La era ‘post TIC’ en las escuelas de Inglaterra


Training to teach, the new computing curriculum (Southampton University)

Cuando las habilidades digitales no son suficientes: el caso inglés..”

El gobierno inglés, a través del Ministerio de Educación (Department for Education, DfE), se encuentra llevando a cabo una redefinición en su estrategia de desarrollo de habilidades tecnológicas dentro del contexto escolar. La meta es implementar esta reforma para el 2014.

Esta revisión promovida por el DfE resulta relevante si se toma en cuenta el protagonismo que desempeñan las políticas británicas en el contexto de la Agenda Digital europea en el ámbito de las competencias digitales[1]. Pero además es estratégica porque apunta hacia una innovación estructural en relación a los marcos de competencias previamente implementados por el propio DfE.

Uno de los ejes estratégicos que esta redefinición plantea es repensar el énfasis y enfoque actual en que se insertan las habilidades digitales dentro de la educación. Un ejemplo reciente de ello ha sido un cambio en su normativa la cual plantea que a partir del año 2013 ya no será obligatorio adoptar el actual ‘curriculum TIC’ en los niveles Key 1 y 2 [2].

Hoy el debate está centrado en migrar de un ‘currículum TIC’ hacia un ‘currículum en computación’ [3]. Sin embargo, este cambio va mucho más allá de un ajuste en la nomenclatura, y surge del análisis crítico de diferentes actores de la sociedad frente al ‘irregular’ impacto de las tecnologías digitales en los entornos de educación escolar. Ello sin mencionar que los propios estudiantes han evaluado el actual ‘currículum TIC’ (centrado en el uso funcional de software principalmente de tipo oficina) como obsoleto, “pobre, aburrido y básico”.

Por otra parte, este replanteamiento busca favorecer un entendimiento más profundo por parte de los estudiantes en aquellos principios que posibilitan la creación de tecnologías digitales (tanto de software como de dispositivos tecnológicos). Ello guarda relación con estimular desde una temprana edad aprendizajes en el área de informática y programación (Computer Science) así como la creación de nuevas oportunidades de empleabilidad dentro de mercados del trabajo vinculados a la tecnología de punta (ej.: video juegos, efectos especiales, etc.)[4].

Este nuevo enfoque, que busca expandir y enriquecer lo que hoy se entiende por alfabetismo digital (digital literacy), también se focaliza en el desarrollo de habilidades y conocimientos de los estudiantes en áreas como: ‘aprender haciendo’ a través de programación y creación de Apps, saber manipular placas de computador (ej: Raspberry Pi), crear modelado molecular (ej. animación y 3D) además de otras destrezas en áreas como privacidad y administración de la identidad digital, e-seguridad, emprendimiento creativos en entorno digitales, entre otros.

Por una parte, este replanteamiento está alineado con una estrategia nacional que busca formar a la próxima generación de programadores y creadores de nuevos negocios vinculados a la industria digital (ver Livingstone y Hope, 2011). Por otra parte este enfoque  articula las visiones e intereses recabados a través de diversas consultas y estudios que analizan la viabilidad de una renovada estrategia de formación de capital humano a nivel nacional. Entre los agentes y organizaciones que han participado en este proceso destacan British Computer Society, Computing at School, eSkills UK, Association for Learning Technology y NAACE[5], además de otros actores locales vinculados al ámbito educativo escolar.[6]

De igual manera en esta estrategia se observa un creciente debate sobre la necesidad de crear instrumentos más apropiados para evaluar el uso y desarrollo de estas habilidades. Por otra parte también se trabaja en la creación de nuevos paquetes de incentivos para la actualización y capacitación del profesorado (como por ejemplo para que los recién graduados de pedagogía se formen como profesores de Computer Science)[7]. También se contempla la importancia de consolidar nuevas relaciones entre las escuelas, los docentes y el sector productivo (industria tecnológica y de contenidos). Según Michael Gove, actual ministro del DfE, la insatisfacción manifiesta ante el actual currículum nacional en TIC hace pensar en la necesidad de crear un currículum de fuente abierta (‘an open-source curriculum’[8]) y justamente esa es la tarea que se está llevando tanto dentro como fuera del sector educativo.

