Tal vez ya sea demasiado tarde

Uno de tantos Todo empezó con las hamburguesas y esas tiendas donde se expende comida rápida. Luego vino Halloween... Cuando nos quisimos dar cuenta, el bar de la esquina donde ponían unas exquisitas patatas ali- oli y unos montaditos de lomo con queso que quitaban el sentido, quedó reconvertido en un Mc Donalds del montón. Uno más en la lista. Sin personalidad ninguna, sin nada especial