Hai palabras que son azuis

Hai palabras que son azuis e algunhas reciben o nome de arquetipos. No simbolismo da súa definición baséase a forza desas palabras, que teñen un gran significado no imaxinario colectivo.

Por esa razón, ese vocabulario simbólico, ao igual que outros elementos do noso ADN cultural, constitúen un valioso material para imaxinar e inventar historias na escola.

Palabras azuis

El poder de la palabra

Al psicólogo Daniel Kahneman le fue concedido el Premio Nobel de Economía en 2002, a pesar de que no es economista. Pero en muchos de sus estudios investiga los caminos que seguimos al tomar decisiones. Y esas investigaciones han demostrado que son de vital importancia en estos tiempos, sobre todo en los aspectos económicos.

La fuerza de la narración es una evidencia, como ya escribí, pues el cerebro humano está hecho para contar y escuchar historias. Ahora bien, todas las historias se construyen con palabras. Y Kahneman ha comprobado que las palabras pueden determinar nuestros actos a través de los conceptos a los que se refieren.

Las palabras poderosas

Para la psicología, la antropología o la etnología, el imaginario popular constituye un campo repleto de tesoros simbólicos. Entre ellos se encuentran los arquetipos. Son estructuras psicológicas primarias e innatas que almacenan los contenidos de nuestras experiencias, y que originan la aparición de las imágenes culturales. En ese simbolismo se basa la fuerza de algunas palabras que tienen un gran significado en nuestro imaginario colectivo y en la educación. Esas palabras, al igual que otros elementos, constituyen un valioso material para inventar historias en la escuela.

Con el vocabulario anterior, por ejemplo, se puede empezar creando un título para una historia. Porque es posible nombrar las cosas antes de que la realidad exista. Dicen que de esa manera nació el universo: se nombraron las partes y después apareció todo.... Y hay libros enteros que semejan el desarrollo de un buen título: un largo viaje submarino, las aventuras en el país de las maravillas, la busca de una piedra filosofal, el lugar donde viven los monstruos

A memoria dos contacontos

Ninguén pode prometer que algunha historia vaia a darnos máis certezas ou unha verdade obxectiva. Así e todo, con elas recibiremos aquilo do que nace o romance, a traxedia e mais a comedia, algo que en si mesmo pode ofrecernos unha vida entretida e significativa. As historias servirán para que poidamos escoitar os contos de outros, que son tan comúns e orixinais como os nosos. E iso aínda perdura porque nós, animais que contamos contos, atopamos mediante as historias a mellor maneira de superar a nosa soidade e os nosos medos, de desenvolver a compaixón e de crear os fíos invisibles que unen ás xentes…

(vía Cristina Muñoa, de GTB-Sigrás-Blog de Quinto)

O conto popular é un supervivente

O conto popular sobrevive desde hai moito tempo. Cruzou os séculos e as xeracións, camiñou todas as terras e atravesou todos os océanos e mares, asimilando nunha perfecta simbiose as aportacións de centos de anónimos contadores de historias.

Neste sentido, a eterna Scherezade das mil e unha noites orientais, a imaxe da avoa mítica contadora de contos, tratou e cativou non só a un monarca que estaba psiquicamente enfermo. Tamén a todos os seus oíntes, máis tarde ós seus lectores, e agora, con outras funcións, atende e deleita aos usuarios da televisión, do cine e de Internet. Porque nos modernos medios está o seu novo público. Por esa razón, o investigador e escritor Antonio R. Almodóvar afirmou con claridade que o conto popular constitúe, sen ningunha dúbida, o modelo máis perfecto inventado pola humanidade para conseguir un texto infinito, un texto que diga e que explique todo, en cada tempo e en calquera circunstancia.

O conto popular é un supervivente, e por iso carece dunha verdadeira localización no espazo xeográfico. Son parte do patrimonio dos pobos, pero non de ningún pobo en particular. Por ese motivo, é difícil de imaxinar que exista unha versión única de cada conto. Hai moitas e diferentes.

Web oficial de A. R. Almodóvar

Secuencias narrativas básicas

Os heroes e as heroínas son personaxes que viven en mundos ordinarios, ás veces moi normais. Pero un día reciben unha invitación inesperada e todo cambia nese mundo. Ao principio, resisten e néganse a aceptar esa invitación recibida, incluso poden rexeitar os seus propios desexos. Mais un amigo ou un aliado anímaos e con eles atravesan unha primeira porta, pola que entrarán directamente nunha aventura soñada. Ou non…

En calquera caso, despois de cruzar esa porta inicial, aparecerán as probas, os inimigos e talvez máis aliados. Nun momento da historia, nun lugar escuro e afastado e perigoso, resolven certo enigma ou proba suprema. Así é como acadarán a súa recompensa. Aínda que, con toda probabilidade, serán perseguidos no seu camiño de volta, no seu regreso á casa e ao seu mundo ordinario.

