Se busca rey en buen estado

Que nadie se asuste. No vamos a hablar de la sucesión del rey actual, aunque está el hombre algo averiado y cascado. Quizá otro día. Hoy vamos simplemente a retroceder en nuestra historia hasta 1868. Hasta el gorro estaban muchos de Isabel II, de sus amantes, de sus corrupciones y de no saber estar a la altura de las circunstancias.  Una crisis financiera y otra de subsistencia amenazaban a