El valor fundamental de los humedales

Para una realización completa de la actividad de recapitulación nº 2 de la página 286 del libro de texto os recomiendo la lectura siguiente:

Los humedales son lugares de alto valor ecológico por las siguientes causas:
  1. Son zonas de gran valor paisajístico.
  2. Poseen una vegetación especial, llamada freatofítica, que toma el agua de la zona saturada de los acuíferos.
  3. Mantienen un microclima menos cálido y más húmedo, donde se incrementa la evaporación.
  4. Intervienen, por tanto, en la regulación del ciclo hidrológico.
  5. Son zonas de elevada productividad biológica.
  6. Contribuyen al incremento de la biodiversidad, ya que son hábitats de especies en peligro de extinción, así como zonas de gran interés para la avifauna (ZEPA) y para la ictiofauna.
  7. Intervienen en el ciclo biogeoquímico del carbono. La acumulación de vegetación y su descomposición en estas áreas generan turberas.
Fuente: delgrisalverde.blogspot.com
 Las causas de la progresiva desaparición de estos frágiles ecosistemas son muy variadas, pero pueden agruparse en cuatro categorías:
  1. Alteraciones en las cubetas:
    • Desecación por motivos sanitarios, por avance de terrenos agrícolas y urbanos o por motivo del calentamiento global.
    • Colmatación por relleno de sedimentos.
    • Dragado o eliminación de sedimentos.
  2. Alteraciones en el ciclo hidrológico:
    • Sobreexplotación de los acuíferos que alimentan el humedal.
    • Regulación del cauce de los ríos (embalses).
  3. Alteraciones en la calidad del agua:
    • Incremento de los vertidos de todo tipo (industrial, agrícola o doméstico) en los humedales.
    • Fenómenos de eutrofización.
  4. Alteraciones en las biocenosis:
    • Cambios en la vegetación que implican la disminución de especies nidificantes.
    • Escasez de agua que puede dar lugar a la aparición de incendios espontáneos en las turberas, como ya ocurrió hace unos años en las Tablas de Daimiel.
    • Sobreexplotación de especies mediante la caza o pesca abusivas.
    • Introducción de especies alóctonas que pueden desplazar (y exterminar) a la fauna y flora autóctonas de estos lugares.
Fuente: geoperspectivas.blogspot.com
 Por ello, se deben tomar drásticamente medidas de protección de los humedales, como las siguientes:
  1. Declarar dichas zonas como espacios protegidos. Destaca en este sentido la Convención Ramsar (Irán, 1971), que es un tratado intergubernamental en el que se consagran los compromisos contraídos por sus países miembros para mantener las características ecológicas de sus Humedales de Importancia Internacional y planificar el "uso racional", o uso sostenible, de todos los humedales situados en sus territorios. En julio de 2012 se celebró en Bucarest la COP 11 de dicha Convención. La última edición (COP 12) se celebró en Punta del Este, Uruguay, del 1 al 9 de junio de 2015.
  2. Medidas legislativas de protección de los humedales, dentro del Plan Estratégico Español para la conservación y el uso racional de los humedales (en pdf).
  3. Incentivar la educación ambiental, campañas de sensibilización de la población y fomentar su protección.
  4. Prohibir los vertidos en estas áreas.
  5. Control y limitación de las extracciones de aguas en los acuíferos que nutren a los humedales.
Según los datos (en pdf) de la web de la propia Convención Ramsar, en España hay 74 sitios Ramsar que ocupan un total de 303.090 hectáreas (Sitios Ramsar en España en la wikipedia). De la Comunidad de Madrid solo están incluidos en la lista los humedales del Macizo de Peñalara.

    ¡Salvad el delta del Ebro!

    Vista aérea del delta del Ebro
    Recupero este artículo anterior para que analicéis los factores que influyen negativamente en el Parque Natural del delta del Ebro y en otras zonas litorales de España:

    "En los 20 años que llevo aquí la mar ha subido unos cuatro dedos. La mar se hincha cada vez más", explica Miquel, acequiero mayor de la margen derecha del delta del Ebro, en Tarragona. Lo sabe porque las bombas con las que desagua los arrozales, algunos de ellos claramente bajo el nivel del Mediterráneo, las pone en marcha cada vez con mayor frecuencia. Y con la mar hinchada y con el menor caudal del Ebro, la cuña salina, la lengua del mar que sube por el Ebro y amenaza el ecosistema, avanza lenta pero casi imparable.

