¿Está la acentuación vista para sentencia (de muerte)? (Primera parte)

Con demasiada frecuencia asistimos a ejemplos a no seguir en el uso de la gramática y la ortografía en los medios de comunicación que, paradójicamente, han de marcar el nivel estándar de la lengua. Más allá de los constantes debates sobre el perjuicio o beneficio que causan los dispositivos móviles a la corrección del lenguaje está el modo en el que los usuarios emplean la lengua en sus conversaciones esporádicas. En ellas, no se suele regir una corrección automática, puesto que impera la velocidad a la revisión estilística y ortográfica. El problema viene dado cuando estos errores gramaticales se suceden en los medios de comunicación que siempre se han caracterizado por un comedido uso de la lengua.

Es grave presenciar cómo los topónimos se escriben con escandalosas faltas de ortografía, como en la imagen, en la que se muestra el topónimo Valladolid escrito con “y”, ¿nadie revisó ese texto?. En el vídeo posterior, ¿estarán en pie de guerra los segovianos (con v) por la falta clamorosa con su gentilicio mal redactado?

Fuente: Cadena SER

La confusión de preposiciones con formas verbales compuestas, algo que se reclama al alumnado escolarizado, también sucede en informativos de ámbito nacional:

Fuente: Cadena SER

En otras ocasiones, es el lenguaje publicitario el que alimenta este debate. Ante la libertad de creatividad, bien por la utilización de recursos literarios y lingüísticos, bien por la búsqueda de un impacto en la sociedad, parece no haber un control ortográfico en la producción de lemas y leyendas que busquen la atención del público. Lamentablemente, no llaman la atención a la corrección ortográfica:

Fuente: El País

En otro post analizaremos el uso del lenguaje en Twitter a cargo de los políticos, quienes son (o tendrían que ser) ejemplo porque son referencias informativas en las redes sociales. En la mayoría de los casos, los usuarios borran o vuelven a publicar tras su eliminación estos mensajes:

Confusión de la preposición “a” con el pretérito perfecto compuesto de indicativo (verbo auxiliar haber)

 

La confusión de “A ver – Haber” así como la eliminación de los signos de exclamación iniciales.

 

Si la Real Academia vigila el buen uso del castellano, podemos pensar que esta revisión es pasiva, puesto que no existe (ni se contempla) una política lingüística que vigile por el uso correcto de la lengua en los medios de comunicación. ¿Qué ocurriría si existiera una penalización por errores ortográficos en los medios de comunicación? Seguramente, se le daría al buen uso de la lengua la importancia que, a día de hoy, se está perdiendo.

LENGU4J3 M0V1L y 0rt0gr4f14

La pasada semana tuvimos la oportunidad de ser entrevistados en dos medios de comunicación nacional con motivo de la aparición de un estudio francés sobre la no vinculación del uso del lenguaje de los SMS y Redes sociales con el empeoramiento de la ortografía de los usuarios adolescentes de la lengua. En un primer contacto, dimos nuestra opinión sobre esta temática en la edición nacional de El País. Si pinchas sobre esta imagen, accederás a la noticia en su edición digital:

 Captura de pantalla 2014-03-24 a la(s) 11.42.45

En segundo término, el programa Es la tarde de Dieter de la cadena Es Radio quien nos invitaba a una interesantísima mesa debate junto con el investigador del CSIC y asesor de Fundéu, Leandro Gómez Torrego. Puedes escuchar el texto íntegro a continuación.

¿Consideras que el uso de dispositivos móviles empeora la ortografía o se debe a otras circunstancias? Si quieres, puedes utilizar los comentarios de esta entrada para dar tu opinión y compartirla con otros lectores.

Cálculo mental ortográfico

Ayer descubro en la red un pequeño acertijo lógico-ortográfico que nos invita a pensar y a tener mayor agilidad mental a la hora de calcular palabras y ortografía. ¿Eres capaz de encontrar la respuesta? Deja tu comentario si crees que has hallado la respuesta.

Lo esencial es invisible a los ojos

El Principito, Antoine de Saint-Exupéry

ortografía