¿POR QUÉ SEGUIMOS DISCUTIENDO SOBRE “IDEOLOGÍA DE GÉNERO”?

 

Quien expresa “ideología de género” tiene que indicar cuál. Se entiende por “ideología” su sentido más amplio: “ideas articuladas respecto de X”. “Idea” es el resultado de procesar de algún modo una serie de sensaciones, experiencias o situaciones. Y “X” será algo que podemos designar o describir de algún modo y que se refiera a un conjunto de situaciones o experiencias.

Por lo tanto, es fácil discutir sobre “ideología” sin saber de qué se está hablando.

Primero, la “X” puede ser un término que no todos usen igual. Supongamos que hablamos de “amor”: ahí ya empiezan las discusiones de qué situaciones vamos a considerar dentro del término. Algunos incluirán necesariamente al matrimonio, otros dirán que es irrelevante. Por ello, empezaría preguntando: ¿qué entendemos por “género”? A ver. Para muchos, “género” es igual que “sexo”, y para muchos otros, “género” es una forma de describir comportamientos sociales, mientras que “sexo” es una forma de describir diferencias biológicas. Es decir, no parten del mismo término, digamos que habrá “género-sexo” y género-social”. Ahí ya hay una discusión y un acuerdo por trabajar. Por mi parte, me inclino a diferenciar los términos, no tiene sentido emplear dos términos para el mismo referente, a menos que haya un cambio. “Género” es algo más que solo “sexo” o diferencias biológicas. Aunque también se puede argumentar que lo biológico determina el comportamiento y que mi “sexo” determina como me comporto. Pero este argumento nos lleva a reducir todo a que la “materia” determina “lo espiritual” finalmente. Es decir, es tan reduccionista que no podría ser argumentada por quienes defienden la existencia de dimensiones supra-naturales, como dios o espíritus.

En segundo lugar, existen diversos sentidos de “ideología” según como califiquemos a ese conjunto de ideas, que se supone, al menos, coherente y refiere claramente a X. Por ejemplo:

  • Si oponemos “idea” a “teoría”, entonces, podremos decir que la “ideología” no busca ser probada de una forma racional.
  • Si oponemos “idea” a “hecho”, diremos que la “ideología” buscar agregar un interés a la realidad. Cada quien podría usar “ideología” en un sentido que descalifique las ideas de otro.

En “ideología de género”, la descalificación es porque se opone “idea” a “certidumbre” (para algunos, “revelación”). Los otros tienen “ideología de género” porque no tiene la certeza o verdad. Lo extraño es que, desde el sentido inicial de “ideología”, nadie está libre de “ideología”. Todos portamos “ideologías”, incluso el que indica la ideología de otro.

(Mi ideología parte de vincular lo que expreso con lo que tiene efecto en las personas, es decir, “idea” es “pensamiento” entendido como la forma que aparece cuando se organizan las experiencias y se contrastan con lo que se percibe a lo largo del tiempo. E “idea” se opone, a mi entender, a toda experiencia sobre la que no se vuelve ni cambia, se opone a la inercia u ociosidad o conformismo, y, quizá, en el fondo, para mí, “idea” implica movimiento, renovación, dinamismo, proyección. Ah, entonces, para mí, “idea” se opone a “axioma” o a “verdad aceptada sin posibilidad de cambio ni adaptación”. No sé si mi ideología es buena, mejor, valiosa o demostrable. Lo que percibo es que me permite comprender otras ideologías, me permite rescatar lo útil y desplazar lo que pueda causar daño a otros. Y eso ayuda a que podamos vivir juntos. Disculpen, me aparté del tema. Regresamos, entonces.)

Ahora, si no explicamos todo lo anterior, que enumero:

  • el sentido de “ideología” que se adopta,
  • lo que entendemos por “idea” y a qué se opone y
  • lo que entendemos por “género” y qué situaciones lo incluyen o no,

entonces, lo que estamos haciendo no es conversar sino solo gritar a ver si es más fuerte mi ruido y los demás se callan, porque parece que todos gritamos de modos distintos.

Por si acaso, no descalifico al grito. El grito es expresión de una emoción o un sentimiento, que puede ser de temor o de rabia o de dolor. Hay que escuchar el grito y descubrir si lo que se hiere es esencial para la otra persona o es solo un intento de unos terceros por causar algún tipo de caos que los favorezca. Lo que quiero resaltar es que esta búsqueda de lo esencial no puede hacerse si no hay interlocutores, no hay criterios de acuerdo previos y ambas partes no ponen por escrito sus “ideas” de manera detallada y explícita de cómo deberían quedar las cuestiones. Y se deben detectar cuáles son las coincidencias para discutir solo sobre las diferencias y para sopesar los efectos de cada opción en cada persona involucrada.

