Gestionar la calidad del agua en imágenes

Rescato de otro blog esta entrada por si os viene bien para repasar (porque ya está en la presentación que veremos en clase) los procesos de depuración de aguas residuales y la potabilización:

El deterioro de la calidad del agua se ha convertido en motivo de preocupación a nivel mundial con el crecimiento de la población humana, la expansión de la actividad industrial y agrícola y la amenaza del cambio climático como causa de importantes alteraciones en el ciclo hidrológico. La baja calidad del agua afecta directamente sobre la cantidad de agua de diversas maneras.  
El agua contaminada que no puede utilizarse para consumo, para baño, para la industria o la agricultura reduce de forma efectiva la cantidad de agua disponible en una determinada zona.

Para mejorar la calidad del agua hay dos tipos básicos de procesos:

1. Depuración de aguas residuales en una EDAR:



2. Potabilización del agua:




Por desgracia, las Naciones Unidas estiman que 2.500 millones de personas carecen de acceso a saneamiento mejorado y alrededor de 1.000 millones practican la defecación al aire libre, especialmente en el África Subsahariana y Sur de Asia.

Impactos en la hidrosfera y calidad del agua

A partir de la próxima semana desarrollaremos los contenidos correspondientes a los impactos en la hidrosfera y la calidad del agua:


Y esta ligeramente modificada, especialmente en el apartado de la gestión de la calidad del agua:

Gestionar la calidad del agua en imágenes

Rescato de otro blog esta entrada por si os viene bien para repasar (porque ya está en la presentación que veremos en clase) los procesos de depuración de aguas residuales y la potabilización:

El deterioro de la calidad del agua se ha convertido en motivo de preocupación a nivel mundial con el crecimiento de la población humana, la expansión de la actividad industrial y agrícola y la amenaza del cambio climático como causa de importantes alteraciones en el ciclo hidrológico. La baja calidad del agua afecta directamente sobre la cantidad de agua de diversas maneras.  
El agua contaminada que no puede utilizarse para consumo, para baño, para la industria o la agricultura reduce de forma efectiva la cantidad de agua disponible en una determinada zona.

Para mejorar la calidad del agua hay dos tipos básicos de procesos:

1. Depuración de aguas residuales en una EDAR:



2. Potabilización del agua:




Por desgracia, las Naciones Unidas estiman que 2.500 millones de personas carecen de acceso a saneamiento mejorado y alrededor de 1.000 millones practican la defecación al aire libre, especialmente en el África Subsahariana y Sur de Asia.