Algunos datos sobre el consumo y el precio del agua en España

Uno de los indicadores de respuesta para una gestión sostenible de los recursos hídricos en nuestro país es la adecuación del precio del agua al clima de cada zona geográfica, que claramente limita los recursos hídricos disponibles.

Para ilustrar este espinoso tema añado los siguientes datos (de 2011), que han sido obtenidos de http://www.iagua.es:





Y, para compararlo con un caso real más reciente, aporto un recibo propio del agua donde se puede comprobar que el consumo diario en mi hogar es de unos 83,3 litros por habitante y día,  y el precio "real" (contando el consumo y el servicio) es de 1,81 € por metro cúbico; es decir, solo 0,18 céntimos de euro por litro, mientras que el precio del agua embotellada, uno de los negociazos del siglo, es de más de 50 céntimos por litro (unas 300 veces mayor). Lee más detalles sobre el coste real del agua embotellada en el siguiente artículo.

La desalación de agua marina en España

Para resolver la actividad nº 11 de la página 367 del libro de texto, correspondiente a la desalación (o desalinización) de agua en España, podéis utilizar la siguiente información:


España construyó la primera planta desaladora de Europa hace unos 50 años y es el mayor usuario de tecnologías de desalinización del mundo occidental. Las empresas españolas son líderes en este mercado y están presentes en regiones como India, Oriente Medio y Norteamérica. La innovación española contribuye a promover la desalinización como una fuente sostenible de suministro de agua potable para millones de personas.
El presente informe monográfico constituye el segundo, de una serie de ocho, que presenta el estado de las nuevas tecnologías en España. Ha sido elaborado por la división de publicidad especializada de Technology Review, Inc. en colaboración con el Instituto Español de Comercio Exterior.  

Historia de la desalinización
La aspiración de convertir el agua de mar en agua pura ha seducido a los sedientos seres humanos durante cientos, si no miles de años. La idea original consistía en hervir o evaporar el agua para separarla de la sal. Esta idea de la vaporización o destilación subyacía a las técnicas empleadas en las primeras plantas desalinizadoras a gran escala que cubrieron áreas desérticas en las décadas de 1950 y 1960, principalmente en Oriente Medio. Estas áreas, desprovistas de agua pero abundantes en petróleo, transformaron un recurso, la energía, en otro muy ansiado en la región: agua. Las tecnologías que queman combustibles, no obstante, requieren inmensas cantidades de energía.

Los investigadores de comienzos del siglo habían considerado la idea de utilizar membranas para separar la sal del agua marina. Su hipótesis descansaba en el principio de las propiedades osmóticas de las paredes celulares: ciertas membranas semipermeables, como las paredes celulares de animales y plantas, permiten el paso a su través del agua, creando un equilibrio entre una solución altamente concentrada a un lado de la membrana y otra diluida al otro. Según la hipótesis científica, con la presión adecuada y el diseño de membrana correcto, este fenómeno natural podía invertirse (ósmosis inversa) mediante una membrana artificial. En lugar de fluir desde una solución diluida hasta una altamente concentrada, hasta igualarse ambas, el concentrado podía ser forzado a atravesar una membrana, dejando atrás una solución aún más concentrada de sólidos disueltos (en este caso, sal).

En la década de 1960, los investigadores de Estados Unidos y Japón que desarrollaron membranas con fines industriales advirtieron pronto que esas mismas membranas artificiales semipermeables podían utilizarse para desalinización. En los años 70, los promotores de plantas desalinizadoras adoptaron la ósmosis inversa como técnica preferente. Aunque más eficiente que la vaporización y la destilación, y con menos requisitos de espacio físico para la misma operación, estas plantas aún exigían un considerable gasto energético. Con el tiempo, los ingenieros desarrollaron sistemas de recuperación para aprovechar la alta presión de la salmuera remanente tras el proceso de ósmosis inversa. Esto se tradujo en tremendos descensos en las necesidades energéticas del proceso, abaratando su coste; simultáneamente, el coste de producción de las membranas utilizadas en la técnica de ósmosis inversa también se ha reducido en aproximadamente un 50%.

Una tecnología emergente en los últimos años es la ósmosis forzada: ver artículo.

