Desarrollo humano, pobreza y desigualdades. Manuales sobre cooperación y desarrollo. Universidad de Cantabria

Hoy traemos a este espacio , estos materiales de
Sergio Tezanos Vázquez (coord.), Ainoa Quiñones Montellano, David Gutierrez Sobrao y Rogelio Madrueño Aguilar de la Cátedra de Cooperación Internacional y con Iberoamérica, Universidad de Cantabria, Manuales sobre cooperación y desarrollo, febrero de 2013, 178 páginas.

Estos materiales didácticos, que se elaboraron con el apoyo del curso de Especialista Universitario en Planificación y Gestión de Intervenciones de Cooperación para el Desarrollo de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).
Los autores agradecen particularmente los útiles comentarios del director adjunto del curso, Ernesto Robles. En todo caso, los autores son responsables de los juicios y posibles errores.

Abreviaturas 5
Prólogo (Sergio Tezanos Vázquez) . 7

TEMA 1. Desarrollo humano 11
(Sergio Tezanos Vázquez y Ainoa Quiñones Montellano)
Resumen . 11
Introducción . 12
1. ¿Qué es el desarrollo humano? Más de medio siglo de debate conceptual . 14
1.1. Desarrollo económico: el proceso de cambio estructural . 15
1.2. Desarrollo humano: el proceso de expansión de las capacidades . 25
2. De las ideas a la práctica: operacionalización del concepto de desarrollo humano . 32
2.1. Informes sobre el Desarrollo Humano 32
2.2. Índice de Desarrollo Humano (IDH) 39
3. Clasificaciones internacionales de desarrollo 43
4. Conclusiones 48
Enlaces . 50
Anexo 1.1. 22 años de Informes sobre desarrollo humano . 52
Autoevaluación 55
TEMA 2. Pobreza humana (David Gutierrez Sobrao) . 59
Resumen . 59
Introducción . 60
1. Pobreza humana: desarrollo conceptual . 62
1.1. Concepción económica de la pobreza . 63
1.1.1. Los pioneros de los estudios de pobreza y la noción de subsistencia . 63
1.1.2. La pobreza dentro de los estudios de desarrollo: necesidades Básicas . 66
1.1.3. Privación relativa: una nueva concepción de la pobreza . 69
1.2. Concepción multidimensional de la pobreza: pobreza humana 71
2. Medición de la pobreza 78
2.1 Indicadores económicos de pobreza . 80
2.1.1 Elección de la medida de bienestar: ingreso vs. consumo 80
2.1.2 Líneas de pobreza 81
2.2 Indicadores multidimensionales de pobreza . 85
2.2.1 Índice de Pobreza Humana 88
2.2.2 Índice de Pobreza Multidimensional . 91
3. Midiendo la pobreza: enfoque humano vs. enfoque económico 95
4. Conclusiones 100
Enlaces . 102
Anexo 2.1. Capacidades funcionales esenciales del ser humano . 103
Autoevaluación 104
TEMA 3. Desigualdades (Rogelio Madrueño Aguilar) . 109
Resumen . 109
Introducción . 110
1. ¿Qué entendemos por desigualdad? . 110
1.1. Niveles generales de la desigualdad: horizontal, vertical y estructural 112
1.2. Niveles geográficos de la desigualdad: inter, intra y global . 113
2. El debate conceptual sobre la desigualdad . 114
2.1. La noción de la desigualdad en perspectiva histórica . 115
2.2. La desigualdad en los economistas en los siglos XX y XXI . 119
3. Tipos de desigualdades 124
4. Indicadores de desigualdad 130
4.1. Curva de Lorenz, coeficiente de Gini e índice de Theil 130
4.2. Índice de Desarrollo Humano ajustado por desigualdad (IDH-D) 133
4.3. Índice de Oportunidad Humana (IOH) . 134
5. Tendencias internacionales de las desigualdades económicas . 135
6. Desigualdad y movilidad social . 140
7. Causas y costes de las desigualdades . 146
7.1. Causas de las desigualdades 146
7.2. Costes de las desigualdades en el crecimiento y el desarrollo humano 149
8. Conclusiones 151
Enlaces . 152
Anexo 3.1. Índice de Theil . 154
Anexo 3.2. IDH-D: países de Iberoamérica 155
Autoevaluación 156
Glosario 160
Bibliografía . 168


(leer más...) Fuente: [ OEI]

El fin de Escuela 2.0 y hacia dónde va el mundo

Niña pensando

Why? Foto de Tintin44 – Sylvain Masson (CC) Algunos derechos reservados

Estas semana se ha comentado mucho en Twitter (entre la gente que yo sigo, al menos) la campaña  del periodico ABC contra el Proyecto Escuela 2.0, apoyándose en un estudio de la CECE (la patronal de la enseñanza privada) que nadie ha conseguido ver todavía. De hecho, con humor bastante negro, se acuñó un hashtag#esquela20.

