Revista Educar : Vol 50, No 1 (2014) Programas 1×1: investigación y experiencias

PortadaHoy traemos a este espacio a  la Revista Educar de la Universidad de Barcelona Vol 50, No 1 (2014)

Programas 1x1: investigación y experiencias


La integración de los ordenadores en las aulas constituye una preocupación y un objetivo que está presente en los órganos de decisión política desde hace ya varias décadas. El presente monográfico tiene la intención de aportar datos, fruto de la investigación y la reflexión, acerca de cómo se están desarrollando estos proyectos de integración de las TIC en las aulas. La intención es aportar una mirada que ayude a visualizar tanto las bondades que pueden ofrecer las tecnologías como las necesidades que hay que atender si queremos llevar a cabo experiencias realmente diferentes y mejores que conduzcan a un cambio sustancial en las prácticas de enseñanza y aprendizaje, así como a un desarrollo personal y profesional de todos los implicados.


Número completo   Descargar PDF (Español)

Páginas 1-229

Monográfico

Presentación
María Alejandra Bosco Paniagua
Descargar PDF (Catalan)

Descargar PDF (Español)

Páginas 7-13
Opiniones, expectativas y valoraciones del profesorado participante en el Programa Escuela 2.0 en España.
Manuel Área, Ana Luisa Sanabria Mesa
Descargar PDF (Español)

Páginas 15-39
Los entornos 1x1 en Cataluña : entre las expectativas de las políticas educativas y las voces del profesorado.
Cristina Alonso Cano, Montse Guitert Catasus, Teresa Romeu Fontanillas
Descargar PDF (Español)

Páginas 41-64
Proyecto Cl@ssi 2.0. El primer paso hacia la escuela 2.0
Giuseppina Cannella
Descargar PDF (Español)

Páginas 65-82
Las TIC en la enseñanza: Un estudio de casos desde el enfoque biográfico-narrativo
Mara Silvia Elgue, María Cristina Sallé
Descargar PDF (Español)

Páginas 83-101
La cuestión de la formación docente en los proyectos 1 a 1: El caso de “Escuelas de innovación”. Programa “Conectar igualdad”, República Argentina
Silvina Carmen Casablancas
Descargar PDF (Español)

Páginas 103-120
Integrar las TIC para reformular el modelo didáctico: el programa EduCAT 2.0
Josep Lluís Estaña Viver, Pepi Garrote Alcaide, Marga Viñolas Guerro
Descargar PDF (Español)

Páginas 121-145

Temas de investigación

El Currículum bimodal como marco metodológico y para la evaluación: principios básicos y mejoras obtenidas en aprendizajes y rendimiento de los estudiantes
Pere Marqués Graells, Isabel Alvarez Cánovas
Descargar PDF (Español)

Páginas 149-166
Percepciones en torno al coordinador TIC en los Centros Educativos Inteligentes. Un estudio de caso
Mercedes Romero Rodrigo, José Peirats Chacón, Ángel San Martín Alonso, Isabel Gallardo Fernández
Descargar PDF (Español)

Páginas 167-184

Puntos de vista

¿Camuflaje o transformación? Estrategia profesional de las mujeres en carreras tecnológicas altamente masculinizadas
Ana M. González Ramos
Descargar PDF (Español)

Páginas 187-205
Los medios de comunicación y tecnológicos como ejes de canalización y gestión del conocimiento
Marc Pallarès
Descargar PDF (Español)

Páginas 207-229
(leer más...) Fuente: [ EDUCAR]

Las pruebas diagnósticas, ¿”diagnostican” a la Administración educativa?

"in school, the second" by roujo

 

Leo hoy en El País que “El ministerio [de educación] propone crear un ‘sistema de difusión de información sobre los centros educativos’” (Un polémico ‘ranking’ de colegios):

El departamento de José Ignacio Wert ha propuesto a las comunidades autónomas la creación de una plataforma en Internet en la que se ofrezca información sobre todos los colegios e institutos que se sostienen con fondos públicos. Esa web serviría, según la propuesta del Ministerio de Educación, “para la rendición de cuentas” de los colegios y “para facilitar el ejercicio de la libertad de elección de centro educativo por parte de las familias”.

