poison [ENG]. Se trata de una historia de los venenos y de cómo han sido utilizados en la historia. Me ha gustado más que el libro Historia del veneno de Adela Muñoz Páez, pues hace más hincapié en los casos de envenenamiento, los productos utilizados y cómo afectan al cuerpo. Ojo porque es un libro largo y el tema al final se hace un tanto pesado. Uno dice ¡basta ya de envenenamientos! Para los químicos, biólogos o médicos debería ser una delicia.

Ben Goldacre, Mala Farma. El autor es médico y habla de las malas prácticas que tienen las farmacéuticas vendiendo medicamentos para, según dicen, salud de los pacientes. El autor desvela dichas prácticas que ponen, en muchos casos, los pelos como escarpias, ya que las palabras ética, verdad, sinceridad y otras similares no constan en sus diccionarios. Desde falsedad de datos, sobornos, política de silencio hasta casi asesinato es de lo que son capaces. Porque saber de efectos secundarios que desembocan en la muerte de un paciente y ocultarlos es, en opinión de un servidor, asesinato. Como dato curioso, decir que se gastan mucho más en marketing que en investigación ya debería dar una idea. Que una empresa quiera generar beneficios es lícito, pero engañando a sus clientes, y sobre todo con su salud de por medio, es otra cosa muy diferente. Este libro hay que leerlo, porque da una serie de consejos que todos podríamos hacer para, si no evitarlo, por lo menos, meterles en apuros.

Ben Goldacre, Mala Ciencia. Del mismo autor que el anterior. Se dedica a pulverizar los bulos que corren hechos por homeópatas, magufos y seres de similar pelaje. Y lo hace mirando los estudios a los que estos hacen referencia. O sea, cuando sale un estudio que afirma lo bien que va la homeopatía, el autor lo localiza, se lo lee de arriba a abajo y explica los errores de metodología, estadísticos, etc. Esto que hace el autor es aplicable no sólo a la mala ciencia, sino a la ciencia en sí. Salvando las distancias, es un Carl Sagan desenmascarando los bulos médicos. Por otro lado, habla también de las malas prácticas por parte de las farmacéuticas, pero para ellas se extiende más en Mala Farma.

Leonard Susskind, El paisaje cósmico. Se trata de una introducción a la teoría de cuerdas. Tal y como el Universo es como es, esta teoría parece apoyar casi cualquier tipo de Universo. El libro se pude leer, hasta cierto punto, pues cuando empieza a hablar de los branas y demás se complica un poco y puede hacerse algo pesado por momentos. No obstante, da una introducción genérica interesante. Recomendado a estudiantes de ciencias.

Ferdinand von Schirach, Crimen y castigo. Narra una serie de diferentes casos en los que el autor ha tenido que hacer de abogado. Son interesantes porque hay momentos en los que te hace plantearte qué es la justicia y si tiene sentido algunas veces. Hay casos realmente escalofriantes. Muy entretenido. Ameno de leer. Recomendado y a todo el mundo.

Anna Tarrés, Cuando ser la mejor no es suficiente. Es la historia de esta entrenadora de la selección de Natación Sincronizada. Yo lo he leído porque he conocido su entorno de primera mano (un familiar mío trabajó en la piscina donde ella entrenaba). El libro es más bien mediocre y, la verdad, bastante aburrido. No explica nada que no hagamos el resto de los humanos. Respecto a su destitución, da su versión de los hechos, minimizando los comentarios y cosas que las nadadoras dijeron. Puede que tenga o no razón, pero habría que leer algún otro de lo que comentaran quienes han entrenado con ella. No lo recomiendo a no ser que tengas un interés particular en ella como persona.

Frans de Waal, La edad de la empatía. Es prácticamente una continuación natural a El mono que llevamos dentro. Analiza las razones de que seamos empáticos, o sea, el ponernos en la piel de los demás, y sus ventajas evolutivas. Y la empatía no sólo se da en el ser humano, sino en muchos otros animales. El autor, una vez más, guiándonos por numerosos ejemplos, nos muestra la cara del comportamiento del hombre estudiando el comportamiento de los animales. Es una opinión personal: para mí, tanto este libro como el otro citado, son auténticas obras de arte.

