(D)escribir con intención

(D)escribir con intención es el título de una propuesta de escritura que aúna humor, parodia y descripción. 
Desde hace tiempo, me preocupa la presentación progresiva de los contenidos curriculares. De ahí que, por ejemplo, en el caso de la descripción, la planificación sea la siguiente: En 1º de la ESO, vemos la descripción de personas (¿Y cómo es el? | Abecegrama) y sentamos las bases de esta modalidad discursiva ayudando a ampliar el caudal de adjetivos, mostrando la necesidad de escribir los textos siguiendo un orden y adoptando un punto de vista objetivo o subjetivo. En 2º, gana protagonismo la descripción de lugares (Mi calle) y se ahonda en los aspectos anteriores, para añadir el uso de los conectores espaciales. En 3º, se ve la descripción técnica de objetos y fenómenos y en 4º, la poética (descriptio puellae, locus amoenus).
Este año, he revisado la secuencia de la descripción técnica para 3º y, como el resultado ha sido bastante satisfactorio, he decidido compartirla. 
Pulsando en la leyenda de la imagen, entraréis en el material de clase.
Material de clase
Material de clase 

Y pulsando sobre esta otra, podréis leer una selección de las producciones de los alumnos. Son muy distintas entre ellas, pero comparten haber alcanzado el objetivo inicial: poner en relación dos objetos o realidades y, mezclando metáfora y humor, ofrecer otra mirada. Así, encontraréis granos que son erupciones, mocos que se convierten en cola, libros que abren puertas a otros mundos, tupperwares que son auténticas joyas… 

Si yo fuera un libro


Todo empezó con este enunciado: Imagina que un día recibes un mensaje en la cuenta de tu red social con unas fotografías tuyas cuyo origen desconoces. Explica cómo actuarías. Este fue el tema de redacción de la prueba de competencias básicas (3º ESO). Cuando corregí los textos, advertí que mis alumnos habían tenido bastantes problemas en la expresión de la hipótesis y que no habían sabido hacer bien la correspondencia entre las formas verbales (consecutio temporum). Algo había que hacer…
Mientras esto sucedía, tenía en mi agenda la tarea de programar actividades en torno a la lectura para conmemorar el Año Internacional de la Lectura, así que uní ambos propósitos en la actividad Si yo fuera un libro. Además de ser una buena excusa para conocer las preferencias lectoras de los alumnos, la tarea ha supuesto un auténtico ejercicio de escritura, por el esfuerzo estilístico que han hecho. Esfuerzo que ha consistido en “engordar” con matices las ideas principales usando recursos como los incisos, la enumeración o el alargamiento de la frase mediante la subordinación. No hemos estudiado la oración compuesta, quiero decir, que no les he hablado de la clasificación pero, intuitivamente, han tomado conciencia de estructuras complejas relacionadas, por ejemplo, con las oraciones subordinadas de relativo o con las subordinadas condicionales y temporales. 
Aquí tenéis una muestra de los trabajos:

siyofueraunlibro

_________________________________

Si yo fuera un libro


Todo empezó con este enunciado: Imagina que un día recibes un mensaje en la cuenta de tu red social con unas fotografías tuyas cuyo origen desconoces. Explica cómo actuarías. Este fue el tema de redacción de la prueba de competencias básicas (3º ESO). Cuando corregí los textos, advertí que mis alumnos habían tenido bastantes problemas en la expresión de la hipótesis y que no habían sabido hacer bien la correspondencia entre las formas verbales (consecutio temporum). Algo había que hacer…
Mientras esto sucedía, tenía en mi agenda la tarea de programar actividades en torno a la lectura para conmemorar el Año Internacional de la Lectura, así que uní ambos propósitos en la actividad Si yo fuera un libro. Además de ser una buena excusa para conocer las preferencias lectoras de los alumnos, la tarea ha supuesto un auténtico ejercicio de escritura, por el esfuerzo estilístico que han hecho. Esfuerzo que ha consistido en “engordar” con matices las ideas principales usando recursos como los incisos, la enumeración o el alargamiento de la frase mediante la subordinación. No hemos estudiado la oración compuesta, quiero decir, que no les he hablado de la clasificación pero, intuitivamente, han tomado conciencia de estructuras complejas relacionadas, por ejemplo, con las oraciones subordinadas de relativo o con las subordinadas condicionales y temporales. 
Aquí tenéis una muestra de los trabajos:

