¡Salvad el delta del Ebro!

Vista aérea del delta del Ebro
Recupero este artículo anterior para que analicéis los factores que influyen negativamente en el Parque Natural del delta del Ebro y en otras zonas litorales de España:

"En los 20 años que llevo aquí la mar ha subido unos cuatro dedos. La mar se hincha cada vez más", explica Miquel, acequiero mayor de la margen derecha del delta del Ebro, en Tarragona. Lo sabe porque las bombas con las que desagua los arrozales, algunos de ellos claramente bajo el nivel del Mediterráneo, las pone en marcha cada vez con mayor frecuencia. Y con la mar hinchada y con el menor caudal del Ebro, la cuña salina, la lengua del mar que sube por el Ebro y amenaza el ecosistema, avanza lenta pero casi imparable.

La situación ha llevado a la Confederación Hidrográfica del Ebro del Ministerio de Medio Ambiente, a plantearse un sistema de diques subacuáticos que frenen la entrada de agua salada. Las barreras ya existen en el delta del Po, en Italia. Cuando el río lleva mucho caudal, "el agua dulce abre las láminas y todo el caudal sale hacia el mar". Cuando el caudal es menor, se produce la entrada de la cuña salina en el delta. En ese momento, las barreras se cierran, y frenan la entrada de sal. Se colocan en el fondo porque el agua salada es más densa y ocupa la parte inferior del río (ver gráfico)

Con las llamadas barreras antisal, el ministerio pretende combatir una regresión que parece imparable. El delta creció a partir del siglo XV con la deforestación aguas arriba. El Ebro comenzó a transportar una gran cantidad de sedimentos que se quedaban en la desembocadura. En el siglo XX, con la construcción río arriba de los enormes embalses de Mequinenza, Flix y Ribarroja, la llegada de sedimentos se redujo drásticamente. Y el delta no ha hecho más que menguar y moverse. El Plan Integral de Protección del Delta del Ebro, de 2006, calcula que el delta se hunde unos tres milímetros al año. Eso, unido a la subida prevista del nivel del mar por el cambio climático (ver el simulador), hace prever que el aumento relativo del nivel del mar en el delta del Ebro sea de 57 centímetros a final de este siglo.

Leer el artículo completo en elpais.com

¡Salvad el delta del Ebro!

Vista aérea del delta del Ebro
Recupero este artículo anterior para que analicéis los factores que influyen negativamente en el Parque Natural del delta del Ebro y en otras zonas litorales de España:

"En los 20 años que llevo aquí la mar ha subido unos cuatro dedos. La mar se hincha cada vez más", explica Miquel, acequiero mayor de la margen derecha del delta del Ebro, en Tarragona. Lo sabe porque las bombas con las que desagua los arrozales, algunos de ellos claramente bajo el nivel del Mediterráneo, las pone en marcha cada vez con mayor frecuencia. Y con la mar hinchada y con el menor caudal del Ebro, la cuña salina, la lengua del mar que sube por el Ebro y amenaza el ecosistema, avanza lenta pero casi imparable.

La situación ha llevado a la Confederación Hidrográfica del Ebro del Ministerio de Medio Ambiente, a plantearse un sistema de diques subacuáticos que frenen la entrada de agua salada. Las barreras ya existen en el delta del Po, en Italia. Cuando el río lleva mucho caudal, "el agua dulce abre las láminas y todo el caudal sale hacia el mar". Cuando el caudal es menor, se produce la entrada de la cuña salina en el delta. En ese momento, las barreras se cierran, y frenan la entrada de sal. Se colocan en el fondo porque el agua salada es más densa y ocupa la parte inferior del río (ver gráfico)

Con las llamadas barreras antisal, el ministerio pretende combatir una regresión que parece imparable. El delta creció a partir del siglo XV con la deforestación aguas arriba. El Ebro comenzó a transportar una gran cantidad de sedimentos que se quedaban en la desembocadura. En el siglo XX, con la construcción río arriba de los enormes embalses de Mequinenza, Flix y Ribarroja, la llegada de sedimentos se redujo drásticamente. Y el delta no ha hecho más que menguar y moverse. El Plan Integral de Protección del Delta del Ebro, de 2006, calcula que el delta se hunde unos tres milímetros al año. Eso, unido a la subida prevista del nivel del mar por el cambio climático (ver el simulador), hace prever que el aumento relativo del nivel del mar en el delta del Ebro sea de 57 centímetros a final de este siglo.

