COngreso Interuniversitario de Organización e Instituciones Educativas


Bienvenidos a la Facultad de Educación, a la Universidad de Zaragoza y a esta ciudad milenaria.

Esta bienvenida es especial para quienes se han tenido que desplazar más o menos cómodamente. Aunque el tren de alta velocidad llega desde Madrid o Barcelona siempre es necesario saltar de un transporte a otro.

Agradecer a todos los que han hecho posible este encuentro:
-          A los responsables de cada uno de los symposios
-          A los que contribuyen con sus comunicaciones y pósters al intercambio de conocimiento.
-          Y obviamente al comité científico y organizador que ha cuidado todos los detalles incluida una completa e informativa página web.

Para mí, que pertenezco a DOE, al área de Didáctica y Organización Escolar, es un honor estar como autoridad en la presentación de este acto aunque en mi trayectoría profesional yo me haya decantado por la primera parte del binomio.

No obstante, siempre he visto como las decisiones didácticas están relacionadas o condicionadas por la organización escolar. Y en este sentido me permite hablar de este espacio que nos acoge y que fue ocupado hace ahora exactamente tres años Exactamente el. 22/Noviembre/2013

Porque “Un edificio no es un inmueble, sino es el lugar de encuentro, de “ritrovo”, donde se adquiere la identidad, las raíces de nuestra familia profesional.

Por mi convicción de esta necesidad, me he empeñado, me empecinado en que la Educación aragonesa contase con un edificio que simbolice el respeto, la admiración que una sociedad siente por los profesionales de la educación.”

Las instituciones educativas necesitan de un espacio donde generar un clima que favorezca los objetivos, donde echar raíces, donde intercambiar las ideas con los colegas.

La Facultad de Educación desde esos tres años ha celebrado tres encuentros internacionales y varios encuentros nacionales a la vez que seguía cumpliendo sus objetivos de docencia y de investigación. Esto ha sido gracias al espacio que nos permite la simultaneidad de todos nuestros objetivos.

Finalmente, reiteró la bienvenida del Sr. Rector y la mía y de todo el staff de la Facultad de Educación, lamentando que el equipamiento de la sala no haya podido estar a tiempo para este congreso por muy pocos días.


Feliz trabajo, feliz estancia en Zaragoza.

Antipsiquiatría

Oí hablar de Antipsiquiatría allá por los años 1975 y 1976. En el colegio mayor donde residía, compartíamos conversación con un psiquiatra del vecino centro de Bétera. En realidad, no entendía mucho de qué significaba aquello más allá de ir contra lo establecido. Franco apenas había pasado a D.E.P. y el resto peleábamos por conseguir un escenario democrático y libre. Ahora me encuentro con este artículo que viene a recordarme conceptos de aquella época estudiantil.


Guillermo Rendueles se lo suele describir como un psiquiatra antipsiquiatra. La etiqueta no es del todo atinada, porque es siendo psiquiatra en el ambulatorio del barrio gijonés de Pumarín como Guillermo Rendueles se gana los garbanzos, pero algo de ello hay. Lo hay desde los años setenta, cuando el joven militante del PCE que era Rendueles participó con entusiasmo en un exitoso movimiento cuya etiqueta era precisamente ésa, antipsiquiatría, y que, imbuido de toda la candidez libertaria de mayo del 68, abogaba por derruir los muros de los manicomios. El encierro, clamaban aquellos jóvenes revolucionarios, agravaba la locura en vez de curarla, y lo que había que hacer con los locos era devolverlos a la sociedad en lugar de apartarlos de ella. Cuando el consabido Desencanto coció el 68 para menguarlo, los jóvenes revolucionarios se convirtieron en grises burócratas de los gobiernos del PSOE y los manicomios renacieron bajo nuevas formas, pero el protagonista de esta entrevista siguió clamando contra la mala psiquiatría. Hoy, nos cuenta, hay más locos atados que antes y los fármacos que esta sociedad histérica consume con desmedida avidez para poder soportar los ritmos endiablados del turbocapitalismo no dejan de ser manicomios infinitesimales, camisas de fuerza químicas con las que la Oceanía orwelliana que habitamos nos sujeta para transformarnos en sus sujetos ideales: hámsteres individualistas que, mientras galopan en sus ruedas, sueñan con emprenderse a sí mismos como las pulgas de un famoso poema de Eduardo Galeano con comprarse un perro. «Lo que usted necesita no es un psiquiatra ni una pastilla, sino un comité de empresa», receta a veces Rendueles a los pacientes que se acercan a su consulta aquejados de los estreses y astenias consustanciales al esclavismo moderno. Que el mundo recupere un sentido de lo colectivo cada vez más menguado es la aspiración política fundamental de este loquero atípico y heterodoxo que se educó con José Luis García Rúa, simpatiza con Podemos y no perdona al PCE que devorara con falsas promesas a los mejores de su generación ni al PSOE que encarcelara a su hijo César por insumiso.