La idea de crear este sistema, en el que se ofrecerían los datos de pruebas externas de evaluación detallados por centro, ronda la cabeza de los dirigentes del PP desde hace años. La Comunidad de Madrid ya ha puesto en práctica esta medida. Realiza desde 2005 exámenes externos a los colegios públicos, concertados y privados. Luego, difunde los resultados de cada centro, lo que acaba en la publicación en los medios de comunicación de un ranking que las familias consultan para orientarse sobre dónde matricular a sus hijos. Wert, al poco de tomar posesión de su cargo, señaló que una de sus prioridades era que los centros rindan cuentas.

Y me acuerdo de esta otra que leí hace unos días en el mismo periódico: Un examen de informática e Internet sin ordenador:

La Consejería de Educación [de la Comunidad Valnciana] ha realizado recientemente las pruebas de Evaluación Diagnóstica para conocer el nivel de los alumnos de 2º de ESO en varias materias, entre las que incorpora por primera vez la competencia digital e informática de los estudiantes. Pero, con una singularidad. En vez de realizarse con ordenadores, deben responder por escrito las diez páginas del examen. Los estudiantes tienen que demostrar su habilidad en las nuevas tecnologías para “arrastrar una imagen hasta la última página”, “guardar una página” o “copiar y pegar” a través de un cuestionario de 25 preguntas sobre el papel, sin teclado. [Por si hay alguna duda, aquí está el examen al completo (en valenciano)].

Y me pongo a temblar.

ESCUELA 2.0 y el final de la política educativa de un ordenador por alumno (modelo 1:1) en España

Está confirmado: se suprime el programa Escuela 2.0. Dicho en otras palabras, desaparece en España la política pública del modelo 1:1 o de un ordenador por alumno en el aula. En rueda de prensa, ofrecida en plena Semana Santa, la Secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte hizo públicas las líneas de recortes

ESCUELA 2.0 y el final de la política educativa de un ordenador por alumno (modelo 1:1) en España

Está confirmado: se suprime el programa Escuela 2.0. Dicho en otras palabras, desaparece en España la política pública del modelo 1:1 o de un ordenador por alumno en el aula. En rueda de prensa, ofrecida en plena Semana Santa, la Secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte hizo públicas las líneas de recortes

La guerra de los libros de texto electrónicos

Un par de noticias interesantes de esta pasada semana nos ofrecen dos perspectivas completamente diferentes sobre el futuro de los libros de texto electrónicos.

La primera proviene del blog Electronista y se refiere a una interesante reunión que tuvo lugar en Washington DC entre editoriales de libros de texto y materiales educativos, compañías tecnológicas y dos importantes agencias gubernamentales. Pero precisemos un poco más. Entre los asistentes, según la nota de prensa de la FCC, ”senior executives and leaders” de Apple, Aruba Networks, Chegg, Discovery Education, Idaho Department of Education, Houghton Mifflin Harcourt, Inkling, Intel, Knewton, Kno, the LEAD Commission, McGraw-Hill, News Corp, Pearson, Samsung, Sprint, and T-Mobile y en el rincón del gobierno los Sres. Genachowsky, “chairman” de la Federal Communications Commission y el Sr. Duncan, Secretario de Estado de Educación.  Casi nada.

El objetivo de la reunión era…

… to promote a plan for transitioning US classrooms at the K-12 level to digital textbook over the next five years. The plan, being put together by the Leading Education by Advancing Digital (LEAD) Commission, has already revealed that moving to a more digital model for student textbooks — including the devices and technology infrastructure needed to use them — will save schools about $250 per student per year, adding up to over $12.2 billion per year if fully implemented.