siyofueraunlibro

_________________________________

Las lenguas del instituto

El próximo día 21 de febrero se celebra el Día Internacional de la Lengua Materna, una inciativa de la UNESCO cuyo objetivo, entre otros, es promover la diversidad lingüística y cultural y el multilingüismo.
Aunque con cierto adelanto, con los alumnos de 3º de la ESO hemos realizado un trabajo en torno a las lenguas del instituto, que traigo a colación por si puede servir de idea a otros compañeros.
El trabajo es parte de la secuencia de las variedades de la lengua, que hemos desarrollado en dos fases. La primera ha consistido en la lectura y análisis de textos escritos y audiovisuales, al hilo de los cuales hemos comentado qué dicen –tema- y cómo lo dicen –recursos lingüísticos y estilísticos-. La carta de Jeni  es un excelente documento para abordar los vulgarismos, y los monólogos humorísticos o algunos vídeos, para estudiar las características del registro coloquial (vocativo, anacolutos, repeticiones léxicas, repeticiones sintácticas (paralelismos), diminutivos, comparaciones y metáforas hiperbólicas…).

La segunda fase es ya un clásico del proyecto La lengua y yo: el mapa lingüístico familiar. Se trata de abordar el estudio de las variedades geográficas desde una perspectiva cercana a los alumnos. Primero hemos elaborado el mapa lingüístico de aula y, posteriormente, cada alumno ha confeccionado el árbol lingüístico-familiar. Esta actividad hace que indaguen en sus orígenes, circunstancia que desvela historias de tránsito, que no son siempre amables.

Pero este año hemos dado un paso más y nos hemos adentrado en una investigación que, en la línea que propone ha UNESCO, pretende incentivar el respeto por la diversidad lingüística. El trabajo ha partido de la siguiente pregunta: ¿Cuántas lenguas se hablan en el instituto?

Primero, hemos elaborado conjuntamente una encuesta para conocer la lengua madre de los alumnos. Hemos conseguido que todos los estudiantes de ESO y bachillerato la respondan, gracias a la colaboración de los profesores del Departamento. Un grupo de alumnos ha realizado el recuento y la tabla con los resultados, un trabajo arduo, si se tiene en cuenta que hay más de 300 encuestas. Otro grupo ha hecho la representación gráfica de los mismos, con ayuda del profesor de Ciencias Sociales.  (ver documento)

La segunda parte de la investigación la han llevado a cabo en grupos de cuatro alumnos. Cada equipo ha tenido que elaborar un texto expositivo sobre las lenguas habladas en el instituto, a partir de los datos obtenidos y, además, investigar sobre la filiación familiar y el territorio de influencia de las lenguas. De esta forma, se han enfrentado a la redacción de dos textos expositivos elaborados con fuentes diversas. Para el primero, no han contado más que con una tabla estadística. Para la investigación acerca de las lenguas, les he recomendado dos enlaces (I, II), pero una vez más he constatado que es la Wikipedia la página a la que acuden como primera referencia. 
Antes de abordar la escritura de los textos, en clase hemos profundizado sobre la realidad lingüística peninsular y la expansión del español en el mundo, a partir de este documento-modelo que elaboré ex profeso. Hemos hecho la lectura en profundidad, usando las técnicas del subrayado, resumen y representación de ideas (mapa conceptual). Una vez resuelto el qué dice, nos hemos fijado en cómo lo dice. No les ha costado dar con las principales características (la objetividad y el orden, el uso de la modalidad enunciativa, empleo del presente…), porque han puesto en práctica lo aprendido en la primera fase. 
Con estos conocimientos, ya han podido redactar sus propios textos de forma autónoma. En todo momento, han podido consultar las pautas de trabajo y los modelos en el aula virtual. Hemos destinado tres horas de clase al trabajo en equipo, porque me interesa mucho seguir de cerca el proceso de escritura y, sobre todo, acompañar la consulta de fuentes digitales. 
La investigación ha culminado en una exposición en el pasillo de acceso a las aulas. Las láminas y los mapas expuestos han servido de material para la visita pedagógica que han realizado los alumnos de diversidad. Además, como algunos alumnos son miembros del equipo de redacción de la revista del centro han decidido incluir este trabajo en el próximo número, en forma de reportaje testimonial (estamos en ello). 
Ver documento de autoevaluación
__________________________________________


Para saber más:
Selección de textos para trabajar los registros: Cartas de amor
Lenguas en extinción (Canal Sur)