Mi concepto de calidad

La calidad en el sector de la formación
El tema de la calidad tiende a asumir un papel central en cualquier proceso de redefinición del sistema formativo. Antes de renovar la oferta formativa en términos de objetivos y de los resultados previstos, hay que adecuar los procedimientos necesarios para garantizar los estándares cualitativos más elevados.

Consecuentemente, ha aumentado la demanda de nuevos mecanismos de evaluación y control de la calidad para garantizar a los usuarios y a la propia institución que se podrá realizar la actividad formativa prevista.

La calidad se asocia a las normativas como ISO 9000 o ISO 9001 o similares así como a las enseñanzas de carácter profesional, no obstante el “discurso” de la calidad debe afectar a todo tipo de enseñanzas independientemente del objetivo principal que tenga: académico, profesional o desarrollo personal.

Tipos de calidad:
-        calidad entendida como excelencia en relación a un modelo dado (comparación)
-        calidad como superioridad medible (medida)
-        calidad como conformidad a los requisitos (respuesta a exigencias específicas)
-        calidad como mejor relación precio – resultado (análisis de valores)
-        calidad como respuesta a las exigencias del cliente (satisfacción)


“Proyectar y actuar una acción formativa de calidad significa a grandes líneas:
a)     poner al alumno en el centro de la atención del proceso
b)     caracterizar el servicio en términos de competencias.
c)     Gestionar completamente el proceso de formación.
d)     Pensar en términos de sistema de Actores y contextos: Podemos indicar algunos sujetos sociales, económicos e institucionales como son las empresas, los sindicatos, los entes territoriales , las asociaciones y las familias.
e)     Activar procedimientos preventivos para asegurar la calidad.
f)      Activar sistemas de evaluación y seguimiento de carácter continuo y estructurado.

El Concepto de calidad es un concepto que llego a la educación del mundo privado y empresarial, de la elaboración de productos (como si los ciudadanos lo fueran).  NO obstante, algunos intentamos ponerlos acordes con el mundo de la educación y la formación.

En el año 2007 y a partir de Eduqua-Q (una evaluación externa suiza para los centros dedicados a la formación de personas adultas) elaboramos una guía para la valoración de los Centros de Personas Adultas de Aragón). El estudio lo denominamos EVALUACEPA.

Allí, preguntamos a los Centros analizados (33 en Aragón) qué entendían por Calidad. Sus abiertas aportaciones las agrupamos en cuatro dimensiones:
1.- Infraestructuras adecuadas: edificios, aulas y espacios, accesibilidad, etc.
2.- Profesorado competente en el ámbito académico, pedagógico y emocional. “Paciencia” y “Enseñan bien” eran las expresiones más utilizadas.
3.- Oferta educativa adecuada a los intereses y las necesidades de los participantes.

4.- Relación con otras instituciones del entorno: políticas, sociales, educativas, formativas, empresariales, sindicales, etc.

¿A dónde va la educación?

Llevamos bastante tiempo intentando que la Facultad de Educación se convierta en lugar para debatir, para confrontar ideas acerca del hecho educativo que tiene multidisciplinariedad de perspectivas y como lugar de encuentro entre el experimentado profesorado con el novel profesorado. 


A través del apoyo y del impulso de la Asociación de Ex-alumnos y Amigos de la Facultad de Educación, así como del apoyo de Carmelo Marcén, sin olvidar a los ponentes que han dicho SÍ sin tener que insistir; tengo el gusto de presentaros el I Encuentro de Debate ¿A dónde va la educación? .