Al mismo tiempo, las fuentes convencionales de agua potable se han demostrado más costosas de mantener en estos últimos años. En algunas áreas, la capacidad de recuperación natural de los acuíferos próximos a la costa es inferior a su ritmo de extracción, con la consiguiente intrusión de agua marina. Todos estos factores han contribuido a que en algunas regiones costeras la desalinización se haya convertido en un método capaz de competir ventajosamente con los sistemas tradicionales de abastecimiento de agua.

En la actualidad existen más de 17.000 plantas de desalinización en el mundo.

Fuente de la mayor parte del  texto: www.technologyreview.com/spain/water

Por último, unos vídeos sobre el proceso de desalación y su importancia en España:

 
 

Algunos datos útiles sobre el agua a nivel mundial

Antes de hacer las actividades sobre los recursos hídricos, me parece importante que toméis en consideración ciertos datos de dichos recursos a nivel mundial:

El 70% como media del agua  se usa en la agricultura, principalmente en los regadíos, el 20% en la industria y el 10% restante en el sector doméstico, pero (como se puede comprobar el el gráfico inferior) varía mucho de unos países a otros:



La población mundial crece a un ritmo aproximado de 80 millones de personas al año, que necesitarán aumentar el gasto de agua en unos 64.000 millones de metros cúbicos cada año.

Consumo de agua por habitante y año en los distintos países. Como se puede ver fácilmente, España figura entre los países de mayor consumo.

El 11% de la población mundial, unos 663 millones de personas, todavía no tienen acceso al agua potable, a pesar de ser unos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030 el lograr el acceso universal y equitativo al agua potable, a un precio asequible para todos.


En 2030 las previsiones son que el 47% de la población mundial (el 65% de la población española) vivirá en zonas de estrés hídrico:



España presenta un elevado riesgo de padecer estrés hídrico, salvo la cornisa cantábrica y la meseta norte, donde el riesgo es bajo y medio, respectivamente.

En el norte de África y otros países del este y sur la situación es muy preocupante.

Más de 1.700 millones de personas viven actualmente en cuencas fluviales donde el consumo de agua es superior a la recarga.

La cantidad de agua necesaria por persona varía de 2 a 4 litros, pero se necesitan de 2.000 a 5.000 litros para producir la comida diaria de una persona.



Hasta el 90% de las aguas residuales de los países en desarrollo se vierten a las distintas aguas (ríos, lagos, océanos) sin tratar. La contaminación del agua va aumentando, a pesar de los progresos en ciertas zonas, a nivel mundial. Cada día 2 millones de toneladas de desechos humanos se vierten en los cursos de agua. Al menos 1.800 millones de personas en el mundo utilizan una fuente de agua potable que está contaminada con materia fecal.

La mitad de los humedales del mundo han desaparecido desde 1900.

En los países en desarrollo, el 70% de los residuos industriales también se vierten sin tratamiento, así como el 54% de los contaminantes orgánicos procedentes del sector alimentario, con la grave consecuencia de la eutrofización de las aguas.

El 70% de las muertes causadas por desastres naturales se deben a las inundaciones y los desastres relacionados con el agua.

148 países incluyen territorio dentro de una o varias cuencas hidrográficas transfronterizas. 39 países tienen más del 90% de su territorio dentro de una o más cuencas transfronterizas y 21 se encuentran totalmente dentro de una o más de estas cuencas. El 60% de 276 cuencas fluviales internacionales del mundo carecen de cualquier tipo de gestión cooperativa, lo que puede dar lugar a numerosos conflictos ("guerra del agua").

Un día de ecología doméstica (consejos para ahorrar energía)

Antes de comenzar el tema de los recursos energéticos y minerales me parece oportuno rescatar este artículo:

Actúa ya          
7:00
EMPIEZA EL DÍA. Todos odiamos el despertador, pero si compramos uno que funcione con pilas recargables al menos tendremos el consuelo de ser más ecológicos.

DIRECTOS AL BAÑO. Bombear agua hasta las viviendas consume mucha energía, así que ahorra al máximo: cierra el grifo mientras te enjabonas, te lavas los dientes y te afeitas. Si te duchas en lugar de bañarte, gastarás 30 litros de agua en lugar de 100, y si instalas difusores de agua en los grifos tendrás más presión y necesitarás menos agua para todo. Y preocúpate por ese goteo insignificante: una gota por segundo son 30 litros de agua al día.
BIEN CALENTITOS. Pero sin pasarse. Regula la temperatura en el calentador: más de 60 ºC son innecesarios, a no ser que quieras quedarte sin piel.

