HISTORIA DE UNA ESCALERA: CONTROL DE LECTURA


Control de lectura: Historia de una escalera, de Buero Vallejo.


Aquí tienes las actividades en torno a la obra divididas por actos. No olvides contestarlas por escrito, pues deberás partir de ellas para el ejercicio de evaluación.

 ACTO I

1.      ¿Quiénes viven en la puerta I?

2.      ¿Quiénes viven en la puerta II?

3.      ¿Quiénes viven en la puerta III?

4.      ¿Quiénes viven en la puerta IV?

5.      ¿Qué relación existe entre Carmina y Fernando?

6.      ¿Qué le ocurre a doña Asunción nada más comenzar el acto I?

7.      ¿Quién es don Manuel? ¿cómo lo relacionas con doña Asunción? ¿Quién vive con él? ¿Cómo se comportan en relación con los otros vecinos?

8.      ¿Qué relación existe entre Fernando y Elvira?

9.      ¿Cómo se llama el hermano de Carmina?¿Cómo es?

10.  ¿Quién y cómo es Paca? ¿Quiénes viven con ella?

11.  ¿Qué relación existe entre Fernando y Urbano? ¿tienen algo en común o son diferentes?

12.  Observa las últimas intervenciones de Fernando en el primer acto y asócialas con lo que se dice en la acotación con que se echa el telón. ¿Cómo lo interpretas?

ACTO II

1.      ¿Qué situación ha cambiado del primer al segundo acto?

2.      ¿Cuántos años han pasado?

3.      Alguien ha muerto, ¿qué situación desencadena este hecho?

4.      ¿Quiénes viven ahora en la puerta IV? ¿Cómo son?

5.      ¿Quién es el señor Juan? ¿Qué pena tiene y por qué?

6.      ¿Cómo se comporta Trini con su hermana?

7.      ¿Se preocupa Pepe de la situación de Carmina y Gregorio?

8.      ¿Cómo se llevan y comportan Fernando y Elvira entre ellos y en relación con los demás?

9.      ¿Cómo acaba el segundo acto?
ACTO III

1.      ¿Cuántos años han pasado?

2.      ¿Cómo se manifiesta el paso del tiempo?

3.      ¿Qué personajes aparecen ahora como vecinos nuevos’ ¿En qué pisos viven?

4.      Ya en el segundo acto podíamos saber que el piso II y III daban al exterior, ¿cómo?

5.      ¿Quién ha fallecido ya en este acto?

6.      ¿Cómo viven ahora? ¿qué personajes nuevos aparecen en este acto?

7.      ¿Qué relación existe entre Manolín y Trini?

8.      ¿Cómo son las vidas de Elvira y Fernando?

9.      ¿Cómo son las de Urbano y Carmina?

10.  ¿Qué relación existe entre Fernando hijo y Carmina hija?

11.  ¿Cómo estalla la tragedia? ¿Cómo es el final?

LUCES DE BOHEMIA, de Ramón María del Valle-Inclán

Durante el mes de enero de 2012 los que estáis cursando 4º de ESO tenéis que leer una magnífica obra teatral de Valle-Inclán. Aquí tenéis el enlace a la obra completa [LUCES DE BOHEMIA] y algunas ideas para afrontar correctamente su lectura y el posterior control.

Luces de Bohemia

Es un drama llamado por su autor "esperpento", publicado por Valle-Inclán en 1924. Se trata de un esperpento trágico sobre la vida literaria en la sociedad española.

El protagonista, Max Estrella, sale por la mañana de su casa con Don Latino, para reclamar que le paguen más por la novela que ha vendido Don Latino. No logran mejorar el precio y terminan en una taberna emborrachándose. Horas más tarde, la policía lo encuentra por la calle metiendo escándalo con un grupo de jóvenes modernistas por lo que es conducido a la cárcel, donde tiene que pasar la noche. Consigue salir de la cárcel gracias a la intervención de un redactor en jefe del periódico “El Popular”. Al salir va a ver al Ministro de Gobernación, antiguo compañero de estudios, con el fin de pedirle satisfacción por lo que le ha ocurrido. El ministro promete darle un dinero cada mes, pero no le da satisfacción. De ahí marcha a un café, donde invita a cenar a Don Latino y a Rubén Darío. Ya camino a su casa tiene una visión de la muerte y a la mañana siguiente lo encuentran muerto unas vecinas. El esperpento concluye con el entierro de Max y cómo Don Latino se emborracha en una taberna.