Atravesarán entón a porta final da aventura, e resultarán transformados por esa mesma experiencia. Con todo, chegarán ao final desa historia, e chegarán coa alegría e a bendición dos seus, seguramente cun tesouro que favorecerá a súa nova vida. De feito, nada será como antes…

As secuencias dunha historia

Os contos son mapas do mundo

Os contos son mapas do mundo que facilitan as nosas viaxes ao redor dos libros e as historias. E resulta sabido que aquel que le, ao mesmo tempo que amplía o seu coñecemento, multiplica as súas horas.

No mundo dos contos populares o realmente importante é a viaxe mesma, a viaxe literaria na oralidade ou na lectura. Por iso, na escola serven para ampliar a vida, a nosa vida.

Unha posible tipoloxía dos contos como guías de viaxe sería a seguinte:

  • A viaxe marabillosa, asombrosa, extraordinaria ou prodixiosa.
  • A viaxe da vida, a travesía épica.
  • A viaxe de descubrimento, de exploración.
  • A viaxe redentora ou de salvación.
  • A viaxe alegórica e simbólica.
  • A viaxe de formación ou de peregrinación; tamén excepcional ou exótica.

Ideas digitales para la escritura

De los elementos de una historia ya hablamos en otro momento, e incluso volvimos a tratar ese tema desde un punto de vista digital. En las siguientes ideas, aunque de una manera distinta, esos elementos se transforman en los ingredientes de una cocina de las historias. En ese lugar imaginario, en esa cocina de la escritura, un viejo utensilio renace de las cenizas del tiempo: el caldero mágico, o de las historias.

Con la ayuda de Nani Lima se elaboró un modelo actualizado, que ya inventó muchos relatos de aventuras, como bien sabe Javier Monteagudo. Ese artefacto probó incluso su utilidad en el mundo digital, y los resultados fueron positivos. Sólo queda por decir que la música de esta presentación es de Balbarda, el grupo del amigo Javier. Por tanto, en el caldero mágico son siete los elementos que pueden originar un relato; así que…

El caldero de las historias

Pulsa aquí para ver el caldero en la pantalla completa.

Ginés Ciudad-Real es uno de los profesores responsables del blog Orientación Andújar, que ya un sitio de referencia en el mundo educativo. La inmensa cantidad de recursos que ofrece es sorprendente. Además, todos ellos son accesibles y gratuitos, como nos indican en la misma portada de acceso.

Ginés y Maribel Martínez Camacho se interesaron por algunos de los materiales e ideas para la creación de historias que aquí contamos. De manera especial, se sintieron motivados por las posibilidades de invención de historias mediante varios de nuestros artefactos para escribir. De hecho, trabajaron en algunos ellos y los adaptaron muy bien. Según me contaron, el esfuerzo valió la pena, ya que en pocas horas sus versiones del caldero mágico fueron descargadas un montón de veces, más que cualquier otro material. Para que luego digan, como el mismo Ginés me comentó, que estos temas interesan a poca gente. Por eso agradezco la atención y la difusión que gracias a ellos recibieron estas ideas. Tal vez las historias nunca puedan salvar al mundo, pero al menos seguirán haciéndose con la misma materia de los sueños…

  • Generador de cuentos infinitos: Su origen es el caldero mágico antes citado. Se trata de un generador de cuentos completamente editable en formato Excel. Una vez que tengamos el archivo abierto, se pueden cambiar cada una de las variables de la historia, añadiendo o quitando nuevas opciones y accediendo a la zona de edición. Solo hay que darle a F9 y se irán generando las diferentes posibilidades de cuentos.
  • 1001 cuentos para trabajar en el cole: A partir de unas variables que son diferentes para cada cuento. los niños tendrán que construir un cuento, que podrá ser individual o colectivo.
  • Nuevo generador de cuentos infinitos para primaria: Es la continuación del primer generador de cuentos, y al que complementa. Es totalmente editable pues también es un archivo Excel. Como en el modelo anterior, su finalidad es la escritura creativa de cuentos, la invención de infinitas historias.

