Acelerar el desarrollo económico de la nanotecnología

Invitado por Javier García Martinez a su interesante curso Nanotecnología - Soluciones y retos actuales, expuse algunas estrategias para acelerar en desarrollo de la nanotecnología.Una presentación prezi, para sistematizar las ideas fácilmente y "despertar" a la audiencia... absolutamente recomendable....prezi-player { width: 550px; } .prezi-player-links { text-align: center; }Estrategias
Publicado en Sin categoría

Acelerar el desarrollo económico de la nanotecnología

Invitado por Javier García Martinez a su interesante curso Nanotecnología - Soluciones y retos actuales, expuse algunas estrategias para acelerar en desarrollo de la nanotecnología.Una presentación prezi, para sistematizar las ideas fácilmente y "despertar" a la audiencia... absolutamente recomendable....prezi-player { width: 550px; } .prezi-player-links { text-align: center; }Estrategias
Publicado en Sin categoría

7 lecturas para pensar la educacion del 2020

Los últimos meses han sido de cierto movimiento. Largas horas desde y hacia aeropuertos, filas eternas en policías internacionales y una cabina aérea que pareciera ser siempre la misma como un “déjà vu” sin fin. Ese “off line” forzado es un estupendo tiempo para leer.

Aquí recomendamos 7 lecturas ‘aéreas’ que consideramos fundamentales para pensar en la educación de esta década. Son textos que cayeron en nuestro radar después de “Aprendizaje Invisible” pero que no queremos dejar escapar. En general son materiales que ofrecen valor porque conectan nodos entre innovación-tecnología-aprendizaje, además de articular muchos de los discursos que hoy están en el ambiente.

A quienes diseñan la educación de mañana les recomendamos no omitir estas siete lecturas imperdibles.

Una fotografía aérea de la educación con miras a futuro. Este primer texto ofrece un catálogo de verdades y un inventario de evidencias fundamentales.

+ Francisco, B., Hanna, D., & David, I. (2010). Educational Research and Innovation The Nature of Learning: Using Research to Inspire Practice. OECD.

“The rapid development and ubiquity of ICT, and its importance especially in the lives of young people, are re-setting the boundaries of educational possibilities and augmenting the role of non-formal learning. There is widespread disappointment, however, that heavy investments in computers and digital connections have not revolutionised learning environments whether because the investments have focused too much on technology and not enough on enhancing learning opportunities, or because critical thresholds of ICT use for education have not been reached.”

“Our societies and economies have experienced a profound transformation from reliance on an industrial to a knowledge base global drivers increasingly bring to the fore what some call “21st century competences” – including deep understanding, flexibility and the capacity to make creative connections, a range of so-called “soft skills” including good team-working [...] higher-order thinking skills are increasingly integral to the workplace of today and tomorrow. We need to learn to generate, process and sort complex information; to think systematically and critically; to take decisions weighing different forms of evidence; to ask meaningful questions about different subjects; to be adaptable and flexible to new information; to be creative; and to be able to identify and solve real-world problems“.

Un mapa de nuevas competencias en miras al 2020. Tras un análisis prospectivo de expertos (delphi) este estudio sintetiza 10 competencias fundamentales -de manera clara y operativa- que se puede considerar una ruta fundamental para re-pensar en nuevos perfiles profesionales.

+ Future Work Skills 2020 [pdf]. 2011. Institute for the Future for the University of Phoenix Research Institute. www.iftf.org

  • Sense-making: ability to determine the deeper meaning or significance of what is being expressed
  • Social intelligence: ability to connect to others in a deep and direct way, to sense and stimulate reactions and desired interactions
  • Novel and adaptive thinking: proficiency at thinking and coming up with solutions and responses beyond that which is rote or rule-based
  • Cross -cultural competency: ability to operate in different cultural settings
  • Computational thinking: ability to translate vast amounts of data into abstract concepts and to understand data-based reasoning
  • New media literacy: ability to critically assess and develop content that uses new media forms, and to leverage these media for persuasive communication
  • Transdisciplinarity: literacy in and ability to understand concepts across multiple disciplines
  • Design mindset: ability to represent and develop tasks and work processes for desired outcomes
  • Cognitive load management: ability to discriminate and filter information for importance, and to understand how to maximize cognitive functioning using a variety of tools and techniques
  • Virtual collaboration: ability to work productively, drive engagement, and demonstrate presence as a member of a virtual team.