Leer el artículo completo en elpais.com

Actividades interactivas sobre vulcanismo y sismicidad

Ahora que comenzamos el tema de riesgos geológicos de origen interno, principalmente los riesgos sísmico y volcánico, os muestro algunas actividades interactivas:
Fuente: http://environment.nationalgeographic.com
  • Simulador de erupciones volcánicas del Museo de Historia Natural de Alaska, estupendo para estudiar los factores que influyen en la viscosidad del magma, tipo de rocas volcánicas, edificio volcánico y modalidad de actividad volcánica, entre otras cosas.
  • "Forces of Nature", de National Geographic: Al entrar en la web aparece en la parte superior de la pantalla cuatro fenómenos distintos: tornados, huracanes, volcanes y terremotos, para nuestras actividades elegiremos los dos últimos pues son los que tiene relación con los fenómenos asociados a la Tectónica de Placas. Los dos primeros, al tener poca influencia en nuestro país, podemos obviarlos de momento.
  • Simulador Volcano Explorer, de Discovery Channel. Tenemos la opción de construir nuestro propio volcán (Virtual Volcano), que es donde se desarrolla la mayor parte de la interacción, al pulsar sobre ella, la pantalla nos muestra dos escalas una de viscosidad y otra de contenido de gases, una vez elegidas las condiciones de viscosidad y gas que queremos, pulsaremos “start eruption” y el volcán creado se nos mostrará en pantalla, así como datos sobre el material arrojado o el tipo de manifestación volcánica (flujos piroclásticos, lahares, coladas de lava, nubes de cenizas, etc), pulsando sobre estos datos se desplegará un texto aportándonos más información sobre ellos.
  • Simulador de terremotos de Websismo.Animación muy sencilla, pero con una gran cantidad de información y sobre los aspectos que nos interesan: factores que influyen en el riesgo sísmico, como peligrosidad, vulnerabilidad, medidas de mitigación, etc.
Y las siguientes animaciones:
    Eso sí, todo ello (excepto la de websismo) en un inmaculado inglés para que practiquéis las excelencias del idioma, además de vuestros conocimientos de Geología.

      ¡Salvad el delta del Ebro!

      Recupero este artículo anterior para que analicéis los factores que influyen negativamente en el delta del Ebro y otras zonas litorales en España:

      "En los 20 años que llevo aquí la mar ha subido unos cuatro dedos. La mar se hincha cada vez más", explica Miquel, acequiero mayor de la margen derecha del delta del Ebro, en Tarragona. Lo sabe porque las bombas con las que desagua los arrozales, algunos de ellos claramente bajo el nivel del Mediterráneo, las pone en marcha cada vez con mayor frecuencia. Y con la mar hinchada y con el menor caudal del Ebro, la cuña salina, la lengua del mar que sube por el Ebro y amenaza el ecosistema, avanza lenta pero casi imparable.

      La situación ha llevado a la Confederación Hidrográfica del Ebro del Ministerio de Medio Ambiente, a plantearse un sistema de diques subacuáticos que frenen la entrada de agua salada. Las barreras ya existen en el delta del Po, en Italia. Cuando el río lleva mucho caudal, "el agua dulce abre las láminas y todo el caudal sale hacia el mar". Cuando el caudal es menor, se produce la entrada de la cuña salina en el delta. En ese momento, las barreras se cierran, y frenan la entrada de sal. Se colocan en el fondo porque el agua salada es más densa y ocupa la parte inferior del río (ver gráfico)

      Con las llamadas barreras antisal, el ministerio pretende combatir una regresión que parece imparable. El delta creció a partir del siglo XV con la deforestación aguas arriba. El Ebro comenzó a transportar una gran cantidad de sedimentos que se quedaban en la desembocadura. En el siglo XX, con la construcción río arriba de los enormes embalses de Mequinenza, Flix y Ribarroja, la llegada de sedimentos se redujo drásticamente. Y el delta no ha hecho más que menguar y moverse. El Plan Integral de Protección del Delta del Ebro, de 2006, calcula que el delta se hunde unos tres milímetros al año. Eso, unido a la subida prevista del nivel del mar por el cambio climático (ver el simulador), hace prever que el aumento relativo del nivel del mar en el delta del Ebro sea de 57 centímetros a final de este siglo.

