Los regalos de Navidad de Leer.es

¡Ha llegado la Navidad a Leer.es!

Aquí te dejamos algunos regalos para estos días.

Leer un cuento de Navidad
Conozcas ya o no la historia de esta niña a la que envían sus padres a visitar a su tía y regresa transformada, cualquier momento es bueno para ver y leer uno de nuestros clásicos: Mi tía Etelvina es un crack.

tia-etelvina

Jugar a los números
Aunque nos resulte extraño, la resolución de problemas requiere de creación y emoción para dar con la solución. El desarrollo de actividades lúdico-matemáticas potencia la capacidad de pensar en grupo y favorece la afición por las matemáticas. Juega con las matemáticas recreativas.

Jugar a las palabras
Si aceptas los retos de Arquilabra, el arquitecto de las palabras, puedes pasar un buen rato encontrando frases célebres, greguerías, haikús o refranes. Si lo que te gusta es combinar alfabéticamente las palabras, puedes jugar a Cosmolema con todas las palabras que están en el DRAE.

Crear tus postales navideñas
¿Qué instrumentos musicales navideños conoces además de la pandereta y la zambomba?¿Te atreves a crear tus propias postales navideñas ilustrándolas con estos instrumentos?

Visitar un museo
Un recorrido por distintas épocas a través de varios carteles publicitarios te llevará a aprender a mirar la publicidad con otros ojos. Entra en el Museo Virtual de Arte Publicitario.

Ver un documental sobre consumo
Una mirada crítica a lo que consumimos, la obsolescencia programada, el consumo responsable, el consumismo, pensar en las tres “erres” (reducir-reutilizar-reciclar) antes de comprar…son ideas sobre las que nos hace mirar este documental.

“All you need is blog”

Gunter-Edlinger-The-Beatles-142537

Crédito de la imagen

Cuando en 1967,  los cuatro melenudos de Liverpool -Paul, George, John y Ringo- cantaban All you need is love, nunca sospecharon que en 2012 otros cuatro cada vez menos melenudos de Bilbao -Marcos, Aster, Carlos y Gorka- siguieran cantando All you need is blog, con la que está cayendo… Con permiso de la campañía de telefonía e internet y de Fofito -el auténtico rey de la campaña publicitaria navideña de este año- nos apropiamos del eslogan porque  lo sentimos como nuestro.

trestizas

Y es aquí nos tenéis, después de un tiempo ya generoso, convencidos de que el blog es una gran herramienta para el aula, que posibilita un proceso de Enseñanza y Aprendizaje más autónomo, más personal, más enriquecedor y más creativo. Y en esas seguimos, aunque Twitter, Facebook, Moddle, Edmodo o Google Sites le sigan plantando cara y le sigan haciendo cosquillas en los pies de página. Nosotros seguiremos escribiendo con tres tizas mientras el cuerpo y, sobre todo, la mente aguanten.

No queremos que termine este año de crisis, recortes, deshaucios, congelaciones y desilusiones sin arrancaros una sonrisa y desearos toda la suerte del mundo en este nuevo año que va a comenzar -si los mayas lo permiten- y recordaros que esta sigue siendo vuestra casa, parte de vuestro claustro virtual, y que aquí tenéis unos amigos y unos compañeros que seguirán escribiendo y deseando responder a vuestros comentarios, cada vez que os asoméis a esta pequeña ventana educativa. Muchas gracias a todos y…

¡Feliz Navidad y próspero 2013!

Zorionak zorion eta urte barri on!

Tres Tizas (Marcos, Aster, Carlos y Gorka)


Felicitación con poema

Ilustración de Paola Senesi, vista en Pinzellades al món


Felices fiestas a todos desde aquí, con este poema de Luis López Anglada que me he encontrado en Poesía infantil i juvenil.



Receta para construir un nacimiento

Tomad papel de plata: haced un río
y colocad encina de él un puente;
fabricad un portal; ponedle enfrente
de papel y cartón un caserío.

Simulad la blancura del rocío
con un poco de harina y, suavemente
hacedla que descienda lentamente,
como la nieve cae, blanca de frío.

Colocad las figuras una a una,
la Virgen y José junto a la cuna
y en ella el Niño, en el pesebre echado.

Y si después que todo lo habéis hecho
sentís que hay una estrella en vuestro pecho,
es que está el Nacimiento terminado.