No seré yo quien diga que Escuela 2.0 es una maravilla. Ya lo critiqué suficientemente en su día. Pero la campaña no es para mejorar Escuela 2.0, es para eliminarlo de un plumazo. ¿Por qué?  Espero que los intereses de los empresarios de la enseñanza y del ABC no tendrá nada que ver.

Por otra parte, tampoco soy fan de los libros de texto (electrónicos o en papel). Creo que con los medios que disponemos en los centros (aunque no en todos), si los profesores estuvieran suficientemente preparados, no harían falta libros de texto y que ello redundaría, por una parte, en otro tipo de metodologías y, por tanto, en otro tipo de aprendizajes (soy muy optimista, ya lo se), más acordes con las necesidades de los niños y adolescentes en los tiempos en que vivimos. Por otro lado, nos ahorraríamos muchos millones de euros y dolores de espalda.

En esta entrada solo quería hacerme eco de una noticia que publicó el Huffington Post hace unas semanas, por si a la CECE, al ABC y al Ministro Wert se les pasó en su día. El titular reza:

Obama Administration’s Challenge To Schools: Embrace Digital Textbooks Within 5 Years

Y me permitiré reproducir un par de párrafos para que se vea clarito por dónde van los tiros en un país admirado por nuestros gobernantes y que suele marcar tendencias:

Education Secretary Arne Duncan and Federal Communications Commission chairman Julius Genachowski on Wednesday challenged schools and companies to get digital textbooks in students’ hands within five years. The Obama administration’s push comes two weeks after Apple Inc. announced it would start to sell electronic versions of a few standard high-school books for use on its iPad tablet.

Digital books are viewed as a way to provide interactive learning, potentially save money and get updated material faster to students.

At a time when technology has transformed how people interact and even led to social uprisings in the Middle East, education has too often lagged, Duncan said.

“Do we want kids walking around with 50-pound backpacks and every book in those backpacks costing 50, 60, 70 dollars and many of them being out of date? Or, do we want students walking around with a mobile device that has much more content than was even imaginable a couple years ago and can be constantly updated? I think it’s a very simple choice,” Duncan said in an interview.

¿Ya han entendido por qué apuesta Obama por la tecnología? No quiere libros de texto caros y malos.

Señores/as jefazos/as del Ministerio de Educación, Culltura y Deporte:

Cuando evalúen los resultados de Escuela 2.0 tengan en cuenta que la ecuación no es simple. Los ordenadores no son nada sin los profesores. Analicen los casos de éxito y averiguen qué factores clave explican dicho éxito. Y cuando inicien consultas, que lo harán, sobre la convenciencia de la continuidad de Escuela 2.0 tengan en cuenta los intereses que hay detrás de cada grupo que consulten, incluídos editores, empresarios, sindicatos y empresas de tecnología. Luego, si les parece, miren a su alrededor y decidan hacia dónde va el mundo (o mejor dicho “nuestro mundo”) y qué necesita la sociedad española para no ser un país solo de camareros (con todo mi respeto a los camareros). ¿Quieren ahorrar e invertir? Cambien el nombre al programa, compren más ordenadores y menos libros de texto en papel, promuevan la creación de materiales didácticos digitales, libres y de calidad y formen mejor al profesorado, inicial y permanentemente, para utilizar y crear este tipo de recursos.

Y no tengan miedo de romper algún huevo: es imprescindible para hacer la tortilla.

 

La Britannica deja de imprimirse y se refugia en la escuela

Encyclopaedia Britannica

Carles Bellver me ha enviado la referencia a un artículo del New York Times de ayer. Resulta que, después de 244 años, la Encyclopaedia Britannica, la cumbre del conocimiento humano, deja de imprimirse. La Wikipedia ha ganado.

La empresa que la produce y comercializa, Encyclopaedia Britannica Inc., radicada en Chicago, anuncia que a partir de ahora se centrará en las enciclopedias online y en productos relacionados con lo que describen como “educational curriculum for schools”, es decir, libros de texto o de consulta. ¿Se refugian en lo que creen el último bastión analógico o en el penúltimo sitio en el que el conocimiento descansa sobre la auctoritas? Lo cierto es que se refugian en el único sitio en el que ganan dinero.

De la última edición en papel, la de 2010, con un precio de 1,395 dólares, se han vendido hasta la fecha 8.000 ejemplares (quedan 4.000 en un almacen). Ahora quizá los puedan subastar en eBay. En 1990 se vendieron 120.000 colecciones solo en los Estados Unidos. Desde entonces, las ventas no han hecho más que disminuir hasta los 8.000 ejemplares actuales. De hecho, los ingresos de la compañía solo dependían un 1% de la Britannica. El 85% proviene de la venta de “productos curriculares” en temas como matemáticas, ciencias e inglés y el 15% de suscripciones a su sitio web.