Leonard Susskind, La guerra de los agujeros negros. Es un tema interesante saber qué sucede con la información cuando traspasamos el horizonte de sucesos de un agujero negro (el lugar del “no retorno” por llamarlo así). Mientras que Hawking defiende que la información se pierde para siempre, Susskind y ‘t Hoft sostienen que no es así; que eso no puede ser. A partir de aquí se mezcla desde la relatividad general, pasando por la mecánica cuántica hasta la teoría de cuerdas para ver todas las posibilidades. No es un libro que recomendaría a principiantes, sino a gente con un nivel de 2º de carrera científica o técnica o que conozca conceptos como “entropía” u “horizonte de sucesos” de un agujero negro con algo de soltura. Si no, se puede hacer enfarragoso. Si eres de los que tienes esos conceptos por la mano, entonces, el libro es muy bueno. Le hice una reseña.

Lawrence M. KraussLa física de Star Trek. No se trata de buscar fallos en la fisica de la serie, sino de la posibilidad de algunas cosas, como el viaje en el tiempo o el teletransporte. Para amantes de Star Trek con un punto de nivel en ciencias físicas (estudiantes de ingeniería, física o similar). Le hice una reseña.

Bee Wilson, La importancia del tenedor. Se trata de la historia de los cubiertos, cacharros, electrodomésticos, avances y costumbres que han ido sucediendo e las cocinas a lo largo de la historia; comparando, además, las costumbres entre diferentes culturas. Es un libro largo y es curioso. Recomendado al que le vayan estos temas, pues la autora está muy informada del tema.

Kurioso, Bocados de realidad, . Tenéis este libro gratis en formato digital. Se trata de una recopilación de las historietas que cuenta en su blog. Muy buen libro, con muchas historias curiosas, y muy entretenido.

Carlos Suasnavas, 33 historias imprescindibles. Es también una recopilación de los artículos del blog de este autor. Tal y como el anterior, las historias que cuenta son muy buenas y el libro es también muy recomendable.

Pedro Gómez Esteban, Hablando de… Del ácido sulfúrico a Louis Pasteur,  El autor es el autor del maravilloso blog El tamiz. Imitando el estilo de James Burke, empieza por un tema, lo ataca con algo de detalle, finalizando en un segundo tema o en un detalle; y el detalle es el principio del siguiente capítulo que desarrolla. Es un libro magistral. Uno se queda perplejo del culturón que tiene este hombre y de las cosas que sabe. Muy recomendable.

Pedro Gómez EstebanHablando de… De la seda a Johann Sebastian Bach. Mismo autor, y explicación. Continuación del anterior.

Diego Golombek, Sexo, drogas y biología. Se trata de un pequeño libro bastante divertido, a la vez que riguroso, sobre el sexo en la vida. Y habla del tema tanto entre personas como entre animales. Muy instructivo e informativo.

Pere Estupinyà, La ciencia del sexo. Este sí es un estudio en profundidad sobre el sexo en los seres humanos. El autor lo enfoca desde todos los puntos de vista posibles y habla del tema de forma totalmente distendida. Es un libro interesantísimo y muy largo pero que, curiosamente, se hace muy corto. La verdad es quizás el mejor libro que he leído de este tema. Altamente recomendado a todos los públicos.

Néstor Braidot, Cómo funciona tu cerebro para dummies. Se trata de una introducción al funcionamiento del cerebro en la línea que hace esta serie “para dummies”. La parte final tiene unos capítulos que más que del cerebro serían de autoayuda. Le hice una reseña.

Antonio Martínez Ron, ¿Qué ven los astronautas cuando cierran los ojos?. Se trata del fenomenal libro de aberron. No es tanto una recopilación de sus artículos como sí más bien un homenaje al cerebro y al ser humano, pues la mayoría de los escritos hablan de ese tipo de curiosidades. Es realmente bueno y recomendable para todos los públicos. Le hice una reseña.

Jill B. Taylor, Un ataque de lucidez. Trata de la historia de la autora, una nuerocientífica que tuvo un ictus y vio cómo se iban degradando sus facultades mentales. La operaron para extirparle un coágulo en el hemisferio izquierdo de su cerebro del tamaño de una pelota de golf. Habla de la recuperación, las necesidades, las cosas que podía y no podía hacer, etc. Le hice una reseña.