Callejeros Literarios: “el barrio de la alegría”



Hace ya unos cuantos años cantaba nuestro poeta urbano Joaquín Sabina, “vivo en el número siete, calle Melancolía./ Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría,/ pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía/ y en la escalera me siento a silbar mi melodía.” Pues… nosotros lo hemos podido coger, -tenemos bien guardado el billete- y ahora, silbando también nuestra melodía, somos un poco más felices porque en Callejeros Literarios hemos encontrado “nuestro barrio de la alegría”.
Cuando el curso pasado nos lanzamos a las calles, avenidas, glorietas y alamedas de nuestros pueblos y ciudades a buscar huellas de nuestros góngoras, cervantes, albertis o unamunos ninguno de los organizadores de Callejeros Literarios pensábamos que pudiésemos conseguir tanta felicidad. Callejeros es un proyecto que nos parecía muy hermoso. Ahora sabemos muy bien por qué. Gracias a todos los profesores y alumnos que habéis participado con vuestros callejeros, vuestros mapas, vuestras placas, vuestros vídeos ahora somos un poquito más felices. Descubrir con vosotros que la Literatura está viva, que está en la calle, que hay vida más allá del libro de texto ha sido un maravilloso descubrimiento. Gracias a vosotros y a Callejeros –lo queremos repetir muy alto- hemos podido sacar la Literatura a la calle, hemos podido hablar de tú a tú con Espronceda, con Lope, con Gabriel Aresti y hemos callejeado de la mano de Rosalía de Castro, Mariana Pineda, Ausiàs March o Rubén Darío… La Historia de la Literatura deja paso a la formación literaria…
Durante algunos meses hemos recorrido los principales encuentros educativos y blogosféricos para explicar este proyecto colaborativo porque creemos firmemente que es un trabajo por proyectos –no solo una actividad TIC- y pretende modestamente una renovación de la didáctica de la Literatura mediante la educación literaria del corazón: del tú a tú, del calle a calle, del verso a verso… Se preguntaba hace poco nuestro compañero si “la calle Valle-Inclán está alumbrada con luces de bohemia” o si “la calle Góngora ha de ser tortuosa y oscura”. No podemos saber cómo es una ciudad por el nombre que da a sus calles, pero sí podemos ayudar a descubrir a nuestros jóvenes alumnos que bajo esas viejas placas –muchas veces oxidadas- se esconden grandes nombres de nuestra Literatura y, sobre todo, grandes y hermosos textos que nos confortan, que nos alegran, nos entristecen, que nos ayudan a vivir…
Ser callejero literario engancha”, escribió uno de nuestros colaboradores y no nos hemos cansado de repetirlo. Desde que alzamos nuestros ojos buscando un nombre, un título, un personaje no hemos dejado de sorprendernos, de maravillarnos, de alegrarnos. Queremos contagiaros nuestra alegría estos días de luces de colores, de belenes y villancicos e invitaros a que visitéis nuestro barrio de la alegría: está lleno de preciosos callejeros donde la voz de nuestros poetas, escritores y escritoras más célebres se fusiona con la voz de maestros, profesores, niños y jóvenes que pasean, alegres, por sus calles. También queremos invitaros a que durante este nuevo y próspero año 2012 –así sea- os acerquéis sin miedo a vuestros callejeros -visitad la web de vuestro ayuntamiento- y preguntéis, indaguéis y escuchéis cómo os hablan Pablo Neruda, Roberto Bolaño o María Zambrano y os invitan a participar en la edición de Callejeros Literarios 2012 para que nuestro pequeño barrio se convierta en un auténtico himno a la alegría.

Más información:






¡MUCHAS FELICIDADES Y UN PRÓSPERO 2012!
BON NADAL I FELIÇ ANY NOU!
ZORIONAK ETA URTE BERRI ON!
PARABÉNS E UN PRÓSPERO 2012!

Callejeros Literarios: “el barrio de la alegría”