El esperpento
 
Todo el esperpento tiene por fin destacar la decadencia y la imposibilidad de la vida literaria en la sociedad española. Valle-Inclán ironiza, satiriza y estiliza grotescamente la realidad.
 
Esta obra es la primera y la única en la que aparece la definición de lo que es un esperpento, definición que Valle pone en boca del protagonista Max Estrella cuando dice: “Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el Esperpento. El sentido trágico de la vida española sólo puede darse con una estética sistemáticamente deformada”. Más adelante dirá: “Las imágenes más bellas en un espejo cóncavo son absurdas.” o “Mi estética actual es transformar con matemática de espejo cóncavo las normas clásicas.”

A lo largo de toda la obra podemos apreciar cómo Valle estiliza grotescamente a España y a sus habitantes. Él es en todo momento impersonal y objetivo. No añade ningún vicio a la sociedad española. Simplemente deforma los que ya tiene.

Los personajes y las situaciones en las que estos se hallan, no son inventados sino que Valle los ha tomado de la vida real y sometidos a un proceso de deformación. Valle al deformarlas las ha hecho esperpénticas.

Estilizándolo grotescamente, caricaturescamente, ha convertido a los personajes en fantoches zarandeados por el autor, para quien España y los españoles no son más que un esperpento, la gran caricatura de Europa. Como dice en la obra: “España es una deformación grotesca de la civilización europea.”

Los personajes no tienen caracterización psicológica ni tienen vida, son personajes simbólicos: Max Estrella es un poeta frustrado, una caricatura. No le reconocen poeta las personas eruditas de la academia.

Todos los personajes son personajes trágicos, que se hallan en situaciones burlescas, caricaturescas, por lo que pasan de ser personajes trágicos a ser personajes esperpénticos.

Toda la obra es una gran caricatura la vida literaria e intelectual española en la que Valle se está riendo, está jugando con sus personajes, que arrastran una vida grotesca y carente de sentido.

Estructura

Escena I: presentación de la casa y de los personajes: Claudinita, Max y su mujer. Max es despedido. Aparece Don Latino. Max tiene alucinaciones y recuerda la vida bohemia del pasado.

Escena II: escena en la librería. Discusión de Max y Zaratustra por el dinero mal pagado de los libros. Se produce una deformación mediante la animalización. Aparece Gay Peregrino que alaba todo lo de Inglaterra y critica España. Critica al fanatismo de nuestra religión. Esta es la primera escena política.

Escena III: Esta escena transcurre en la taberna de Pica Lagartos. Aparece Picalagartos, la Pisabien y el Rey de Portugal. Max le vende su capa a un niño para conseguir dinero. En la calle se está produciendo la guerra del proletariado.

Escena IV: Transcurre en la calle. Aquí vemos los efectos de los disturbios. También se produce la discusión con los modernistas. La policía realiza la detención de Max y los lleva al ministerio.

Escena V: Aquí se produce le llegada al ministerio y Max es llevado al calabozo; es entonces cuando Max y Don Latino se separan por primera vez. A continuación se producen dos escenas paralelas.

Escena VI: Hablan Max y el paria catalán sobre la mala situación del obrero, del capitalismo. La solución es la revolución. Escena política.

Escena VII: Donde Don Latino va a la redacción del periódico a protestar por lo sucedido a Max. Critica a los funcionarios.

Escena VIII: Max va a ver al ministro. Recuerdo de la vida bohemia. En esta escena se ve reflejada la malversación de los fondos además de la poca profesionalidad del ministro. También se produce la animalización de Don Latino.

Escena IX: Esta transcurre en el Café Colón. Hay ambiente burgués. Aquí se produce el encuentro con Rubén Darío. Se produce el recuerdo de la vida bohemia en París, además de las alucinaciones de Max sobre París. Se nos refleja el contraste Café - Taberna.