Seguiremos haciendo estudios en este tema que resulta de particular relevancia…

Training to teach, the new computing curriculum - YouTube

Dimensiones asociadas con alfabetismo digital


[1] Digital Agenda for Europe (2010) Chapter 4 Digital Competences in the Digital Agenda.

[2] UK Department for Education (2013) ICT – Schools. Retrieved August 27, 2013.

[3] Consultation on computing and disapplication – Schools. (2013). Retrieved August 27, 2013.

[7] Luckin, R., Bligh, B., Manches, A., Ainsworth, S., Crook, C., & Noss, R. (2012). Decoding learning: the proof, promise and potential of digital education.

[8] Digital literacy campaign – Michael Gove’s speech in full. (2012, January 11). The Guardian. Retrieved August 27, 2013.


Co-creación y creatividad distribuida aplicada al aprendizaje en @OutliersSchool + @KnowmadSociety

Entrevista realizada por el equipo de la Universidad Nacional de Villa María, Córdoba en Argentina.

Desde que realizamos la versión 2012 de Outliers School, hemos tenido la posibilidad de conocer y visitar un sinnúmero de experiencias e ideas sobre competencias para la innovación, aprendizaje aumentado, co-creación y tecnología aplicadas en educación formal e informal en diferentes latitudes del globo (Grecia, Bélgica, Costa Rica, México, Estados Unidos, Portugal, Irlanda, Noruega, España, Ecuador, Argentina e Inglaterra).

Hoy estamos trabajando en el diseño de la nueva versión de Outliers School 2013. En este caso es una versión ampliada puesto que junto a la coordinación de Hugo Pardo, contará con el movimiento Knowmad Society, encabezada por John Moravec autor de este neologismo que ya tiene más de 100,000 referencias en Google. Moravec es también fundador de Education Futures (ver ppt).

 

Outliers-School-Brasil-3

¿A quiénes está dirigido Outliers School Knowmads?

A todos aquellos apasionados en temas sobre aprendizaje, innovación y tecnología e interesados en el futuro de la educación. Para participar de Outliers School KNOWMADS deberás enviar un breve CV o un enlace a tu perfil en la Web y una brevísima Personal Statement explicando: cuál es el problema de diseño educativo (o el próximo desafío profesional educacional) que te gustaría resolver durante 2014, ya sea como docentes, gestores o estudiantes, investigadores o emprendedores (en áreas como tecnología, creatividad o imaginación aplicada).

¿Cuál es la metodología?

Learning by doing, sin desplazamiento físico. Se trata de un proyecto on-line multiplataforma “en vivo” sobre nuevas ideas y modelos de Diseño Educativo con aprendizaje basado en resolución de problemas y prototipado de soluciones. Los ejes de trabajo son: 1) Desintermediación en el diseño educativo; 2) Aprendizaje Invisible y no-formal y medios sociales en educación; 3) Entornos virtuales de aprendizaje; 4) Estrategias para la formación de Knowmads en las aulas de la educación formal.

Aquí Esteban Romero, invitado a una de nuestras sesiones sincrónicas multinacionales, nos cuenta su experiencia.

¿Cuánto tiempo dura?

Outliers School KNOWMADS es una iniciativa sincrónica online de 10 días/sesiones de hasta 20 participantes, del 4 al 14 de Noviembre de 2013 (de lunes a sábado con un día de descanso).

¿Qué evidencias existen de la utilidad de esta experiencia?

El portal de Outliers School recopila varias de las experiencias realizadas  (ver cobertura de casos en Brasil y Colombia). En el sitio también se pueden conocer los proyectos finales desarrollados por los participantes de la versión de 2012. Otra recomendación es ver el video que sistematiza la experiencia liderada por Yael Gottlieb, Outlier generación 2012, aplicada al sistema educativo chileno.