T.R. Reid, The Chip. How two americans incented the Microchip & launched a revolution [ENG]. Es la historia de la invención del microchip y la vida y la personalidad de sus dos co-inventores, Jack Kilby y Robert Noice. Curiosamente, ambos fueron muy diferentes: mientras uno se enriqueció, el otro no lo hizo. El libro cuenta tanto partes técnicas como la guerra de las patentes como todo lo relacionado con ello. Un libro muy curioso. Si no hubiera parte técnica, lo recomendaría a todos los públicos. Con la parte técnica lo recomiendo a gente que, al menos, tenga idea de cómo los electrones se mueven en las órbitas de los átomos; pero no es necesario mucho conocimiento de ello.

Oliver Sacks, El hombre que confundió a su mujer con un sombrero. Las increíbles historias que nos cuenta este neurólogo con los casos que ha tratado. La verdad es que para los amantes de la neurología es un imprescindible y para los demás un asombro. Leeré más libros de este personaje, sin duda.

Feliz Navidad.

[Libro] La guerra de los agujeros negros

Este libro me ha encantado. Introduce de forma, más o menos, entendible el debate sobre si, al caer materia a los agujeros negros, la información se pierde para siempre (lo que iría en contra de algunas teorías actuales), o por el contrario se conserva. Mientras Stephen Hawking defiende el primer punto de vista, el autor defiende el segundo. Y para ello, nos da un repaso sobre muchos detalles y conceptos relacionados con la gravedad, la mecánica cuántica, la teoría de cuerdas, la relatividad general y los agujeros negros. Os hago el habitual resumen.

Imaginemos que existiera un hombre de 3000 km de altura que está cayendo hacia la Tierra. Sería tan alto que la fuerza que tirara de sus pies sería mucho más fuerte que la que tiraría de su cabeza. El efecto neto es que se está tirando de su cabeza y sus pies en sentidos opuestos. Son las llamadas fuerzas de marea. Nosotros no tenemos esos problemas porque al caer, las diferencias de fuerzas gravitatorias entre cabeza y pies es despreciable. Pero si nos acercamos a un agujero negro, las diferencias de la fuerza gravitatoria ya no serían tan despreciables. Lo que le sucedería al hombre de 3.0000 km en la Tierra le sucedería a un hombre normal a 150.000 km de un agujero negro. La gravedad de un agujero negro en sus cercanías no sólo es muy fuerte, sino que es muy poco uniforme.

Hay dos posibles remedios: o ser más pequeño o que el agujero negro sea más grande. Una bacteria, por ejemplo, no notaría las fuerzas de marea en un agujero negro de masa solar; pero una persona tampoco notaría las fuerzas de marea en el horizonte de un agujero negro de un millón de masas solares. En el caso de la Tierra y las mareas esas fuerzas son las que la Luna provoca en la Tierra para que haya dos mareas. La causa es la misma.

La famosa ley de la Gravitación Universal tiene una constante fundamental del a Naturaleza llamada G. Al ser la gravedad tan débil, no pudo ser medida hasta finales del soglo XVIII, cortesía de Henry Cavendish, quien encontró que la fuerza entre un par de masas de un kilogramo separadas un metro es aproximadamente 6,7*10-11 Newtons. Irónicamente, Newton nunca supo cuál era el valor de su propia constante.

Feynman decía que cuanto más extraño es el comportamiento de la Naturaleza, más difícil es hacer un modelo que explique cómo funciona el fenómeno más simple y que por los físicos teóricos habían dejado de hacerlo.

Nos introduce lo que es exactamente el determinismo en las propias palabras de Laplace:

Podemos considerar el estado presente del universo como efecto de su pasado y causa de su futuro. Un intelecto que en cierto instante conociera todas las fuerzas que ponen en movimiento la Naturaleza y todas las posiciones de todos los objetos de los que está compuesta la Naturaleza, y si este intelecto fuera también lo suficientemente vasto para someter estos datos al análisis, englobaría en una única fórmula los movimientos de los cuerpos más grandes del universo y los del átomo más minúsculo; para tal intelecto nada sería incierto y el futuro igual que el pasado estaría presente ante sus ojos.

Introduce la “ley de conservación de la información”. Si se conoce el presente de forma perfecta podemos conocer el futuro de forma perfecta para un instante dado; pero también el pasado de ese instante dado. Por ejemplo, si iniciamos una partida de billar en la que lanzamos una bola y golpeamos al grupo de bolas en la primera jugada, si conociéramos todo exactamente podríamos predecir la posición final de cada bola después de la jugada. Pero lo mismo al revés. Finalizada la jugada y conocidas todas las fuerzas que habían sido aplicadas podríamos volver hacia atrás el sistema para dejarlo todo en el estado inicial. El problema es que cualquier punto de aleatoriedad nos lo desbarata.

