¡Al rico insecto!

Comer insectos (entomofagia) es la original campaña lanzada este lunes por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), después de que un importante estudio demostrase que los insectos son nutritivos, económicos y hasta deliciosos, como una estrategia más en la lucha contra el hambre en el mundo.


La entidad de las Naciones Unidas, liderada por el brasileño José Graziano da Silva, sostiene que los insectos son "un recurso desperdiciado", ya que son una fuente importante y fácilmente accesible de alimentos nutritivos, ricos en proteínas, que se encuentra en los bosques.

Fuente: 20minutos.es

Según el nuevo estudio presentado por la FAO durante la Conferencia Internacional sobre los Bosques para la Seguridad Alimentaria y Nutricional, que se celebra en la sede central de Roma, los insectos forman parte de las dietas tradicionales de al menos 2.000 millones de personas en varias regiones de América Latina, Asia y África.

Criar insectos de forma sostenible puede ayudar a evitar la sobreexplotación forestal. Algunas especies, como el gusano de la harina, ya se producen a nivel comercial, ya que se utilizan como alimentos para mascotas, en los zoológicos y en la pesca recreativa. Si la producción estuviera más automatizada, se podrían bajar los costes a un nivel en el que la industria se beneficiaría de la sustitución de harina de pescado, por ejemplo, con harina de insectos en la alimentación del ganado. La ventaja sería un aumento del suministro de pescado para el consumo humano.

Lógicamente, por razones biológicas, en cada latitud se dedican sólo a ciertas familias, desde distintos tipos de insectos a arácnidos o miriápodos, pues la exportación de bichos comestibles aún es un negocio en ciernes. No
Aperitivos a base de grillos
obstante, la oferta suele ser bastante amplia en todos ellos, como también es manifiesta la devoción por algún ejemplar en concreto. El elemento común a esta controvertida dieta es que, a grandes rasgos, los insectos constituyen un formidable aporte de proteínas, nada lejos de muchos alimentos con los que solemos sobrevivir. De hecho, su valor nutricional es en algunos casos mayor, lo que ciertos entendidos subrayan, junto a la presencia masiva de estos animales, como rasgo indicativo de que la entomofagia será el recurso alimenticio del futuro.

Podéis ver una presentación sobre el consumo de insectos en México:


Aquí en España no resultamos tan proclives a ser insectívoros (eso sí, nos ponemos "morados" a comer crustáceos que tienen un enorme parecido con ellos), aunque nuestros ancestros recurrieran a ello en su momento, ya fuera por gusto o necesidad. Lo que está claro es que, para bucear en los entresijos de dicha gastronomía, es preciso abrir la mente en primera instancia. Si el problema estriba, pongamos por caso, en la dificultad que entraña viajar a enclaves tan remotos, siempre queda la posibilidad de consumir latas y productos envasados con la ilusión de encontrar algún bicho perdido que nos tiente a abrazar la entomofagia.

Es la hora del planeta, ¡actúa!

HORA DEL PLANETA 2012
A las 20:30 del sábado 31 de marzo de 2012, individuos, comunidades, empresas y gobiernos de todo el mundo apagarán sus luces durante una hora – La Hora del Planeta –, transcendiendo todas las barreras religión, cultura, sociedad, generación y localización geográfica en una celebración global por el Planeta.





Esta iniciativa de WWF es la mayor campaña en defensa del medio ambiente de la historia, en la que participarán muchos millones de personas.