Listado de revisores: Listado de evaluadores 2011

Como cada año, publicamos aquí el nombre de los profesionales que nos han ayudado con esta tarea.

  • Juan Carlos Martínez Coll, Universidad de Málaga, España
  • Josep Maria Fortuny, Universitat Autònoma de Barcelona
  • Gregoria Mateos-Aparicio Morales, Universidad Complutense de Madrid, España
  • Joaquim Anguas Balsera, Universitat Politécnica de Catalunya, España
  • Amparo Fernández March, Universidad Politécnica de Valencia, España
  • Francisco Pérez González, Universitat de València, España
  • Jesús María Alvarado Izquierdo, Universidad Complutense de Madrid, España
  • Isabel Barbero García, UNED, España
  • Salvador Ortiz Serrano, Universidad Autónoma de Madrid, España
  • José Luis García Cue, Colegio de Postgraduados, México
  • Matías Gámez Martínez, Universidad de Castilla La Mancha, España
  • Luis Hernández Ibáñez, Universidade A Coruña, España
  • Max Ugaz, Universidad San Martín de Porres, Perú
  • Ligia Estrada Vidal, Universidad de Málaga, España
  • José Elías Arcelles, Pontificia Universidad Católica del Perú
  • Joan Frigola Reig, Universidad de Barcelona, España
  • Antonio Leal Millán, Universidad de Sevilla, España
  • Gonzalo Díaz Meneses, Universidad Las Palmas de Gran Canaria, España
  • Sergio Moreno Gil, Universidad Las Palmas de Gran Canaria, España
  • Augusto Beléndez Vázquez, Universidad de Alicante, España
  • Alejandro Millán, Universidad de Sevilla, España
  • Meivys Páez Paredes, Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca”,  Cuba
  • Silvia Burset Burillo, Universitat de Barcelona, España
  • Mariona Grané i Oro, Universitat de Barcelona, España
  • Pere Marqués Graells, Universitat Autónoma de Barcelona, España
  • Pruden Gutiérrez Esteban, Universidad de Extremadura, España
  • Araceli Estebaranz García, Universidad de Sevilla, España
  • Domingo Gonzalez-Arjona, Universidad de Sevilla, España
  • Frida Díaz Barriga Arceo,  Universidad Nacional Autónoma de México, México
  • Sonia Lara Ros, Universidad de Navarra, España
  • Domingo Galiana Lapera, Universidad Miguel Hernández, España
  • Miguel Rebollo Pedruelo, Universidad Politécnica de Valencia, España
  • Francisco Manzano Agugliaro, Universidad de Almería, España
  • José Rojas Sola, Universidad de Jaén, España
  • Mariona Grané i Oro, Universitat de Barcelona, España
  • Carme Armengol Asparo, Universitat de Barcelona, España
  • Eloy José López Meneses, Universidad Pablo Olavide, Sevilla, España
  • Iolanda Bernabé Muñoz, Universitat Jaume I, Castelló, España
  • Almudena Moreno Mínguez, Universidad de Valladolid, España
  • Pedro Cuesta Morales, Universidad de Vigo, España
  • José Ignacio Aguaded Gómez, Universidad de Huelva, España
  • Jesús Romo Uriarte, Universidad País Vasco / EHU, España
  • José Raúl Rodríguez, Universidad de Sonora, México
  • Santiago Inzunza Cazares, Universidad Autónoma de Sinaloa, México
  • David Duran i Gisbert, Universitat Autònoma de Barcelona, España
  • Consolación López Fernández, Universidad de Cádiz, España
  • Pablo Fernández Berrocal, Universidad de Almería, España
  • Fernando Martínez Rodrigo, Universidad de Valladolid, España
  • Paloma Gil-Olarte Márquez, Universidad de Cádiz, España
  • Ricardo Flores-Fillol, Universitat Rovira i Virgili (URV) , España
  • Miquel Amador Guillem, Universitat Autònoma de Barcelona, España
  • José Vicente Novegil Souto, Universidad de Vigo, España
  • Félix Domínguez Barrero, Universidad de Zaragoza, España
  • Carlos Garcimartin Alférez, Universidad Rey Juan Carlos I, España
  • Alfonso Bustos Sánchez, Universidad Nacional Autónoma de México
  • Susana Gómez Carnero, Universidad de Vigo, España
  • Guillermo de la Torre Merino, Universidad Politécnica de Madrid, España
  • Silvia Blanch Gelabert, Universitat Autònoma de Barcelona, España
  • Ana Delgado García, Universitat Oberta de Catalunya, España
  • Encarnación Álvarez, Universidad de Granada, España
  • Rosaura Fernández Pascual, Universidad de Jaén, España
  • Emilio Álvarez Arregui, Universidad de Oviedo, España
  • Leonor Buendía Eisman, Universidad de Granada, España
  • Ana Ojanguren Sánchez, Universidad de Oviedo, España
  • Manuel Benito Gómez, Universidad del País Vasco
  • Asunción López-Varela, Universidad Complutense de Madrid
  • Ana Isabel Moro-Egido, Universidad de Granada
  • María Dolores Jano Salagre, Universidad Autónoma de Madrid
  • Francisco Manzano Agugliaro, Universidad de Almería
  • José Rojas Sola, Universidad de Jaén
  • Mariona Grané i Oro, Universitat de Barcelona
  • Dolors Capdet, Consultora e-learning independiente, Barcelona, España
  • Óscar M. Bonastre, Universidad Miguel Hernández, España
  • Manuela Alcañiz, Universidad de Barcelona
  • Mireia Sempere Tortosa, Universidad de Alicante
  • Ignacio M Palacio Martínez, Universidad de Santiago de Compostela
  • Isabel García Parejo, Universidad Complutense de Madrid
  • Javier Muñoz Basols, University of Oxford, Reino Unido
  • Reyes Llopis-García, Columbia University, Estados Unidos de América
  • Lourdes Villalustre Martínez, Universidad de Oviedo, España
  • Margarida Romero, ESADE, España
  • María José Luzón, Universidad de Zaragoza, España
  • Gabriel Pinto, Universidad Politécnica de Madrid, España
  • Ascensión Fernández López, Universidad Politécnica de Madrid, España
  • Gabriela Prego Vázquez, Universidade A Coruña
  • Joan Clifford, Duke University, Estados Unidos
  • Jesús Suárez García, Barnard College, Estados Unidos
  • Nila Vigil, Especialista en Educación Intercultural Bilingüe, Perú
  • Patricia Velasco, Queens College, CUNY, Estados Unidos