Las lenguas del instituto

El próximo día 21 de febrero se celebra el Día Internacional de la Lengua Materna, una inciativa de la UNESCO cuyo objetivo, entre otros, es promover la diversidad lingüística y cultural y el multilingüismo.
Aunque con cierto adelanto, con los alumnos de 3º de la ESO hemos realizado un trabajo en torno a las lenguas del instituto, que traigo a colación por si puede servir de idea a otros compañeros.
El trabajo es parte de la secuencia de las variedades de la lengua, que hemos desarrollado en dos fases. La primera ha consistido en la lectura y análisis de textos escritos y audiovisuales, al hilo de los cuales hemos comentado qué dicen –tema- y cómo lo dicen –recursos lingüísticos y estilísticos-. La carta de Jeni  es un excelente documento para abordar los vulgarismos, y los monólogos humorísticos o algunos vídeos, para estudiar las características del registro coloquial (vocativo, anacolutos, repeticiones léxicas, repeticiones sintácticas (paralelismos), diminutivos, comparaciones y metáforas hiperbólicas…).

La segunda fase es ya un clásico del proyecto La lengua y yo: el mapa lingüístico familiar. Se trata de abordar el estudio de las variedades geográficas desde una perspectiva cercana a los alumnos. Primero hemos elaborado el mapa lingüístico de aula y, posteriormente, cada alumno ha confeccionado el árbol lingüístico-familiar. Esta actividad hace que indaguen en sus orígenes, circunstancia que desvela historias de tránsito, que no son siempre amables.

Pero este año hemos dado un paso más y nos hemos adentrado en una investigación que, en la línea que propone ha UNESCO, pretende incentivar el respeto por la diversidad lingüística. El trabajo ha partido de la siguiente pregunta: ¿Cuántas lenguas se hablan en el instituto?

Primero, hemos elaborado conjuntamente una encuesta para conocer la lengua madre de los alumnos. Hemos conseguido que todos los estudiantes de ESO y bachillerato la respondan, gracias a la colaboración de los profesores del Departamento. Un grupo de alumnos ha realizado el recuento y la tabla con los resultados, un trabajo arduo, si se tiene en cuenta que hay más de 300 encuestas. Otro grupo ha hecho la representación gráfica de los mismos, con ayuda del profesor de Ciencias Sociales.  (ver documento)

La segunda parte de la investigación la han llevado a cabo en grupos de cuatro alumnos. Cada equipo ha tenido que elaborar un texto expositivo sobre las lenguas habladas en el instituto, a partir de los datos obtenidos y, además, investigar sobre la filiación familiar y el territorio de influencia de las lenguas. De esta forma, se han enfrentado a la redacción de dos textos expositivos elaborados con fuentes diversas. Para el primero, no han contado más que con una tabla estadística. Para la investigación acerca de las lenguas, les he recomendado dos enlaces (I, II), pero una vez más he constatado que es la Wikipedia la página a la que acuden como primera referencia. 
Antes de abordar la escritura de los textos, en clase hemos profundizado sobre la realidad lingüística peninsular y la expansión del español en el mundo, a partir de este documento-modelo que elaboré ex profeso. Hemos hecho la lectura en profundidad, usando las técnicas del subrayado, resumen y representación de ideas (mapa conceptual). Una vez resuelto el qué dice, nos hemos fijado en cómo lo dice. No les ha costado dar con las principales características (la objetividad y el orden, el uso de la modalidad enunciativa, empleo del presente…), porque han puesto en práctica lo aprendido en la primera fase. 
Con estos conocimientos, ya han podido redactar sus propios textos de forma autónoma. En todo momento, han podido consultar las pautas de trabajo y los modelos en el aula virtual. Hemos destinado tres horas de clase al trabajo en equipo, porque me interesa mucho seguir de cerca el proceso de escritura y, sobre todo, acompañar la consulta de fuentes digitales. 
La investigación ha culminado en una exposición en el pasillo de acceso a las aulas. Las láminas y los mapas expuestos han servido de material para la visita pedagógica que han realizado los alumnos de diversidad. Además, como algunos alumnos son miembros del equipo de redacción de la revista del centro han decidido incluir este trabajo en el próximo número, en forma de reportaje testimonial (estamos en ello). 
Ver documento de autoevaluación
__________________________________________


Para saber más:
Selección de textos para trabajar los registros: Cartas de amor
Lenguas en extinción (Canal Sur)