      Leer el artículo completo en elpais.com

      Actividades interactivas sobre vulcanismo y sismicidad

      Ahora que comenzamos el tema de riesgos geológicos de origen interno, principalmente los riesgos sísmico y volcánico, os muestro algunas actividades interactivas:
      Fuente: http://environment.nationalgeographic.com
      • Simulador de erupciones volcánicas del Museo de Historia Natural de Alaska, estupendo para estudiar los factores que influyen en la viscosidad del magma, tipo de rocas volcánicas, edificio volcánico y modalidad de actividad volcánica, entre otras cosas.
      • "Forces of Nature", de National Geographic: Al entrar en la web aparece en la parte superior de la pantalla cuatro fenómenos distintos: tornados, huracanes, volcanes y terremotos, para nuestras actividades elegiremos los dos últimos pues son los que tiene relación con los fenómenos asociados a la Tectónica de Placas. Los dos primeros, al tener poca influencia en nuestro país, podemos obviarlos de momento.
      • Simulador Volcano Explorer, de Discovery Channel. Tenemos la opción de construir nuestro propio volcán (Virtual Volcano), que es donde se desarrolla la mayor parte de la interacción, al pulsar sobre ella, la pantalla nos muestra dos escalas una de viscosidad y otra de contenido de gases, una vez elegidas las condiciones de viscosidad y gas que queremos, pulsaremos “start eruption” y podremos visualizar en la pantalla el volcán. El volcán creado se nos mostrará en pantalla, así como datos sobre el material arrojado o el tipo de manifestación volcánica (flujos piroclásticos, lahares, coladas de lava, nubes de cenizas, etc), pulsando sobre estos datos se desplegará un texto aportándonos más información sobre ellos.
      • Simulador de terremotos de Websismo.
      Y las siguientes animaciones:
        Eso sí, todo ello (excepto la de websismo) en un inmaculado inglés para que practiquéis las excelencias del idioma, además de vuestros conocimientos de Geología.

          Actividades interactivas sobre vulcanismo y sismicidad

          Ahora que estamos hablando de riesgos geológicos de origen interno, principalmente de riesgo sísmico y volcánico, os muestro algunas actividades interactivas:
          Fuente: http://environment.nationalgeographic.com
          • Simulador de erupciones volcánicas del Museo de Historia Natural de Alaska, estupendo para estudiar los factores que influyen en la viscosidad del magma, tipo de rocas volcánicas, edificio volcánico y modalidad de actividad volcánica, entre otras cosas.
          • "Forces of Nature", de National Geographic: Al entrar en la web aparece en la parte superior de la pantalla cuatro fenómenos distintos: tornados, huracanes, volcanes y terremotos, para nuestras actividades elegiremos los dos últimos pues son los que tiene relación con los fenómenos asociados a la Tectónica de Placas. Los dos primeros, al tener poca influencia en nuestro país, podemos obviarlos de momento.
          • Simulador Virtual Volcano, de Discovery Channel. Tenemos la opción de construir nuestro propio volcán, que es donde se desarrolla la mayor parte de la interacción, al pulsar sobre ella, la pantalla nos muestra dos escalas una de viscosidad y otra de contenido de gases, una vez elegidas las condiciones de viscosidad y gas que queremos, pulsaremos “start eruption” y podremos visualizar en la pantalla el volcán. El volcán creado se nos mostrará en pantalla, así como datos sobre el material arrojado o el tipo de manifestación volcánica (flujos piroclásticos, lahares, coladas de lava, nubes de cenizas, etc), pulsando sobre estos datos se desplegará un texto aportándonos más información sobre ellos.
          • Simulador de terremotos de Discovery Channel. La parte superior de la pantalla principal nos muestra cuales son las principales variables que intervienen: tipo de terreno, construcción del edifico (cimentación) y magnitud del seísmo. El simulador nos permite manipularlas, ya que pulsando sobre ellas se nos abre un menú desplegable, dándonos a elegir para simular el terremoto distintas opciones de cada una de ellas. La finalidad del simulador es ver la incidencia de éstas en el riesgo sísmico. 
          Y las siguientes animaciones:
          Eso sí, todo ello en un inmaculado inglés para que practiquéis las excelencias del idioma, además de vuestros conocimientos de Geología.