 

 

Publicado en Sin categoría

List of avaluators: 2011 Evaluators List

As each year, we publish here the name of the professionals that has help us with the articles' evaluation.

 

  • Juan Carlos Martínez Coll, Universidad de Málaga, España
  • Josep Maria Fortuny, Universitat Autònoma de Barcelona
  • Gregoria Mateos-Aparicio Morales, Universidad Complutense de Madrid, España
  • Joaquim Anguas Balsera, Universitat Politécnica de Catalunya, España
  • Amparo Fernández March, Universidad Politécnica de Valencia, España
  • Francisco Pérez González, Universitat de València, España
  • Jesús María Alvarado Izquierdo, Universidad Complutense de Madrid, España
  • Isabel Barbero García, UNED, España
  • Salvador Ortiz Serrano, Universidad Autónoma de Madrid, España
  • José Luis García Cue, Colegio de Postgraduados, México
  • Matías Gámez Martínez, Universidad de Castilla La Mancha, España
  • Luis Hernández Ibáñez, Universidade A Coruña, España
  • Max Ugaz, Universidad San Martín de Porres, Perú
  • Ligia Estrada Vidal, Universidad de Málaga, España
  • José Elías Arcelles, Pontificia Universidad Católica del Perú
  • Joan Frigola Reig, Universidad de Barcelona, España
  • Antonio Leal Millán, Universidad de Sevilla, España
  • Gonzalo Díaz Meneses, Universidad Las Palmas de Gran Canaria, España
  • Sergio Moreno Gil, Universidad Las Palmas de Gran Canaria, España
  • Augusto Beléndez Vázquez, Universidad de Alicante, España
  • Alejandro Millán, Universidad de Sevilla, España
  • Meivys Páez Paredes, Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca”,  Cuba
  • Silvia Burset Burillo, Universitat de Barcelona, España
  • Mariona Grané i Oro, Universitat de Barcelona, España
  • Pere Marqués Graells, Universitat Autónoma de Barcelona, España
  • Pruden Gutiérrez Esteban, Universidad de Extremadura, España
  • Araceli Estebaranz García, Universidad de Sevilla, España
  • Domingo Gonzalez-Arjona, Universidad de Sevilla, España
  • Frida Díaz Barriga Arceo,  Universidad Nacional Autónoma de México, México
  • Sonia Lara Ros, Universidad de Navarra, España
  • Domingo Galiana Lapera, Universidad Miguel Hernández, España
  • Miguel Rebollo Pedruelo, Universidad Politécnica de Valencia, España
  • Francisco Manzano Agugliaro, Universidad de Almería, España
  • José Rojas Sola, Universidad de Jaén, España
  • Mariona Grané i Oro, Universitat de Barcelona, España
  • Carme Armengol Asparo, Universitat de Barcelona, España
  • Eloy José López Meneses, Universidad Pablo Olavide, Sevilla, España
  • Iolanda Bernabé Muñoz, Universitat Jaume I, Castelló, España
  • Almudena Moreno Mínguez, Universidad de Valladolid, España
  • Pedro Cuesta Morales, Universidad de Vigo, España
  • José Ignacio Aguaded Gómez, Universidad de Huelva, España
  • Jesús Romo Uriarte, Universidad País Vasco / EHU, España
  • José Raúl Rodríguez, Universidad de Sonora, México
  • Santiago Inzunza Cazares, Universidad Autónoma de Sinaloa, México
  • David Duran i Gisbert, Universitat Autònoma de Barcelona, España
  • Consolación López Fernández, Universidad de Cádiz, España
  • Pablo Fernández Berrocal, Universidad de Almería, España
  • Fernando Martínez Rodrigo, Universidad de Valladolid, España
  • Paloma Gil-Olarte Márquez, Universidad de Cádiz, España
  • Ricardo Flores-Fillol, Universitat Rovira i Virgili (URV) , España
  • Miquel Amador Guillem, Universitat Autònoma de Barcelona, España
  • José Vicente Novegil Souto, Universidad de Vigo, España
  • Félix Domínguez Barrero, Universidad de Zaragoza, España
  • Carlos Garcimartin Alférez, Universidad Rey Juan Carlos I, España
  • Alfonso Bustos Sánchez, Universidad Nacional Autónoma de México
  • Susana Gómez Carnero, Universidad de Vigo, España
  • Guillermo de la Torre Merino, Universidad Politécnica de Madrid, España
  • Silvia Blanch Gelabert, Universitat Autònoma de Barcelona, España
  • Ana Delgado García, Universitat Oberta de Catalunya, España
  • Encarnación Álvarez, Universidad de Granada, España
  • Rosaura Fernández Pascual, Universidad de Jaén, España
  • Emilio Álvarez Arregui, Universidad de Oviedo, España
  • Leonor Buendía Eisman, Universidad de Granada, España
  • Ana Ojanguren Sánchez, Universidad de Oviedo, España
  • Manuel Benito Gómez, Universidad del País Vasco
  • Asunción López-Varela, Universidad Complutense de Madrid
  • Ana Isabel Moro-Egido, Universidad de Granada
  • María Dolores Jano Salagre, Universidad Autónoma de Madrid
  • Francisco Manzano Agugliaro, Universidad de Almería
  • José Rojas Sola, Universidad de Jaén
  • Mariona Grané i Oro, Universitat de Barcelona
  • Dolors Capdet, Consultora e-learning independiente, Barcelona, España
  • Óscar M. Bonastre, Universidad Miguel Hernández, España
  • Manuela Alcañiz, Universidad de Barcelona
  • Mireia Sempere Tortosa, Universidad de Alicante
  • Ignacio M Palacio Martínez, Universidad de Santiago de Compostela
  • Isabel García Parejo, Universidad Complutense de Madrid
  • Javier Muñoz Basols, University of Oxford, Reino Unido
  • Reyes Llopis-García, Columbia University, Estados Unidos de América
  • Lourdes Villalustre Martínez, Universidad de Oviedo, España
  • Margarida Romero, ESADE, España
  • María José Luzón, Universidad de Zaragoza, España
  • Gabriel Pinto, Universidad Politécnica de Madrid, España
  • Ascensión Fernández López, Universidad Politécnica de Madrid, España
  • Gabriela Prego Vázquez, Universidade A Coruña
  • Joan Clifford, Duke University, Estados Unidos
  • Jesús Suárez García, Barnard College, Estados Unidos
  • Nila Vigil, Especialista en Educación Intercultural Bilingüe, Perú
  • Patricia Velasco, Queens College, CUNY, Estados Unidos