Escena X: En esta escena se produce un paseo por los jardines, por el ambiente nocturno. Escena donde aparecen las prostitutas con las que tienen contacto Max y Don Latino.

Escena XI: Escena política donde se reflejan las consecuencias de la huelga del proletariado, y donde se ve reflejado el dolor de una madre por la muerte de su hijo. El paria es fusilado. Se reflejan los diferentes puntos de vista de la represión policial.

Escena XII: Es el regreso a casa a la que Max no llega porque está enfermo (se queda tirado en el portal de su casa). En esta escena Max define la teoría del esperpento, poco antes de morir. También se produce una critica de España. Don Latino lo abandona en el portal, antes de irse le roba la cartera al ciego Max, que está muriendo. En la puerta lo encuentra la portera.

Escena XIII: Velatorio de Max en su propia casa. Se produce un enfrentamiento entre Claudinita y Don Latino. Aparece un pedante, Basilio Soulinake quien crea confusión cuando dice que Max no está muerto creando expectación entre los presentes.

Escena XIV: Se sitúa en el cementerio, donde se ha producido el entierro de Max. Aparecen Rubén Dario y el Marques de Bradomín, quienes dialogan sobre la muerte.

Escena XV: Esta transcurre en la taberna de Picalagartos. Don Latino bebe mucho porque le ha tocado la lotería, el billete lo había robado anteriormente a Max. En este capítulo se produce el suicidio de la mujer y la hija de Max, y se nos refleja claramente la actitud de Don Latino.

Personajes

Valle Inclán describe a Max Estrella: «(...) esparcida sobre el pecho la hermosa barba con mechones de canas. Su cabeza rizada y ciega, de un gran carácter clásico-arcaico, recuerda los Hermes».

Max Estrella. El protagonista, Max Estrella, es un escritor bohemio que se ha quedado ciego y en la miseria. El libro narra su última noche, en la que recorre medio Madrid con su amigo y representante Don Latino de Hispalis. Es complejo y espléndido. En él se juntan el humor, la queja, la dignidad y la indignidad. Tiene una amarga conciencia de su mediocridad. Habla de manera mordaz y otras veces de forma muy profunda. Destaca su furia contra la sociedad. También, como en el autor, el sentimiento de fraternidad hacia los oprimidos (la prostituta). Tiene muchos rasgos de la personalidad del autor.

Madamme Collet, su mujer, es francesa, al igual que la esposa de Alejandro Sawa.

Claudinita es la hija de ambos.

Don Latino de Hispalis es un anciano asmático que vende mala literatura y, como bohemio golfante se arrima al bohemio heroico (Max). Un auténtico cínico y canalla.

Rubén Darío.  Es el mismo poeta auténtico, que sale de personaje.

Marqués de Bradomín. Este personaje es el protagonista de las Sonatas (de otoño, estío, primavera e invierno) de Ramón María del Valle-Inclán, en las que se narra la biografía ficticia de este personaje. Es el álter ego del autor.

Picalagartos. Dueño de una taberna en Madrid.

Enriqueta "La pisa bien" es una joven de baja clase social, que refleja a la sociedad marginal propia del Madrid de la época. Está rebenida de un ojo, se trata de una muchacha morena con escasa cultura.

El ministro. Se trata de un personaje al que Max acude con la intención de obtener soluciones para erradicar la corrupción de los cargos públicos,sin embargo, finalmente es el propio Max quien se presta a ese juego corrupto aceptando una subvención por parte de dicho ministro. Este personaje, podría estar inspirado en la figura de Raúl Méndez-Villamil, un político de la época de Valle-Inclán.

Zaratustra. Es un vendedor de libros, estafador y de escasa moral. Carece de escrúpulos hasta a la hora de estafar a un ciego anciano. En la obra es uno de los personajes más animalizados, más deformados por esa realidad ridícula, durante su participación en la obra sus intervenciones están a la altura de las de los animales de la propia tienda.