¿Demasiado racional? Y además demasiada imaginación y sensibilidad, creo. Pero vivir juntos es ser racionales, imaginativos y sensibles, de otro modo, a la primera o segunda o tercera oportunidad se pierden las personas en sus “ideas” y se olvidan las personas mismas y… ya tuvimos de eso demasiado, y seguimos.

Concluyo en que la razón para seguir discutiendo el tema propuesto debe ser encontrar un acuerdo para vivir juntos. Si no se quiere discutir, entonces, realmente no se quiere vivir juntos. Y discutir no es gritar sino buscar la comprensión en sus dos sentidos: compartir lo que se siente y describir lo que sucede entre todos. Dicho de otro modo y para ir más allá de lo que he escrito: ya no habría que preguntarnos por qué seguimos discutiendo, sino cómo debemos discutir para seguir viviendo con libertad y dignidad.

Mark of the Vampire (MGM, R-1972). Photo (8" X 10").

 

 

 

 

 

 

Sinonimo.de, útil recurso para el aula de Lengua

Acabo de descubrir una fantástica herramienta que ya he testado y empleado en clase con muy buenos resultados. Se trata de Sinónimo.de, un buscador léxico-semántico para contribuir a combatir uno de los caballos de batalla en las aulas: la carencia de repertorio léxico entre nuestros alumnos.

Una de las principales ventajas que ofrece este recurso es que estructura la búsqueda de un término a partir de una búsqueda concreta es la presentación de los campos léxicos y semánticos del término buscado. En primer lugar, encontramos una agrupación por categorías semánticas. A continuación, aparecen todas y cada una de las definiciones que ofrece el término. A su derecha, se sugieren otros términos de la misma familia léxica así como locuciones y frases hechas que están relacionadas con nuestra búsqueda.

Además, si nos interesa compartir con nuestras RRSS la búsqueda realizada, podemos hacerlo a través de los botones de Facebook y Twitter, creando así un flujo informativo de alto interés para el alumnado, si es el caso. Una herramienta que esperemos que siga su crecimiento y mejora porque está llamada a ser de enorme utilidad a usuarios y amantes de la corrección y riqueza léxica.

¿Está la acentuación vista para sentencia (de muerte)? (Primera parte)

Con demasiada frecuencia asistimos a ejemplos a no seguir en el uso de la gramática y la ortografía en los medios de comunicación que, paradójicamente, han de marcar el nivel estándar de la lengua. Más allá de los constantes debates sobre el perjuicio o beneficio que causan los dispositivos móviles a la corrección del lenguaje está el modo en el que los usuarios emplean la lengua en sus conversaciones esporádicas. En ellas, no se suele regir una corrección automática, puesto que impera la velocidad a la revisión estilística y ortográfica. El problema viene dado cuando estos errores gramaticales se suceden en los medios de comunicación que siempre se han caracterizado por un comedido uso de la lengua.

Es grave presenciar cómo los topónimos se escriben con escandalosas faltas de ortografía, como en la imagen, en la que se muestra el topónimo Valladolid escrito con “y”, ¿nadie revisó ese texto?. En el vídeo posterior, ¿estarán en pie de guerra los segovianos (con v) por la falta clamorosa con su gentilicio mal redactado?

Fuente: Cadena SER

La confusión de preposiciones con formas verbales compuestas, algo que se reclama al alumnado escolarizado, también sucede en informativos de ámbito nacional:

Fuente: Cadena SER

En otras ocasiones, es el lenguaje publicitario el que alimenta este debate. Ante la libertad de creatividad, bien por la utilización de recursos literarios y lingüísticos, bien por la búsqueda de un impacto en la sociedad, parece no haber un control ortográfico en la producción de lemas y leyendas que busquen la atención del público. Lamentablemente, no llaman la atención a la corrección ortográfica:

Fuente: El País

En otro post analizaremos el uso del lenguaje en Twitter a cargo de los políticos, quienes son (o tendrían que ser) ejemplo porque son referencias informativas en las redes sociales. En la mayoría de los casos, los usuarios borran o vuelven a publicar tras su eliminación estos mensajes:

Confusión de la preposición “a” con el pretérito perfecto compuesto de indicativo (verbo auxiliar haber)

 

La confusión de “A ver – Haber” así como la eliminación de los signos de exclamación iniciales.

 

Si la Real Academia vigila el buen uso del castellano, podemos pensar que esta revisión es pasiva, puesto que no existe (ni se contempla) una política lingüística que vigile por el uso correcto de la lengua en los medios de comunicación. ¿Qué ocurriría si existiera una penalización por errores ortográficos en los medios de comunicación? Seguramente, se le daría al buen uso de la lengua la importancia que, a día de hoy, se está perdiendo.

