La dimensión temporal de la innovación educativa. Los desastrosos resultados formativos si no se tiene en cuenta.

el tiempo

Fotografía by Á. Fidalgo

Una de las  “leyendas urbanas” que existen sobre la innovación educativa es que aplicarla conlleva excesivo esfuerzo por parte del profesorado. Evidentemente no es lo mismo desarrollar que aplicar la innovación educativa. En el primer caso estamos “inventándola” y en el segundo “aplicándola”. El esfuerzo necesario para “desarrollar” algo es mucho mayor que el requerido para “aplicar” algo.

En este post nos centraremos en el profesorado que aplica la innovación educativa. Gran parte del mismo piensa que esta actúa como un producto físico. Piensan que basta con desempaquetarlo, conectarlo a un enchufe y está listo. Los productos derivados de la innovación educativa trabajan con personas  y con conocimiento. Ambas cosas (las personas y el conocimiento) son muy sensibles a la estrategia formativa, experiencia previa, motivación, actitud, etc. Por tanto, nunca podemos tratar los productos de innovación educativa como un producto físico.

Para poder obtener resultados eficaces en la aplicación de la innovación educativa necesitamos tener en cuenta la dimensión temporal. Esta dimensión viene a decir que la aplicación de la innovación educativa se debe realizar en dos fases: la primera para hacer ajustes y la segunda para aplicarla con garantías.

Un posible proceso a seguir es hacer coincidir la fase de ajustes con el tiempo que se tarda en impartir una asignatura concreta. Durante esta fase se deben realizar ajustes, identificar la mejor forma de aplicación, analizar los resultados obtenidos y validarlos. Posteriormente podrá realizar la siguiente fase “aplicar la innovación educativa”

Algunos consejos a realizar durante la primera fase:

  • Identifique los resultados de mejora que desea obtener. Consulte artículos, posts o comunicaciones en congresos donde se mencionen mejoras en esos resultados.
  • Identifique procesos y metodologías Vea cómo ha sido el impacto y cómo se ha transformado el modelo de uso.
  • Identifique el tipo de tecnología a utilizar, no la tecnología concreta. Por ejemplo, si va a usar una red social, no use la que le hayan contado. Seleccione varias y elija la que más se adapte a lo que usted desea realizar.
  • Haga mediciones de los resultados. Para ello puede utilizar un grupo experimental y otro de control, o bien contraste los resultados que usted obtenía antes de aplicar la innovación educativa.
  • Asegúrese de que para comparar resultados está utilizando las herramientas más adecuadas (cuestionarios, métodos de comparación estadístico, análisis de datos, etc)

Evidentemente la primera fase le supondrá un mayor esfuerzo, pero durante la segunda fase y las posteriores el esfuerzo será menor. De hecho, un indicador de la eficacia de la innovación educativa es comprobar si consigue mejores resultados que antes de aplicarla, pero manteniendo el esfuerzo, o bien, consigue los mismos resultados que antes de aplicarla pero reduciendo el esfuerzo.

Además, si aplica la dimensión temporal, realmente lo que está haciendo durante la primera fase es INVESTIGAR y, por tanto, podrá dar un formato a esa investigación y divulgarla en congresos y revistas científicas. Esto contribuirá a que el profesorado, que aplique el mismo tipo de innovación en el futuro, reduzca el esfuerzo necesario para realizar la primera fase.

Si no aplica la dimensión temporal, no hay garantías de éxito de la innovación educativa. Además, tendrá la percepción de que le lleva mucho tiempo, tanto que no merece la pena aplicarla, se lo contará a sus compañer@s y contribuirá a afianzar la leyenda urbana de que aplicar la innovación educativa requiere un esfuerzo excesivo.


Datos del MOOC “Innovación Educativa Aplicada”, segunda edición.

mooc cierre

Del 11 de junio al 17 de julio de 2015 se ha impartido la segunda edición del MOOC “Innovación Educativa Aplicada” dentro de la plataforma MiriadaX. Algunos datos a destacar:

  • Participación. De las 4486 personas inscritas, lo han comenzado 2819 y lo han finalizado 1152. Esto supone que la tasa de finalización (respecto a los inscritos) es de un 25,7%. El porcentaje medio de finalización para los cursos tipo MOOC es de un 10%. Así pues, teniendo en cuenta las fechas de realización de este MOOC, que más de un 56% de los participantes forman parte de personal docente y que un 17 % son estudiantes (la mayoría del área de la educación), se ha obtenido un excelente porcentaje de finalización.
  • Generación de recursos on-line. A través de la comunidad de aprendizaje conectivismo.net (con más de 9000 usuarios registrados) los participantes han generado cientos de recursos útiles para la formación y el aprendizaje. Esta idea responde al objetivo de que los recursos que se generen durante el MOOC sean útiles a la comunidad docente, y viceversa, que los recursos que genera la comunidad docente sean útiles para mejorar el MOOC.
  • Abandono. Como en otros MOOCs que hemos realizado, se confirma la tendencia a abandonar el MOOC a medida que transcurre el curso. La mayor tasa de abandono se produce en el primer módulo y después se mantiene con una tendencia mucho menor.