Don Gay Peregrino. "hombre alto, flaco, tostado del sol. Viste un traje de antiguo voluntario cubano, calza alpargates abiertos de caminante y se cubre con una gorra inglesa". Así es descrito por el propio Valle-Inclán. Su nombre verdadero es Don Peregrino Gay pero se intercambió de posición su nombre. Escribió una crónica de su vida.

Dorio de Gadex, Rafael de los Vélez, Lucio Vero, Mínguez, Gálvez,Clarinito y Pérez. Son miembros de los Epígonos del Parnaso Modernista.

Otros personajes de más o menos importantes son: La chica de la portera; un coime de Taberna; el Rey de Portugal; un borracho; jovenes modernistas; Pitito, capitán de Los équites municipales; un sereno; la voz de un vecino; dos guardias del orden; Serafín el Bonito; un celador; un preso; el llavero; el portero de una redacción; Don Filiberto, redactor del jefe; Dieguito, secretario de su excelencia; un ujier; una vieja pintada y La Lunares; un joven desconocido; la madre del niño muerto; el empeñista; el guardia y el otro guardia; la portera; un albañil; una vieja; la trapera; el retirado, todos del barrio; otra portera; una vecina; Basilio Soulinake; un cohero de la funeraria; dos sepultero; el pollo de Pay-Pay; la periodista; turbas, guardias, perros, gatos y un loro.

Tiempo

El tiempo de la obra transcurre en apenas 23 horas y media. Los doce primeros capítulos abarcan el medio día, desde la salida por la tarde-noche, hasta la muerte de Max al amanecer, y los capítulos 13, 14, 15 se desarrollan en su velatorio y entierro, los cuales duran otras 12 horas. Valle-Inclán comete varias contradicciones, en ocasiones nos habla de la caída de las hojas, o de la primavera, aunque quizá fue escrito adrede para resaltar el esperpento.

Lugar

La acción transcurre en un Madrid decadente «absurdo, brillante y hambriento» de la década de 1920. También cae en contradicciones haciendo coincidir en el tiempo personajes que nunca llegaron a coexistir, ya que unos habían muerto cuando otros no habían nacido. El recorrido se hace de forma secuencial por los siguientes pasos:

1. Casa de Max Extrella — Calle de San Cosme
2. Cueva de Zaratrustra — Pretil de los Consejos
3. Taberna de Pica Lagartos — Calle de la Montera
4. Buñolería Modernista — Churrería de San Ginés ( Pasadizo de San Ginés, 5)
5. Ministerio de Gobernación — Puerta del Sol nº 7
6. Café Colón — Calle Colón
7. Paseo con jardines — Paseo de Recoletos
8. Calle del Madrid austriaco — Calle de Felipe IV
9. Costanilla — Costanilla de los Desamparados
10. Casa de Max Extrella — Calle de San Cosme.

Temática

La obra es una fuerte crítica social hacia la sociedad de la España de principios del siglo XX.

Estreno

La obra, bajo el título de Lumières de bohème, se estrenó en el Palais de Chaillot de París el 21 de marzo de 1963, con dirección de George Wilson e interpretación de Bruno Balp.

En España, dirigida por José Tamayo, se estrenó en el Teatro Principal de Valencia el 1 de octubre de 1970, con el siguiente elenco: José María Rodero (Max Estrella), Agustín González, María Luisa Ponte, Manuel Gallardo, María Jesús Lara y Margarita Calahorra.

Se repuso en 1984, con dirección de Lluís Pasqual, Rodero de nuevo encabezando el reparto y un cartel integrado por Nuria Gallardo, Montserrat Carulla, Carlos Lucena, Helio Pedregal, Félix Rotaeta, Manuel Alexandre, Vicky Lagos, Carlos Mendy, Ana María Ventura, Francisco Merino y Juan José Otegui entre otros.

La compañía Ur Teatro presentó su versión de la obra en 2002 en un montaje dirigido por Helena Pimenta y protagonizado por Ramón Barea como Max Estrella.

En el cine

Luces de bohemia fue llevada al cine por Miguel Ángel Díez en 1985 con un guion adaptado por Mario Camus.