Para mayor información contáctanos vía Twitter (@OutliersSchool) o visita el canal de Outliers School.


Outliers School Educación: ideas sobre el futuro #unschooling #aprender #futuro #invisible

Outliers School Educación 2012 / Presentación (2) from Outliers School on Vimeo.

[Este es cross-post hecho por Hugo Pardo en digitalismo]

Esta semana, Carlos A. Scolari, Cristóbal Cobo y un servidor hemos lanzado Outliers School Educación con el convencimiento de que podemos compartir un mes juntos conversando en red y prototipeando las ideas de diseño educativo que hoy son disruptivas y serán mainstream en la próxima década. Este equipo viene trabajando hace más de 20 años en la industria de la comunicación y la educación y en los últimos años hemos hecho foco con nuestro trabajo en los profundos cambios que están sucediendo en ambos ecosistemas (aquí también).

Los cambios han sido y seguirán siendo tan profundos que sólo pensar / hacer en forma disruptiva hará que estemos preparados para enfrentar los nuevos desafíos de diseño educativo que se vienen. Outliers School es un espacio de conversación y producción de ideas. No habrá diplomas, ni certificados, ni exámenes de ningún tipo. No es un curso teórico empaquetado, sino una intensa experiencia colaborativa de Design Thinking durante 4 semanas para 40 outliers seleccionados previamente y que traerán sus propios proyectos para desarrollar entre todos. Aquí los detalles de este proyecto pedagógico.

Estos son algunos de los motivos principales del porqué Carlos, Cristóbal y yo hemos creadoOutliers School Educación.

En la foto, el equipo de Outliers School Educación, de izquierda a derecha, Hugo Pardo, Carlos Scolari y Cristóbal Cobo. Puedes seguirnos en Twitter en @outliersschool.

1. La crisis de la educación es un problema de diseño.

“The next generation of designers will need to begin looking at every problem -from adult illiteracy to global warming- as a design problem.” Tim Brown.

Los diseñadores de Outliers School somos profesionales latinoamericanos trabajando en instituciones académicas europeas y a la vez tenemos experiencia en emprendeduría en educación y comunicación. Vivimos una burbuja de oferta educativa formal con la consiguiente pérdida de valor de los títulos académicos. Es oportuno hablar de un aprendizaje just in time y no de un recopilatorio de grados y títulos. Eso es lo que ofrece Outliers School, un NO-grado, con un formato de valor añadido con tareas focalizadas por proyecto, intensas y en línea, pensando en la innovación educativa de Iberoamérica y haciendo eje en conversaciones sincrónicas peer to peer y en reuniones colectivas de networking y prototyping, pensando fuera de la caja, y sin ningún tipo de evaluaciones. Todos somos diseñadores educativos.

Para D. Gray, S. Brown y J. Macanufo, autores de Gamestorming (2012) (aquí una reseña), “los retos industriales actuales no son estándares. El trabajo actual debe estar dirigido a menudo hacia lo desconocido, la incertidumbre y los espacios de reto ambiguos, y la capacidad de crear y descubrir es más importante que ajustarse al molde de lo estándar.” Si las más innovadoras experiencias profesionales que valoramos se rigen por el ensayo/error, el learning by doing y por el trabajo en beta, ¿por qué la educación formal es tan rígida, esquematizada, está basada en el libro de texto y no fomenta la emprendeduría?

Existe abundante literatura e investigación (OCDE, EU Commission) que evidencia un creciente desfase en los programas formativos tradicionales, orientados a los productos de administración escolar como los títulos académicos. Por diferentes motivos la educación formal se ha distanciado de las necesidades de capital humano que demanda el mercado. Para que el sistema educativo cambie y se actualice, pueden pasar décadas. Ver informe de 2012 de Pew Internet sobre The future of higher education. Mientras tanto existen decenas de excelentes plataformas en red de diseño educativo por fuera del statu quo: TED y TEDx, Peer to Peer University, Skillshare, Coursera, Udacity, Open Courseware, etc, etc. Además de discutir cómo empujar a la universidad hacia esta etapa de cambios, lo que hacemos es pensar en rutas externas de innovación incremental y radical bajo la lógica de aprender a reaprender en donde el sujeto en red puede diseñar su propia adaptación y renovación permanente.