Digital Turn. Dos texos que se complementan muy bien al sugerir qué hay detrás de estos nuevos alfabetismos, cómo entenderlos y estimularlos. Un debate básico para el aprendizaje en los tiempos digitales {+}.

+ Jones, B., & Goff, M. (2011). Learning to live with data deluge and what that means for educators. Teoría de la Educación: Educación y Cultura en la Sociedad de la Información, 12(1), 9–27.

+ Mills, K. A. (2010). A Review of the “Digital Turn” in the New Literacy Studies. Review of Educational Research, 80(2), 246.
La Universidad en Modo 2 (creación distribuida de conocimiento). Cuando la transición y desintermediación de la educación – a través de nuevos agentes y transacciones-  es innegable, es fundamental entender los qué, cómo y, por sobre todo, los por qué de esta transición que hoy enfrenta la Universidad en el siglo XXI.
+ Heimeriks, G., van den Besselaar, P., & Frenken, K. (2008). Digital disciplinary differences: An analysis of computer-mediated science and ‘Mode 2′ knowledge production. Research Policy, 37(9), 1602-1615. doi:16/j.respol.2008.05.012
+ Hofer, A. R., & Potter, J. (2010). Universities, Innovation and Entrepreneurship: Criteria and Examples of Good Practice [pdf]. OECD Local Economic and Employment Development (LEED) Working Papers.

Instrumentos (más flexibles) para evaluar el conocimiento y el aprendizaje (informal). Este trabajo titánico, escanea y compila un enorme panorama de países para entender quién y cómo se está implementando la validación y reconocimiento de conocimientos adquiridos en entornos informales. Fundamental para saber hacia dónde avanzar.

+ Werquin, P. (2010). Recognition of non-formal and informal learning: country practices [pdf]. Organisation de coopération et de développement économiques OCDE. Paris. [ppt]


Chile y la lucha por una educación pública, gratuita y de calidad

Los estudiantes y docentes de ese país reclaman “una educación como la argentina”, pero hasta el momento sólo recibieron como respuesta una brutal represión. Apoyados por diversos sectores sociales, redoblan la protesta con paro y movilización.

Desde principios de 2011, miles de estudiantes y docentes secundarios y universitarios chilenos vienen reclamando una reforma del sistema educativo, mayor financiamiento público y cambios en los requisitos de ingreso.

Jenny Assaél, investigadora del Observatorio Chileno de Políticas Educativas vincula los problemas actuales al proceso de privatización iniciado en los años 80. Las movilizaciones actuales son consideradas las más importantes desde la Revolución Pingüina de 2006.

En el país andino existe un fuerte debate sobre la institucionalidad de la educación superior, su reestructuración y la necesidad de un mayor financiamiento público.  Tras la crisis actual subyace un sistema educativo que se ha convertido en un campo de intereses económicos, con muchos sectores involucrados. Esta situación es producto de un proceso de privatización que comenzó en los años 80, en plena dictadura militar, y se consolidó por obra de los gobiernos socialdemócratas de la Concertación.

Antes de la década de los 80, el Estado chileno se hacía cargo de la educación, que en su 90 por ciento era pública. Hoy, las escuelas privadas, además de cobrar altos aranceles, tienen un sistema excluyente de elección de alumnos. Opera un Sistema de Medición de Calidad de la Educación (Simce), que mide el aprendizaje de los estudiantes de modo estandarizado.