Control de lectura de LUCES DE BOHEMIA, de Valle-Inclán

Escena I.- ¿En qué situa­ción se encuentran Max y su familia? Analiza la actitud de Madame Collet y de su hija Claudinita ante tales circuns­tancias. ¿Cómo son estas mujeres?

Escena II.- Mientras los intelectuales hablan, unos policías llevan a un hombre maniatado. Ese fondo de violencia y represión será constante en toda la obra. Observa que, tras ese rasgo de tono trágico, viene el grito del Pelón. ¿Qué procedimiento típico del esperpento usa Valle-Inclán aquí?

Escena III.- La escena se cierra con un tumulto callejero. Anota las diferentes reacciones y comprueba si son representativas del grupo social al que pertenece cada personaje; por ejemplo, las de Enriqueta y Ma­nolo frente a la del tabernero.

Escena IV.- Anota las ideas de Max sobre el pueblo y acerca de la cultura, y su actitud ante la autoridad.

Escena V.- ¿Qué actitud muestra Max ante el comisario? ¿Te parecen coherentes sus ideas? ¿Cómo calificarías el comporta­miento del comisario?¿Qué conclusiones sacas de esta escena? ¿Añade Valle algún nuevo tema de interés?

Escena VI.- Observa la actitud de Max ante el personaje del preso. Pierde la arrogancia que le caracteriza y lo mira como a un igual o superior. ¿Tiene esta escena el carácter deformante y grotesco de la escena anterior? Relaciona este rasgo con la teoría del esperpento.

Escena VII.- Don Filiberto representa la pedantería y el pe­riodismo sometido al poder político. Identifica al­guna de las intervenciones que lo muestren. Critica la rebeldía modernista; ¿qué les recrimina?, ¿cómo reacciona Latino?

Escena VIII.- ¿Qué humor manifiesta el político al ver a Max? ¿Qué le reprocha? ¿Qué son los «fondos de reptiles»? ¿Soluciona el ministro los problemas de Max? Resume las ideas que Valle expone sobre la Administración y los altos cargos.

Escena IX.- ¿Cómo se valoran mutuamente Max y Rubén? ¿Qué ambiente evocan al final de la escena?

Escena X .- La Lunares refleja algunos tópicos morales y culturales de la época, pero Max reacciona con ternura ante este personaje. Señala por qué la jo­ven cree que Max es un poeta y analiza el equí­voco en torno al concepto de honradez.

Escena XI.- Analiza las reacciones de la gente ante la inter­vención de la madre y comprueba si se correspon­den con la clase social que representan. ¿Con quiénes coinciden Max y Latino?

Escena XII.- Señala el contraste de elementos trágicos y có­micos en la agonía de Max.

Escena XIII.- Se vuelve al espacio inicial. Se mezcla lo trá­gico y lo grotesco continuamente: el dolor de la muerte junto a detalles bufos que rompen el am­biente. Señala alguno de ellos. ¿Cuál es el papel de Madame Mollet y de Claudinita?

Escena XIV.- El diálogo entre Bradomín y Rubén: sus ideas sobre la muerte. La reflexión sobre el país y su literatura ¿coin­cide con la teoría del esperpento de la escena XII?

Escena última.- La noticia de la periodista paraliza los movimientos e introduce un tema que une esta escena. con la primera; ¿cuál es? El contraste entre la noticia trágica y las intervenciones de Latino y el bo­rracho que cierran el libro es brutal. Analiza si este final responde a la estética del esperpento.