 

 

Publicado en Sin categoría

List of avaluators: 2011 Evaluators List

As each year, we publish here the name of the professionals that has help us with the articles' evaluation.

 

  • Juan Carlos Martínez Coll, Universidad de Málaga, España
  • Josep Maria Fortuny, Universitat Autònoma de Barcelona
  • Gregoria Mateos-Aparicio Morales, Universidad Complutense de Madrid, España
  • Joaquim Anguas Balsera, Universitat Politécnica de Catalunya, España
  • Amparo Fernández March, Universidad Politécnica de Valencia, España
  • Francisco Pérez González, Universitat de València, España
  • Jesús María Alvarado Izquierdo, Universidad Complutense de Madrid, España
  • Isabel Barbero García, UNED, España
  • Salvador Ortiz Serrano, Universidad Autónoma de Madrid, España
  • José Luis García Cue, Colegio de Postgraduados, México
  • Matías Gámez Martínez, Universidad de Castilla La Mancha, España
  • Luis Hernández Ibáñez, Universidade A Coruña, España
  • Max Ugaz, Universidad San Martín de Porres, Perú
  • Ligia Estrada Vidal, Universidad de Málaga, España
  • José Elías Arcelles, Pontificia Universidad Católica del Perú
  • Joan Frigola Reig, Universidad de Barcelona, España
  • Antonio Leal Millán, Universidad de Sevilla, España
  • Gonzalo Díaz Meneses, Universidad Las Palmas de Gran Canaria, España
  • Sergio Moreno Gil, Universidad Las Palmas de Gran Canaria, España
  • Augusto Beléndez Vázquez, Universidad de Alicante, España
  • Alejandro Millán, Universidad de Sevilla, España
  • Meivys Páez Paredes, Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca”,  Cuba
  • Silvia Burset Burillo, Universitat de Barcelona, España
  • Mariona Grané i Oro, Universitat de Barcelona, España
  • Pere Marqués Graells, Universitat Autónoma de Barcelona, España
  • Pruden Gutiérrez Esteban, Universidad de Extremadura, España
  • Araceli Estebaranz García, Universidad de Sevilla, España
  • Domingo Gonzalez-Arjona, Universidad de Sevilla, España
  • Frida Díaz Barriga Arceo,  Universidad Nacional Autónoma de México, México
  • Sonia Lara Ros, Universidad de Navarra, España
  • Domingo Galiana Lapera, Universidad Miguel Hernández, España
  • Miguel Rebollo Pedruelo, Universidad Politécnica de Valencia, España
  • Francisco Manzano Agugliaro, Universidad de Almería, España
  • José Rojas Sola, Universidad de Jaén, España
  • Mariona Grané i Oro, Universitat de Barcelona, España
  • Carme Armengol Asparo, Universitat de Barcelona, España
  • Eloy José López Meneses, Universidad Pablo Olavide, Sevilla, España
  • Iolanda Bernabé Muñoz, Universitat Jaume I, Castelló, España
  • Almudena Moreno Mínguez, Universidad de Valladolid, España
  • Pedro Cuesta Morales, Universidad de Vigo, España
  • José Ignacio Aguaded Gómez, Universidad de Huelva, España
  • Jesús Romo Uriarte, Universidad País Vasco / EHU, España
  • José Raúl Rodríguez, Universidad de Sonora, México
  • Santiago Inzunza Cazares, Universidad Autónoma de Sinaloa, México
  • David Duran i Gisbert, Universitat Autònoma de Barcelona, España
  • Consolación López Fernández, Universidad de Cádiz, España