    La situación ha llevado a la Confederación Hidrográfica del Ebro del Ministerio de Medio Ambiente, a plantearse un sistema de diques subacuáticos que frenen la entrada de agua salada. Las barreras ya existen en el delta del Po, en Italia. Cuando el río lleva mucho caudal, "el agua dulce abre las láminas y todo el caudal sale hacia el mar". Cuando el caudal es menor, se produce la entrada de la cuña salina en el delta. En ese momento, las barreras se cierran, y frenan la entrada de sal. Se colocan en el fondo porque el agua salada es más densa y ocupa la parte inferior del río (ver gráfico)

    Con las llamadas barreras antisal, el ministerio pretende combatir una regresión que parece imparable. El delta creció a partir del siglo XV con la deforestación aguas arriba. El Ebro comenzó a transportar una gran cantidad de sedimentos que se quedaban en la desembocadura. En el siglo XX, con la construcción río arriba de los enormes embalses de Mequinenza, Flix y Ribarroja, la llegada de sedimentos se redujo drásticamente. Y el delta no ha hecho más que menguar y moverse. El Plan Integral de Protección del Delta del Ebro, de 2006, calcula que el delta se hunde unos tres milímetros al año. Eso, unido a la subida prevista del nivel del mar por el cambio climático (ver el simulador), hace prever que el aumento relativo del nivel del mar en el delta del Ebro sea de 57 centímetros a final de este siglo.

    Leer el artículo completo en elpais.com

    La confusa situación de los Espacios Naturales Protegidos (ENP) en España

    En la evolución de los Espacios Naturales Protegidos (ENP) de España se han diferenciado tres grandes etapas fundamentales:
    • La primera etapa (principios del siglo XX) se caracteriza por el nacimiento, organización y consolidación de los primeros Espacios Naturales Protegidos, principalmente Parques Nacionales y una concepción estática y elitista de los mismos. Las finalidades de estos espacios eran de estética y recreo, así como de protección de la naturaleza virgen frente a un desarrollo exacerbado.
    • La segunda etapa (mediados del siglo XX) supone el desarrollo del sistema de Espacios Naturales Protegidos, con un crecimiento espectacular en superficie y en número de declaraciones. Este desarrollo viene acompañado de una ampliación de las finalidades y de los instrumentos de gestión, y de un papel creciente de los Organismos y Disposiciones Internacionales.
    En el plano tipológico, se asiste a una proliferación de figuras que obliga a los Organismos a establecer clasificaciones de referencia, y se constituyen y desarrollan las primeras redes. En Europa, nace con fuerza el Parque Natural Regional o asimilado, que se convierte en la principal figura en superficie. En España, esta etapa coincide con el traspaso de las competencias a las Comunidades Autónomas donde se asiste a una carrera frenética de declaraciones sin un criterio homogéneo, que dan lugar a un panorama confuso de figuras diversas.

    Actualmente, en España tenemos las siguientes figuras de protección: Parques Nacionales (son 15, con el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama como último representante), Parques Naturales (unos 128, si he contado bien), Parques Regionales en algunas Comunidades Autónomas (unos 28, de los cuales 3 están en la Comunidad de Madrid), Parques periurbanos (24) y un número mucho mayor de Parajes Naturales, Monumentos Naturales, Reservas Rurales y otros sitios de interés ecológico. Fuente de la información: wikipedia.

    Para más "inri" hay que añadir otras figuras de protección a nivel europeo y mundial, como las ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) y los LIC (Lugares de Importancia Comunitaria), que se integran en la Red Natura 2000 europea, así como las Reservas de la Biosfera de la UNESCO. En España contamos con varios cientos de estos espacios naturales protegidos.

    Red Natura 2000 en España
    •  La tercera etapa viene marcada por los acontecimientos históricos en torno a la Cumbre de Río de Janeiro (1992), que vincula todas las políticas al desarrollo sostenible del planeta. De esta forma, los ENP deben integrarse en la política global de conservación y desarrollo sostenible, siendo necesario, por tanto, impulsar procesos de desarrollo en los ENP y sus zonas adyacentes.
    La Ley 42/07 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que sustituye a la Ley 4/1989 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, en particular, los aspectos que básicamente se mantienen, con los correspondientes matices, y los aspectos novedosos como el Sistema de Indicadores que se establecerá en el Inventario Español del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad para expresar de forma sintética sus resultados, de forma que puedan ser transmitidos al conjunto de la sociedad.

    Para contribuir a satisfacer este objetivo, se han sentado las bases metodológicas para la construcción de un sistema de Indicadores de Sostenibilidad, especificando, en particular, los principios y las características que deberían cumplir la selección de indicadores, a través una caracterización y posterior valoración mediante atributos, y la aproximación a los valores umbral deseable y a los valores objetivos de progresos realistas hacia los deseables.

