Un alegato polémico contra el calentamiento global

La próxima semana comenzaremos a ver en clase el documental "Home" (por falta de tiempo efectivo tendréis que acabar de verlo en casa, evidentemente si os apetece) la película sobre el declive de la Tierra dirigida por el fotógrafo francés Yann-Arthus Bertrand y producida por Luc Besson.


La película del año 2009, de 93 minutos de duración, recorre la vida en la Tierra desde sus comienzos, hace más de cuatro mil quinientos millones de años, hasta la actualidad.

El alegato contra el cambio climático es planteado como inminente e irreversible en una de las hipótesis más negativas de los científicos: la que estima que nos quedan menos de diez años para corregir el volumen de emisiones de gases con efecto invernadero. Pero no todos están de acuerdo con él. Asociaciones ecologistas y la red antinuclear Sortir du Nucléaire han denunciado públicamente a Bertrand, Embajador de Buena Voluntad del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA), por los acuerdos que suscribió para producir el filme. Por un lado, su financiación viene de la multinacional francesa Pinault-Printemps-Redoute (PPR), ahora llamada Kering, y por otro, los problemas relacionados con la energía nuclear brillan por su ausencia en la película, algo, a priori, sorprendente para un proyecto supuestamente ecológico.

¡Si alguno de mis alumnos es capaz de verlo sin sentirse sobrecogido por la belleza de las imágenes, además de impactado (espero que de forma positiva) y concienciado ante el grave problema que se nos avecina, ya no sé qué puedo hacer para motivarlos!

Para seguir haciendo "méritos" esta evaluación podéis hacer un resumen del documental, indicando los aspectos más destacables del mismo, y una opinión personal sobre lo que os ha parecido, hasta el 24 de este mes (inclusive).

Ban Ki Moon y varias agencias de la ONU colaboraron en el lanzamiento de una nueva película de Bertrand, titulada "Human", desde septiembre de 2015.


La película evoca la parte oscura de la humanidad pero pondrá también de relieve lo mejor de ella. Porque esas ganas de vivir juntos, al fin y al cabo, están dentro de nosotros mismos. Es este el mensaje que lleva la película. Somos capaces, juntos, de hacer frente a los desafíos de hoy y de mañana.

Los mayores emisores de dióxido de carbono

En el atlas mundial 2009 de emisiones de CO2 (en pdf) se pueden ver datos muy interesantes sobre la distribución por continentes y países de las emisiones de este gas de efecto invernadero, uno de los principales causantes del calentamiento global. El Global Carbon Project ha puesto a disposición de los usuarios un Atlas mundial interactivo (datos de 2014) sobre las emisiones de gas carbónico.



También  podéis descargar los datos completos (hoja de cálculo de Google Docs) desde el año 1980 (fijaros en los datos de 1997, año de la firma del protocolo de Kyoto) hasta el año 2009.

Como se puede comprobar en la hoja de cálculo y en el mapa, España figuraba en la 19ª posición mundial en 2009 (lo que no es para sentirse satisfechos precisamente) y, aunque se ha mejorado algo en los últimos años (puesto 24 en el atlas interactivo de 2014), posiblemente a causa de la acentuada crisis económica en nuestro país, seguimos con una cifra cercana a los valores de 1997 (265,3 millones de toneladas) cuando nos comprometimos a reducir significativamente las emisiones al firmar el protocolo.

También es importante ver las emisiones de CO2 "per capita" para el año 2002 en el siguiente gráfico y en la web del Banco Mundial:

Llama la atención que, en 2002, China, Brasil y la India (los principales países "emergentes"), dada su elevada población, están por debajo de la media mundial en emisiones "per capita" pero, en cambio, en 2014 están en 1ª (China), 3ª (India) y 12ª (Brasil) posición respecto de las emisiones totales que, en el caso de los países asiáticos y especialmente en China, siguen aumentando espectacularmente: ver indicadores del Banco Mundial.

Más mapas mundiales sobre este tema y otros aspectos de interés para nuestra asignatura se pueden encontrar en Worldmapper.

Muchas reuniones y pocas soluciones respecto del cambio climático

Desde 1995 hasta hace unos meses se han sucedido las reuniones de las COP (Conference of the Parts), que tienen como objetivo establecer acciones internacionales conjuntas para evitar el aumento del calentamiento global. De momento, llevamos 21 reuniones de las COP, que pueden resumirse así:

COP1 (1995) – Berlín, Alemania: establecieron una fase de análisis y evaluaciones.

COP2 (1996) – Ginebra, Suiza: se aprobaron los resultados del informe de evaluación de 1995 y se estableció que todos los países no seguirían las mismas acciones, sino de acuerdo a la situación concreta de cada país.

COP3 (1997) – Kyoto, Japón: salió por primera vez a la luz el famoso protocolo de Kyoto, se fijaron objetivos para reducir las emisiones de gases de 37 países de 2008 a 2012.

COP4 (1998) – Buenos Aires, Argentina: se desarrollaron herramientas para la aplicación del protocolo de Kyoto.

COP5 (1999) – La Haya, Holanda: se realizó un debate sobre los mecanismos del protocolo de Kyoto.

COP6 (2000) – Bonn, Alemania: Estados Unidos propuso que las áreas forestales ya agrícolas se convirtieran en sumideros de dióxido de carbono, la Unión Europea rechazó la propuesta.

COP6bis (2001) – Bonn, Alemania: después del fracaso de la COP6, Estados Unidos rechazó el protocolo de Kyoto y solo participó como observador. Se establecieron los principios de las sanciones para los países en caso de incumplimiento de los objetivos acordados.

COP7 (2001) – Marrakech, Marruecos: llegaron a más acuerdos sobre las negociaciones de Kyoto en los documentos llamados Acuerdos de Marrakech. Su objetivo: traducir a texto jurídico el acuerdo político conseguido en Bonn para salvar los problemas técnicos relacionados con la financiación, el régimen de cumplimiento del Protocolo y la normativa de los mecanismos de flexibilidad.

COP8 (2002) – Nueva Delhi, India: la Unión Europea intentó aprobar sin éxito una declaración sobre más acciones a los países miembros de la COP.

COP9 (2003) – Milán, Italia: se concentraron en afinar los últimos detalles para el protocolo de Kyoto. La Conferencia parte con la idea de que existen pocas expectativas de avanzar en el cumplimiento de las metas de reducción de emisiones, tras la negativa de Rusia a ratificar el Protocolo de Kyoto.

COP10 (2004) – Buenos Aires, Argentina: comenzaron las propuestas sobre lo que sucederá cuando termine el protocolo de Kyoto. El objetivo principal de la cumbre fue preparar la definitiva entrada en vigor del protocolo de Kyoto a falta de la adhesión de EE.UU.

COP11 (2005) – Montreal Canadá: fue la primera reunión tras la entrada en vigor del protocolo de Kyoto y se complementó con la reunión de las partes.

COP12 (2006)Nairobi, Kenia: se creó un fondo internacional para financiar la adaptación de los países pobres en relación con el cambio climático, hubo mucha tensión en muchos países de la Unión Europea.

COP13 (2007) – Bali, Indonesia: Se adoptó el plan de Bali, se avanzaron los procesos de establecer nuevos compromisos de reducción de emisiones, requiriendo acciones más rápidas en este área.

COP14 (2008) – Poznan, Polonia: se consideraron los puntos del plan de Bali como la mitigación, adaptación, tecnología y financiación.


COP15 (2009) – Copenhague, Dinamarca: se ratificó la intención de que no suba la temperatura global más de 2ºC, aunque no se establecieron objetivos para el 2050, ni incluyeron propuestas para el IPCC. Pese a las expectaciones creadas, el llamado Acuerdo de Copenhague no es vinculante, no contiene cifras de recorte de emisiones de CO2, ni la creación de un sistema de control internacional para verificar las emisiones de los países emergentes (China, India, Brasil). Pero pone dinero encima de la mesa: 30.000 millones de dólares para pagar la adaptación al cambio climático de los países pobres entre 2010 y 2012.


COP16 (2010) – Cancún, México. El pacto confirma la puesta en marcha de un fondo que llegará a 100.000 millones de dólares anuales en 2020 para combatir los efectos del calentamiento global en los países pobres, pero no se sabe ni de dónde saldrá el dinero ni cómo se repartirá. El documento también establece por primera vez en la ONU el objetivo de evitar una subida de más de 2ºC de la temperatura media del planeta hacia 2100, sin aportar un plan para lograrlo. Para España, significaría evitar hasta 5ºC más en verano e impedir la desertización de la mitad sur de la Península.

COP17 (2011) - Durban, Sudáfrica. Los negociadores barajan, entre otras soluciones, el llamado enfoque "Kyoto plus", que apuesta por un segundo periodo de compromiso como parte de una transición hacia un marco global legalmente vinculante. Sin embargo, parece casi una misión imposible forjar un consenso sobre Kyoto que abarque la mayor parte de las emisiones de gases causantes del efecto invernadero que se registran en el planeta. Estados Unidos, el segundo mayor emisor de dióxido de carbono (CO2) del mundo, sigue sin ratificar el Protocolo, mientras que el acuerdo dejó sin compromisos a grandes países como China -principal emisor de CO2-, Brasil y la India por ser economías emergentes.

COP18 (2012). Doha (Qatar). Después de más de dos semanas de frustrantes negociaciones y con más de 24 horas de retraso sobre lo previsto, los 194 países reunidos en Doha alcanzaron un acuerdo de mínimos, conocido como Puerta Climática de Doha, y que prorroga hasta 2020 el periodo de compromiso del Protocolo de Kyoto, que expiraba ese año. Esta prórroga tiene obligaciones para muy pocos países (léase, UE, Australia, Noruega y Croacia) y del que se caen Rusia, Japón y Canadá. Además, se marca como objetivo un complicadísimo pacto mundial en 2015 que debe incluir a Estados Unidos, China, India y Rusia.


COP19 (2013) Varsovia, Polonia.  Después de rozar una vez más el fracaso, los participantes han conseguido establecer una hoja de ruta hacia un pacto global y vinculante en 2015 y activa las ayudas a los países más vulnerables al cambio climático. Esa hoja de ruta queda plasmada en un documento en el que finalmente se evita la palabra compromisos para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero establecidos a nivel nacional, y se opta por el término más suave de contribuciones.




COP20 (2014) Lima, Perú. A última hora, los países fijaron los requisitos para que todos presenten sus compromisos individuales para luchar contra el calentamiento global ante la ONU antes del 1 de octubre de este año. Ese es el camino abierto hacia la cita que todo el mundo tiene en mente: París 2015. En Francia se tiene que firmar un nuevo pacto global para sustituir al ya obsoleto Protocolo de Kioto.

Aunque mucho menor de lo deseado, este acuerdo de mínimos es esencial para lograr avances en la lucha contra el cambio climático, y permite perfilar los pasos hacia el compromiso definitivo que debería alcanzarse en la cumbre de París y que entrará en vigor a partir de 2020.

Los acuerdos (mucho menos ambiciosos de lo que se esperaba, a pesar de la euforia mostrada) de la última Cumbre del Clima (21ª Conferencia de las Partes y la 11ª Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Protocolo de Kyoto, de diciembre de 2015) en París pueden consultarse en este artículo del blog.

Fuente de parte del texto: Un blog verde

¡Salvad el delta del Ebro!

Vista aérea del delta del Ebro
Recupero este artículo anterior para que analicéis los factores que influyen negativamente en el Parque Natural del delta del Ebro y en otras zonas litorales de España:

"En los 20 años que llevo aquí la mar ha subido unos cuatro dedos. La mar se hincha cada vez más", explica Miquel, acequiero mayor de la margen derecha del delta del Ebro, en Tarragona. Lo sabe porque las bombas con las que desagua los arrozales, algunos de ellos claramente bajo el nivel del Mediterráneo, las pone en marcha cada vez con mayor frecuencia. Y con la mar hinchada y con el menor caudal del Ebro, la cuña salina, la lengua del mar que sube por el Ebro y amenaza el ecosistema, avanza lenta pero casi imparable.

La situación ha llevado a la Confederación Hidrográfica del Ebro del Ministerio de Medio Ambiente, a plantearse un sistema de diques subacuáticos que frenen la entrada de agua salada. Las barreras ya existen en el delta del Po, en Italia. Cuando el río lleva mucho caudal, "el agua dulce abre las láminas y todo el caudal sale hacia el mar". Cuando el caudal es menor, se produce la entrada de la cuña salina en el delta. En ese momento, las barreras se cierran, y frenan la entrada de sal. Se colocan en el fondo porque el agua salada es más densa y ocupa la parte inferior del río (ver gráfico)

Con las llamadas barreras antisal, el ministerio pretende combatir una regresión que parece imparable. El delta creció a partir del siglo XV con la deforestación aguas arriba. El Ebro comenzó a transportar una gran cantidad de sedimentos que se quedaban en la desembocadura. En el siglo XX, con la construcción río arriba de los enormes embalses de Mequinenza, Flix y Ribarroja, la llegada de sedimentos se redujo drásticamente. Y el delta no ha hecho más que menguar y moverse. El Plan Integral de Protección del Delta del Ebro, de 2006, calcula que el delta se hunde unos tres milímetros al año. Eso, unido a la subida prevista del nivel del mar por el cambio climático (ver el simulador), hace prever que el aumento relativo del nivel del mar en el delta del Ebro sea de 57 centímetros a final de este siglo.

Leer el artículo completo en elpais.com

Acuerdos de la Cumbre del Clima de París

En la siguiente imagen del diario digital de "El Mundo" se resume los principales acuerdos tomados en la última Cumbre del Clima (COP 21):


Clic en la imagen para verla a mayor tamaño


Por supuesto que se han perdido matices y aspectos que le daban robustez al acuerdo, pero, en líneas generales, el texto contiene todos los elementos necesarios para abordar de una forma ambiciosa y revisable en el futuro la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. El texto aprobado supone un marco legal en el que moverse y da una señal clara a la comunidad internacional y a los mercados sobre el mundo que viene en los próximos años.

Activa de forma clara el proceso de reducción de emisiones con una primera valoración de dónde estamos en 2019 y una primera revisión en 2020 atendiendo a "la mejor ciencia disponible"; pone en marcha instrumentos de financiación necesarios para el "desarrollo sostenible" del planeta y pondrá el esfuerzo en "erradicar la pobreza".

Bajando a lo concreto, el texto hace referencia al fondo climático de 100.000 millones de dólares que los países desarrollados movilizarán a partir del año 2020 y detalla que éste deberá ser revisado al alza antes de 2025.

Pero también contiene aspectos que hacen el acuerdo más débil de lo que parecía en los anteriores borradores. Por ejemplo, la referencia a las aportaciones voluntarias de los países emergentes al fondo climático o la necesidad de alcanzar el pico de emisiones de cada país "lo antes posible". Además, el documento no habla ya de "neutralidad de carbono", como en el último borrador, y mucho menos de "descarbonización de la economía", una fuerte reivindicación de los grupos ecologistas y partidos verdes a la que se han opuesto frontalmente los países productores de petróleo, liderados por Arabia Saudí.

Estos puntos, entre otros, han sido interpretados por científicos y ONGs como un movimiento hacia la inconsistencia, ya que el texto marca un objetivo claro de retener el aumento de la temperatura global "bien por debajo de los 2ºC" y de realizar esfuerzos globales para tratar de acercar dicho aumento a 1,5ºC, pero no marca en modo alguno la senda para lograrlo.

Fuente del texto: http://www.elmundo.es/ciencia/2015/12/12/566c43e5ca47415a7e8b464b.html

LA CONFERENCIA DE PARÍS. CUMBRE DEL CLIMA (COP 21)




La 21ª sesión de la Conferencia de las Partes (COP) y la undécima sesión de la Conferencia de la Partes en calidad de reunión de las Partes al Protocolo de Kyoto (CMP) tendrá lugar del 30 de noviembre al 11 de diciembre en París, Francia.

Los gobiernos deberían alcanzar un nuevo acuerdo sobre cambio climático en París, que debe poner a todas las naciones en la vía de un futuro sostenible,  impidiendo el aumento de la temperatura media mundial a más de 2 grados centígrados. Esta es la línea de defensa acordada internacionalmente contra los peores futuros impactos climáticos.

El acuerdo de la Conferencia de París (COP 21/CMP 11) estará bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, será impulsado por el pdf-icon objetivo final de la misma, se guiará por sus principios de igualdad y de responsabilidad común pero diferenciada, en función de las respectivas capacidades y teniendo en cuenta las circunstancias nacionales.

Las negociaciones están desarrollando marcos para aumentar la acción y la rendición de cuentas en las siguientes áreas clave:
  • Los compromisos y planes nacionales para el periodo posterior al año 2020, recopilados en las contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional (INDC, por sus siglas en inglés).
  • Transparencia internacional y rendición de cuentas de las acciones de los países.
  • Apoyo tecnológico y financiero adecuado para los países en desarrollo para que construyan sus propios futuros de energía limpia y resiliencia climática.  
  • Trayectoria de emisiones y dirección a largo plazo globales.
Los países bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático produjeron en su sesión en Ginebra, en febrero de este año, pdf-icon el texto de la negociación oficial sobre el que se basan las negociaciones substanciales.

El 24 de julio de 2015, los copresidentes emitieron el documento,que proporciona claridad sobre lo que podría contener el acuerdo legal emergente, qué decisiones se podrían tomar en el momento en el que sea adoptado y qué otras habrá que tomar para hacerlo totalmente operativo antes de su entrada en vigor en 2020. 




Las bases del Cambio Climático: causas, consecuencias y soluciones  BAJAR AQUÍ

Primer documento elaborado por FARN vinculado con el cambio climático y las negociaciones de cara a la próxima Cumbre de París en diciembre próximo.

Guía del Cambio Climático (Ecoportal. net.  http://www.ecoportal.net/Eco-Noticias/Guia-practica-Conoce-los-terminos-de-la-COP21)

Cambio climático: Cambio del clima atribuido directa o indirectamente a las actividades humanas que alteran la composición de la atmósfera mundial.

CMNUCC (UNFCCC en inglés): Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Fue adoptada en Nueva York en 1992. Su objetivo es “la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que impida interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático”.

Las Partes (Parties en inglés): Los países miembros de la CMNUCC. Son 195 países, y 196 “Partes”, ya que la Unión Europea se cuenta como una Parte adicional a sus 28 países miembros.

GEI (Gases de Efecto Invernadero):  Gases cuya presencia en la atmósfera contribuyen al efecto invernadero. Los más importantes están presentes en la atmósfera de manera natural, aunque su concentración puede verse modificada por la actividad humana.

Combustibles fósiles: Principalmente el petróleo, el gas y el carbón. Cuando se queman para obtener energía se liberan gases de efecto invernadero.

Quinto informe del IPCC: El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) es un órgano de las Naciones Unidas fundado en 1988 y constituido por cientos de expertos. En el 2014, publicó su Quinto Informe de Evaluación sobre cambio climático, que sirve de referencia científica en las negociaciones

ADP: Grupo de Trabajo sobre la Plataforma de Durban para una Acción Reforzada, o simplemente Plataforma de Durban. Es el grupo encargado de las negociaciones del nuevo acuerdo climático global. Fue creado en el 2011, durante  la COP17 en la ciudad de Durban (Sudáfrica).

La meta de los 2°C: Los países acordaron como objetivo mantener el calentamiento global del planeta por debajo de los 2°C comparado a los niveles pre-industriales (es decir antes de 1880). Esta meta está siendo discutida por un grupo de países, que propone apuntar a los 1.5°C para evitar graves riesgos climáticos en el planeta. Hoy en día, el calentamiento global ya alcanza los 0.85°C.

Mitigación: Reducción de las emisiones de GEI.

Adaptación: Medidas por las cuales los países se pueden adaptar a los efectos del cambio climático que ya se están manifestando, por ejemplo en América Latina: desglaciación, inundaciones o sequías extremas.

Pérdidas y daños (loss and damage en inglés): Efectos del cambio climático a los cuales uno no se puede adaptar, como los eventos naturales extremos o la subida del nivel del mar en las islas del Caribe.

INDC: Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional (Intended Nationally Determined Contributions en inglés), o simplemente Contribuciones nacionales o Compromisos climáticos nacionales. Son compromisos de reducción de GEI que cada país presenta de manera voluntaria, de acuerdo a sus realidades. Pueden incluir también acciones de adaptación, entre otros temas.

Business as usual (BAU): Escenario “si todo sigue igual”, es decir en el cual no se implementarían medidas de mitigación.

FVC (GCF en inglés): Fondo Verde para el Clima (Green Climate Fund en inglés). Se creó para para dar soporte a los países en desarrollo en la implementación de sus planes de mitigación y adaptación. Los países desarrollados se comprometieron a aportar 100 millones de dólares anuales a partir del 2020.

Anexo 1 versus No-Anexo 1:  El primer grupo, “Anexo 1?, se integra con países desarrollados que han adoptado compromisos de reducción de GEI en el Protocolo de Kioto, y el segundo “No Anexo 1? son  los países en desarrollo que, por este motivo, no han asumido obligaciones de disminución de emisiones pero que contribuyen al objetivo del Protocolo a través de la acogida en sus territorios de actividades que reduzcan y absorban cantidades de GEI en la atmósfera.

Acuerdo: Según explica Naturaleza Interior, el nuevo acuerdo climático entrará en vigencia a partir del año 2020 y se espera que produzca un gran cambio en la forma en que la humanidad utiliza frenéticamente los combustibles fósiles. Este acuerdo buscar frenar el incremento de temperatura en el planeta, orientar a nuestras sociedades del mundo a uso sostenible de los recursos, a alcanzar una “descarbonización” de la economía, y miles de millones de dólares en inversión en acciones climáticas positivas. Se espera que el acuerdo sea aprobado por los 195 países de la CMNUCC al final de la COP21. Durante la cumbre, se discutirá la forma legal que tomará el documento.