  • Pablo Fernández Berrocal, Universidad de Almería, España
  • Fernando Martínez Rodrigo, Universidad de Valladolid, España
  • Paloma Gil-Olarte Márquez, Universidad de Cádiz, España
  • Ricardo Flores-Fillol, Universitat Rovira i Virgili (URV) , España
  • Miquel Amador Guillem, Universitat Autònoma de Barcelona, España
  • José Vicente Novegil Souto, Universidad de Vigo, España
  • Félix Domínguez Barrero, Universidad de Zaragoza, España
  • Carlos Garcimartin Alférez, Universidad Rey Juan Carlos I, España
  • Alfonso Bustos Sánchez, Universidad Nacional Autónoma de México
  • Susana Gómez Carnero, Universidad de Vigo, España
  • Guillermo de la Torre Merino, Universidad Politécnica de Madrid, España
  • Silvia Blanch Gelabert, Universitat Autònoma de Barcelona, España
  • Ana Delgado García, Universitat Oberta de Catalunya, España
  • Encarnación Álvarez, Universidad de Granada, España
  • Rosaura Fernández Pascual, Universidad de Jaén, España
  • Emilio Álvarez Arregui, Universidad de Oviedo, España
  • Leonor Buendía Eisman, Universidad de Granada, España
  • Ana Ojanguren Sánchez, Universidad de Oviedo, España
  • Manuel Benito Gómez, Universidad del País Vasco
  • Asunción López-Varela, Universidad Complutense de Madrid
  • Ana Isabel Moro-Egido, Universidad de Granada
  • María Dolores Jano Salagre, Universidad Autónoma de Madrid
  • Francisco Manzano Agugliaro, Universidad de Almería
  • José Rojas Sola, Universidad de Jaén
  • Mariona Grané i Oro, Universitat de Barcelona
  • Dolors Capdet, Consultora e-learning independiente, Barcelona, España
  • Óscar M. Bonastre, Universidad Miguel Hernández, España
  • Manuela Alcañiz, Universidad de Barcelona
  • Mireia Sempere Tortosa, Universidad de Alicante
  • Ignacio M Palacio Martínez, Universidad de Santiago de Compostela
  • Isabel García Parejo, Universidad Complutense de Madrid
  • Javier Muñoz Basols, University of Oxford, Reino Unido
  • Reyes Llopis-García, Columbia University, Estados Unidos de América
  • Lourdes Villalustre Martínez, Universidad de Oviedo, España
  • Margarida Romero, ESADE, España
  • María José Luzón, Universidad de Zaragoza, España
  • Gabriel Pinto, Universidad Politécnica de Madrid, España
  • Ascensión Fernández López, Universidad Politécnica de Madrid, España
  • Gabriela Prego Vázquez, Universidade A Coruña
  • Joan Clifford, Duke University, Estados Unidos
  • Jesús Suárez García, Barnard College, Estados Unidos
  • Nila Vigil, Especialista en Educación Intercultural Bilingüe, Perú
  • Patricia Velasco, Queens College, CUNY, Estados Unidos

 

 

5 años del blog "Ordenadores en el Aula": un PDF con todas las entradas

Hoy se cumplen 5 años del inicio de este blog llamado "Ordenadores en el Aula". Cinco años no son nada, pero representan en el actual contexto de la red mucho tiempo. En 2006, cuando escribí mi primer post, todavía el fenómeno de los blogs era poco conocido entre el profesorado, apenas se utilizaba el concepto de web 2.0, y las redes sociales aún no habían aparecido. Hoy, en 2011, el fenómeno