    La homogeneidad y uniformidad en la construcción de sistemas de indicadores de sostenibilidad contribuirá a que pueda haber entre ellos una integración vertical, esto es, entre sistemas de escala superior (continentales, nacionales...) e inferior (municipales, comarcales,...), y una integración horizontal, es decir, con otros sistemas sectoriales.

    La mayor parte del texto ha sido obtenido de: "Los espacios naturales protegidos. Concepto, evolución y situación actual en España". TOLÓN, A.; LASTRA X. Área de Proyectos de Ingeniería. Universidad de Almería (en pdf).

    El valor fundamental de los humedales

    Para una realización completa de la actividad de recapitulación nº 2 de la página 286 del libro de texto os recomiendo la lectura siguiente:

    Los humedales son lugares de alto valor ecológico por las siguientes causas:
    1. Son zonas de gran valor paisajístico.
    2. Poseen una vegetación especial, llamada freatofítica, que toma el agua de la zona saturada de los acuíferos.
    3. Mantienen un microclima menos cálido y más húmedo, donde se incrementa la evaporación.
    4. Intervienen, por tanto, en la regulación del ciclo hidrológico.
    5. Son zonas de elevada productividad biológica.
    6. Contribuyen al incremento de la biodiversidad, ya que son hábitats de especies en peligro de extinción, así como zonas de gran interés para la avifauna (ZEPA) y para la ictiofauna.
    7. Intervienen en el ciclo biogeoquímico del carbono. La acumulación de vegetación y su descomposición en estas áreas generan turberas.
    Fuente: delgrisalverde.blogspot.com
     Las causas de la progresiva desaparición de estos frágiles ecosistemas son muy variadas, pero pueden agruparse en cuatro categorías:
    1. Alteraciones en las cubetas:
      • Desecación por motivos sanitarios, por avance de terrenos agrícolas y urbanos o por motivo del calentamiento global.
      • Colmatación por relleno de sedimentos.
      • Dragado o eliminación de sedimentos.
    2. Alteraciones en el ciclo hidrológico:
      • Sobreexplotación de los acuíferos que alimentan el humedal.
      • Regulación del cauce de los ríos (embalses).
    3. Alteraciones en la calidad del agua:
      • Incremento de los vertidos de todo tipo (industrial, agrícola o doméstico) en los humedales.
      • Fenómenos de eutrofización.
    4. Alteraciones en las biocenosis:
      • Cambios en la vegetación que implican la disminución de especies nidificantes.
      • Escasez de agua que puede dar lugar a la aparición de incendios espontáneos en las turberas, como ya ocurrió hace unos años en las Tablas de Daimiel.
      • Sobreexplotación de especies mediante la caza o pesca abusivas.
      • Introducción de especies alóctonas que pueden desplazar (y exterminar) a la fauna y flora autóctonas de estos lugares.
    Fuente: geoperspectivas.blogspot.com
     Por ello, se deben tomar drásticamente medidas de protección de los humedales, como las siguientes:
    1. Declarar dichas zonas como espacios protegidos. Destaca en este sentido la Convención Ramsar (Irán, 1971), que es un tratado intergubernamental en el que se consagran los compromisos contraídos por sus países miembros para mantener las características ecológicas de sus Humedales de Importancia Internacional y planificar el "uso racional", o uso sostenible, de todos los humedales situados en sus territorios. En julio de 2012 se celebró en Bucarest la COP 11 de dicha Convención. La próxima edición (COP 12) será en Punta del Este, Uruguay, del 1 al 9 de junio de 2015.
    2. Medidas legislativas de protección de los humedales, dentro del Plan Estratégico Español para la conservación y el uso racional de los humedales (en pdf).
    3. Incentivar la educación ambiental, campañas de sensibilización de la población y fomentar su protección.
    4. Prohibir los vertidos en estas áreas.
    5. Control y limitación de las extracciones de aguas en los acuíferos que nutren a los humedales.
    Según los datos (en pdf) de la web de la propia Convención Ramsar, en España hay 74 sitios Ramsar que ocupan un total de 303.090 hectáreas (Sitios Ramsar en España en la wikipedia). De la Comunidad de Madrid solo están incluidos en la lista los humedales del Macizo de Peñalara.

      ¡Salvad el delta del Ebro!