Doscientos años de Grimm

Fue en el año 1812 cuando los hermanos Grimm publicaron el primer volumen de Cuentos para la infancia y el hogar. Por ese motivo, se celebra ahora el segundo centenario de su edición, al menos en los lugares donde esos cuentos dejaron su huella. La contribución de los hermanos Grimm al imaginario popular y a los cuentos tradicionales es innegable. En el origen de las historias siempre estará la memoria de su nombre: Blancanieves, La Cenicienta, Pulgarcito, Caperucita Roja o Hänsel y Gretel. Pero también Rapunzel, Las tres lenguas, El sastrecillo valiente, Los músicos de Bremen…

A pesar de las apariencias, en Educa con TIC los cuentos populares nunca han sido abandonados por los contenidos más tecnológicos. Por eso, me gusta reconocerne, mientras descubrimos de nuevo a Jacob y Wilhelm Grimm, en algunas entradas anteriores:

Aunque un poco antes de publicar esos posts, ya se editara otro acerca de estos relatos y otros blogueros: Los cuentos de Grimm, reseteados. Como lo que se cuenta en este último post sucedió hace ya tres años, que el tiempo pasa, es una alegría saber que en su 200 aniversario los hermanos Grimm no permanecerán en el olvido. Al menos no será así en el denominado Project Grimm 2012, un espacio en Facebook donde se quiere celebrar este centenario. Una de sus iniciativas consiste en contar cuentos del repertorio Grimm, que cada participante graba en vídeo y sube a un blog. Puesto que se trata de un proyecto de carácter europeo, son varios los idiomas del continente que usan los narradores, entre ellos el castellano y el catalán.

¿Quieres oír algunos de esos relatos? Ahora tienes la oportunidad. Y ten en cuenta que escuchamos historias para comprender a los demás, para aprender de nuestras relaciones. Las historias son una manera importante de recordar y aprender cosas. A menudo son el vehículo mediante el cual se manifiestan nuestras identidades y la pertenencia a diferentes grupos. Es una evidencia que gran parte del conocimiento de una sociedad se encuentra en sus historias…

Rapunzel, o Verdezuela: Había una vez un hombre y una mujer que vivían solos y desconsolados por no tener hijos, hasta que, por fin, la mujer concibió la esperanza de que Dios Nuestro Señor se disponía a satisfacer su anhelo…

Las tres lenguas: En Suiza vivía una vez un viejo conde que tenía sólo un hijo, que era tonto de remate e incapaz de aprender nada. Díjole el padre:
- Mira, hijo: por mucho que me esfuerzo, no logro meterte nada en la cabeza. Tendrás que marcharte de casa; te confiaré a un famoso maestro; a ver si él es más afortunado…

El sastrecillo valiente: No hace mucho tiempo que existía un humilde sastrecillo que se ganaba la vida trabajando con sus hilos y su costura, sentado sobre su mesa, junto a la ventana; risueño y de buen humor, se había puesto a coser a todo trapo…

+ Elementos de una historia

De los elementos de una historia ya hablamos en otro momento, e incluso volvimos a tratar ese tema desde un punto de vista digital. Ahora, aunque de una manera distinta, esos elementos se transforman en los ingredientes de una cocina de las historias. En ese lugar imaginario, en esa cocina de la escritura, un viejo utensilio renace de las cenizas del tiempo: el caldero. Y en él son siete los elementos que pueden originar un relato…

El caldero mágico o de las historias

Pulsa aquí para usar la pantalla completa.


As posibilidades dos contos on line

Os contos, como os contos marabillosos ou de encantamento, contribúen en boa medida ao desenvolvemento da aprendizaxe infantil. Os nenos, nos primeiros tempos da lectura, recoñecen unha estrutura sinxela e constante, o esquema narrativo, que lles permite a clasificación das situacións e a tipificación dos personaxes. Ademais, tamén lles facilita a comprensión da súa propia lingua e a ampliación do seu vocabulario. Así, cada neno, no seu propio desenvolvemento escolar, utilizará como lector e como aprendiz de escritor estes coñecementos para entender e recordar as historias.

Para os nenos, os contos e as historias son ventás que se abren ao mundo exterior. Os contos populares, por exemplo, séguense contando moito tempo despois de xurdir. Con eles, o mundo exterior énchese de grandes aventuras, de fermosos príncipes e de princesas heroicas. Pero tamén contan con ogros e monstros cos que se debe loitar para lograr comprender a realidade que nos rodea.

Talvez a moderna sociedade dixital vez poida favorecer o éxito dos novos formatos do libro nas novas xeracións. Ou quizais algunhas cousas avanzan con tanta rapidez que non somos capaces de percibir os cambios que aveciñan. En cambio, as historias e os contos aínda continúan mantendo o seu lugar na imaxinación. Por iso, grazas a moitos sitios web interactivos, os contos para nenos teñen agora uns escenarios máis amplos que facilitan a difusión das súas historias. Da literatura clásica dos contos populares á ficción actual da Literatura Infantil e Xuvenil, os nenos deste tempo dispoñen de máis posibilidades para seleccionar e para ver, para ler e para escoitar contos de todas as cores e lugares. En definitiva, a lectura de contos on line é outra das posibilidades da lectoescritura multimedia.

Por exemplo:en Mil e unha historias, ao redor dos contos populares, lendas e mitos. Pero hai moitísimos máis…

As posibilidades da lectura dixital