5 años del blog "Ordenadores en el Aula": un PDF con todas las entradas

Hoy se cumplen 5 años del inicio de este blog llamado "Ordenadores en el Aula". Cinco años no son nada, pero representan en el actual contexto de la red mucho tiempo. En 2006, cuando escribí mi primer post, todavía el fenómeno de los blogs era poco conocido entre el profesorado, apenas se utilizaba el concepto de web 2.0, y las redes sociales aún no habían aparecido. Hoy, en 2011, el fenómeno

Intervenciones para la Emergencia (Concurso OPPTA 2011-2012)

concurso OPPTAEl Observatorio Panamericano de Paisaje, Territorio y Arquitectura acaba de anunciar la apertura de la convocatoria del concurso OPPTA 2011-2012: Intervenciones para la Emergencia que se desarrolla entre Diciembre 2011 y Mayo 2012 (información actualizada aquí). Formo parte del jurado en el que también participan Giancarlo Mazzanti (Colombia), Derek Dellekamp (Mexico), Kazuo Iwamura (Japan), Raquel Barrionuevo (Peru) y Roberto Segre (Brazil).

El Concurso OPPTA 2011-2012 es una convocatoria internacional de ideas, lanzada de forma simultánea en 5 emplazamientos y bajo una temática común, para proponer soluciones a nivel técnico, territorial, infraestructural o arquitectónico.

En esta primera edición, el tema tratado es Intervenciones para la Emergencia, situando el escenario de la convocatoria en el continente Americano, afectado por sucesivas catástrofes, fenómenos naturales o antrópicos, acontecidos en los últimos dos años y aún pendientes de resolución.

Emplazamientos a concurso y estrategias:

  • Petrópolis. Estado de Río de Janeiro. Brasil (Cómo repoblar un tejido informal y un entorno de protección ambiental en mutua amenaza).
  • Puerto Saavedra. Región Araucanía. Chile (Cómo reciclar un territorio amenazado por el riesgo de catástrofes naturales)
  • San Cristóbal. Departamento de Bolívar. Colombia (Cómo gestionar el desarrollo integral de la habitabilidad en un territorio afectado por inundaciones ligadas al cambio climático)
  • Chimalhuacán. Estado de México. México (Cómo re-estructurar u tejido urbano resultado de procesos acelerados de urbanización irregular)
  • Cercado de Lima. Lima. Perú (Cómo regenerar un asentamiento no planificado amenazado por riesgos antrópicos)

El resultado del mismo, constituirá a su vez, un archivo documental para minimizar riesgos futuros y acelerar la capacidad de reacción en protocolos y planes de actuación, prevención y emergencia.

El concurso se estructura en dos etapas (reglamento):

- Concurso de Ideas. Concurso internacional abierto con participación de jurado en 5 emplazamientos a lo largo del continente americano. Se premiarán tres proyectos por emplazamiento.

- Debates Activos. Presentación de las propuestas premiadas por parte de los autores y sus equipos, en la que se les propone participar, entre otras, en dos actividades: la presentación pública de su concurso y la reunión en las Mesas de Proyectos, con agentes relacionados al posible desarrollo, gestión y financiación de las propuestas seleccionadas.

Intervenciones para la Emergencia (Concurso OPPTA 2011-2012)

concurso OPPTAEl Observatorio Panamericano de Paisaje, Territorio y Arquitectura acaba de anunciar la apertura de la convocatoria del concurso OPPTA 2011-2012: Intervenciones para la Emergencia que se desarrolla entre Diciembre 2011 y Mayo 2012 (información actualizada aquí). Formo parte del jurado en el que también participan Giancarlo Mazzanti (Colombia), Derek Dellekamp (Mexico), Kazuo Iwamura (Japan), Raquel Barrionuevo (Peru) y Roberto Segre (Brazil).

El Concurso OPPTA 2011-2012 es una convocatoria internacional de ideas, lanzada de forma simultánea en 5 emplazamientos y bajo una temática común, para proponer soluciones a nivel técnico, territorial, infraestructural o arquitectónico.

En esta primera edición, el tema tratado es Intervenciones para la Emergencia, situando el escenario de la convocatoria en el continente Americano, afectado por sucesivas catástrofes, fenómenos naturales o antrópicos, acontecidos en los últimos dos años y aún pendientes de resolución.

Emplazamientos a concurso y estrategias:

  • Petrópolis. Estado de Río de Janeiro. Brasil (Cómo repoblar un tejido informal y un entorno de protección ambiental en mutua amenaza).
  • Puerto Saavedra. Región Araucanía. Chile (Cómo reciclar un territorio amenazado por el riesgo de catástrofes naturales)
  • San Cristóbal. Departamento de Bolívar. Colombia (Cómo gestionar el desarrollo integral de la habitabilidad en un territorio afectado por inundaciones ligadas al cambio climático)
  • Chimalhuacán. Estado de México. México (Cómo re-estructurar u tejido urbano resultado de procesos acelerados de urbanización irregular)
  • Cercado de Lima. Lima. Perú (Cómo regenerar un asentamiento no planificado amenazado por riesgos antrópicos)

El resultado del mismo, constituirá a su vez, un archivo documental para minimizar riesgos futuros y acelerar la capacidad de reacción en protocolos y planes de actuación, prevención y emergencia.