Aunque las tasas de abandono son menores que la media de los MOOCs, siguen siendo elevadas y especialmente al principio del curso. Una de las posibles razones es que el curso no se adapta a las perspectivas de los participantes. Por este motivo, vamos a realizar un nuevo tipo de MOOC: “i-MOOC” (intelligent MOOC). Este MOOC es adaptativo; es decir, la navegación y el acceso a los recursos se adaptará a las necesidades/preferencias de los participantes y a su perfil. Para conseguirlo, además de utilizar la tecnología adecuada, hemos preparado nuevos recursos de aprendizaje diseñados para satisfacer distintas necesidades y perfiles. Puedes ver la presentación aquí.

Así mismo, animados por los datos de participación, estamos preparando la tercera edición del MOOC “Innovación Educativa Aplicada”.

Ambos MOOCs, el adaptativo y la tercera edición, se realizarán en el último trimestre del presente año.


Cómo saber qué tipo de red social utilizo para crear mi comunidad.

red social

Las redes sociales se suelen utilizar como soporte para las comunidades de aprendizaje. Es habitual que haya debate sobre qué red utilizar. A menudo se elige la red en función de la afinidad que tenemos con la herramienta (a unas personas les gusta Facebook, a otras twitter, otras se quedan con google +…….).

Sin embargo no todas las redes valen. En función del tipo de comunidad, de sus objetivos y sobre todo de la forma de construirla hay unas redes sociales más apropiadas que otras.

En este caso vamos a explicar dos tipos de comunidades: las de “arriba abajo” y las de “abajo arriba”. Ambas tienen una serie de características comunes:

·         Las personas que forman la comunidad son las que aportan los recursos.

·         La folcsonomía sirve para clasificar, organizar y buscar los recursos en la comunidad. La folcsonomía está compuesta por un conjunto de etiquetas.

Enfoque de abajo – arriba. Los miembros de la comunidad definen las etiquetas de las folcsonomías. La folcosonomía se construye a medida que se construye la comunidad.

Un ejemplo: Pulsar aquí Inicialmente esta comunidad no tenía etiquetas. Las personas que aportan recursos van aportando las etiquetas,  por tanto la folsconomía es dinámica. Puede ver como estaba la comunidad inicialmente en este vídeo.

 

Enfoque de arriba – abajo. Las etiquetas que conforman la folcsonomía las define el creador de la comunidad. Las personas que participan en la comunidad no pueden poner sus propias etiquetas, tienen que elegir alguna entre las que ya existen.

Un ejemplo: Pulsar aquí. Inicialmente, incluso antes de abrirse al público, esta comunidad ya contenía las etiquetas. La folcsonomía es siempre la misma.  Puede ver inicialmente como estaba esta comunidad en este vídeo.

Si usted entra en las comunidades de los dos ejemplos no distinguiría si el enfoque es de arriba abajo o de abajo arriba. Únicamente vería que utiliza dos redes sociales. Si ha participado en la misma desde el inicio comprobaría que la forma de construirse es totalmente distinta.

La gran pregunta es: ¿en qué situaciones se podría utilizar cada tipo de comunidad?

En el comentario indico dos situaciones, pero mejor vayamos poniendo más ejemplos.

 


Crear un blog con WordPress 3.3

Crear un blog by A. Fidalgo

Crear un blog by A. Fidalgo

Acceso: pulsar aquí o en la imagen

En el año 2007 me adherí a la iniciativa OCWConsortium de la Universidad Politécnica de Madrid a través de la asignatura Software Libre. Poco después se creó un wiki donde se enseñaba a construir un blog (actividad de la asignatura), unas animaciones servían de guía para que los usuarios pudiesen crear el blog.

En 2011 se actualizaron los contenidos a la versión 3.0 de WordPress, a través de videos en flash.

Ahora, en 2013, se ha incluido videos en Youtube, en alta calidad y con subtítulos. Todo este material surge a través de otra iniciativa de formación en abierto: Los MOOC, en ese caso el curso se denomina Software Libre y Conocimiento en Abierto.

Espero que estos nuevos recursos, en abierto, puedan ser útiles.


Razones por las que publico en abierto y utilizo un blog

Dentro del MOOC Software Libre y Conocimiento en Abierto, estamos recopilando testimonios sobre la razón por la que se escribe en conocimiento en abierto y por la que se utiliza software libre.