8:30
UN BUEN DESAYUNO. No te prives del café, pero mejor si lo preparas con una cafetera italiana, no eléctrica. Lo mismo pasa con la cocina y el horno: mejor que funcionen con gas. La opción más recomendable en encimeras es la vitrocerámica de gas. Y si no queda más remedio y tiene que ser eléctrica, la más eficiente es la de inducción, ya que calienta al doble de velocidad y ahorra más de la mitad de energía.
PRODUCTOS FRESCOS. ¿Para qué congelar, pudiendo comer del día? Destierra el congelador, y opta por un frigorífico con tecnología Greenfeace (sin gases perjudiciales para el ozono ni el clima). Para comprobarlo, asegúrate de que en la parte trasera lleva el código R-600a.

9:00
RUMBO AL TRABAJO. Acompaña a los niños al colegio en transporte público (metro o autobús, nada de taxis), y luego haz tú lo mismo para ir a la oficina. Si no tienes más remedio que ir en vehículo privado, compártelo con el máximo de miembros de tu familia.

A BUEN RITMO. En coche, ahorras carburante conduciendo a marchas elevadas y a velocidad moderada. Si no superas los 90 km/h. en carretera, gastarás entre un 20% y 25% menos en carburante que a 100 km/h.

11:30
EN LA OFICINA. Siempre que puedas, utiliza papel reciclado y escrito por las dos caras. Si tienes algo que comunicar a tus compañeros, opta por el e-mail o un tablón de anuncios, antes que entregar copias individuales.
HABLA CON EL JEFE. ¿Qué es eso de utilizar muebles y artículos fabricados con plásticos PVC? Que sean de madera certificada FSC (Consejo de Administración Forestal), un organismo internacional que garantiza que los bosques se han gestionado respetando el medio ambiente y los derechos humanos.
GASTO INNECESARIO. Apaga el ordenador si vas a estar sin utilizarlo durante más de una hora. Desenchufa el cargador del móvil: con este pequeño gesto entre todos podríamos evitar la contaminación equivalente a la que producen 100.548 coches en circulación durante un año. Por la noche, desconecta la impresora y la fotocopiadora.

14:00
ALMUERZO. Si comes en la oficina, descarta el papel de aluminio o el film de plástico alimentario: la mejor alternativa es la fiambrera de cristal.
MUÉVETE. ¿Sabías que casi la mitad de los desplazamientos en coche se realizan a menos de 3 kilómetros de distancia, y que un 10% son para trayectos de menos de 500 metros? Para las distancias cortas, camina o ve en bicicleta.

18:00
DE VUELTA A CASA. Si cambias las bombillas convencionales de 60 vatios por otras de bajo consumo de 11 vatios, ahorrarás unos 36 euros de la factura anual de la luz.


PONTE UN JERSEY. Y ajusta la calefacción a 19-20 ºC. Cada grado consume entre un 5% y un 7% más de energía. Los mejores sistemas de calefacción son, por este orden: solar térmica, biogás, biomasa, gas butano, propano y gas natural. Para evitar pérdidas de calor, aísla las paredes.

19:00
LAVADORA. Procura lavar en frío y sin prelavado. Si pones dos lavados a media carga acabas gastando más agua y energía que si pones una lavadora llena. A la hora de comprarla, intenta que sea de clase A+++ según la etiqueta energética europea. Las menos eficientes se califican como F o G. Haz lo mismo con el resto de electrodomésticos, puede haber hasta un 80% de diferencia de consumo energético entre un modelo y otro.
COMPRA. Lleva bolsas de tela o tu propio carrito al supermercado, así evitarás consumir bolsas de plástico. Si no tienes más remedio que cogerlas, reutilízalas después como bolsas de basura. Evita los productos con envases grandes y de plástico. Los más recomendables son, por este orden, cristal, papel y cartón. Los tetrabrik son altamente contaminantes.

20:00
ENTRA EN LA COCINA. Instala en tu cocina bombillas fluorescentes compactas: consumen sólo el 20% de energía que las tradicionales, y duran ocho veces más. Los tubos que tienen redactancia magnética (parpadean al principio) consumen más energía en el momento de encenderlos: no los instales en habitaciones donde hay que encender y apagar la luz con frecuencia.
PREPARA LA CENA. No descongeles los productos bajo el agua. Sé previsor: sácalos del congelador la noche anterior y mételos en la nevera. Cocina siempre con cacerolas tapadas.
Y A LA MESA. Que todo sea reutilizable: las servilletas de tela, los platos de cristal o cerámica, y el vino, en botella de vidrio. La industria de los productos de usar y tirar es la que genera más basura en todo el mundo.