El concurso se estructura en dos etapas (reglamento):

- Concurso de Ideas. Concurso internacional abierto con participación de jurado en 5 emplazamientos a lo largo del continente americano. Se premiarán tres proyectos por emplazamiento.

- Debates Activos. Presentación de las propuestas premiadas por parte de los autores y sus equipos, en la que se les propone participar, entre otras, en dos actividades: la presentación pública de su concurso y la reunión en las Mesas de Proyectos, con agentes relacionados al posible desarrollo, gestión y financiación de las propuestas seleccionadas.

¿Es posible la deriva en la época de la geografía digital?

serendepitorSe acaba de publicar el número 6 de Bostezo. Revista de Arte y Pensamiento con un dossier dedicado a Psicogeografía y Derivados, donde aparece un artículo que he preparado con Karla Brunet titulado ¿Es posible la deriva en la época de la geografía digital?. Este es el texto completo del artículo que también está disponible
en la web de la revista.

La geografía ha sido siempre una disciplina conflictiva, parte ciencia y técnica cartográfica, parte instrumento político. En la segunda mitad del siglo XX la geografía como representación de la subjetividad del territorio se relacionó con el mundo del arte y los movimientos alternativos de activismo político. Paradójicamente, el desarrollo y popularización de la tecnología digital han hecho comunes muchas de esas prácticas pero posiblemente con implicaciones políticas radicalmente contrarias.

La psicogeografía propuesta en los años cincuenta por el movimiento situacionista era una forma de explorar la ciudad, de hacer que las personas abandonasen sus caminos predilectos y sintieran el paisaje urbano desde otros puntos de vista. En este sentido, proponía perderse por la ciudad en relación a los otros y también a uno mismo, y de este modo encontrarse con nuevas situaciones, paisajes y vivencias sintiendo diferentes emociones al recrear un recorrido por lugares conocidos. La geografía del espacio urbano creada como forma de expresión artística ha quedado reflejada en diversas obras como, por ejemplo, en el Psychogeographic Map Of Venice (1957), de Ralph Rumney, donde el artista mezcla el collage de fotos, textos que crean una narrativa del lugar, un cuaderno de bitácora de la experiencia de la deriva con una estética similar a la de la fotonovela.

Hoy en día, los proyectos de cartografía artística trabajan de la misma forma que sus precursores del situacionismo pero utilizan herramientas más precisas. Lo que antes se realizaba con un cuaderno de notas y bolígrafo, ahora es realizado con grabadoras digitales, cámaras de fotos y video, dispositivos GPS, móviles o sensores fisiológicos. Los mapas contemporáneos intentan describir la experiencia de la deriva de una forma tan precisa que quizás están perdiendo el propio sentido del la deriva, al convertirse en un proceso cartesiano y controlado.

Diversos proyectos artísticos intentan hoy en día recuperar la noción de experimentar y sentir el lugar con la utilización de los medios digitales tanto para la captura del material subjetivo durante el recorrido como para la presentación de los resultados de estas experiencias, comúnmente mediante mapas online. Estos mapas varían desde representaciones de las subjetividades como los mapas emocionales de Christian Nold, a mapas más políticos y sociales como Map Kibera o más lúdicos como Ecocaching. Aunque presentan enfoques distintos, el objetivo de estos proyectos es similar a la idea de explorar la ciudad de los situacionistas.

En paralelo al surgimiento de estas prácticas artísticas, el desarrollo de las ciudades occidentales y sus necesidades de gestión dan lugar en la segunda mitad del siglo XX a las décadas doradas de la planificación urbanística, como una disciplina jerarquizada en manos de políticos, gestores y técnicos. La participación ciudadana en el diseño y la toma de decisiones es cada vez menor y circunscrita a cuestiones más irrelevantes. Esta época sacraliza la zonificación de usos en las ciudades, el desarrollo de los suburbios y los centros comerciales. Como consecuencia aumentan de forma drástica las necesidades de movilidad. El automóvil, primero en Estados Unidos pero después en Europa, se configura como la solución principal para los desplazamientos y la ciudad se piensa para facilitar la movilidad de los coches y sus conductores. Como resultado, los espacios públicos se convierten en meras rutas de tránsito.

El vaciado de los centros urbanos alcanza su máxima disfuncionalidad en los ochenta y noventa del siglo XX, lo que genera voces críticas que reivindican la participación ciudadana en la gestión urbana, una forma de urbanismo ‘de abajo arriba’. En la década del 2000, la explosión de la tecnología digital se convierte en un apoyo inesperado a la reivindicación de los espacios públicos. Inicialmente, la revisión crítica del espacio urbano a través de la tecnología surge como una forma de experimentación artística con prácticas de locative media con dispositivos móviles y GPS. El arte sale de Internet y de los espacios de exhibición y llega a la calle, al espacio público. Las posibilidades de coordinación que posibilitan los móviles y la mensajería SMS da lugar a los flash lobs, inicialmente a medio camino entre el juego y el arte para convertirse en cierto momento en una forma de protesta política.