Y lo mismo sucede para el fotón en el experimento de la rendija. La posición final puede ser aleatoria, pero si hubiera alguna forma de hacer que el fotón llegar a su destino e invertir el experimento, entonces volvería a la posición inicial. Todo esto, claro, siempre y cuando no hagamos un experimento por medio para ver dónde está el fotón. Si lo miramos, en el experimento de ida y vuelta, volverá a la posición inicial, pero si no lo miramos y le dejamos hacer, volvería a la posición inicial. Así que la ley de conservación de la información se aplicaría también en la cuántica.

Reconozco que esta parte la acepto, pero me cuesta razonar. Pero, por de pronto, aceptemos que es verdad, cosa que el autor asume como cierta desde el principio. Pues bien, aquí entra en contradicción con la afirmación de Hawking que dice que cualquier información que cae en un agujero negro es información perdida.

Todo lo que no está prohibido es obligatorio. Murray Gell-Mann tomó prestado este lema de Camelot de T.H. White. Hay muchos sucesos en física clásica que sencillamente no pueden suceder. En muchos casos, sin embargo, esos mismos sucesos son posibles en teoría cuántica. Entonces, no decimos que son imposibles, sino que son muy improbables. Pero si esperamos el tiempo suficiente, finalmente, sucederán. Un buen ejemplo es el efecto túnel. Pero para el ejemplo de que un coche atraviese una montaña por efecto túnel se necesitaría en promedio una cantidad enorme de tiempo. Ese número requeriría tantas cifras que incluso si cada cifra no fuera mayor que un protón y pudieran estar muy apretadas, llenarían todo el Universo.

Explica alguna historia personal como la de Claudio Teitelboim, un físico latinoamericano. Su familia estaba políticamente aliada con Salvador Allende y Claudio era un declarado enemigo del régimen dictatorial de Pinochet. John Wheeler era un ferviente anticomunista. No obstante, John y Claudio mantenían una fuerte amistad. Uno de los trances más emotivos de Claudio fue que descubrió que su padre era Álvaro Bunster, el patriarca de una heroica familia antifascista. Como decía un titular chileno, “Famoso físico chileno que buscaba el origen del universo descubre su propio origen”. Como resultado, se cambió su apellido por el de Bunster.

Es curioso, pero cuando Wheeler acuñó el nombre de agujeros negros fue rechazado por la revista Physical Review. Hoy la razón parece ridícula: ¡el término agujero negro se consideraba obsceno! No obstante, John siguió luchando contra el consejo editorial y así el nombre prosperó. Wheeler, quizás aprovechando la circunstancia, acuñó también la siguiente frase Los agujeros negros no tienen pelo, y es que Wheeler entendía por pelo los rasgos observables: quizás protuberancias o irregularidades. O sea, que el horizonte de un agujero negro era tan suave y uniforme como la calva más lisa.

Para ver qué sucede con la información, consideremos una palangana llena de agua. Ahora, dejamos que caigan en ella gotas de tinta. Dicha tinta se diluirá haciendo que el agua se oscurezca. Al cabo de un rato, la tinta está repartida de forma uniforme por toda la palangana. Pero si esperamos, el fluido se va evaporando. Si había información en las gotas de tinta, obviamente se ha perdido pero, ¿se ha destruido? Dicha tinta estará revuelta e imposible de recuperar, pero la tinta seguirá estando y se habrá ido con la nube molecular vaporosa que escapa al espacio.

Pues bien, la idea de que si algo cae en un agujero negro se pierde para siempre y de forma total es la tesis de Hawking con respecto a la información. Según este último, hasta la tinta desaparecería. No es como encerrar la información y guardarla bajo llave en una caja, sino que cae en una caja y esta se evapora; y no hay forma de devolver esa información a un mundo exterior. Hawking dijo que: Cuando un agujero negro se evapora, los bits de información atrapados desaparecen de nuestro universo: la información no está revuelta, se pierde irrevisiblemente para siempre.