Una carta muy especial

La noche de Reyes siempre es mágica. Son muchas las cartas que andan llenas de sueños, de deseos, de ilusiones… Al terminar el trimestre, quise expresar a mis alumnos mi mayor deseo para el 2012 (Que cada día seamos un poco mejores) y lo hice tras la lectura de esta carta de Joan Barril:

Señores Melchor, Gaspar y Baltasar:
Les esperaré esta noche con zanahorias, unas tazas de café y una copita. Si tienen a bien pensar que tal vez no he sido tan malo como algunos creen, humildemente les pido los siguientes deseos:




Que las bolsas del supermercado se abran a la primera y que el celofán del CD me salve las uñas.
Que pueda regresar algún día al Hispania, sin duda el mejor restaurante del mundo, con un Montecristo clase A.
Que la única banda sonora de lo que me queda de vida sea la música del azar.
Que sepamos siempre el hueco en el que hemos enterrado la ira, solo para no volver a pisarla nunca más.
Que sea tan excitante la pasión que ha de llegar como la pasión que algún día se extinguió.
Que el metro cuadrado jamás cotice en bolsa.
Que el último minuto de nuestra vida no sea balance sino antología.
Que las personas sean más importantes que aquello que creen pensar las multitudes.
Que las puertas de embarque de un aeropuerto no sean las puertas del infierno.
Que nos sea más fácil decir que nos hemos equivocado cuando acertamos en vez de mantener que tenemos razón cuando nos equivocamos.
Que la lengua solo sea la expresión del pensamiento y no la exclusión del pensamiento.
Que lo primero que se funda del Polo Norte sea el polo magnético y que de esa manera en la brújula no exista ni arriba ni abajo.
Que llamemos a una puerta amiga y, cuando nos pregunten “¿quién llama?“, poder decir “tú”.
Que los efectos del cambio climático acaben conduciendo a un clima de cambio.
Que las nuevas amistades lleguen con un ticket de compra por si se han de cambiar.
Que tengamos siempre presente que de la misma manera que nunca recordamos el momento de nuestro nacimiento, tampoco nunca olvidamos los momentos de nuestros renacimientos.
Que el espejo donde nos sentimos más atractivos sean los ojos de la persona que todavía ignora que algún día nos amará.
Que los periódicos continúen envolviéndolos bocadillos y que, a veces, nos olvidemos el pan en el plato.
Que no haya pecados por comisión sino por omisión. Que el arrepentimiento no venga de aquello que hemos hecho sino de aquello que algún día dejamos de hacer.
Que tengamos bien presente que solo con la muerte del orgullo podemos volver a reinventar el mismo amor.
Que nunca más nos tengamos que alegrar de la muerte de un dictador porque se ha extinguido la especie.
Que siempre duerman al pie de nuestra cama unos zapatos que no son los nuestros.
Que recordemos siempre el nombre de los que no tienen nombre y que nos olvidemos de cómo se llaman los poderosos.
Que la ropa interior sea más recuerdo que promesa.
Que todas las horas nos parezcan cortas de tan densas como van a ser.
Que cuando no sepamos qué decir no hayamos de recurrir a las palabras. Y que cuando no sepamos qué hacer no hagamos cosas de las que luego nos avergonzaremos.
Que la tinta regrese a la pluma si la palabra escrita no valía la pena ser escrita.

Tras la lectura, invité a los alumnos a escribir una carta sumando sus deseos, en un foro del aula virtual. Fue una propuesta voluntaria, que hoy comparto como un regalo muy especial.

Los recortes no podrán ni con las palabras, ni con los deseos. Deja el tuyo, si quieres.
__________________________________

Quizá te interese: Un sueño lleno de regalos | Calendariosss

Actualización: Locos bajitos (otra carta)
Actividades de final de trimestre: Noticias de libro | Cuentos navideños en Google Docs

Una carta muy especial

La noche de Reyes siempre es mágica. Son muchas las cartas que andan llenas de sueños, de deseos, de ilusiones… Al terminar el trimestre, quise expresar a mis alumnos mi mayor deseo para el 2012 (Que cada día seamos un poco mejores) y lo hice tras la lectura de esta carta de Joan Barril:

Señores Melchor, Gaspar y Baltasar:
Les esperaré esta noche con zanahorias, unas tazas de café y una copita. Si tienen a bien pensar que tal vez no he sido tan malo como algunos creen, humildemente les pido los siguientes deseos:




Que las bolsas del supermercado se abran a la primera y que el celofán del CD me salve las uñas.
Que pueda regresar algún día al Hispania, sin duda el mejor restaurante del mundo, con un Montecristo clase A.
Que la única banda sonora de lo que me queda de vida sea la música del azar.
Que sepamos siempre el hueco en el que hemos enterrado la ira, solo para no volver a pisarla nunca más.
Que sea tan excitante la pasión que ha de llegar como la pasión que algún día se extinguió.
Que el metro cuadrado jamás cotice en bolsa.
Que el último minuto de nuestra vida no sea balance sino antología.
Que las personas sean más importantes que aquello que creen pensar las multitudes.
Que las puertas de embarque de un aeropuerto no sean las puertas del infierno.
Que nos sea más fácil decir que nos hemos equivocado cuando acertamos en vez de mantener que tenemos razón cuando nos equivocamos.
Que la lengua solo sea la expresión del pensamiento y no la exclusión del pensamiento.
Que lo primero que se funda del Polo Norte sea el polo magnético y que de esa manera en la brújula no exista ni arriba ni abajo.
Que llamemos a una puerta amiga y, cuando nos pregunten “¿quién llama?“, poder decir “tú”.
Que los efectos del cambio climático acaben conduciendo a un clima de cambio.
Que las nuevas amistades lleguen con un ticket de compra por si se han de cambiar.
Que tengamos siempre presente que de la misma manera que nunca recordamos el momento de nuestro nacimiento, tampoco nunca olvidamos los momentos de nuestros renacimientos.
Que el espejo donde nos sentimos más atractivos sean los ojos de la persona que todavía ignora que algún día nos amará.
Que los periódicos continúen envolviéndolos bocadillos y que, a veces, nos olvidemos el pan en el plato.
Que no haya pecados por comisión sino por omisión. Que el arrepentimiento no venga de aquello que hemos hecho sino de aquello que algún día dejamos de hacer.
Que tengamos bien presente que solo con la muerte del orgullo podemos volver a reinventar el mismo amor.
Que nunca más nos tengamos que alegrar de la muerte de un dictador porque se ha extinguido la especie.
Que siempre duerman al pie de nuestra cama unos zapatos que no son los nuestros.
Que recordemos siempre el nombre de los que no tienen nombre y que nos olvidemos de cómo se llaman los poderosos.
Que la ropa interior sea más recuerdo que promesa.
Que todas las horas nos parezcan cortas de tan densas como van a ser.
Que cuando no sepamos qué decir no hayamos de recurrir a las palabras. Y que cuando no sepamos qué hacer no hagamos cosas de las que luego nos avergonzaremos.
Que la tinta regrese a la pluma si la palabra escrita no valía la pena ser escrita.

Tras la lectura, invité a los alumnos a escribir una carta sumando sus deseos, en un foro del aula virtual. Fue una propuesta voluntaria, que hoy comparto como un regalo muy especial.

Los recortes no podrán ni con las palabras, ni con los deseos. Deja el tuyo, si quieres.
__________________________________

Quizá te interese: Un sueño lleno de regalos | Calendariosss

Actualización: Locos bajitos (otra carta)
Actividades de final de trimestre: Noticias de libro | Cuentos navideños en Google Docs

Crucipresentaciones y primeras veces

Este curso inicié las clases con dos propuestas de escritura, una para 3º de la ESO y otra para bachillerato. Desde que me formara en la práctica reflexiva (¡qué tiempos!), intento diseñar las actividades de escritura más allá de un título, de una idea feliz. Para ello, elijo modelos, a partir de los cuales fijo unos objetivos de aprendizaje (literarios, textuales, lingüísticos…). Como dice Felipe Zayas en un twit, “interesan las actividades preparatorias”.
CRUCIPRESENTACIONES
El crucigrama de presentación fue muy bien acogido, pero el proceso de escritura se alargó más de los previsto. Me equivoqué en la temporización de la actividad y la última fase no la hicimos porque quedaba muy alejada en el tiempo. El objetivo que perseguía era que intercambiaran sus textos y se presentaran, pero dos semanas después de iniciar el curso, ya no tenía sentido hacerlo. 
Al margen de este desajuste, durante el proceso de redacción, profundizamos en el arte de la definición e incluso repasamos cuestiones lingüísticas que no tenía previsto, pero que iban surgiendo al hilo de sus dudas. En este documento, podéis leer las de aquellos alumnos que han permitido hacerlas públicas.