22:00
LAS ÚLTIMAS TAREAS. Riega las plantas a última hora, así evitarás que el sol evapore el agua. Cuando bajes la basura, echa cada residuo en el contenedor que toca (amarillo: plástico y envases; verde: vidrio; azul: papel y cartón).
ACABA EL DÍA. Antes de ir a dormir, haz un esfuerzo. Igualmente hay que levantarse del sofá, así que desconecta el piloto de la televisión: los aparatos en modo standby suponen casi el 12% del consumo anual de electricidad de un hogar.
OCIO. Cuando se gasten las pilas del mando, ni se te ocurra tirarlas a la basura. Sobre todo las de botón y las alcalinas, que son las más contaminantes.
EN LA HABITACIÓN. No te olvides del ordenador. Mientras no lo uses, no actives el salvapantallas: lo mejor es dejar que el sistema de ahorro del ordenador apague el monitor automáticamente. Pero desenchúfalo al acabar o apaga la regleta. Y si eres de los que se duermen con música, pon el temporizador para que la cadena se apague sola.

24:00
DULCES SUEÑOS. Vete a dormir con la conciencia tranquila. Has hecho lo correcto.

Basado en el artículo del periódico ADN Madrid, 17 de enero de 2007.

Día Mundial del Agua de 2016: «El agua y el empleo»

El agua significa empleo
El agua es un elemento esencial de la vida.

Pero es más que esencial para calmar la sed o la protección de la salud; el agua es vital para la creación de puestos de trabajo y apoyar el desarrollo económico, social y humano. Hoy en día, la mitad de los trabajadores del mundo (1.500 millones de personas) trabajan en sectores relacionados con el agua. Por otra parte, casi todos los puestos de trabajo, con independencia del sector, dependen directamente de esta.

Sin embargo, a pesar del vínculo indisoluble entre el trabajo y el agua, millones de personas cuyas vidas dependen del líquido elemento a menudo no son reconocidos o protegidos por los derechos laborales básicos.  

A mejor agua, mejores empleos

Vídeo oficial: Día Mundial del Agua 2016

Fuente: http://www.un.org/es/events/waterday/


El 22 de marzo es un día para destacar la función esencial del agua y propiciar mejoras para la población mundial que sufre de problemas relacionados con el agua. Es un día para debatir cómo debemos gestionar los recursos hídricos en el futuro.

Día Internacional de los Bosques

Hoy, 21 de marzo, es la celebración mundial de los bosques, que sirve para tomar conciencia sobre la importancia de todos los tipos de ecosistemas boscosos y de árboles.


Los bosques cubren un tercio de la superficie terrestre del planeta y juegan un papel fundamental en la vida de muchos de sus habitantes. Alrededor de 1.600 millones de personas —incluidas más de dos mil culturas indígenas— dependen de los bosques para vivir.

Desde un punto de vista biológico, los bosques son los ecosistemas terrestres más diversos, donde se albergan más del 80% de las especies animales y vegetales. Por otro lado, desde la perspectiva humana, los árboles procuran refugio, trabajo y seguridad a las comunidades que dependen que ellos.

Los bosques juegan un papel fundamental en nuestra lucha por adaptarnos al cambio climático y por paliar sus efectos, ya que contribuyen a mantener el equilibrio en los niveles de oxígeno, dióxido de carbono y humedad en la atmósfera. También protegen las cuencas hidrográficas, de las que proviene el 75% de agua dulce mundial.

Pese a los increíbles beneficios ecológicos, económicos y sociales que nos brindan los bosques, la deforestación continúa a un ritmo de 13 millones de hectáreas al año y es responsable de entre un 12 y un 20% de las emisiones de gases que producen el efecto invernadero y contribuyen al calentamiento global.


El tema de este año: "Bosques y agua. Mantener la vida y los medios de subsistencia" promoverá la toma de conciencia sobre las interconexiones entre los bosques y el agua y sus contribuciones a la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Fuente del texto e imagen: http://www.un.org/es/events/forestsday/