Puede que haya algún cambio en los próximos días, pero no quería que no pudieseis asistir por haberlo comunicado con poco tiempo para incluirlo en vuestras apretadas agendas (me refiero a los que han tenido la oportunidad de jubilarse, ;-)

¿A dónde va la educación?
Se trata de una pregunta siempre permanente, nunca resuelta la incógnita general que plantea. Para darle cobijo se edificaron escuelas y universidades. Desde la antigüedad hasta ahora, se han ido elaborando teorías pedagógicas que diesen contenido el deseo de educar, a la intención de hacerlo bien. La Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza comparte esa esperanza educativa. Alojada definitivamente en un edificio de arquitectura del siglo XXI, quiere que el mismo sea como un símbolo del interés por reconocer la dignidad y la importancia del magisterio, de la educación en la sociedad presente y futura.
El edificio es algo más que un lugar en donde se imparten unos estudios. Es un escenario que quiere ponerse al servicio de toda la comunidad educativa activa para desarrollar actividades de reflexión e intercambio que ayuden a responder a la pregunta de hacia dónde va la educación. La Facultad de Educación su Equipo Directivo, ha entendido que el complejo momento educativo actual necesita más que DIALOGAR, DEBATIR, CONFRONTAR ideas, la de CONDIVIDIRLAS?, sobre el presente y el futuro de la educación.
A tal fin hemos preparado para este curso escolar cuatro debates sobre cuestiones educativas globales. En ellas, los ponentes expondrán durante 20 minutos como máximo una serie de cuestiones generales sobre la temática seleccionada. A continuación se abrirá un debate entre los asistentes. Dado que todos tienen una idea global sobre estas cuestiones, la participación activa está asegurada, seguro que tendrán muchas preguntas que hacer o cuestiones que aportar. En cada una de las sesiones, se contará con una persona que coordine el desarrollo y otra que tome nota de intervenciones e ideas con el fin de recoger un decálogo de ideas que será colgado en la Web de la Facultad para poder seguir debatiendo sobre ellas en los centros educativos o en los cursos próximos.
El título genérico del I Encuentro es: ¿A dónde va la educación en España?
Esta es la programación:
15 de Febrero,: Javier Jiménez Olmos: (doctor en "Paz y Seguridad Internacional", Miembro de la Fundación "Seminario de Investigación para la Paz" de Zaragoza). y Carmen Magallón (Presidenta of WILPF Spain),
El panorama internacional y la educación. La convivencia entre culturas y la educación.
14 de Marzo: Angel Dolado (Juez Decano de Zaragoza) y Ruth Vallejo (Decana de la Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo)
La justicia y la educación española.
11 de Abril: Jaume Carbonell (director Cuadernos Pedagogía) y Pilar de la Vega (Presidenta de UNICEF Aragón)
La educación que ha sido y la que podría ser.
18 de Abril: Pilar de la Vega (Presidenta de UNICEF Aragón)
La educación que ha sido y la que podría ser.
9 de Mayo: Akash Patel (Universidad de Oklahoma) y María Luisa Sein-Echaluce Lacleta (Directora del Campus Virtual de la Universidad de Zaragoza)
Las TIC, la innovación  y la educación.

Las actividades se desarrollarán en el Salón de Actos de la Facultad de Educación de 18:30 a 20:30

La importancia del miedo

En el resumen de un libro de Giorgio Mardone:

El miedo es un compañero de viaje inevitable para quien manda o toma decisiones. No se puede eliminarla, pero se precisa reconocer su existencia porque de otro modo se está perdido. Jefes, líderes, manager, médicos, militares, entrenadores, profesores  y padres cotidianamente se encuentra ante el deber de decidir por otros.
Como todos, tienen miedo de equivocarse, de perder el control de la situación y de ser juzgados. El líder que no tiene miedo, es un irresponsable. El miedo es indispensable al comando.

Buenas maneras

Estimado miembro de la comunidad de la Facultad de Educación:

Casi el 50% de las personas estamos alojados en el nuevo edificio y progresivamente lo iremos ocupando. Por otra parte, las actividades extracurriculares son más factibles de realizar y debemos llenar de actividades formativas el tiempo y el espacio del nuevo edificio.

El edificio es bonito o, al menos, nuevo y me gustaría que pudiéramos mantenerlo como nuevo durante mucho tiempo. 

Venimos de una situación, donde colgábamos o pegábamos un cartel en el primer sitio que nos parecía (¡había tantos carteles!), un papel junto a la papelera o cualquier otro signo de desidia no era aparente. Al respecto me viene a la mente “la teoría de las ventanas rotas” y pienso que el comportamiento cívico es contagioso. Cuando llegas a una ciudad, puedes comprobar su grado de conciencia cívica sólo con echar una mirada a cuánta suciedad hay por las calles.