En los últimos años, los móviles se han convertido en dispositivos de gran capacidad de cómputo dotados de GPS y mapas digitales que llevan camino de convertirse en herramientas cotidianas en la vida de la gente. En estos momentos, otro viejo tema de la investigación tecnológica y artística, como es la realidad aumentada, se está convirtiendo en una realidad comercial posibilitando la hibridación del espacio físico y digital de forma que es común obtener información digital contextualizada a la localización geográfica del usuario. Por tanto, en estos momentos vivimos en un espacio público ‘aumentado’ en el que las realidades física y digital se combinan. Nuestro uso de las calles ya no puede entenderse sin la influencia de la información digital que consumimos y producimos casi en tiempo real.

En este sentido, la psicogeografía nació como una forma de perderse en el espacio urbano con respecto a uno mismo y/o con respecto a los otros, una exploración de la ciudad desprovista de objetivos a priori. El mapa, en lugar de ser un instrumento de navegación, se convertía en un cuaderno de viaje. La disponibilidad de cartografía digital en dispositivos móviles hace hoy en día casi imposible la práctica de ‘perderse en la ciudad’, pero puede permitir nuevas formas de coordinación colectiva en tiempo real, procesos de autonomía en cierto modo similares a los generados por la deriva clásica.

Como contraposición a este ‘no perderse’, proporcionado por las tecnologías de geolocalización que nos acompañan en el día a día, surgen proyectos artísticos que con una gran carga de ironía pretenden que, de algún modo, nos sigamos perdiendo. Es el caso de la aplicación Serendipitor creada por Mark Shepard, en la que el usuario elige los puntos de inicio y destino y deja que la aplicación le proporcione rutas más o menos complejas para el recorrido. Es diferente a la deriva situacionista, dado que ahora seguimos una ruta por GPS para perdernos, podremos tomar fotos del camino y las publicamos en tiempo real en Internet compartiéndolas en nuestras redes sociales. O sea, nuestro perderse contemporáneo también se hizo cartesiano. ¿Podemos considerarlo una nueva ciberpsicogeografía o ya se alejó tanto de las ideas situacionistas que será mejor buscar otras nomenclaturas?

Referencias

BRUNO, G. Atlas of emotion : journeys in art, architecture, and film. New York: Verso, 2002.

DEBORD, G. Introduction to a Critique of Urban Geography. v. 2008: Les Lèvres Nues #6, Nothingness.org, 1955.

DEBORD, G. Theory of the Dérive. v. 2008: Bureau of Public Secrets, 1958.

GOLDSMITH, S. & ELIZABETH, L. (eds.). What We See: Advancing the Observations of Jane Jacobs. Oakland, California: New Village Press, 2010.

PUTNAM, R.D. Bowling Alone: The Collapse and Revival of American Community. New York: Simon & Schuster, 2000

¿Es posible la deriva en la época de la geografía digital?

serendepitorSe acaba de publicar el número 6 de Bostezo. Revista de Arte y Pensamiento con un dossier dedicado a Psicogeografía y Derivados, donde aparece un artículo que he preparado con Karla Brunet titulado ¿Es posible la deriva en la época de la geografía digital?. Este es el texto completo del artículo que también está disponible
en la web de la revista.

La geografía ha sido siempre una disciplina conflictiva, parte ciencia y técnica cartográfica, parte instrumento político. En la segunda mitad del siglo XX la geografía como representación de la subjetividad del territorio se relacionó con el mundo del arte y los movimientos alternativos de activismo político. Paradójicamente, el desarrollo y popularización de la tecnología digital han hecho comunes muchas de esas prácticas pero posiblemente con implicaciones políticas radicalmente contrarias.

La psicogeografía propuesta en los años cincuenta por el movimiento situacionista era una forma de explorar la ciudad, de hacer que las personas abandonasen sus caminos predilectos y sintieran el paisaje urbano desde otros puntos de vista. En este sentido, proponía perderse por la ciudad en relación a los otros y también a uno mismo, y de este modo encontrarse con nuevas situaciones, paisajes y vivencias sintiendo diferentes emociones al recrear un recorrido por lugares conocidos. La geografía del espacio urbano creada como forma de expresión artística ha quedado reflejada en diversas obras como, por ejemplo, en el Psychogeographic Map Of Venice (1957), de Ralph Rumney, donde el artista mezcla el collage de fotos, textos que crean una narrativa del lugar, un cuaderno de bitácora de la experiencia de la deriva con una estética similar a la de la fotonovela.

Hoy en día, los proyectos de cartografía artística trabajan de la misma forma que sus precursores del situacionismo pero utilizan herramientas más precisas. Lo que antes se realizaba con un cuaderno de notas y bolígrafo, ahora es realizado con grabadoras digitales, cámaras de fotos y video, dispositivos GPS, móviles o sensores fisiológicos. Los mapas contemporáneos intentan describir la experiencia de la deriva de una forma tan precisa que quizás están perdiendo el propio sentido del la deriva, al convertirse en un proceso cartesiano y controlado.