            Un modelo climático global educativo

            Evidentemente, nosotros en clase vamos a manejar un modelo climático global bastante sencillo a través de un diagrama causal, pero para los verdaderos entusiastas de estos modelos existe uno de libre uso financiado por la NASA que está disponible para ordenadores de institutos, universidades, estudiantes e interesados en el clima de la Tierra, en general.

            El modelo, Educational Global Climate Model (EdGCM) de la Universidad de Columbia, está disponible tanto para ordenadores con Windows y Mac. Incorpora un modelo climático 3-D desarrollado por Goddard Institute for Space Studies (GISS) de la NASA, en Nueva York. Además del modelo, se dispone de una interface amigable para la mayoría de los usuarios.

            Fuente de la imagen: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Global_Atmospheric_Model.jpg

            El modelo climático puede ejecutarse en ordenadores convencionales y permite a los profesores y alumnos realizar experimentos de forma equivalente o similar como lo harían los científicos, modelizando el tiempo pasado y el clima futuro en grandes superordenadores. El EdGCM une al modelo climático tanto a la base de datos como a las utilidades de visualización científica, haciendo muy simple el visualizar, crear y organizar los datos y las imágenes.

            Puedes descargarte el programa y las últimas actualizaciones en la propia web.

            Fuente del texto: http://www.tiempo.com/ram/1882/modelo-climtico-de-la-nasa-disponible-para-su-uso-en-clase/

            El Tom Tom de Roma al descubierto 2000 años después

            En la serie televisiva de Star treck,  Spock suele resumir situaciones de perplejidad con una sola palabra: fascinante. Este adjetivo es totalmente aplicable al trabajo de Walter Scheidel, Elijah Meeks y Jonathan Weiland de la Universidad de Stanford. En mayo del 2012 han presentado ORBIS, un modelo geoespacial de redes del mundo romano.

            El modelo Orbis  estima en la antigua Roma: el tiempo, la distancia y el precio de un viaje a través de rutas terrestres marítimas y fluviales en diferentes estaciones del año y con varios tipos de medios de locomoción . Las cifras de la red de transporte y comunicación del antiguo mundo romano son de vértigo: 271 emplazamientos terrestres en una red de 84,631 km, 268 puertos que construyen 900 rutas  en una red maríitima de 180,033 km y finalmente complementados con una red fluvial de canales de 28,272  km.

            En palabras de sus autores:

            Los  Mapas convencionales que representan a este mundo tal como aparece desde el espacio  no logran captar las graves limitaciones ambientales que rigen los flujos de personas, bienes e información. El coste, en lugar de la distancia, es el principal determinante de la conectividad.

            ORBIS revela la verdadera forma del mundo romano y ofrece un recurso único para nuestra comprensión de la historia premoderna

            , , búsqueda de ruta y son sólo algunas de las utilidades de Orbis. Las posibilidades del modelo no se ciñen sólo a  labores académicas y de  investigación, como herramienta de trabajo para historiadores y geografos, sino también como recurso para educadores y analistas de redes,  y con posible aplicación para la industria del videojuego.

            Recomendable: leer y disfrutar del texto completo sobre el modelo

            Fuente

            Scheidel, W. and Meeks, E. (May 2, 2012). ORBIS: The Stanford Geospatial Network Model of the Roman World. Retrieved 02 Jul, 2012, from http://orbis.stanford.edu.