Educar en la felicidad

Con motivo de una conferencia en el marco de la Cátedra de Innovación Educativa "Colegio Juan de Lanuza", debía presentar a Patricia Ramirez Loeffer, con la que descubrí que comparto dos pasiones: la radio y la utilización de Internet para comunicar.

Se me ocurrió hacer una comparación entre los mass- media con tiempo limitado (radio, tv,..) frente a la escuela con un horario menos rígido. Igualmente, analizar las diferencias entre el feed back con el público en la radio y en la escuela.
Señalé que: 
En la educación,  nuestra programación es expansiva: el tiempo es casi como una goma, se alarga, se acorta con flexibilidad. En cambio, en los medios de comunicación, en la radio, en la TV los tiempos están muy ajustados.

Pero también hay diferencia en el feed-back: En la escuela, en la universidad, vemos las caras de nuestros oyente: Caras de sorpresa, de indiferencia, o de incomprensión y podemos ajustar el mensaje, el discurso.
 En los mass-mediaa, el interlocutor no interviene o lo hace de forma diferida.

La conferencia la título: "Educar en la felicidad"

 El tema ha sido tratado con anterioridad en el blog:

La publicación  "Aulas Felices" de Ricargo Arguis y su grupo Sati , cuyo índice consta de los siguientes apartados para trabajar en clase:

1)      Sabiduría y conocimiento (Creatividad, Curiosidad, Apertura mental, Amor por el Aprendizaje y Perspectiva)
2)      Coraje (Valentía, Perseverancia, Integridad y Vitalidad)
3)      Humanidad (Amor, Amabilidad e Inteligencia social)
4)      Justicia (Ciudadanía, sentido de la justicia y Liderazgo)
5)      Moderación (Capacidad de perdonar, Modestia, Prudencia y Autocontrol)
6)      Trascendencia ( Apreciación de la excelencia y de la belleza, Gratitud, Esperanza, Sentido del humor y Espiritualidad)

También la visita del profesor Masuo Koyasu Kyoto University, Japan

Influences of optimism-pessimism and positive orientations on the sense of happines

Personalmente: cuándo me encuentro mal,  me voy al cine o comienzo la lectura de una novela.

Pienso que la felicidad consiste en conformarse con lo que se tiene.
En no esperar más de lo que se obtiene. Porque debemos tener expectativas, mirar el horizonte
pero éstas no deben generarnos ansiedad porque de ese modo no podremos rendir suficientemente.

 Patricia Ramírez dió respuesta a este comentario y a las cuestiones que se ha planteado para esta sesión
¿Te has preguntado qué necesita tu hijo para ser feliz? ¿Cuáles son

los signos de  felicidad y bienestar en los niños? ¿Qué valoran de ti y qué necesitan?

Autonomía (2013)

Hace 27 años decía:

Hay que tender a que las relaciones entre la generación adulta y la generación joven adquieran un carácter democrático puesto que las actitudes autoritaria y paternalista generan dependencia y subordinación.

Hemos pasado del autoritarismo del franquismo que impregnaba la fábrica, la familia, la escuela y la sociedad al paternalismo, a la sobre-protección del hijo único (porque la economía está fatal, porque hay que trabajar para poder pagar la hipoteca, porque nos hemos casado tarde y tenemos que disfrutar como pareja, etc.)

Y claro el hijo único lo tiene todo, además sin mucho esfuerzo porque no tiene que pelearlo con el resto de hermanos, porque "si puedo, se lo doy".

Ya en otra ocasión me revelaba frente a ese proteccionismo que coloca en el mismo saco tanto a los niños explotados de la ciudades sudamericanas, como a los niños de la burguesía europea (aunque sea la del pequeño comerciante o del funcionario). 

Entre todos, hemos ido construyendo una ciudadanía que piensa que sus derechos son privilegios y que para obtenerlos no es necesario la lucha y el esfuerzo. La lucha contra la dictadura del capitalismo y de los mercados y el esfuerzo frente a la tiranía de la pereza de la humanidad. 

La ganadería es más descansada que ir de caza pero es necesario realizar el esfuerzo para conseguir domesticar al animal.

Frato, dibuja un anciano que le pregunta a una niña:
- ¿Y tus padres, no te acompañan?
- No, me quieren tanto que me dejan ir sola.

El miedo, ese sentimiento que nos inyectan por la televisión y los mass-media, nos impide que podamos dejar autónomos a nuestros hijos.
 ¿Luego, como votarán estos futuros ciudadanos sino disponen de una buena campaña propagandística? 

Juego e Investigación

A veces, los colegas dicen que hay que reservar la palabra investigación para las auténticas, la que hacen los universitarios, las que se pagan con fondos públicos de I+D+I . Dicen que lo otro son estudios, análisis, proyectos, innovaciones, vamos cosas de menor importancia.
Pero ya en cierta ocasión, señalaba como las personas adultas, esas que están en los últimos lugares según el informe que se ha encargado de difundir el Ministerio dos días antes de la aprobación de la LOMCE por el Congreso de los Diputados, indicaban que con sus estudios investigaban sobre los orígenes de las costumbres en su localidad, de las plantas, de la fauna, etc.

Las palabras de Tonucci, señalan que investigar no es sólo de sabios y además es divertido porque se aprende que también  es divertido, aunque algunos se empeñen en hacerlo aburrido.

"El juego libre y espontáneo del niño guarda parecido con las experiencias más elevadas y extraordinarias del adulto, como la de la investigación científica, la exploración, el arte o la mística, en las que el hombre se enfrenta a la complejidad y vive la experiencia del placer". (Peligro, niños. p.87)

Por otra parte, Perkins, profesor en la Universidad de Harvard, propone que para evitar el abandono de los chicos de la escuela:

"Reformularía el currículo para que fuera más relevante para sus vidas y reformaría los procesos de aprendizaje para una comprensión completa. Los estudiantes no son estúpidos. Ellos ven que gran parte de lo que les enseñan no va a ser importante en sus vidas."

Psicología del aprendizaje en el aula

Comencé a leer el libro "¿Por qué a los niños no les gusta ir a la escuela?" por intentar dar respuesta a esos padres que se preocupan cuando su hijo le dice el domingo por la tarde que empieza a doler la "tripa", por la noche se levanta con pesadillas y a la mañana siguiente casi no puede levantarse, aunque el sábado y el domingo, lo hizo a las siete o las ocho A.M.

Pero ya en el primer capítulo, vislumbre que el libro me aportaba mucho más porque por primera vez, había encontrado un psicólogo: (Willingham) que decía:

"Cuando los científicos cognitivos estudian la mente, aislan los procesos mentales (por ejemplo, la memorización o la concentración) en el laboratorio para facilitar su estudio. Pero los procesos mentales no están aislados en el aula, todos operan simultáneamente y, con frecuencia, interactúan de formas difíciles de predecir." (p.13)


Así, que su lectura me ha proporcionado conocimientos acerca de la motivación y la atención, la memoria de trabajo y la memoria a largo plazo, el aprendizaje de conocimientos factuales, aprendizajes significativos y memorísticos, reglas nomotéticas, emociones y aprendizaje, reflexión y aprendizaje, abstracción y transferencia, repetición y ejercitación, práctica y entrenamiento, etc.

Todo ello pensando en las implicaciones que tiene para el desarrollo del proceso de enseñanza - aprendizaje que es de lo que nos ocupamos los didáctas.


"En este libro se analizan temas muy variados con dos objetivos principales y directos, pero complejos: explicarle cómo funciona el cerebro de los alumnos y ayudarle a utilizar ese conocimiento para ser mejor enseñante" (p.15)