      Vista aérea del delta del Ebro
      Recupero este artículo anterior para que analicéis los factores que influyen negativamente en el Parque Natural del delta del Ebro y en otras zonas litorales de España:

      "En los 20 años que llevo aquí la mar ha subido unos cuatro dedos. La mar se hincha cada vez más", explica Miquel, acequiero mayor de la margen derecha del delta del Ebro, en Tarragona. Lo sabe porque las bombas con las que desagua los arrozales, algunos de ellos claramente bajo el nivel del Mediterráneo, las pone en marcha cada vez con mayor frecuencia. Y con la mar hinchada y con el menor caudal del Ebro, la cuña salina, la lengua del mar que sube por el Ebro y amenaza el ecosistema, avanza lenta pero casi imparable.

      La situación ha llevado a la Confederación Hidrográfica del Ebro del Ministerio de Medio Ambiente, a plantearse un sistema de diques subacuáticos que frenen la entrada de agua salada. Las barreras ya existen en el delta del Po, en Italia. Cuando el río lleva mucho caudal, "el agua dulce abre las láminas y todo el caudal sale hacia el mar". Cuando el caudal es menor, se produce la entrada de la cuña salina en el delta. En ese momento, las barreras se cierran, y frenan la entrada de sal. Se colocan en el fondo porque el agua salada es más densa y ocupa la parte inferior del río (ver gráfico)

      Con las llamadas barreras antisal, el ministerio pretende combatir una regresión que parece imparable. El delta creció a partir del siglo XV con la deforestación aguas arriba. El Ebro comenzó a transportar una gran cantidad de sedimentos que se quedaban en la desembocadura. En el siglo XX, con la construcción río arriba de los enormes embalses de Mequinenza, Flix y Ribarroja, la llegada de sedimentos se redujo drásticamente. Y el delta no ha hecho más que menguar y moverse. El Plan Integral de Protección del Delta del Ebro, de 2006, calcula que el delta se hunde unos tres milímetros al año. Eso, unido a la subida prevista del nivel del mar por el cambio climático (ver el simulador), hace prever que el aumento relativo del nivel del mar en el delta del Ebro sea de 57 centímetros a final de este siglo.

      Leer el artículo completo en elpais.com

      Trabajo sobre el Parque Nacional de Guadarrama

      En primer lugar, ya que hablamos de un parque nacional, habrá que definir qué es; un parque nacional es una categoría o área protegida que goza de un determinado estatus legal que obliga a proteger y conservar la riqueza de su flora y su fauna, y se caracteriza por ser representativa de una región fitozoogeográfica y tener interés científico.


      La Sierra de Guadarrama forma parte del Sistema Central, una larga cadena montañosa, de 500 kilómetros de longitud, que cruza de este a oeste el centro de la Península Ibérica. Las condiciones de la Sierra, más fresca y húmeda que las mesetas, y su menor transformación por la actividad humana, han convertido a estas montañas en un privilegiado refugio de biodiversidad.

      En su medio físico destacan sus circos y lagunas glaciares y sus roquedos graníticos; entre sus paisajes vegetales, los ecosistemas de alta montaña y los extensos pinares de pino albar. Fue declarado mediante Ley 7/2013, de 25 de junio, de declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama


       
      Respecto a la flora encontramos especies vegetales, como los pinos laricio, rodeno, silvestre y negro, acebo, aliso, arce, avellano, encina y tejo. Así como matorrales: brezo, cantueso, gayuba, helecho, jara, majuelo, piorno, retama, romero y tomillo. Y hongos abundantes en los pinares tales como colmenilla, níscalo y lepiota.

      PORN (Plan de Ordenación de Recursos Naturales)

      Este plan comprende una superficie de 176.000 hectáreas, dominadas por bosques de coníferas: pinares y sabinares, frondosas y matorrales, hoces y cañones sobre la cabecera de la cuenca del río Tajo calificado de gran valor ecológico, paisajístico y cultural. Afecta a 36 términos municipales de la provincia de Guadalajara y a 2 de la provincia de Cuenca, todos ellos sometidos desde los últimos años 50 a un proceso de declive poblacional y humano.

      El Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Alto Tajo, aprobado a finales de 1999, es el documento técnico que sirve de base a la declaración de un Parque Natural en el entorno del río Tajo, una Reserva Natural en los prados húmedos de Torremocha del Pinar, un Monumento Nacional sobre el río Cuervo y una amplia zona periférica de protección. El Parque Natural del Alto Tajo es el mayor espacio protegido de Castilla-La Mancha, y uno de los mayores en extensión y mejor conservados de España e incluso de la Unión Europea.