2. La gran disrupción de la educación es organizativa, no tecnológica.

En Co-Society (2012) Alfons Cornella señala que “cualquier persona puede convertirse en empresa, partiendo de sus conocimientos o habilidades diferenciales. (..) No podemos diferenciar cuando trabajamos y cuando no. Los sistemas móviles nos dejan always-on. Lo peor es que estamos siempre disponibles para ejecutar procesos, no para pensar.” Outliers School es un espacio en red para resolver problemas de diseño educativo mediante el prototipeado de ideas. Pero una forma de hacer innovadora no pasa necesariamente por un cambio tecnológico, sino de mentalidad y organización de los procesos, con el soporte de los nuevos instrumentos tecnológicos. Tras explorar las profecías de una educación para el futuro recargada de pantallas y cables, es necesario pensar en el enorme rezago que existe entre las necesidades que establece nuestra sociedad actual y la resistencia al cambio que afecta a muchas vertientes de la educación. A pesar de la compra de ingentes cantidades de aparatos y licencias de software y de profesar el discurso tecno-determinista de que las TIC salvarán a la educación del mañana, aún existen un importante número de instituciones educativas que conciben la enseñanza y la gestión a la vieja usanza, de manera lineal, basada en la evaluación a través de exámenes y con fuertes dosis de inmovilismo.
3. Del conocimiento superficial al focalizado e interdisciplinario.

La inacción en el cambio de metodologías de las instituciones educativas es muy riesgosa, porque lleva a una forma obsoleta de hacer, enseñar y aprender. Y eso es lo que está sucediendo en la mayoría de instituciones tradicionales. La transformación educativa radical que estamos viviendo nos lleva del conocimiento superficial al focalizado e interdisciplinario, basado en el Design Thinking y la resolución de problemas. El mundo laboral de hoy va en sentido contrario al de la era industrial: de habilidades generales, jerárquicas e intercambiables hacia colaboración horizontal y conocimientos especializados. Sin embargo, la educación formal sigue siendo fordista. Las acciones educativas (la clase, el taller, seminarios, conferencias, etc) deben potenciar el capital social y los lazos sociales débiles, creando buenos enlaces y visibilidad profesional. Outliers School es una red de expertos y diseñadores trabajando hacia la próxima oportunidad disruptiva. Hemos diseñado un programa de formación continua; cíclico e iterativo, que refuerza el desarrollo de habilidades para la innovación, la resolución de problemas complejos, el trabajo distribuido y la generación de liderazgos adaptables capaz de hacer frente a las profundas redefiniciones del ecosistema educativo.

4. Sobre los espacios de trabajo. Construye tu propio MIT Building 20.

La arquitectura del diseño educativo también es una variable que debe cambiar. Stewart Brand trabaja el concepto de The Low Road, un análisis de los edificios provisionales donde las personas están más motivadas para cambiar el escenario y hacer modificaciones a las estructura edilicias preconcebidas. El ejemplo más evidente es lo que ha sucedido durante décadas en el mítico provisional y low cost Building 20 del MIT donde “lo temporal era permanente y lo permanente temporal.” Edificios y proyectos Low Road son especiales para empoderar a las personas. Una innovación efectiva empieza desde el prototipo en entornos informales de aprendizaje basados en la resolución de problemas. Outliers School es un edificio Low Road. Jane Jacobs dice: “Old ideas can sometimes use new buildings. New ideas must come from old buildings.”
5. Aprender resolviendo problemas más que aprendizaje formal teórico.