Hace ya unos cuantos años cantaba nuestro poeta urbano Joaquín Sabina, “vivo en el número siete, calle Melancolía./ Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría,/ pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía/ y en la escalera me siento a silbar mi melodía.” Pues… nosotros lo hemos podido coger, -tenemos bien guardado el billete- y ahora, silbando también nuestra melodía, somos un poco más felices porque en Callejeros Literarios hemos encontrado “nuestro barrio de la alegría”.
Cuando el curso pasado nos lanzamos a las calles, avenidas, glorietas y alamedas de nuestros pueblos y ciudades a buscar huellas de nuestros góngoras, cervantes, albertis o unamunos ninguno de los organizadores de Callejeros Literarios pensábamos que pudiésemos conseguir tanta felicidad. Callejeros es un proyecto que nos parecía muy hermoso. Ahora sabemos muy bien por qué. Gracias a todos los profesores y alumnos que habéis participado con vuestros callejeros, vuestros mapas, vuestras placas, vuestros vídeos ahora somos un poquito más felices. Descubrir con vosotros que la Literatura está viva, que está en la calle, que hay vida más allá del libro de texto ha sido un maravilloso descubrimiento. Gracias a vosotros y a Callejeros –lo queremos repetir muy alto- hemos podido sacar la Literatura a la calle, hemos podido hablar de tú a tú con Espronceda, con Lope, con Gabriel Aresti y hemos callejeado de la mano de Rosalía de Castro, Mariana Pineda, Ausiàs March o Rubén Darío… La Historia de la Literatura deja paso a la formación literaria…
Durante algunos meses hemos recorrido los principales encuentros educativos y blogosféricos para explicar este proyecto colaborativo porque creemos firmemente que es un trabajo por proyectos –no solo una actividad TIC- y pretende modestamente una renovación de la didáctica de la Literatura mediante la educación literaria del corazón: del tú a tú, del calle a calle, del verso a verso… Se preguntaba hace poco nuestro compañero si “la calle Valle-Inclán está alumbrada con luces de bohemia” o si “la calle Góngora ha de ser tortuosa y oscura”. No podemos saber cómo es una ciudad por el nombre que da a sus calles, pero sí podemos ayudar a descubrir a nuestros jóvenes alumnos que bajo esas viejas placas –muchas veces oxidadas- se esconden grandes nombres de nuestra Literatura y, sobre todo, grandes y hermosos textos que nos confortan, que nos alegran, nos entristecen, que nos ayudan a vivir…
Ser callejero literario engancha”, escribió uno de nuestros colaboradores y no nos hemos cansado de repetirlo. Desde que alzamos nuestros ojos buscando un nombre, un título, un personaje no hemos dejado de sorprendernos, de maravillarnos, de alegrarnos. Queremos contagiaros nuestra alegría estos días de luces de colores, de belenes y villancicos e invitaros a que visitéis nuestro barrio de la alegría: está lleno de preciosos callejeros donde la voz de nuestros poetas, escritores y escritoras más célebres se fusiona con la voz de maestros, profesores, niños y jóvenes que pasean, alegres, por sus calles. También queremos invitaros a que durante este nuevo y próspero año 2012 –así sea- os acerquéis sin miedo a vuestros callejeros -visitad la web de vuestro ayuntamiento- y preguntéis, indaguéis y escuchéis cómo os hablan Pablo Neruda, Roberto Bolaño o María Zambrano y os invitan a participar en la edición de Callejeros Literarios 2012 para que nuestro pequeño barrio se convierta en un auténtico himno a la alegría.

Más información:






¡MUCHAS FELICIDADES Y UN PRÓSPERO 2012!
BON NADAL I FELIÇ ANY NOU!
ZORIONAK ETA URTE BERRI ON!
PARABÉNS E UN PRÓSPERO 2012!

Microrrelato de Navidad

Ilustración de Fernanda Bragone

¡Feliz Navidad! Y que, como reza en la ilustración, el año que viene no nos falten esas pequeñas cosas que nos pueden hacer tan felices: los seres queridos cerquita, mucha alegría, buenas ideas, bellos sueños...y mucha salud para disfrutarlo.


Solsticio de invierno (José María Merino)

En el cielo del amanecer brillaba con fuerza aquel insólito lucero que la gente común contemplaba con asombro, pero el capitán sabía que era uno de los satélites de comunicaciones que permitían a su ejército mantener la supremacía en aquella guerra interminable
-Mi capitán- transmitió el cabo. -Aquí solo hay varios civiles refugiados, unos pastores que han perdido el rebaño por el impacto de un obús y una mujer a punto de dar a luz.
El capitán, desde la torreta del carro, observaba el establo con los prismáticos.
-Registradlo todo con cuidado.
-Mi capitán -transmitió otra vez el cabo-, también hay un perturbado, vestido con una túnica blanca, que dice que va a nacer un salvador y otras cosas raras.
-A ese me lo traéis bien sujeto.
-Mi capitán -añadió el cabo, con la voz alterada-, la mujer se ha puesto de parto.
-Bienvenido al infierno- murmuró el capitán, con lástima.
A la luz del alba, aparecieron en la loma cercana las figuras de tres camellos cargados de bultos y montados por jinetes de raras vestiduras, y el capitán los observaba acercarse, indeciso.
-Abrid fuego -ordenó al fin. -No quiero sorpresas.