Las competencias comunicativas desde el uso de la tecnología

Después de un intervalo mayor del que hubiésemos querido, vuelvo a poner a disposición de toda la comunidad educativa el blog. Han sido meses para recuperar el dominio después de un redireccionamiento no consentido que hoy, por fin, ha vuelto al lugar de donde no debía haberse ido. Agradecer las numerosas consultas que, a través de correo electrónico y, principalmente RRSS, han hecho llegar para volver a disponer de cuantos materiales se hallan en el blog.

Me gustaría compartir aquí alguna de las propuestas que hemos compartido con docentes y formadores en los últimos meses sobre el fomento de las competencias comunicativas mediadas por tecnología educativa en distintos ámbitos.

A finales de noviembre tuve la oportunidad de compartir en la Università di Roma – La Sapienza la experiencia de uso de la Pechakucha ante más de un centenar de docentes de ELE del país transalpino. En la ponencia DidácTICas activas para la adquisición léxico-semántica del español, vimos cómo el enfoque competencial -en especial el que hace alusión a la oralidad- obtiene resultados muy satisfactorios para docentes y alumnos cuando la tecnología media como facilitadora instrumental y metodológica.

Fruto de esta propuesta formativa, tuve la enorme suerte de poder compartir espacio de trabajo, colaboración e investigación con el Dr. José Rovira-Collado, del Departamento de Didáctica de la Lengua de la Universidad de Alicante, con quien expuse una profundización inicial de este proceso en una comunicación titulada “Aspectos de la Literacidad digital en el PLE lector” en el marco del XIX Congreso Internacional EDUTEC que tuvo lugar en la Universidad de Alicante. Los procesos de literacidad digital están presentes gracias a la revisión y actualización metodológicas que están surgiendo a partir de los nuevos formatos discursivos a través de los cuales nuestros alumnos no sólo usan la tecnología, sino que están abriendo la puerta a una múltiple narrativa trasmedia:

Esta multimodalidad discursiva, también llamada narrativa trasmedia, fue la base de las dos comunicaciones presentadas en el XVII Congreso Internacional de la Sociedad Española de Didáctica de la Lengua y la Literatura. LECTURA Y EDUCACIÓN LITERARIA que tuvo lugar en la Universidad de Extremadura. En la primera de ellas, titulada Oralidad y TIC en el desarrollo de la comprensión lectora y el trabajo por competencias se mostró la perspectiva de la oralidad y el uso de la tecnología educativa a través de la TIC como ya pudieron comprobar los docentes italianos en la ponencia anteriomente citada. En la segunda de las comunicaciones, titulada Literacidad multimodal en los procesos metaliterarios del ABP,  se analizaron las distintas posibilidades narrativas que ofrecen la literacidad digital para la representación de las narrativas trasmedia. La base de esta idea es que no sólo se trata de utilizar la tecnología como fin, sino que es su uso el que permite una significación polimórfica de cuantas representaciones permite la interpretación textual por medio de los distintos prismas que facilita el uso de las TIC.

Desde el punto de vista del enfoque de la Didáctica de la Lengua y la Literatura hemos de cambiar y ampliar el horizonte en cuanto a las múltiples y variables posibilidades de representación que ofrecen los nuevos mecanismos didácticos, con y sin TIC. Una cita del maestro Benedetti nos podría recordar la necesidad de cambio didáctico a fin de dotar a la DLL de la actualización a la que está abocada de forma inexorable:

“Cuando teníamos todas las respuestas, nos cambiaron todas las preguntas” (Mario Benedetti)

Formación del profesorado para la RESME


ideas incumplidas en toda mi existencia:

-       Formación inicial separada de la formación permanente
-       Interdisciplinariedad no se consigue.
-       Formación proporcionalmente distinta entre primaria y secundaria.
-       Buenas tardes. Agradecer a la RESME y a Ibercaja la oportunidad que me ofrecen para expresar mis ideas ante este numeroso y cualificado auditorio.
-        
1.- Historia de la formación de profesorado

Años 70 , respuesta a la Ley General de Educación: ciencias, ciencias humanas y lenguas.
Años 80: se añade Educación Especial y Educación Infantil

Años 90: Dar respuesta a la LOGSE: educación infantil, educación primaria, música, educación física, lenguas, audición y lenguaje, educación especial.

Años 2000: Respuesta a Bologna, se ha alargado de tres  a cuatro años

En Secundaria, un  Master Universitario del Profesorado de E.S.O., Bachillerato, FP, enseñanzas de idiomas, artísticas y deportivas de 60 créditos ha sustituido al protocolario CAP.




