Onomástica de un incendio intencionado

Fuente de la imagen 16 de febrero de 1918: en el marco de la Primera Guerra Mundial, los turcos incendian la biblioteca de Bagdad y queman veinte mil libros. El fuego es una buena opción si la elección es libre, como por ejemplo la cremación  de un cuerpo tras su muerte. O lo que hacía Pepe Carvalho, con la mala literatura quiero pensar, para encender la chimenea. No es lo mismo una