Enrique IV el impotente

Posiblemente en esta historia haya más leyenda que verdad. Y que los detractores de Enrique IV y su descendencia hayan cargado las tintas en un asunto que les beneficiaba ampliamente, al lograr finalmente situar en el trono de Castilla a la hermana del rey y no a su hija. Para deslegitimar a la sucesora de Enrique, a Juana, sacaron a la luz que ésta no era hija del rey sino del favorito