El arte agredido

La Piedad, de Miguel Ángel. El Arte es algo maravilloso, pero sumamente frágil y vulnerable.  La protección que brindan los museos es relativamente escasa. Es muy difícil que todas las grandes obras queden completamente a salvo de los ataques de locos, patosos y desaprensivos. Sólo unas cuantas elegidas se parapetan detrás de gruesos cristales blindados. ¿Tienen algo en común los