En el aprendizaje postdigital, las plataformas y metodologías que “resuelven problemas” serán más codiciadas que aquellas que trabajan el aprendizaje formal teórico. Los usuarios se están volviendo más sofisticados a la hora de combinar el uso de múltiples pantallas y dispositivos para resolver una necesidad educativa o profesional particular. En entornos corporativos e institucionales, los procesos educativos formales basados en abstracción de ideas no son los desarrollos dominantes. En cambio los procesos que facilitan la resolución de problemas resultan un nicho más atractivo que se debe analizar y prototipear con mayor intensidad. En el trabajo de Cristóbal Cobo y John Moravec sobre Aprendizaje Invisible se analiza el éxito del modelo ABP en las escuelas de medicina desde la década de 1970. En estos proyectos se formaban a estudiantes en la capacidad de aprender a resolver problemas mal planteados.
6. Hacia un kiosko de aprendizaje, toma sólo lo que necesitas.

El concepto de Kiosk Learning (Avey, 2011) es el más adecuado para analizar el mapa de servicios y diseño educativo que se está gestando en los entornos más innovadores. Se trata de la utilización de múltiples dispositivos en forma convergente y transmediática para ejecutar acciones específicas. De dispositivos de consumo hacia dispositivos de consumo/producción. En ese sentido, el Kiosk Learning potencia tres variables fundamentales en el aprendizaje formal y no-formal: no presencialidad; soporte de productividad; y ubicuidad. O sea: a) se fomenta una mayor productividad en el momento donde surge la necesidad. El usuario no debe movilizarse hacia un espacio físico específico para aprender; b) el aprendizaje no está sólo focalizado en el coursware o en formatos estándares de aprendizaje de uno a muchos, sino que sirve como soporte al día a día profesional y se focaliza en potenciar el aumento de la productividad en tiempo real; c) potencia el aprendizaje por resolución de problemas en todo momento y a todo lugar (24/7). George Siemens utiliza esta idea para sus Moocs, es decir aprendizaje trans-plataforma. Por otra parte, la legitimidad de cualquier proceso educativo eficiente está dada por la motivación intrínseca y el desafío del conocimiento, no por las notas de los exámenes o cualquier presión externa arbitraria, “the enjoyment of seeing and searching” decía Albert Einstein..

7. Aprendizaje Invisible.

En general se acepta el discurso pro tecnología, pro innovación. Pero a la hora de establecer las estrategias para utilizar la tecnología, los resultados no siempre son positivos. Parece que la tecnología en sí misma, sólo utilizándola, tiene que resolver sola los problemas de la educación, pero no es así. Es claro que hacen falta voces críticas sobre el uso de las tecnologías.

Desde la visión de aprendizaje invisible se plantea que es arriesgado y poco fiable aplicar soluciones rápidas para mejorar la educación. Si se introducen cambios tecnológicos en educación (son soluciones rápidas) pero no hay también un cambio cultural (que no se alcanza de forma rápida), los resultados no serán los deseados. Por ejemplo, se tiende a imitar a los países nórdicos, que consiguen tan buenos resultados educativos; pero es un error querer aplicar sus soluciones en contextos sociales y culturales distintos de los de ellos.

Hay necesidad de diversificar las instancias de formación, que haya maneras más flexibles de aprender. Se demuestra que el mundo laboral premia a las personas que se forman constantemente con una educación no formal. Un ejemplo de formación más flexible es la universidad de igual a igual, en la que todos aportan conocimientos, en línea. En esta universidad, empresas relacionadas con el ámbito que se estudia son las que dan los certificados. Se sigue dando mucha importancia a la acumulación de conocimiento, en un momento en que se demuestra que es más importante la flexibilidad. Las universidades siguen entendiéndose como hoteles que te lo sirven todo y no como laboratorios donde se experimenta, se comparten experiencias y existe tolerancia con la equivocación porque es una forma de aprender.