El autor pensó aquí en poner cerca de un agujero negro ordenadores, CDs, libros al mismo ritmo que se evaporaba. Razona que el agujero negro, como cualquier otro objeto, tiene una capacidad finita de almacenar información y una vez que alcanzamos el límite de capacidad para guardar información, o bien debe crecer o bien debe fugarse la información. Pero si Hawking tenía razón y se puede arrojar más y más información a un agujero negro, tal y como meter un número infinito de payasos en un coche de payasos, entonces la entropía dejaría mantener su significado habitual. O sea, la cantidad de información que puede estar oculta debe ser limitada, nunca infinita. De serlo, o bien la entropía de un agujero negro se contaba de forma diferente o habría que reformular el clásico concepto de entropía. Y hay que recordar que en un agujero negro no puede haber fugas de información, ya que el horizonte de sucesos es un punto de no retorno.

Cuando hablamos de choques de partículas (tanto átomos como partículas elemantales), matemáticamente se trata como una matriz S. Es una matriz enorme. Podemos poner en ella una bomba atómica: un solo electrón puede activarla. La matriz-S vendría a describir el sistema bomba-electrón. De la entrada sale una desordenada erupción de átomos de gas caliente, fotones,… vamos la explosión de la bomba. La matriz S sería terriblemente complicada: habría que hacer una lista detallada de los fragmentos, sus velocidades, direcciones, etc. Algunos físicos buscan una matriz de este tipo para meter en ella una estrella. Si esto es así, ¿qué impediría hacer una de estas matrices con un agujero negro?

Una propiedad importante de esta matriz es su reversibilidad. Entonces, si aplicamos la inversión, los fragmentos de la bomba se volverán a unir y acabarán en cómo estaban al principio, con todos los delicados mecanismos y el electrón entrante. O sea, que la matriz S no sólo predice el futuro a partir del pasado, sino el pasado a partir del futuro. Nunca se pierde información en esa matriz. Pero ojo, el más mínimo error (un solo fotón perturbado) puede hacer que acabemos con un revoltijo aleatorio de fragmentos al invertir dicha matriz.

Si Hawking estaba en lo cierto y la información se perdía por el agujero negro, este último no podría representarse por una matriz S, así que ideó la matriz $ (que ha llegado a conocerse como matriz-dólar). Pero eso significaría tener una matriz especial sólo para los agujeros negros.

También habla del concepto “fotocopia cuántica”. Que está muy bien, salvo que es imposible. De serlo, podríamos cargarnos el Principio de Incertidumbre de Heisenberg, ya que de uno de los clones mediríamos la posición y del otro la velocidad. Así que no podemos hacerlo.

También nos habla de óptica. Todas las imágenes hechas con ondas son intrínsecamente borrosas, y cuanto mayor es la longitud de onda, más borrosa es la imagen. Por ejemplo, las ondas de radio tienen las longitudes de onda más largas, desde 30 cm en adelante. Las ondas de radio forman excelentes imágenes de objetos astronómicos, pero si intentamos hacer una imagen de un rostro con ondas de radio, lo que veremos es un borrón.

Bajando la escala en las longitudes de onda, las siguientes que vienen son las microondas. Un retrato hecho con microondas de 10 cm de longitud de onda seguiría siendo demasiado borroso; pero a la que nos acercáramos a una longitud de de onda de 2 cm, entonces empezaríamos a distinguir nariz, ojos y boca.

La regla es simple: no se puede obtener una resolución mejor que la longitud de onda de las ondas que forman la imagen. Los rasgos faciales tienen un tamaño de unos pocos centímetros y se verán bien cuando la longitud de onda llegue a ese tamaño. Si la longitud de onda es de un milímetro, un rostro estará bastante nítido, aunque se nos podrá pasar por alto algún que otro grano.

Y cuando se estudian estas cosas, también se habla de filosofía de la ciencia. Un cambio de paradigma no es más que la sustitución de una visión del mundo por otra. Aparecen modos de pensamiento totalmente nuevos que toman el lugar de los marcos conceptuales precios. El principio de selección natural de Darwin fue un cambio de paradigma; los cambios de espacio y tiempo por espacio-tiempo y luego un espacio-tiempo elástico y flexible fueron cambios de paradigma; también lo fue, por supuesto, la sustitución del determinismo clásico por la lógica de la mecánica cuántica.