      Presenta un clima duro, con inviernos largos y rigurosos en los que se alcanzan las temperaturas más bajas de toda España, con heladas tardías y un período cálido que apenas abarca los meses de julio y agosto. Estas duras condiciones determinan las características del medio físico: relieve, vegetación, fauna..., suponen una serie de dificultades para la realización y conservación de las infraestructuras, condiciones hostiles para la agricultura y atracción turística centrada en los meses más cálidos. El paisaje es uno de los recursos naturales más importante del Parque caracterizado por la presencia de una rica y densa masa forestal y por un relieve accidentado en el cual destaca la densa red de barrancos y hoces.
      Trabajo realizado por David Argudo Paz
      Más información sobre el PORN de la parte madrileña del Parque Nacional.

      La confusa situación de los Espacios Naturales Protegidos (ENP) en España

      En la evolución de los Espacios Naturales Protegidos (ENP) se han diferenciado tres grandes etapas fundamentales:
      • La primera etapa se caracteriza por el nacimiento, organización y consolidación de los primeros Espacios Naturales Protegidos, principalmente Parques Nacionales y una concepción estática y elitista de los mismos. Las finalidades de estos espacios eran de estética y recreo, y de protección de la naturaleza virgen frente a un desarrollo exacerbado.
      • La segunda etapa supone el desarrollo del sistema de Espacios Naturales Protegidos, con un crecimiento espectacular en superficie y en número de declaraciones. Este desarrollo viene acompañado de una ampliación de las finalidades y de los instrumentos de gestión, y de un papel creciente de los Organismos y Disposiciones Internacionales.
      En el plano tipológico, se asiste a una proliferación de figuras que obliga a los Organismos a establecer clasificaciones de referencia, y se constituyen y desarrollan las primeras redes. En Europa, nace con fuerza el Parque Natural Regional o asimilado, que se convierte en la principal figura en superficie. En España, esta etapa coincide con el traspaso de las competencias a las Comunidades Autónomas donde se asiste a una carrera frenética de declaraciones sin un criterio homogéneo, que dan lugar a un panorama confuso de figuras diversas.

      Actualmente, en España tenemos las siguientes figuras de protección: Parques Nacionales (son 15, con el recientemente declarado Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama), Parques Naturales (unos 127, si he contado bien), Parques Regionales en algunas Comunidades Autónomas (unos 26, de los cuales 3 están en la Comunidad de Madrid), Parques periurbanos (24) y un número mucho mayor de Parajes Naturales, Monumentos Naturales, Reservas Rurales y otros sitios de interés ecológico. Fuente principal: wikipedia.

      Para más "inri" hay que añadir otras figuras de protección a nivel europeo y mundial, como las ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) y los LIC (Lugares de Importancia Comunitaria), que se integran en la Red Natura 2000 europea, así como las Reservas de la Biosfera de la UNESCO. En España contamos con varios cientos de estos espacios naturales protegidos.

      Red Natura 2000 en España

      •  La tercera etapa viene marcada por los acontecimientos históricos en torno a la Cumbre de Río de Janeiro (1992), que vincula todas las políticas al desarrollo sostenible del planeta. De esta forma, los ENP deben integrarse en la política global de conservación y desarrollo sostenible, siendo necesario, por tanto, impulsar procesos de desarrollo en los ENP y sus zonas adyacentes.
      La nueva Ley 42/07 del PatrimonioNatural y de la Biodiversidad, que sustituye a la Ley 4/1989 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, en particular, los aspectos que básicamente se mantienen, con los correspondientes matices, y los aspectos novedosos como el Sistema de Indicadores que se establecerá en el Inventario Español del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad para expresar de forma sintética sus resultados, de forma que puedan ser transmitidos al conjunto de la sociedad.

      Para contribuir a satisfacer este objetivo, se han sentado las bases metodológicas para la construcción de un sistema de Indicadores de Sostenibilidad, especificando, en particular, los principios y las características que deberían cumplir la selección de indicadores, a través una caracterización y posterior valoración mediante atributos, y la aproximación a los valores umbral deseable y a los valores objetivos de progresos realistas hacia los deseables.

      La homogeneidad y uniformidad en la construcción de sistemas de indicadores de sostenibilidad contribuirá a que pueda haber entre ellos una integración vertical, esto es, entre sistemas de escala superior (continentales, nacionales...) e inferior (municipales, comarcales,...), y una integración horizontal, es decir, con otros sistemas sectoriales.

      La mayor parte del texto ha sido conseguido de: "Los espacios naturales protegidos. Concepto, evolución y situación actual en España". TOLÓN, A.; LASTRA X. Área de Proyectos de Ingeniería. Universidad de Almería (en pdf).