Según parece las empresas citadas están moviendo el cotarro, con la ayuda de la Comisión Federal de Comunicaciones y el Departamento de Educación, para poner en marcha un plan para, en cinco años, dotar a todos los escolares de los Estados Unidos de libros de texto digitales. Para ello será necesario que los escolares dispongan de los correspondientes dispositivos personales y las infraestructura necesarias para su uso tanto en escuelas como en los hogares. Incluso han editado un folleto titulado “Digital Textbook Playbook” a fin de “ayudar a escuelas, distritos y sistemas a implementar y financiar la infraestructura tecnológica necesaria para implementar la transición a los libros de texto digitales que, además del ahorro económico por estudiante, se espera que ofrezca otros numerosos beneficios”. Es decir, las empresas y agencias gubernamentales citadas, entre las que se encuentran las autoridades federales de educación de los EE.UU., apuestan por un modelo 1:1… o no entiendo muy bien cómo se puede dotar de libros de texto electrónicos a “todos los escolares”.

Lastima que no se hayan enterado todavía que el Ministro Wert ha decretado que eso del 1:1 no funciona… si no eres vasco (El País (6/4/12) Educación elimina el reparto de portátiles y 10 planes de calidad).

La segunda noticia hace referencia un proyecto piloto del gobierno polaco para dotar a sus escolares de 4º a 6º curso de libros de texto electrónicos libres y abiertos (con licencia CC BY) como parte de una plan más amplio denominado “Digital School”. La nota en Slashdot dice:

“Today the Polish government started a Digital School pilot program, which includes distributing e-textbooks. This came after a years-long effort by the Open Education Coalition and its members to persuade policy makers, that Open Educational Resources are the future of education. The last few months have been especially eventful, as the free textbooks part of the program was dropped by the Ministry of Education and reinstated again by the Prime Minister Office.”

El modelo polaco es bastante diferente al propuesto por Apple y compañía, no es necesario un MBA para darse cuenta. Será interesante ver dónde terminan ambas iniciativas. Por otra parte, recordemos que el estado de California tiene un proyecto de libros de texto abiertos.

Mientras tanto suceden otras muchas cosas en el mundo de los libros de texto. ¿Habrá empezado la guerra? Techcrunch (5/4/12) nos informaba que Publishers Sue As Boundless Learning Grabs $8M For An Open Alternative To Textbooks. ¿Y qué hace una startup como Boundless Learning que consigue capital riesgo y molesta a las grandes editoriales? “Cura” materiales libres.

In other words, through its free learning platform, the startup is curating the best “Open Educational Resources (OER),” and tailoring that content to students’ courses and assignments to provide them with an alternative to spending their life savings purchasing textbooks.

Vienen tiempos muy interesantes, aunque aquí solo podremos observarlos desde lejos: el Ministerio de Educación español ha decidido acabar con el proyecto Escuela 2.0 (supuestamente por su falta de resultados… excepto, según sus autoridades educativas, en el País Vasco), reducir a la mitad su dotación presupuestaria “reorientándolo” y, por supuesto, terminar con el “reparto de portátiles”.

Habrá mucha gente cabreada. Y no solo los docentes que han hecho el esfuerzo de cambiar su manera de enseñar adoptando los nuevos medios. Los editores de libros de texto, que adoran al ministro Wert desde su anunciada intención de cambiar el currículum de Educación para la ciudadanía (confundiendo currículum con libros de texto), se preguntarán qué van a hacer ahora con sus libros de texto digitales, sus plataformas “libroweb” y todo el dinero invertido en ello (aunque en cambiar de mentalidad no han invertido ni un euro). Indudablemente también será el fin de algunas empresas especializadas en contenidos educativos digitales.

Y todo este ruído para los libros de texto, un recurso obsoleto, caro, innecesario y desprofesionalizador de los docentes, pero que mueve una cantidad obscena de dinero. Me encantaría ver iniciativas semejantes relativas la formación inicial y permanente de los docentes. ¿No nos preocupa la calidad de la enseñanza? ¿Cuál es el factor más importante? ¿Los libros de texto? No me hagan reir.

 

¿Quién decide la educación del futuro?

"En clases regulares despues de navidad" Foto de Alex Fuentes

"En clases regulares despues de navidad" Foto de Alex Fuentes. Algunos derechos reservados.