MI PRIMERA VEZ

Mi primera vez ha dado también sus frutos. Y no hablo solo de mis alumnos, sino de los de Marian Calvo y Toni Solano, a quienes agradezco que hayan tenido en consideración la propuesta. 
En mi caso, lo más destacado de esta actividad, ha sido cómo algunos han echado mano de recursos como la catáfora, la elipsis o la ironía, con bastante acierto. Algunos han elegido temas  de raigambre literaria (el viaje, la muerte o el paraíso perdido de la infancia)  No obstante, en su mayoría, los chicos han elegido experiencias relacionadas con el deporte (fútbol, básquet, hochey) y las chicas experiencias de índole más íntima. ¿Rosa y azul? ¿Tópicos de la edad? Sea como sea, todos me han sorprendido gratamente. ¿Os sorprenderán también a vosotros?


Crucipresentaciones y primeras veces

Este curso inicié las clases con dos propuestas de escritura, una para 3º de la ESO y otra para bachillerato. Desde que me formara en la práctica reflexiva (¡qué tiempos!), intento diseñar las actividades de escritura más allá de un título, de una idea feliz. Para ello, elijo modelos, a partir de los cuales fijo unos objetivos de aprendizaje (literarios, textuales, lingüísticos…). Como dice Felipe Zayas en un twit, “interesan las actividades preparatorias”.
CRUCIPRESENTACIONES
El crucigrama de presentación fue muy bien acogido, pero el proceso de escritura se alargó más de los previsto. Me equivoqué en la temporización de la actividad y la última fase no la hicimos porque quedaba muy alejada en el tiempo. El objetivo que perseguía era que intercambiaran sus textos y se presentaran, pero dos semanas después de iniciar el curso, ya no tenía sentido hacerlo. 
Al margen de este desajuste, durante el proceso de redacción, profundizamos en el arte de la definición e incluso repasamos cuestiones lingüísticas que no tenía previsto, pero que iban surgiendo al hilo de sus dudas. En este documento, podéis leer las de aquellos alumnos que han permitido hacerlas públicas.

MI PRIMERA VEZ

Mi primera vez ha dado también sus frutos. Y no hablo solo de mis alumnos, sino de los de Marian Calvo y Toni Solano, a quienes agradezco que hayan tenido en consideración la propuesta. 
En mi caso, lo más destacado de esta actividad, ha sido cómo algunos han echado mano de recursos como la catáfora, la elipsis o la ironía, con bastante acierto. Algunos han elegido temas  de raigambre literaria (el viaje, la muerte o el paraíso perdido de la infancia)  No obstante, en su mayoría, los chicos han elegido experiencias relacionadas con el deporte (fútbol, básquet, hochey) y las chicas experiencias de índole más íntima. ¿Rosa y azul? ¿Tópicos de la edad? Sea como sea, todos me han sorprendido gratamente. ¿Os sorprenderán también a vosotros?


Crucipresentaciones

Leí en Nimias cosas mínimas esta original presentación de su autor y me decidí a convertir la idea en una actividad para el primer día de clase. Crucicosas sobre mí es también deudora de una propuesta que el curso pasado dio sus frutos y que conocí gracias a Guillermo Gómez (5 cosas sobre mí). 
Ahora estamos en pleno proceso a la espera de los resultados, pero como ya hemos completado la primera parte os presento el documento:

crucipresentaciones

Desarrollo de la primera sesión:

Primero los alumnos han elaborado un perfil de mi persona a partir del crucigrama. En cada una de las afirmaciones hay un dato (afición, estado civil, actividad profesional…), pero no todos son explícitos, sino que algunos han debido inferirlos. El tono distendido de algunas afirmaciones y el hecho de que haya datos escondidos ha favorecido el clima de acercamiento, aunque también ha disparado la imaginación de algunos.
Además, he salpicado el crucigrama de conceptos lingüísticos, que he destacado en negrita. ¿Con qué intención? Pues con la idea de tomar el pulso a los alumnos y saber hasta qué punto estaban familiarizados con ellos (¡no quería hacer una prueba de nivel!). Así que una vez he dado por bueno mi perfil (todavía me río de algunas observaciones), nos hemos dedicado a organizar los términos y a clasificarlos (ortografía, léxico, morfología, sintaxis, variedades de la lengua). Ha sido una sesión con mucha participación (en algún momento con sobredosis), en la que me ha sorprendido la naturalidad con la que hablaban de cuestiones de lengua. En realidad, escapaba a mis propósitos del primer día tratar temas como las variedades dialectales o la historia de las palabras -el caso de SOS– con la profundidad con la que lo hemos hecho. 
____________________
Generador de crucigramas
Otra propuesta: El juego del cementerio