El currículum ya no es la llave maestra, porque no refleja todo el aprendizaje no formal que realiza el individuo ni el mapa de competencias y habilidades, las llamadas competencias blandas (creatividad, innovación, flexibilidad, por ejemplo). Hay que crear mecanismos para evaluar las competencias blanda
8. La legitimidad de los educadores está distribuida en red, y no en las instituciones.

“Education is one of the institutions most deserving of disruption, and with the greatest opportunities to come of it (…) a new educational landscape where universities teach an abundance of knowledge to those who want it rather than manage a scarcity of seats in a class.” Jeff Jarvis (2009)

Jarvis utiliza el concepto de universidad agregada, un espacio donde los estudiantes toman cursos desde cualquier lugar y con tutores ubicados en cualquier lugar, expandiendo la idea de un nuevo sistema educativo superador de la universidad tradicional. Rifkin (2012) señala que en los espacios educativos más innovadores, la autoridad no es up-down (de arriba hacia abajo) sino que es distribuída en la red y legitimada por la propia comunidad de aprendizaje. En la sociedad red, moverse a un aula física todos los días durante 6 u 8 horas ha perdido sentido y es costoso y antiecológico. Además, aprender con tutores ubicados en diferentes smartspots del mundo y con experiencias variadas, ataca la típica endogamia del sistema universitario tradicional donde la mayoría de educadores proviene de un mismo entorno, habitualmente el mismo lugar donde se enseña. En el diseño educativo, la interacción cara a cara sigue teniendo un enorme valor pedagógico, pero no debe ser el centro del proceso.
9. Desintermediar la producción y distribución de conocimiento.

Desintermediación se define como una ruptura con el middleman o intermediario en la cadena de producción, distribución y consumo. Su principal virtud es la reducción del coste final del producto y la aceleración de todo el proceso económico. El coste removido en la cadena de distribución es habitualmente recuperado para el consumidor, ofreciendo una mejor relación entre coste y valor. En el diseño educativo, existe un nuevo mapa de actores y propuestas desintermediadas, innovadoras y basadas en la apertura a la comunidad, especialmente fuera de las estructuras formales.

Quienes han alcanzado una posición de expertos por las instituciones legitimadoras deben hoy cambiar su posición en la jerarquía, horizontalizando su espacio de poder, reconfigurando y compartiendo sus privilegios con otros agentes educativos externos a los espacios formales. Según Brabazon (2007) “We have to ask how to encourage intellectual rigour in an edu-tainment landscape stimulating the learn of meta-skills, but not only contents. To teach the meaning and purpose of refereeing.” Benkler (2006) explica que una radical descentralización está configurando la sociedad red. Su aspecto más importante es revertir el control de la economía de la información, entre ellos el de la industria de la educación. El costo de generar, acceder, distribuir y consumir conocimiento y contenidos educativos ha cambiado dramáticamente y ha democratizado el ecosistema educativo a la inclusión de actores no institucionales, no todos necesariamente “expertos educacionales” pero con contribuciones muy valiosas e innovadoras. Estos nuevos actores construyen un metasistema de ideas que conecta la academia con el mundo empírico de forma mucho más eficiente.

Desde nuestra perspectiva, la sociedad en red demanda que las instituciones educativas y sus comunidades sean capaces de: a) diseñar y explotar nuevos canales y estrategias de producción y distribución de conocimiento; b) desarrollar alianzas con otras organizaciones no educativas para elaborar estrategias de diseño educativo no excluyentes a su propia comunidad de alumnos; c) incorporar nuevas competencias y perfiles de knowledge brokers para expandir los contenidos que generan a toda la sociedad de forma eficiente y masiva.
10. De la pedagogía de la enunciación a la pedagogía de la participación.