2.- Tres o cuatro años?
2.a. Magisterio
Pasar de cinco a tres años no era asumido por las Universidades, y por eso nuestra convergencia con Europa se redujo a Malta y Estonia. El resto de países, incluso los chovinistas franceses, optaron por el sistema anglosajón de Bachelor + Postdegree

En el caso de magisterio, estábamos en un proceso de reivindicación de equiparación con el resto de titulaciones por lo que quedarnos en tres años no era admisible. Así que nos pusimos muy contentos con los cuatro y su equiparación con el resto de titulaciones. NO con la convergencia europea.
Pero la convergencia con Europa hizo que pasáramos de unos títulos muy especializados (educación física, educación musical, lengua extranjera, pedagogía terapeútica y audición y lenguaje) a otros que se ajustaban a las etapas de educación infantil y educación primaria. Las especialidades de unos 90 créditos, las convertimos en menciones de 34 créditos.

2.b El Máster de Profesorado

Si bien la denominación no parece acertada porque se trata de una formación inicial y NO una formación especializada como corresponde tradicionalmente a los másteres; se trata de una formación que supera al olvidado y protocolario CAP.

La formación exige a los licenciados de todo tipo el ponerse a reflexionar sobre la trasmisión del conocimiento, la comunicación, las relaciones interpersonales, los destinatarios y sus formas de aprendizaje.
Además, lo hacen en conversaciones con sus iguales, en trabajos grupos que le exigen la duda y el cuestionamiento de sus ideas y de sus pensamientos metodológicos.

Es verdad que se enfrentan a modos distintos de cómo venían haciendolos durante su carrera y el cambio y la incertidumbre , siempre, produce desazón y desasiego.

3.Propuesta:


3.a. MIR EDUCATIVO SI O NO?

No, porque las realidades laborales de sanidad y educación son distintas y la tradición de los procesos de formación se han realizado de forma distinta.

El médico busca la especialización, mientras que en el magisterio se busca una persona generalista, flexible.
 
Por otra parte, es muy importante que la formación del profesorado se aloje en la Universidad, significa un reconocimiento social y académico y las realidades cambiantes y complejas no necesitan recetas y programas de autoayuda, sino capacidad de análisis y resolución de problemas.

3.b YO

Lo razonable hubiera sido mantener un maestro generalista durante 3 años y luego hacer una especialización de 2 años como en toda Europa.
En este Máster se podían introducir las prácticas supervisadas lo que reduciría el número de estudiantes que hacen prácticas que actualmente hacen unas enseñanzas muy onerosas.


En el caso de Secundaria, el 3+2 convertiría la formación didáctico-pedagógica en una duración más próxima a los maestros de educación infantil y educación primaria. ¿Por qué la formación profesional del profesorado de Secundaria debe ser un anexo a su formación académica mientras que para el maestro de primaria es la parte fundamental?

“Para enseñar, no basta con saber la asignatura”. Además de conocer la estructura del contenido, se precisa conocer cómo aprenden, como razonan los destinatarios.

Se necesita saber lo mejor posible el contenido para poderse ocupar de cómo están aprendiendo e interactuando.

Es como un discurso,  si te lo sabes de memoria puedes atender a enfatizar determinados mensajes, a observar cómo lo está escuchando el público.

4.METODOLOGIA:

Adaptada al siglo XXI. Tenemos una metodología del siglo XIX que no hemos adaptado al s.XXI y no me refiero solo a la cacharrería, al hardware, a la tecnología; sino a la complejidad del mundo actual.
Y no quiero señalar que no haya principios metodológicos que son útiles y universales pero es necesario adaptarlos.
La formación del profesorado debe ser:

4.a.Interdisciplinariedad:

La interdisciplinariedad es consustancial a la educación porque es el futuro. Un futuro en el que es necesaria la paz que procede de la justicia social, un futuro que no puede olvidar el pasado ni el presente y que necesita reflexionar sobre las implicaciones que se derivan de las tecnologías de la información y la comunicación para el ámbito educativo y formativo, para el ámbito social y para el ámbito de las relaciones interpersonales.

El método Contrastes de FAEA para la alfabetización ponía esta interdisciplinariedad en unas materias que no eran el clásico conocimiento del medio”, sino que la interdisciplinariedad venía liderada por las materias instrumentales: lenguaje y matemáticas.

“La lengua y las matemáticas  se convierten en las áreas transversales de un proceso que gira en torno a un centro de interés” (GARCIA&OLDRINI, 2002:250)

“...en el ámbito de las matemáticas se introdúcela multiplicación y la resolución de problemas utilizando operaciones de forma combinada”. (p.253)

4.b. Competencial:

Y no me refiero a las competencias señaladas para las enseñanzas básicas y universitarias.
Como estamos en la semana de la RESME, yo no soy matemático, Me gusta referirme a las 3X como complemento a las 3R (read, wRite, aRithmetic

Explorer, Expression, Exchange

- Capacidad de decisión, autonomía combinada con la capacidad de trabajar en grupo.