He participado en ese curso aportando mi testimonio (que les dejo :) )

También les pongo el debate que se ha generado en Linkedin con algunos de los participantes del curso.
Y por si lo queiren comparar, les dejo las razones que escribí en 2007 sobre este mismo tema.


Introducción a la Algoritmia

A través de este post publico, con licencia creative commos, los apuntes de algoritmia, además en él comentaré como a partir de dichos apuntes, se ha desarrollado un trabajo en grupo, utilizando la técnica de espiral de conocimiento, cooperación y aprendizaje y servicio.

Introducción a la Algoritmia.

Texto muy orientado a la práctica. Se explican: conceptos, flujos, símbolos y pequeños algoritmos. Muy orientado para los que se tengan que enfrentar por primera vez a la algoritmia.

Capítulo 1. Elementos básicos de la algoritmia.

Capítulo 2. Sentencias de entrada y salida.

Capítulo 3. Sentencias de decisión

Capítulo 4. Bucles.

 

El trabajo.

Estos apuntes se entregaron  a un grupo de alumnos, para que lo pasaran a html, ilustraran el texto con algún ejemplo, y además fueran añadiendo los ejemplos y explicaciones de clase (impartida por otros profesores).

La cooperación

  • El resultado ha sido una cooperación entre profesorado y alumnado que ha generado el wiki “Algoritmia for dummies
  • Además de los apuntes antes citados, existen otros ejemplos utilizados en cálculo numérico.

La espiral de conocimiento

  • Se pretende que este trabajo sea la puerta de entrada para nuevos grupos, de tal forma que lo puedan ir mejorando y ampliando contenidos.
  • Asimismo, se abrirá a otras personas, para que puedan añadir más ejemplos de algoritmos (de cualquier área de conocimiento)

Aprendizaje servicio.

  • El producto es muy útil, al menos para alumnos de primer curso de asignaturas de informática y programación, así como talleres de numérico

Cómo conseguir que nuestros alumnos utilicen un recurso estratégico.

Oigan, es un caso de “expediente X”. Los alumnos de  una de mis asignaturas (7 grupos y 450 alumnos) tienen que hacer trabajo en grupo.

 Disponen de un recurso denominado “mapa” que explica qué hay que hacer y cómo se evalúa ese trabajo (entre otras cosas). Cómo es un recurso importante lo hemos analizado en clase, se ha comentado en varias sesiones (a modo de recordatorio),  es accesible en el sistema on-line de la asignatura y se ha enviado al correo “oficial” de cada alumno.

Pues nada, que un 12 % de los alumnos no conocen su existencia, otro tanto han hecho caso omiso a lo que allí ponía y han realizado el trabajo en grupo como les ha parecido.

Incluso he utilizado el cono de aprendizaje de Edgar Dale, que dice eso de que retenemos el 10% de lo que leemos, 20% de lo que oímos, 30% de lo que hacemos……pero nada, ni basándome en fundamentos pedagógicos he conseguido que el 100% de los alumnos que van a hacer el trabajo en grupo  conozcan lo que hay que hacer y cómo hacerlo.

He hablado con algunos de estos alumnos, pidiéndoles que me indicaran cómo podría haber conseguido que leyeran ese recurso y me comentaron…… “pues como no nos obligues”

Bien, a lo largo de la historia se han utilizado diversas formas de “obligar” a  leer un determinado recurso que se considera estratégico:

Decir que es muy probable que entre en el examen (eso ya lo hemos hecho todos alguna vez, pero muchas veces tampoco llega el “mensaje” al 100% del alumnado)

Hacer un pequeño examen (puede ser de una sola pregunta)  para probar que se conoce el contenido del  recurso.

 

Otra opción (más novedosa) es asociar al recurso una barrera que no se podrá “saltar” hasta que adquiera el conocimiento asociado al recurso. Al recurso junto con la barrera le denomino RECURSO BARRERA.

Voy a explicar qué es eso del  recurso barrera. Se trata de un  recurso que requiere ser utilizado para poder seguir con el desarrollo de la asignatura. Es sencillo, si lo utilizas puedes continuar; de lo contrario no se mostrarán más recursos para continuar con la asignatura.

Hay múltiples usos de los recursos barrera, uno de ellos es conseguir que el alumnado adquiera el conocimiento asociado a un recurso estratégico.

La tecnología nos permite hacerlo fácilmente.  En el caso de la nueva versión de Moodle 2.x se pueden utilizar los condicionales. Estos permiten asociar barreras a recursos estratégicos, así ccomo convertir un recurso en barrera.

He utilizado los condicionales (con la versión de Moodle del CICEI) durante varios años y les puedo asegurar que es una herramienta que ayudará a implementar actividades basadas en paradigmas de aprendizaje, cosa que con otras herramientas e-learning (muy famosas por cierto) no pueden hacer.