BÉCQUER: Rimas y Leyendas

Biografía

El paraíso perdido: Sevilla

Gustavo Adolfo Bécquer nació en Sevilla el miércoles 17 de febrero de 1836, en el número 9 de la calle Ancha de San Lorenzo (actual Conde de Barajas), en una casa que en la actualidad no existe. Fue bautizado el jueves 25 del mismo mes en la parroquia de San Lorenzo Mártir, oficiando de madrina Manuela Monnehay, hija de un perfumista francés instalado en Sevilla y discípula del padre pintor del poeta.
Los Bécquer, nobles flamencos, llegaron a Sevilla a finales del siglo XVI para comerciar, y pronto alcanzaron una próspera situación entre las familias sevillanas más altas, con capilla propia en la catedral hispalense.
El padre, don José Domínguez Bécquer, pintor de costumbres, casó con doña Joaquina de la Bastida y Vargas, y de este matrimonio nacieron ocho hijos. Don José tuvo éxito pintando para los ingleses viajeros que compraban entusiasmados sus cuadros costumbristas, lo que le permitió mantener holgadamente a su familia.
La infancia del poeta fue dichosa hasta los cinco años, en que murió su padre. Después, a los once, moriría su madre, mientras el niño estudiaba para marino en el colegio de San Telmo en condición de pobre pero de familia noble.
Protegido por su madrina y por su tío Joaquín Domínguez Becquer, importante pintor sevillano, el poeta aprende pintura y humanidades y estrecha relaciones en especial con su hermano Valeriano, que andando el tiempo se convertirá en importante pintor y protegera al poeta en momentos difíciles. Progresa el niño rápidamente, como demuestra su Oda a la muerte de don Alberto Lista, escrita en 1848.
En 1853, Bécquer es ya un joven poeta que publica versos en revistas y periódicos locales, y que conoce a otros incipientes escritores que han de tener importancia en su vida, como Narciso Campillo, futuro editor póstumo de sus obras, o Julio Nombela, autor de unas importantes memorias que reconstruyen gran parte del periplo vital becqueriano. Los tres poetas forman una sociedad literaria y recogen sus poemas con la ilusión de publicarlos en Madrid y alcanzar fama.
Su educación literaria, dirigida en el Instituto sevillano por Francisco Rodríguez Zapata, discípulo del gran ilustrado Alberto Lista, es clasicista, con especial aprecio a los poetas latinos y españoles del Siglo de Oro, en especial, Fray Luis de León, Herrera o Rioja. A la búsqueda del ritmo musical, de la expresión ajustada y noble, se une una inclinación prerromántica hacia lo sublime: la emoción ante la noche, la muerte, la fragilidad humana, etc., tal y como habían cantado Young, Rousseau o Chateaubriand.
La familia Bécquer, en arte y en política, se identifica con la Sevilla conservadora. Así, mientras en Madrid, en 1854, triunfa la intentona liberal-popular de O'Donnell, la «Vicalvarada», el poeta exhibe su espíritu satírico frente a la revolución en unos dibujos que se conservan en un álbum denominado Los Contrastes, o Álbum de la Revolución de Julio de 1854, por un Patriota. Un retrato de 1853 nos muestra al Bécquer de gusto clásico, fino y esmerado.

El sueño madrileño

El romanticismo lo invade todo, y pronto Gustavo Adolfo se deja ganar por el sueño de conquistar gloria y fortuna en Madrid. Abandona Sevilla y, con la ayuda de su tío, llega a la Corte en octubre de 1854. Nombela lo espera, y Campillo ha de llegar en breve. El primero da detalles de la lóbrega pensión en que ha de hospedarse, donde, en cambio, la patrona doña Soledad, andaluza así mismo, lo protegerá.
Hasta 1860, en que gracias a otro de sus grandes amigos y editores de su obra póstuma, Rodríguez Correa, le consiga un empleo fijo de redactor en un gran periódico centrista español, El Contemporáneo, Bécquer conocerá las privaciones y la forzosa bohemia que han sufrido la mayoría de escritores en España. Para ganar el pan tuvo que hacer de todo: biografías de políticos a destajo, traducciones, chupatintas en una oficina pública, dibujos, zarzuelas, etc.
La estética becqueriana, formada de un cierto clasicismo entreverado de romanticismo medievalista, encontrará en Madrid un nuevo ambiente poético del que saldrán, finalmente, las Rimas becquerianas. El romanticismo desarrolla una faceta desatendida anteriormente: la intimista, y se concentra en las verdades del corazón a través del poema breve, directo, o de la balada germánica, imaginativa y sugerente. Interesan ahora el Byron de las Hebrew Melodies, o el Heine del Intermezzo a través de la importante traducción que Eulogio Florentino Sanz realiza en 1857 en la revista El Museo Universal.
En 1857 emprende una obra importante, la Historia de los Templos de España. Se trataba, siguiendo a Chateaubriand, de estudiar el arte cristiano español uniendo el pensamiento religioso, la arquitectura y la historia: «La tradición religiosa es el eje de diamante sobre el que gira nuestro pasado. Estudiar el templo, manifestación visible de la primera, para hacer en un sólo libro la síntesis del segundo: he aquí nuestro propósito.» El proyecto, inacabado pero que reunió a grandes especialistas, muestra las dotes organizativas del poeta «soñador».
Para ganar algún dinero el poeta escribe, en colaboración con sus amigos, comedias y zarzuelas como La novia y el pantalón (1856), en que satiriza el ambiente burgués y antiartístico que le rodea; o, entre otras, La venta encantada, basada en el Quijote.
En 1858, cansado y debilitado por el trabajo y las penurias, cae el poeta gravemente enfermo. Le asisten su hermano Valeriano y su amigo Rodríguez Correa, quien, para encontrar recursos, rebusca entre los papeles de Gustavo Adolfo y encuentra la primera de las leyendas publicadas, El caudillo de las manos rojas, de ambiente hindú y de un exotismo orientalista bastante nuevo en España.

