El dos de mayo

El dos de mayo en Madrid, según Sorolla Siempre que llega este día no tengo humor para celebrarlo. El dos de mayo es un día de liberación, el principio del fin de una pesadilla; pero también el inicio de muchos días amargos para los españoles que habían decidido darse una constitución. Con la derrota francesa se abrió para nuestro país una etapa oscura y decadente. En vez de una monarquía

El 2 de mayo

"Con razón o sin ella." Goya. Siempre que llega este día tengo una sensación agridulce. Por un lado, la alegría natural de todo español al recordar la gesta heroica de un pueblo indefenso que, ante el vacío de poder que se produjo tras la invasión de las tropas napoleónicas, le echó narices al asunto y supo enfrentarse valerosamente como pudo al invasor. Por otro, una sensación de amargura