Día Internacional de la Biodiversidad 2014

Mañana, 22 de mayo, se celebra el Día Internacional de la Biodiversidad (twitter). El tema de este año es la "Diversidad Biológica de las Islas" 

Las islas y las áreas marinas cercanas a las costas constituyen ecosistemas únicos que suelen comprender muchas especies vegetales y animales endémicas. En tanto herencia de una historia evolutiva única, estos ecosistemas son tesoros irreemplazables. También son sumamente importantes para los medios de subsistencia, la economía, el bienestar y la identidad cultural de los 600 millones de habitantes de las islas, es decir, la décima parte de la población mundial.

La elección de la biodiversidad insular como tema central de este Día tiene una especial importancia, ya que coincide con la designación de 2014 como Año Internacional de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo .

Fuente del texto e imagen: web de la ONU

En España, varias organizaciones se sumarán al resto de iniciativas mundiales. La Fundación Biodiversidad enviará información sobre este evento y la importancia de conservar la diversidad biológica marina a todas las personas que se suscriban a sus boletines. Por su parte, la ONG Oceana, especializada en la conservación de la vida marina, prevé realizar diversas actividades durante ese día.

Día Mundial del reciclaje

Mañana, 17 de mayo, se celebra el Día Internacional del Reciclaje. Se trata de una iniciativa con el fin de promover a los ciudadanos del mundo sobre una mayor responsabilidad sobre la materia y los desechos que dañan la naturaleza.

Origen 
El Día Mundial del Reciclaje fue instituido en Texas en el año 1994 al que México se unió en el año 1998. A partir de ese momento la necesidad de impulsar el reciclaje se extendió a todos los países del mundo.

Importancia del Reciclaje
El reciclaje conlleva un gran número de ventajas y beneficios para el medio ambiente: Ahorro de energía. Reduce la contaminación. Ahorro de materias primas. Reducción del volumen de residuos. Permite preservar recursos naturales.

Símbolo del Reciclaje
El símbolo del reciclaje fue creado en el año 1970 gracias a un concurso de diseño en el que participaron estudiantes estadounidenses. El ganador fue Gary Andersen de la Universidad de California del Sur.
El símbolo consiste en un círculo de Möbius junto a tres flechas las cuales representan un proceso del reciclaje:

  • Reducir: consiste en la reducción de objetos de convertirse en residuos. 
  • Reutilizar: consiste en volver a usar un producto para darle el mismo u otro uso.
  • Reciclar: consiste en el tratamiento de residuos que son reintroducidos en un ciclo de vida.

Colores de los contenedores
Dentro del proceso de reciclaje es importante conocer los tipos de residuos para realizar la separación de cada uno de ellos:

  • Contenedor verde: se recogen envases de vidrio (botellas, mesas, espejos, etc.). 
  • Contenedor gris: se encuentran residuos de metal: tapas, latas, envases de aluminio, etc.
  • Contenedor azul: contiene residuos de todo tipo de cartón, como cajas, papel de envolver, periódicos, cartulinas, etc. 
  • Contenedor naranja: se recogen todos aquellos residuos de tipo orgánico, como restos de comidas, papel absorbente, papel higiénico, etc. 
  • Contenedor amarillo: en el contenedor amarillo se recogen los residuos de plástico, como botellas, envases, bricks (leche, zumos), tarjetas de plástico, bolsas, tubos de PVC, etc.
Fuente del texto: http://www.dia-de.com/reciclaje/



Día Mundial de la Eficiencia Energética

Mañana, 5 de marzo, se celebra el “Día Mundial de la Eficiencia Energética”, una jornada para que reflexionemos sobre nuestros hábitos frente al uso sostenible y racional de la energía, para que empresas, instituciones y gobiernos revisen sus compromisos con respecto a la utilización de tecnologías renovables.

La eficiencia energética se plantea como una de las políticas de freno para el cambio climático y la consecución de sociedades sostenibles, junto con el desarrollo de energías renovables y una política de transporte menos agresiva con el medio. Ello no implica renunciar a la calidad de vida, sino la obtención de los mismos bienes y servicios energéticos empleando para ello menos recursos. Esto se consigue con la mejora de los procesos, la cogeneración, el reciclaje, el uso de productos menos contaminantes y un consumo inteligente, es decir, utilizar solo aquella energía que realmente necesitemos.
 Fuente del texto

Os muestro una presentación muy completa, obtenida del portal de energías renovables Renovae.org, sobre el tema del ahorro y eficiencia energéticas: