Geografía del micro-riego

La semana pasada se celebró en Palencia (España) , la II Reunión conjunta del grupo de trabajo de Repoblaciones Forestales de la SECF y del grupo de trabajo de Restauración Ecológica de la AEET, evento al que tuve la oportunidad de asistir.  En este interesante encuentro tuvo lugar la presentación de un completo abanico de comunicaciones sobre las investigaciones más recientes en nuestro país sobre restauración ecológica. En breve estará disponible el libro de actas .

En este foro presentamos la comunicación regar brinzales o reponer marras una disyuntiva a analizar en tierras áridas.  En la comunicación se analiza desde el punto de vista económico, la posibilidad de utilizar el micro-riego forestal como alternativa a la clásica reposición de marras. El micro-riego forestal es una técnica que consiste en la aplicación de riego localizado de baja frecuencia y alta eficiencia que resulta útil para evitar marras por estrés hídrico, causa principal de los fracasos en la repoblación forestal de áreas críticas en zonas áridas. El campo de aplicación del micro-riego forestal

Aunque ya practicada desde antiguo, recientemente hemos podido asistir a una proliferación de diversas técnicas de micro-riego. Para mostrar este boom hemos elaboramos un mapa que muestra la geografía de la tecnología del micro-riego.

 

Sobre las zonas áridas y semiáridas  del planeta (en amarillo),  el mapa señala mediante un punto los países donde sea ha citado su uso o se ha desarrollado algunos de estos sistemas. Aunque la tónica general que se aprecia en el mapa de la geografía del micro-riego es su desarrollo en aquellas regiones donde es más útil, se aprecian algunos de los interesantes fenómenos: gaps o brechas y deslocalización en la emergencia de la tecnología del micro-riego.

No quisiera acabar esta nota sin dar mi enhorabuena a todo el comité organizador y científico por la calidad del evento.

Cartografía y Rio+20: el futuro que queremos

Se puede decir más alto pero no más claro. La declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible conocida como Rio+20 (veinte años después de la histórica Cumbre de la Tierra en Río en 1992) dedica un apartado a  la necesidad e  importancia de la , los datos espaciales y  los sistemas mundiales de observación

274. Reconocemos la importancia de los datos basados en la tecnología espacial, la
supervisión in situ y la información geoespacial fidedigna para la formulación de
políticas, la programación y las operaciones de proyectos de desarrollo sostenible.
En este contexto, observamos la importancia de la cartografía mundial y
reconocemos los esfuerzos en el desarrollo de sistemas mundiales de observación
del , por ejemplo, por la red de información Eye on Earth y
mediante el Sistema Mundial de Sistemas de Observación de la Tierra.
Reconocemos la necesidad de apoyar a los países en desarrollo en sus esfuerzos para
recoger datos ambientales.

Documento original de la declaración el futuro que queremos

material de prensa

 Un seguimiento de los cambios del medio ambiente — de Río a Río+20»