Pues bien, la conservación de nuestro edificio nos corresponde a todos: si no hay una papelera cerca, me puedo guardar el papelillo del caramelo en el bolsillo. Si la pared está blanca, quizás no debo mancharla. Si el baño está limpio, quizás le gustará encontrarlo de igual modo al siguiente.

Por otra parte, la facultad es NUESTRA porque todos hemos contribuido con los impuestos que pagamos (IVA y/o IRPF) a que se construyera. Los pupitres, las sillas, las paredes, los ordenadores, las pizarras, los ascensores, los baños, el césped, todo, absolutamente, es un bien público y, por tanto, un bien de todos. Y debemos cuidarlos porque las épocas de “usar y tirar” o “el ya lo arreglará algún otro” ya no volverán.

Comunica en conserjería aquellas cosas que no funcionan, aquellas deficiencias que puedas observar para poder trasladarlas a quién corresponda. 

La nueva facultad debe significar una nueva forma de relacionarnos con nuestro entorno: algunos lo llamarán entorno ecológico sostenible.

Efecto Boomerang

Hace dos años insertaba este vídeo con el calificativo de optimista.
Hoy, me lo ha vuelto a recordar  alguien que se sorprendía de su buena suerte, cuando en realidad, simplemente era la devolución de su amabilidad.

Creo que podemos considerarlo efecto boomerang :




Lo que hacemos y cómo lo hacemos, vuelve como un boomerang hasta nosotros de la misma forma en que lo hemos hecho, sin cambios, y además deja huella, inevitablemente. Algunas más profundas que otras, pero lo que hacemos siempre le influye a alguien (incluidos nosotros mismos) y nuestras acciones llegan más lejos de lo que sospechamos.






El tiempo escolar

En el debate sobre la jornada continua de los escolares, de las etapas de educación infantil y de primaria, ya que los institutos de secundaria hace tiempo que hacen una jornada continuada, debemos tener diferentes consideraciones ya que se trata de una decisión compleja en la que intervienen al menos:


  • a)      La compatibilidad de horarios con las jornadas laborales de los padres: Hace unos días se celebraba en Zaragoza un congreso para reflexionar sobre el cambio horario y como hace 70 años se adoptó el horario de Europa Central cuando nos correspondería el del meridiano de Greenwich;
  • b)      los horarios comerciales,
  • c)       los prime time televisivos, etc.
Por tanto, habría que incluirlo dentro de un debate más amplio que implica a toda la sociedad. Mientras tanto, ya que se trata de una cuestión compleja y prolongada en el tiempo, entiendo que se debería dar autonomía a los Centros escolares para que, en función de las características de su comunidad educativa, se establecieran propuestas de horarios diversos: No es lo mismo un centro donde sus padres están desempleados en un alto porcentaje y pueden dedicarse a la labor educativa que ha sido un tanto abandonada por las familias; que un centro donde los padres mayoritariamente no pueden conciliar su vida laboral con la familiar-escolar.
Una vez adoptado un tipo de horario por mayoría, se deberán facilitar apoyos para los niños de aquellas familias que no puedan adecuarse a los horarios elegidos, al igual que lo necesitan algunas familias por su procedencia o sus circunstancias económicas.

Dice Xavier Melgarejo, que ha estudiado en profundidad el sistema educativo finlandés, que: “En primaria, en Finlandia hacen 608 horas lectivas, mientras que en España, 875. Así que no hay una correlación entre el número de horas lectivas y éxito escolar”. Es decir, que no son las horas de permanencia las que promueven el éxito, sino la actividad que se desarrolla. En Italia, hasta hace poco tiempo, existía la escuela a “tempo pieno”, y algunos niños permanecían más horas en la escuela realizando actividades de refuerzo y de apoyo. Por eso, no sería bueno establecer que todos los niños estuvieran el mismo número de horas, porque esa homogeneización no es justa para la igualdad de oportunidades.
Tampoco hay que olvidar que los niños, en muchas ocasiones, realizan actividades curriculares durante todo el horario escolar, sin tiempos de descanso o de realización de actividades que sirvan para relajarse.  El tiempo de descanso de 12 a 15 horas procede de unas costumbres sociales que ya desaparecieron hace mucho tiempo. Porque hay que considerar el nivel de atención de los escolares que disminuye según avanza la jornada y que precisan de tiempos de descanso y de un cambio de actividad.