La Fundación Telefónica ha lanzado una iniciativa muy interesante y en la que voy a participar en la medida de mis posiblidades. Se trata del Encuentro Internacional de Educación 2012/2013. Durante 18 meses se realizará un congreso virtual sobre la educación del futuro. Cada dos meses se realizará un encuentro presencial en una ciudad distinta: Buenos Aires, Santiago de Chile, Medellín, Lima, Mexico D.F. Sao Paolo, Quito, Carácas y Madrid.


Copio de su web:

Serán 18 meses de debate y de intercambio, de actividades y talleres en red… En cada parada del Encuentro se abordarán nueve temas que alimentarán el debate sobre el presente y futuro de la educación:

  1. Relaciones entre sociedad, educación y trabajo
  2. Tecnología y calidad educativa
  3. Desarrollo integral de la persona: emociones, sentidos y valores en la educación
  4. Qué y cómo enseñar y aprender en la sociedad digital
  5. El rol del profesor: ¿de faro a guía?
  6. Cómo liderar el cambio en los centros educativos
  7. La familia: socio estratégico para la educación
  8. La educación permanente: la educación formal, informal y no formal.
  9. Visión y tendencias educativas de futuro.

En los EE.UU. hace tiempo que se está promoviendo el debate, y algo más, sobre las “competencias del S. XXI”. La iniciativa que más electrones ha movido, sin duda la mejor financiada, es “The Partnership for 21st Century Skills” (o P21):

The Partnership for 21st Century Skills is a national  organization that advocates for 21st century readiness for every student. As the United States continues to compete in a global  economy that demands innovation, P21 and its members provide tools and resources to help the U.S. education system keep up by fusing the 3Rs and 4Cs (Critical thinking and problem solving, Communication, Collaboration, and Creativity and innovation). While leading districts and schools are already doing this, P21 advocates for local, state and federal policies that support this approach for every school.

El enfoque P21 sobre la educación del futuro (véanse por ejemplo las herramientas y recursos para educadores que el proyecto ha generado) ha recibido críticas. Alguna de ellas, a mi juicio, muy coherente. Como ejemplo, véase la reciente de Jim Greenlaw, Deconstructing the Metanarrative of the 21st Century Skills Movement, presentada en la Annual Conference of the Philosophy of Education Society of Australasia en Auckland Nueva Zelandia, 1-4 de diciembre de 2011 (aunque no estaría de acuerdo con todo lo que dice el Prof. Greenlaw :-) ).

Quizá baste ver las empresas que financian P21 para hacerse una idea de por dónde “van los tiros”. Aunque es necesario entrar en el detalle de sus propuestas para juzgarlas, P21 es un intento muy potente de influir en cómo será la educación del futuro, poniendo en práctica aquella máxima de Alan Kay de que la mejor manera de predecir el futuro es inventarlo.

No estoy muy seguro de querer que el futuro de la educación mundial lo decidan los Strategic Council Members del P21 (por ejemplo, Apple, Oracle, Adobe, Cisco, Dell, Intel, Ford, Pearson, Houghton Mifflin Harcourt… o Lego y Crayola o la National Academy Foundation). O sus equivalentes hipano parlantes. De hecho, sí que estoy seguro: no quiero.

La Fundación Telefónica no debe caer en la tentación de imitar el modelo norteamericano o, por ejemplo, limitar la participación a los sectores profesionales de la educación. Se lo desaconsejo vivamente. La educación es un tema demasiado importante para dejarlo en manos de las empresas interesadas en hacer negocio con la educación, en manos de los tecnólogos educativos o de los docentes. Es la sociedad la que debe decidir sobre su futuro. Y nuestra sociedad es muy diversa.

No se en qué medida puede influir la iniciativa de la Fundación Telefónica en las decisiones futuras de los responsables políticos de la educación en nuestros respectivos paises, pero los que nos dedicamos a la educación  no deberíamos desentendernos de este tipo de iniciativas: son una oportunidad para aprender y para participar en la construcción del futuro. Es más, ¿no trabajamos por la formación de ciudadanos críticos y participativos?  Demos ejemplo. Nos jugamos demasiado.