“As the story escapes the creative control of a single artist, author or studio, it is free to experiment. The story becomes a laboratory.” Grant McCracken, Culturematic (2012)

La educación ha girado alrededor del libro durante siglos. Mientras la industria de medios ha evolucionado hacia nuevos formatos textuales y estrategias narrativas transmediáticas, las instituciones educativas siguen en gran medida ancladas en el siglo XV: el saber está en los libros, los alumnos preparan informes escritos, etc. El docente es el mediador entre el libro y el saber. Romper esta lógica implica reconvertir la experiencia educativa: pasar de un sistema monomedia a otro transmedia, abandonando el libro-centrismo. El espacio de enseñanza-aprendizaje debe transformarse en un ámbito de intercambio donde todos los sujetos se expresen. Si las narrativas transmedia incluyen los user-generated contents, la experiencia educativa transmedia potencia los student-generated contents. Todos somos prosumidores.


Imagine: momentum de (re)creación digital #Imaginecc #postdigitalbcn12

El arte de la reinvención. Imagine PostDigital Barcelona 2012 from Imagine on Vimeo.

Imagine es una fábrica multiplicadora de talentos creativos. En el 2011 esta iniciativa resultó todo un éxito y este año viene a apostar por más ruptura y divergencia. Imgine busca concentrar a una tribu de soñadores y emprendedores interesados en pensar y crear el ecosistema industrial de la comunicación del siglo XXI.

Los ingredientes son diversos y arriesgados. La combinación de diseño, emprendimiento, multimedia, creatividad y educación funky (no la aburrida) es una fórmula que a muchos nos interesa explorar. Inspirados en la idea de Moravec sobre Knowmads esta cita global se dará encuentro en Barcelona. La buena noticia es que aún hay tiempo y espacio para postular.

Me gusta en esto como una plataforma de conexión basada en la transferencia de conocimiento entre gente de América y Europa. Convencidos de que es tiempo de ser realistas y por tanto hay que innovar, este momentum de (re)creación promoverá espacios de innovación radical para pensar con altura de mira en los perfiles profesionales que demanda el XXI.

Cambios en todos los sentidos

Es evidente que los ladrillos del modelo tradicional mediático se caen a pedazos. Hace poco días estuve en la presentación de Jimmy Wales en Oxford y él explicaba con lucidez qué tan equivocados están los productores de la industria de contenidos al buscar desesperadamente  revivir un modelo que está agonizando (ver la propuesta de Hollywood y su lobby en el Congreso Americano por aprobar la desafortunada iniciativa Stop Online Piracy Act).

Aquí no se trata de si aceptar o no la piratería, sino de la resistencia a modelos más inteligentes y abiertos (por ejemplo: subscription streaming). Por todos lados surgen nuevos modelos de negocios en base a la creatividad intensiva (y no a la agresiva e inútil cacería de Megaupload y similares, ver nota del NYTimes). ¿Acaso no surgirán cientos de nuevos Megaupload en diversos rincones del globo? ¿Nadie se acuerda de Napster y lo que pasó con el P2P después de su cierre? ¿Podrá el Gobierno de Obama meter a todo el mundo a la cárcel?

Por todos lados surgen ejemplos de un modelo de producción de contenidos que se regenera digital y orgánicamente a si mismo. Me gusta pensar en el “social music” de Plan B (recientemente referido aquí); ver invitación de Cuevana para apoyar al cine independiente; o la editorial DIY de Amazon (CreateSpace self-publishing) y otras menos abiertas pero interesantes de explorar como iBooks Author de Mac [ver demo]. Si hasta JStor apostará por el “open access” [!]. ¿No será evidente que las reglas del juego cambiaron?

Volviendo a Imagine y a la invitación de participar. Estoy encantado de sumarme  a este encuentro. Esta vez, hablaremos de INNOVACIONx (un modelo de innovación radical que se viene consolidando a través de experiencias como TEDx  o MITx). Una exploración por la amplificación (x) de buenas ideas que se evidencia al combinar innovaciones radicales, tecnología, nuevos modelos de negocios y empatía por la apertura.

Como bien dice Hugo Pardo en Digitalismo, tras toda está iniciativa hay una suerte de Posgrado de creatividad, tecnología y negocios, que las universidades de nuestros tiempos aún no están en condiciones de ofrecer ¿No será tiempo de re-inventarse?