Las comparaciones entre la Britannica y la Wikipedia fueron constantes desde la aparición de la segunda. Ambas representan dos maneras completamente opuestas de entender el conocimiento humano. Frente a la sabiduría del experto de la Britannica, la Wikipedia oponía la sabiduría de las masas, frente a la visión única de un tema, la del experto, las múltiples perspectivas, frente al conocimiento accesible solo a las élites que pueden pagarlo, el libre acceso al conocimiento creado por todos, frente a solo incluir temas “serios”, casi cualquier tema que interese a alguien, frente al control de calidad en origen, la revisión constante en destino y por cualquiera, y así sucesivamente. El triunfo de lo amateur frente a la profesionalidad, según algunos.

Quizá el momento de inflexión de los dos modelos fue un conocido estudio de la revista Nature (aquí gratis) en el que los expertos evaluaron “frente a frente” 42 entradas de la Wikipedia y la Britannica y que dió como resultado una media de 4 errores por entrada de la Wikipedia… ¡y 3 en la Britannica!. Los expertos también meten la pata. La Britannica objetó la metodología y los resultados del estudio (desgraciadamente dicho documento ya no está accesible en la web de la compañía) y Nature respondió punto por punto rechazando las objeciones. La Wikipedia, en cambio, corrigió los errores.

Pero volvamos a la noticia. Las lecturas que pueden realizarse son variadas y dependen de las creencias del lector o lectora: el triunfo de lo digital frente a lo analógico, de las masas amateurs frente al experto pagado, de la vulgaridad popular frente a la finesse d’esprit en la selección de temas, de la rapidez y conveniencia “en cualquier momento y en cualquier lugar” frente a los hábitos de lectura y estudio tradicionales, del conocimiento como producto de mercado frente al gratuito, etc. El hecho cierto es que vender enciclopedias de papel ha dejado de ser negocio porque la gente se informa y documenta de otra manera y no está dispuesta a pagar por algo que consigue gratis y de una calidad que considera suficiente. Punto.

La otra conclusión interesante se deriva del hecho de que la Britannica obtenga la mayor parte de sus ingresos elaborando y vendiendo productos “escolares” tanto en papel como en formato electrónico en su tienda de e-books. Las escuelas demandan conocimiento “certificado”, respaldado por alguna autoridad creíble. Quizá el modelo de la Wikipedia, o conocimiento creado por usuarios, no cuaje entre unos profesionales, los docentes, que quizá no se sientan lo suficientemente seguros de sus conocimientos y de su capacidad para juzgar por sí mismos si unos materiales curriculares son científicamente correctos y pedagógicamente adecuados: “el libro de texto no puede estar equivocado y si lo está no es responsabilidad mia”.

¿Deberíamos los defensores del conocmiento libre buscar esa auctoritas que respaldase los materiales curriculares que se publican libre y gratuitamente en la red? A mi juicio el problema real no es de auctoritas. El problema es bastante más grave y es epistemológico: una concepción decimonónica del conocimiento y la educación, absolutamente inútil en la sociedad de la información. Seguimos pretendiendo enseñar en las escuelas la verdad (y deseamos que alguien nos la proporcione empaquetada y en cómodas porciones), y no nos dedicamos a que nuestros alumnos desarrollen la capacidad, y posean los recursos necesarios, para elaborar hipótesis, someterlas a prueba o contrastar la información en fuentes diversas, no les enseñamos a valorar la credibilidad de la información y de sus fuentes, solo les enseñamos a repetirla lo más fielmente posible, y eso, a mi juicio, los deja completamente desarmados en un mundo en el que, por poner algunos ejemplos, la mayoría de los periódicos incluyen el horóscopo y se quedan tan anchos, las televisiones dedican más horas a adivinas y echadoras de cartas que a noticias y reportajes de investigación o son directamente instrumentos de propaganda política sin ninguna voluntad de respeto a la imparcialidad informativa o en el que los gobernantes nos mienten de manera sistemática e interesada, contra toda evidencia, sobre todo lo que les conviene y en el que, cuando los pillamos, ni dimiten, ni los encierran, ni los echan a patadas del cargo.

Lo tenemos crudo.

 

 

Conclusions del seminari “Ebooks i llibre de text”

Apple IBooks AuthorApple iBooks Author

El passat 6 de març el Centre d’Educació i Noves Tecnologies (CENT) de la Universitat Jaume I va organitzar un seminari titulat “Ebooks llibres de text” amb l’objectiu de analitzar l’actualitat “tecnològica” del llibre de text electrònic sense perdre de vista les implicaciones pedagògiques i els seus determinants socioeconòmics. ¿La raó? L’expectació creada per l’aparició d’un producte, iBooks Author, que, segons Apple, revolucionaria el mon del llibre de text.

A la web del CENT figuren les conclusions i les notes que vam fer servir Carles Bellver i jo mateix per a presentar els temes clau del seminari amb enllaços a documentació d’interés i un recull no exhaustiu d’eines útils per a crear, utilitzar i remesclar materials en format ebook. Totes són –o estan basades en– programari lliure.