En este debate prevalecen los intereses del profesorado, de las familias, incluso de la Administración; en cambio, los intereses de los escolares se quedan en un segundo plano. Los niños y las niñas necesitan para su desarrollo educativo y personal a la escuela pero también de sus familias.

Se debería dar autonomía a cada Centro. No debe prevalecer ninguna opinión. Nuestra falta de consenso es una de las razones de nuestros fracasos. Todas las partes implicadas deben aportar flexibilidad incluidas las empresas para compatibilizar los horarios de trabajo y los horarios escolares.

Este testimonio de una madre creo que refleja mi posición ante este tema:

Así que mi opinión quizá también parta de mi egoismo personal… pero mi hija, que no se queda a comedor, y no hace extraescolares (o las que ha hecho hasta ahora han sido de tipo “lúdico”) quizá aprovecharía mejor el tiempo si tuviera jornada continua. Tendría toda la tarde para hacer los deberes, descansar, jugar… Claro que esto lo digo porque con mi marido en el paro, no tenemos problema a la hora de organizarnos. Si mi marido trabajara, como trabajaba antes, a jornada partida… pues no sé cual sería mi opinión… igual decía que para tener que apuntarla a todas las extraescolares del mundo (porque las extraescolares se suelen convertir en aparcaniños) prefería una jornada partida más descansada… Por eso digo que a veces nuestras opiniones no parten del interés de los niños, sino del nuestro propio.
Cierto es… que con la jornada continua se acabarían esos ratos de juegos en el patio del cole, o fuera del cole, mientras merienda con sus amigas. Y esos ratos, ciertamente, son muy importantes para ella.

No obstante a los que sigo echando en falta en este debate es a los estudiantes, y no sólo a los de secundaria que en su mayoría empiezan a las 8 y acaban a las 14 horas y tienen las tardes libres; sino a los de educación  Primaria e Infantil que también son los que se cansan, los que les gustaría estar más rato con sus padres, con sus vecinos, etc.

Hay que distinguir entre jornada escolar y jornada laboral del profesorado ya que los trabajadores deberán seguir haciendo sus 30 horas de permanencia en el centro y habrá niños y/o familias que será conveniente que estén más tiempo en la escuela realizando otro tipo de tareas extracurriculares o de apoyo y refuerzo a las curriculares.

Por eso, se trata de un tema en el que hay que tener C,D y E. CONSENSO, DIVERSIDAD y ECONOMÍA.

- Consenso entre los implicados: alumnado, profesorado, padres, administración, y su órganos de representación.
- Diversidad de estudiantes, de familias y de Centros educativos.
- Economía: esta mejora de la calidad educativa que se hace a través de la organización del tiempo escolar precisa de recursos.

Desde diferentes tipos de vista, se me ocurre un principio para la cuestión de la Jornada Escolar que nos ocupa.
Desde el punto de vista sociológico, equidad;
desde el punto de vista político: diálogo
desde el punto de vista organizativo: flexibilidad, autonomía de los Centros;
desde el punto de vista didáctico: diversidad de actividades: apoyo, refuerzo o desarrollo.

Como el blog se consulta desde lugares muy diferentes, os animo a que nos digáis el horario que llevan los escolares en los lugares donde estáis.

Jornada continuada

En el debate sobre la jornada continua de los escolares, de las etapas de educación infantil y de primaria, ya que los institutos de secundaria hace tiempo que hacen una jornada continuada, debemos tener diferentes consideraciones ya que se trata de una decisión compleja en la que intervienen al menos:

  • a)      La compatibilidad de horarios con las jornadas laborales de los padres: Hace unos días se celebraba en Zaragoza un congreso para reflexionar sobre el cambio horario y como hace 70 años se adoptó el horario de Europa Central cuando nos correspondería el del meridiano de Greenwich;
  • b)      los horarios comerciales,
  • c)       los prime time televisivos, etc.
Por tanto, habría que incluirlo dentro de un debate más amplio que implica a toda la sociedad. Mientras tanto, ya que se trata de una cuestión compleja y prolongada en el tiempo, entiendo que se debería dar autonomía a los Centros escolares para que, en función de las características de su comunidad educativa, se establecieran propuestas de horarios diversos: No es lo mismo un centro donde sus padres están desempleados en un alto porcentaje y pueden dedicarse a la labor educativa que ha sido un tanto abandonada por las familias; que un centro donde los padres mayoritariamente no pueden conciliar su vida laboral con la familiar-escolar.
Una vez adoptado un tipo de horario por mayoría, se deberán facilitar apoyos para los niños de aquellas familias que no puedan adecuarse a los horarios elegidos, al igual que lo necesitan algunas familias por su procedencia o sus circunstancias económicas.