Se trata de un sistema absolutamente segmentado, donde los colegios privados seleccionan a los alumnos con mayor nivel sociocultural y mejor rendimiento.

Además, los medios de comunicación chilenos promueven una fuerte campaña de prensa, cuyo objetivo es desprestigiar a los establecimientos públicos.

Según Assaél, la consecuencia de este sistema es que se pierde la democracia de lo público. “Lo interesante es poder compartir con otro distinto de mí; en general, el aprendizaje se produce cuando hay heterogeneidad”, dijo Assaél.

Hasta 1990, Chile tenía alrededor del 75 por ciento de educación pública. Actualmente, sólo se registra un 37 y se prevé es siga bajando en más de un 10 por ciento.

Un día antes de dejar su cargo, el dictador Augusto Pinochet promulgó la Ley Orgánica Constitucional de Educación (LOCE) para consolidar el proceso de privatización iniciado en los ’80. En 2009, tras las grandes movilizaciones estudiantiles, se hizo una reforma y la LOCE fue reemplazada por la Ley General de Educación (LGE), que, según Assaél,  terminó “siendo una ley peor que la anterior”.

Luego se sancionaron nuevas leyes complementarias, que clasifican a los colegios de acuerdo con sus rendimientos: otra vez la lógica de mercado para regular a través del premio, el castigo y el incentivo.

La especialista afirmó que “en Chile no existe educación superior gratuita”. Ocurre que las universidades públicas tienen que autofinanciarse, a través de la matrícula y aranceles que pagan los alumnos. Es cierto que hay un porcentaje de alumnos que reciben becas, pero es muy bajo.

Las universidades todavía reciben ciertos fondos públicos, pero éstos sólo permiten financiamientos básicos del 20 por ciento. Por tanto, las instituciones tienen que autofinanciarse, y lo hacen a través de la matrícula y los aranceles a los alumnos.

Los establecimiento públicos siguen siendo las más prestigiosos, pero allí no llegan los sectores populares, o los medios bajos, porque deben pagar un promedio de 5.500 dólares para costear cada ciclo lectivo.

En las manifestaciones, los estudiantes exhibían carteles con la leyenda “queremos una educación como la argentina”. Los jóvenes reclaman un sistema educativo público, gratuito y de calidad.

“Es increíble que los estudiantes de ese país quieran que la educación se parezca a la de acá cuando nos hemos cansado de escuchar que Chile era el modelo a seguir”, enfatizó la diputada nacional por el Frente para la Victoria y ex ministra de Educación bonaerense, Adriana Puiggrós.

La respuesta del gobierno del derechista Sebastián Piñera ante el reclamo ha sido una brutal represión con más de 800 detenidos y la criminalización de alumnos y docentes.

Sin embargo, la lucha sigue en pie. Los estudiantes chilenos ratificaron, junto a diversos actores sociales, la convocatoria a un paro nacional para este martes, con una manifestación por la principal arteria vial de Santiago, la Alameda.

“Esto es una demostración del apoyo que tiene nuestras demandas en la ciudadanía, pero también un emplazamiento al Gobierno a que entre en razón y dé una respuesta favorable a las demandas que se han levantado”, señaló en rueda de prensa Camila Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile.

El respaldo excede incluso las fronteras del país trasandino. La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) encabeza “un plan de apoyo y solidaridad”, que incluye el envío de una delegación para participar de la marcha de este martes.

08/08/2011

Tecnópolis de multitudes

La megamuestra ya recibió la visita de más de un millón de personas.

“Tecnópolis es una muestra de nuestra potencia. De lo que fuimos y de lo que somos capaces los argentinos cuando avanzamos por el camino del conocimiento”, anuncia uno de los carteles que flanquean la entrada de la exposición.

En el inmenso predio de 50 hectáreas se despliegan decenas de stands y pabellones de organismos del sistema científico, reparticiones públicas e industrias privadas de alta tecnología que nos sumergen de lleno en el presente y en el futuro. En la misma entrada se erige un modelo del lanzador de satélites que está planeando la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, el Tronador II, uno de las tantos proyectos que demuestra la capacidad tecnológica nacional.

