Cuando venga a buscarme la parca

Esta Reflexión llega:
A. Quizás por mi pesimismo congénito.
B. Quizás por no tener a nadie que me diga “hijo”, lo que me invita a pensar que en la cadena natural soy el siguiente.
C. Quizás porque acontecimientos cotidianos te invitan a pensar en la muerte: Somos el único animal puede pensar en ello.

Últimamente, lo relaciono con mi condición de ateo y de la actitud de los cristianos.
Como ateo debería pensar que los únicos que sufren son los que se quedan y no debería tener miedo a la muerte. Pero tengo miedo al cambio.
Por otra parte, pienso que si fuera creyente tampoco debería tener miedo porque me espera la vida eterna, en algunas creencias hasta con valquirias incluidas. Pero compruebo como las personas creyentes, muy creyentes, también tienen miedo a la muerte aunque sean conscientes de que ya acabó su labor en este mundo y los que se quedan sentirán la pérdida pero no tanto como si fuera la de un hijo y percibirán esa muerte como algo natural que encajarán del mismo modo.

Es decir, que no sé si seguir siendo ateo o abrazar la fé de la religión en la que por tradición me inscribieron.

Dos hechos me. Invitan a profundizar en la reflexión:

- La pérdida de un hijo como algo antinatural
- La pérdida de la condición de hijo o hija.

Jacinto Montenegro

Ha fallecido un compañero que estaba en activo.
Es difícil convertir los sentimientos en palabras, sobre todo cuando hace 36 años que conocía a Jacinto.

Recuerdos, recuerdos. De su voz, de sus gestos, de nuestras diferencias, de nuestras coincidencias.
Recuerdo la ilusión con la que me regalaba un ejemplar de sus libros o la vehemencia con la que defendía sus ideas, - parecida a la mía.

Estos días, en los que he intentado acompañar a su familia, me han servido para volver a reflexionar sobre la muerte, la orfandad, la relatividad de nuestras ideas.

 ¡Somos tan pequeños, tan insignificantes en el espacio y en el tiempo!

Jacinto, de Didáctica de las ciencias sociales, de la Historía principalmente pero también de la Geografía, del tiempo y del espacio.

Dentro de unas horas en el funeral, nos encontraremos muchos compañeros y amigos que queríamos, apreciabamos a Jacinto y recordaremos ...

Y deberemos seguir adelante porque la vida sigue para el resto y para Tamara, su hija, que deberá caminar sin la mano del padre.

Nuestro apoyo para Tamara y nuestro recuerdo para Jacinto.

Compañeras y Compañeros de la Facultad de Educación.

Día de la Candelaria

Alguno se preguntarán que hago dedicando una entrada a la Virgen de la Candelaria.  Pues como sabrán mis lectores canarios, es su patrona y que tiene que ver uno de la estepa aragonesa con las Islas afortunadas. Enumeraré:
Gentileza de El Periódico de Aragón.

Mi primer viaje en avión fue a Tenerife
A la Isla de Tenerife he acudido con las mujeres de mi vida.
En la Universidad de la Laguna está mi director de Tesis.
He visitado Tenerife y Lanzarote en varias ocasiones.
Mi amiga conocida por la red es de Lanzarote, ¿es así. Profesora Chiflada?

Es decir, que Canarias no son las raíces de este godo pero se siente muy a gusto con su paisaje y con su paisanaje

Cuando he ido a la wikipedia a buscar información, me encuentro con esta frase:
"Inicialmente la fiesta de la Candelaria o de la Luz tuvo su origen en el Oriente con el nombre del Encuentro"

Y ya visteis la entrada de ayer y  mi afición por reunirse por debatir, por confrontar ideas para encontrar el punto común, la verdad de las subjetividades.

¡ Nos reíamos mucho !

He dejado de escribir en el blog, pero comprobar la desorientación espacial de un colega, me anima a contaros algunos chascarrillos de hasta que punto los puntos cardinales son unos lugares que alguien caprichosamente situó sobre una brújula.

a) Caminando hacia el hotel que había visitado en más ocasiones que yo mismo, habíamos bajado a un bar en una calle perpendicular, el hotel hacia esquina. A pesar de la situación privilegiada y la existencia de banderas, en todas las ocasiones equivocó la bocacalle: giraba previamente o posteriormente, nunca acertó en la calle apropiada. NOS REÍAMOS MUCHO.!!!

a bis) También se perdía dentro del hotel, aunque se sentía aliviado cuando una señora le decía a su esposo que llegaba tarde porque no encontraba el ascensor [sic] NOS REÍAMOS MUCHO!!!

b) Comentaba que el suegro de un amigo que estaba divorciado, el día que fue a "pedir la mano de su ex-esposa" (siento revelar la edad de su amigo), el suegro comentó "Ya está el gato en la talega", pero no estaba a tiempo de echarse atrás, aunque años más tarde al divorciarse, recordaba la pertinencia del comentario. NOS REÍAMOS MUCHO.!!!

c) En cierta ocasión, viajaba en la parte trasera del vehículo donde se encontraba el bolso de la conductora que nos acompañaba y sonó un teléfono. Ella le pidió que, por favor, lo cogiera y se lo sacara. Saco un teléfono y dijo . "pone que hay que poner un PIN", mientras que el sonido del teléfono seguía ensordecedor. Evidentemente, no era el teléfono que trilaba sino otro teléfono, pero él lo paso diciendo que faltaba el PIN. NOS REÍAMOS MUCHO!!!

d) Visito a una personalidad, un cargo, de una institución y volvió a visitar a ese cargo un mes más tarde y nadie le advirtió que había cambiado la persona y, ¡claro!, él no lo percibió. Estuvo durante más de media hora hablando con esta persona, mismo cargo, como si fuera la persona de la primera ocasión. NOS REÍAMOS MUCHO!!!

Quizás estas anécdotas no parezcan divertidas porque no he sabido narrarlas adecuadamente; pero os aseguro que la combinación del contexto espacial y temporal, así como la comunicación no verbal  ayudaron a que estas anécdotas fueran relajantes y refrescantes en las Jornadas de trabajo.

Dedicado a quien me pidió que esto debería compartirlo en el blog.