Los cambios de paradigma científico no son como los cambios de paradigma en arte o política. Los cambios de opinión en arte o en política son en realidad sólo eso: cambios de opinión. Por el contrario, nunca habrá una vuelta de las leyes del movimiento de Newton a la mecánica de Aristóteles. Dudo mucho que cambiemos nuestras ideas sobre la superioridad de la Relatividad General sobre la teoría de la gravitación de Newton cuando se trata de hacer predicciones precisas sobre el Sistema Solar. En ciencia, el progreso -la progresión de los paradigmas- es real.

Por supuesto, la ciencia es un asunto humano, y durante las penosas luchas por nuevos paradigmas, las opiniones y las emociones pueden ser tan volátiles como en cualquier otra empresa humana. Pero de algún modo, cuando todas las opiniones han sido filtradas por el método científico, quedan algunos pequeños núcleos de verdad. Pueden ser mejorados, pero como regla, no son revertidos.

Habla de una nueva ley física: la del principio holográfico, que dice que todo lo que hay en el interior de una región del espacio puede describirse por bits de información restringidos a la frontera. Como comentábamos antes, hay un máximo de información que puede haber en un determinado volumen. Y uniendo todo lo anterior se demuestra matemáticamente que el máximo número de bits de información que puede haber es igual al número de píxeles planckianos que puede haber en la región de la frontera.

Si ponemos a rotar un balón cada vez con mayor velocidad angular, su energía irá subiendo, hasta que reviente literalmente. Pero si hablamos de átomos o moléculas, la energía no sigue una línea, sino una gráfica de puntos. Aquí la cuántica juega un papel fundamental. Ese gráfico de tipo línea traducido a una secuencia de puntos en un gráfico se llama trayectoria de Regge, cortesía del físico-matematico italiano Tullio-Regge.

Habla de cómo Feynman enfocaba as teorías físicas y cómo pensaba en la teoría cuántica de las fuerzas cuando hablaba de la teoría de campos de Faraday-Maxwell-Einstein:

Feynman imaginaba una partícula cargada como un malabarista de fotones que rodea a la carga. Un electrón, en reposo, es un malabarista perfecto, que nunca falla recogidas. Pero igual que le sucede a un malabarista humano en un vagón de tren, la aceleración repentina puede trastocar las cosas. Las cargas pueden ser apartadas de su posición, lo que hace que estén en el lugar equivocado para absorber el fotón. El electrón no recogido sale disparado y se convierte en un bit de luz irradiada.

Volviendo al vagón de tren, el compañero malabarista sube al tren y los dos deciden practicar un juego de equipo coordinado. En general, cada malabarista recoge sus propios lanzamientos, pero cuando se acercan lo suficiente, cada uno de ellos puede recoger ocasionalmente una bola lanzada por el otro. Lo mismo sucede cuando se acercan dos cagas eléctricas. Las nubes de fotones que rodean las cargas se mezclan, y una carga puede absorber un fotón emitido por la otra. El proceso se llama intercambio de fotones.

Como resultado del intercambio de fotones, unas cargas ejercen fuerzas sobre otras. La difícil cuestión de si la fuerza es atractiva (un tirón) o repulsiva (un empujón) puede ser respondida sólo por las sutilezas de la mecánica cuántica. Baste decir que cuando Feynman hizo los cálculos encontró lo mismo que habían predicho Faraday y Maxwell: las cargas eléctricas se repelen, y las opuestas se atraen.

Lo que no deja de ser curioso es que mientras que un humano puede hacer algunos pocos lanzamientos y recogidas por segundo, los electrones emiten y absorben unos 1019 fotones por segundo. Y si hablamos de fuerza gravitatoria, en la que no habría fotones implicados, sino gravitones: los electrones deberían también emitir y absorber gravitones. ¿Cuántos por segundo? La respuesta es sorprendente: casi nunca lo hacen. De hecho, se necesita un tiempo mayor que la edad del universo para que un electrón emita un solo gravitón.

Esa es la razón, según la teoría de Feynman, de que la fuerza gravitatoria sea tan débil al lado de la electromagnética.

Es un libro muy interesante y ameno para tener una introducción a la teoría de cuerdas y al debate sobre qué sucede con la información que cae a los agujeros negros. Para entenderlo, con un grado de primero o segundo de carrera ya basta; aunque para entenderlo en profundidad quizás se necesita un puntito más.

Título: “La guerra de los agujeros negros”
Autor: Leonard Susskind
Hay otra reseña en el blog de Francis