La exhibición fue inaugurada el 14 de julio pasado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner mientras todavía se daban las últimas puntadas. Exigió desplazar 450m3 de tierra y 40.000 toneladas de escombros, tareas en las que se emplearon 2.000 trabajadores y 12.000 cooperativistas. Esta muestra es recorrida bajo tierra por ocho kilómetros de fibra óptica y, sobre la superficie, por un tren interno con dos kilómetros.

Tecópolis, que invita a recorrer 200 años de logros científicos argentinos, ya recibió la visita de más de un millón trescientas mil personas, según afirmó el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, Lino Barañao.

“Se trata de la feria tecnológica más grande que se haya hecho en la Argentina. Está centrada en la ciencia, la tecnología y el arte, e intenta mostrar que éstas aportan transversalmente a todas las disciplinas y también a la gestión pública”, dijo el funcionario.

Entre las innumerables atracciones que propone Tecnópolis, figuran un modelo de la “máquina de Dios”, un túnel dedicado a la biodiversidad donde están representados los distintos ecosistemas de la Argentina, tanques y aviones que fueron producto de la industria nacional, una “experiencia antártica” y un simulador de Fórmula 1 con pistas que fueron relevadas por satélite y permiten entrenar a pilotos.

También hay una exhibición del Observatorio Pierre Auger, de Malargüe, que explica cómo se detectan las partículas cósmicas de alta energía y tiene un planetario para ciegos donde muchos percibirán por primera vez una representación del firmamento.

“Fue una tarea faraónica: hace dos meses esto era un cañaveral y ahora es Disney -bromeó Barañao-. Es una obra extremadamente compleja. Creo que es algo inédito, nunca se hizo un esfuerzo tan grande para dar a conocer lo que nuestro país produce en ciencia y tecnología.”

Según el ministro, se planea que la muestra sea permanente y se convierta en un verdadero polo tecnológico: “Estamos trabajando sobre una estructura de cemento que tiene unos 30 años para instalar ahí la Fundación Sadosky y un complejo de empresas del software. Queremos que esto integre una nueva área de difusión de la ciencia, junto con el Museo Nacional de Ciencias Naturales y el que estará en el edificio de las ex Bodegas Giol, con exposiciones itinerantes, elaborar material didáctico para recorrer el país. Ya tenemos propuestas del [Museo] Smithsonian, de Washington, del British Council y del Deutsches Museum, en Alemania, para recibir asesoramiento y hacer intercambio de muestras.”

Además, el ministro adelantó que sería posible replicar la muestra en el interior del país. “Hemos pensado en hacer una conferencia itinerante. Estamos pensando qué tipo de exhibiciones se pueden concretar, ya sea en trenes o en camiones para llevar parte de esta muestra a las provincias”, reveló sobre el proyecto que pretende llevar Tecnópolis a las provincias.

La exposición, donde también se realizan espectáculos y conferencias dictadas por prestigiosos científicos, estará abierta hasta el 22 de agosto, de martes a domingos de 12 a 20 con entrada libre y gratuita. El programa diario puede consultarse en www.tecnopolis.mincyt.gob.ar .

En una columna de opinión en Página 12, titulada Bienvenida Tecnópolis, el científico argentino Adrián Paenza consideró que esta muestra constituye un “mensaje que no sólo se lo mandan a la comunidad científica, sino a la sociedad toda. Como si alguien estuviera diciendo: No sólo nos importan. Vengan y ayúdennos, porque sin ustedes ¡no se puede!”.

“La Argentina no puede crecer sin sus científicos. Podrá hacer algunos negocios, no necesariamente malos tampoco. Pero como país-país, no podrá avanzar sin producir su propia ciencia, básica y aplicada”, conluyó Paenza.

2/08/2011