¿Consideras poesía (Literatura) la nueva corriente literaria en las RRSS?

No soy partidario de las celebraciones del “Día mundial de…” o “Jornada para el recuerdo / la conmemoración de…” porque es restringir la temática de ese acontecimiento a un día señalado. Salvando las distancias, sería equiparable al espíritu navideño, que en muchos casos desaparece cuando el envoltorio del regalo de turno se separa para siempre de su objeto.

El déficit con la poesía que tiene la actual sociedad merece no sólo un día, sino un tiempo de cada día. Afortunadamente las redes sociales están haciendo resurgir nuevos formatos de poesía, la poética multimodal o literacidad lírica (Bordons de Porrata-Doria, 2016; Rowsell, Walsh & Castañeda, 2015)). Todavía queda trabajo por hacer, y no por publicar más o mejor, sino por hacer entender que la poesía va más allá del formato cerrado del papel que se recopila en poemarios cuya lectura es efímera. La poesía ha dado el salto a las RRSS y eso es ineludible reflexionar sobre cómo formar a los lectores de la poesía contemporánea. Sólo hace falta darse una vuelta por una red multimodal, como es Pinterest, para ver a través de sus miles de tableros dedicados a la poesía, cómo el impacto visual está transformando la percepción semántica de la poesía.


Es cierto que eta nueva poesía, en formato que no en esencia, es incómoda al sector más conservador de la lírica nacional. El coto cerrado que suponía la lectura de versos, reservados a un publico -por qué no, elitista, intelectualmente hablando- se ha abierto a través de autores como Luis García Montero, Benjamín PradoMarwan, Luis Ramiro, Diego Ojeda, Tyler Knott, Arkano, Nach… que se unen a los perfiles en Twitter de autores y autoras de poesía, muchos en el silencio del anonimato que vierten en Twitter su poesía en 140 caracteres. La Dra. Laura Borràs (UB e Institució de les Lletres Catalanes) acaba de publicar La literatura en un tuit (editorial Símbol), como símbolo de la transformación de formatos y percepciones literarias de la literatura. No se trata de volcar toda la literatura a Twitter, sino que las RRSS son el medio contemporáneo que más potencial puede ofrecer a los docentes (y no docentes) para la difusión y lectura de la literatura.


También encontramos grupos anónimos, como Acción poética, o instituciones como quienes han hecho más en los últimos años por la difusión de la poesía urbana (no confundir con grafittis) que muchas publicaciones e investigaciones. Si favorecemos una inserción natural de la poesía en la sociedad contemporánea no sólo estaremos fomentando la reconquista de un terreno, el lírico, que nunca debió de perderse, sino que estaremos fomentando una coeducación más allá de las aulas.

El cantautor uruguayo Jorge Drexler ya señalaba en 2014 que “los mejores poetas están en Twitter“, cuando esta red no se había adueñado de los medios de comunicación de forma masiva. Hoy ya nadie duda que la prosa vive una mayor difusión en las redes, donde han encontrado, además de un medio de difusión y publicidad, un lugar de encuentro con sus autores. Otros neopoetas utilizan Twitter como plataforma donde darse a conocer. ¿Qué sería del exitoso Blue Jeans sin su apuesta por Twitter? No es el único, puesto que Gemma Pasqual, una de las escritoras con mayor calado de la literatura catalana juvenil –gracias a Xènia-, no sólo emplea este medio, sino que ha provocado el incremento de lecturas en catalán en contextos sociolingüísticos adversos. En el mundo anglosajón, los autores de best sellers tienen gran acogida y actividad twittliteraria en la red, como en el ámbito nacional lo hacen Pérez-Reverte, Laura Gallego, Matilde Asensi, Isabel Allende, Rosa Montero, Almudena Grandes, Elvira Lindo, Albert Espinosa, ¿negamos la evidencia?


Recomiendo la lectura de Lehman (2016), Gregori (2014) y Taylor (2017), quienes dan muestra de cómo la poesía analógica está adaptándose ante los nuevos formatos para reproducirse, consolidarte y, lo más importante, no perecer en un mundo abocado a la comunicación transversal y global. Podemos interpretarlo como un rejuvenecimiento de la poesía a través de la red, pero lo que no podemos dejar de hacer es buscar los mecanismos para que las carencias lectoras y literarias de la sociedad sólo sean deficiencias sin una propuesta de resolución.

 

Artículos citados:

Lehman, D. (2016): Poetas análogos, tiempos digitales, en Revista de Estudios Literarios, 1, págs. 127-135. En pdf.

Taylor, Claire (2017): Entre “Born Digital” y herencia literaria: el diálogo entre formatos literarios y tecnología digital en la poética electrónica hispanoamericana, en Tropelias: Revista de teoría de la literatura y literatura comparada, 27, págs. 79-90.

Bordons de Porrata-Doria, G. (2016): Poesía contemporanea en el aula: experimentalidad, multimodalidad e interdisciplinariedad como formas de reflexión, creación y emoción, en Edetania: estudios y propuestas socio-educativas, 49, págs. 45-60. En pdf.

Rowsell, J., Walsh, M. & Castañeda, H. A. (2015): Repensar la lectoescritura para nuevos tiempos: multimodalidad, multiliteracidades y nuevas alfabetizaciones, en Enunciación, 1, págs. 141-150. En pdf.

Gregori, C. (2014): Digital Storytelling and Multimodal Literacy in Education, en Porta Linguarum: revista internacional de didáctica de las lenguas extranjeras, 22, págs. 237-250. En pdf.