¿Cuántas horas sería bueno que el niño dedicara como máximo a clases y extraescolares? ¿Es compatible con conciliación laboral de los padres?
Dice Xavier Melgarejo, que ha estudiado en profundidad el sistema educativo finlandés, que: “En primaria, en Finlandia hacen 608 horas lectivas, mientras que en España, 875. Así que no hay una correlación entre el número de horas lectivas y éxito escolar”. Es decir, que no son las horas de permanencia las que promueven el éxito, sino la actividad que se desarrolla. En Italia, hasta hace poco tiempo, existía la escuela a “tempo pieno”, y algunos niños permanecían más horas en la escuela realizando actividades de refuerzo y de apoyo. Por eso, no sería bueno establecer que todos los niños estuvieran el mismo número de horas, porque esa homogeneización no es justa para la igualdad de oportunidades.
Tampoco hay que olvidar que los niños, en muchas ocasiones, realizan actividades curriculares durante todo el horario escolar, sin tiempos de descanso o de realización de actividades que sirvan para relajarse.  El tiempo de descanso de 12 a 15 horas procede de unas costumbres sociales que ya desaparecieron hace mucho tiempo. Porque hay que considerar el nivel de atención de los escolares que disminuye según avanza la jornada y que precisan de tiempos de descanso y de un cambio de actividad.

¿Qué recomendarías a profesores y padres para que se puedan poner de acuerdo sobre este sistema?
Diálogo, diálogo, dialogo y no pensar en intereses personales; sino en los intereses de los niños y las niñas. Para su desarrollo educativo y personal se necesita de la escuela pero también de sus familias.

¿La opinión de quién debe prevalecer: profes, administración, padres...?

Se debería dar autonomía a cada Centro. No debe prevalecer ninguna opinión. Nuestra falta de consenso es una de las razones de nuestros fracasos. Todas las partes implicadas deben aportar flexibilidad incluidas las empresas para compatibilizar los horarios de trabajo y los horarios escolares.

XI Asamblea de la Conferencia de Decanos


Las Asambleas de la Conferencia de Decanos y Directores de Centros con titulaciones de Magisterio y Educación reunen a los decanos y vicedecanos de toda España. Se trata de la quinta ocasión en la que acudo en mi condición de Decano.

En la primera ocasión, la VII Asamblea fue en Granada y al final de la misma pase a formar parte de la comisión permanente. Un poco como herencia, pero desde entonces la composición de la permanente ha pasado de la tradición a la democracía representativa territorial, como el Senado.

La VIII Asamblea se celebro en Galicia, en Allariz. Y tuve que preparar una ponencia sobre los Máster de Profesorado de Secundaria. En dicho estudio, descubrí la proliferación de las universidades privadas: europeas, internacionales y otras denominaciones que sortean la vinculación territorial.

La IX Asamblea, año 2011, nos llevó a Cáceres pero en esa ocasión, desafortunadamente, mi participación fue escasa.

La X Asamblea, año 2012, me pilló con la construcción del nuevo edificio paralizada y yo pidiendo dinero a la lista Forbes, por lo que no pude aprovechar la visita a Las Palmas de Gran Canaria.

La XI Asamblea se celebra en Cádiz y la proximidad de un puente festivo me "obligan" a acudir.
 Hay que agradecer a  los miembros de la ejecutiva: José Antonio Naranjo, de Granada (presidente) , Víctor López, de Cáceres (vicepresidente), Pello Urkudi, de Donosti (secretario) y María José Fernández, de la Complutense (vocal) el trabajo realizado para que la Asamblea tenga una serie de temas que discutir.
A los tres primeros los conozco de la primera Comisión Permanente en la que yo entré. Cuando analizamos lo que ha ocurrido en estos cuatro años, pensamos que a pesar de la crisis, de la dependencia autonómica, seguimos teniendo elementos comunes que hablar y que la Conferencia de Decanos ha avanzado en un funcionamiento reivindicativo y de mejora de la calidad de la enseñanza que ofrecemos.