Diversos proyectos artísticos intentan hoy en día recuperar la noción de experimentar y sentir el lugar con la utilización de los medios digitales tanto para la captura del material subjetivo durante el recorrido como para la presentación de los resultados de estas experiencias, comúnmente mediante mapas online. Estos mapas varían desde representaciones de las subjetividades como los mapas emocionales de Christian Nold, a mapas más políticos y sociales como Map Kibera o más lúdicos como Ecocaching. Aunque presentan enfoques distintos, el objetivo de estos proyectos es similar a la idea de explorar la ciudad de los situacionistas.

En paralelo al surgimiento de estas prácticas artísticas, el desarrollo de las ciudades occidentales y sus necesidades de gestión dan lugar en la segunda mitad del siglo XX a las décadas doradas de la planificación urbanística, como una disciplina jerarquizada en manos de políticos, gestores y técnicos. La participación ciudadana en el diseño y la toma de decisiones es cada vez menor y circunscrita a cuestiones más irrelevantes. Esta época sacraliza la zonificación de usos en las ciudades, el desarrollo de los suburbios y los centros comerciales. Como consecuencia aumentan de forma drástica las necesidades de movilidad. El automóvil, primero en Estados Unidos pero después en Europa, se configura como la solución principal para los desplazamientos y la ciudad se piensa para facilitar la movilidad de los coches y sus conductores. Como resultado, los espacios públicos se convierten en meras rutas de tránsito.

El vaciado de los centros urbanos alcanza su máxima disfuncionalidad en los ochenta y noventa del siglo XX, lo que genera voces críticas que reivindican la participación ciudadana en la gestión urbana, una forma de urbanismo ‘de abajo arriba’. En la década del 2000, la explosión de la tecnología digital se convierte en un apoyo inesperado a la reivindicación de los espacios públicos. Inicialmente, la revisión crítica del espacio urbano a través de la tecnología surge como una forma de experimentación artística con prácticas de locative media con dispositivos móviles y GPS. El arte sale de Internet y de los espacios de exhibición y llega a la calle, al espacio público. Las posibilidades de coordinación que posibilitan los móviles y la mensajería SMS da lugar a los flash lobs, inicialmente a medio camino entre el juego y el arte para convertirse en cierto momento en una forma de protesta política.

En los últimos años, los móviles se han convertido en dispositivos de gran capacidad de cómputo dotados de GPS y mapas digitales que llevan camino de convertirse en herramientas cotidianas en la vida de la gente. En estos momentos, otro viejo tema de la investigación tecnológica y artística, como es la realidad aumentada, se está convirtiendo en una realidad comercial posibilitando la hibridación del espacio físico y digital de forma que es común obtener información digital contextualizada a la localización geográfica del usuario. Por tanto, en estos momentos vivimos en un espacio público ‘aumentado’ en el que las realidades física y digital se combinan. Nuestro uso de las calles ya no puede entenderse sin la influencia de la información digital que consumimos y producimos casi en tiempo real.

En este sentido, la psicogeografía nació como una forma de perderse en el espacio urbano con respecto a uno mismo y/o con respecto a los otros, una exploración de la ciudad desprovista de objetivos a priori. El mapa, en lugar de ser un instrumento de navegación, se convertía en un cuaderno de viaje. La disponibilidad de cartografía digital en dispositivos móviles hace hoy en día casi imposible la práctica de ‘perderse en la ciudad’, pero puede permitir nuevas formas de coordinación colectiva en tiempo real, procesos de autonomía en cierto modo similares a los generados por la deriva clásica.

Como contraposición a este ‘no perderse’, proporcionado por las tecnologías de geolocalización que nos acompañan en el día a día, surgen proyectos artísticos que con una gran carga de ironía pretenden que, de algún modo, nos sigamos perdiendo. Es el caso de la aplicación Serendipitor creada por Mark Shepard, en la que el usuario elige los puntos de inicio y destino y deja que la aplicación le proporcione rutas más o menos complejas para el recorrido. Es diferente a la deriva situacionista, dado que ahora seguimos una ruta por GPS para perdernos, podremos tomar fotos del camino y las publicamos en tiempo real en Internet compartiéndolas en nuestras redes sociales. O sea, nuestro perderse contemporáneo también se hizo cartesiano. ¿Podemos considerarlo una nueva ciberpsicogeografía o ya se alejó tanto de las ideas situacionistas que será mejor buscar otras nomenclaturas?

Referencias

BRUNO, G. Atlas of emotion : journeys in art, architecture, and film. New York: Verso, 2002.

DEBORD, G. Introduction to a Critique of Urban Geography. v. 2008: Les Lèvres Nues #6, Nothingness.org, 1955.

DEBORD, G. Theory of the Dérive. v. 2008: Bureau of Public Secrets, 1958.

GOLDSMITH, S. & ELIZABETH, L. (eds.). What We See: Advancing the Observations of Jane Jacobs. Oakland, California: New Village Press, 2010.

PUTNAM, R.D. Bowling Alone: The Collapse and Revival of American Community. New York: Simon & Schuster, 2000