El amor y las primeras rimas

Las tertulias artísticas en lugares públicos (cafés) o privados (casas particulares) proliferaron extraordinariamente en el siglo XIX. Don Joaquín Espín, maestro director de la Universidad Central, profesor de solfeo en el Conservatorio y organista de la capilla real, protegido de Narváez y bien introducido en palacio, tenía dos hijas, Julia y Josefina, y daba alguna tertulia musical en su domicilio.
Julia, nacida en 1838, soñaba con llegar a ser una cantante de ópera famosa, como su tía bisabuela materna Colbrand, primera esposa de Rossini. En 1856 había cantado ante los reyes, estudio en el extranjero, actuó en La Scala de Milan en 1867 y en Rusia en 1869. En 1873, dos años después de muerto el poeta, casó con Benigno Ortega, que llegaría a ministro de la Gobernación.
De Josefina se sabe poco. Tenía los ojos azules (Julia, negros), y según Rafael Montesinos las primeras rimas becquerianas manifiestan un posible galanteo con la hermana de Julia.
Bécquer, que aún no era famoso, y sus amigos, todos jóvenes, acudían a la tertulia de los Espín. El poeta leía sus versos y manifestaba sus excelentes dotes musicales. Para todos era evidente su inclinación hacia Julia, la cual, con aspiraciones más altas, aunque estimaba el arte del poeta, no le consideraba un partido adecuado, y le disgustaba el ambiente bohemio y poco limpio que le rodeaba.
Jesús Rubio ha editado los dos álbumes de Julia, con textos y dibujos del poeta dedicados a su musa, a la que no olvidaría nunca y a la que dedicó una parte importante de sus rimas.

Periodismo, política y boda

De 1858 a 1863, la Unión Liberal de O'Donnell gobierna España. En 1860, González Bravo, personaje importante de la oposición conservadora de Narváez, con el apoyo del financiero Salamanca, fundan El Contemporáneo, dirigido por José Luis Albareda y en el participan redactores de la importancia de Valera. Rodríguez Correa, ya redactor del nuevo diario, consigue que entre Bécquer. Se trata de hacer oír al voz del ala liberal del partido moderado. En este periódico el poeta hará de todo: crónica de salones, política, literatura... Desaparece El Contemporáneo en 1865.
Y de repente, ante la extrañeza de sus amigos, el poeta se casa en 1861 con Casta Esteban y Navarro. La había conocido en la consulta de su padre, a la que Bécquer acudía para tratarse de una enfermedad venérea contraída en sus años bohemios.
Son años fructíferos en los que el poeta publica la mayoría de sus rimas y leyendas y se hace un nombre, además de poder mantener una familia con hijos. Pero en la intimidad de sus escritos el poeta se duele del fin de sus ilusiones. A su ascenso artístico y social (protegido del ministro conservador González Bravo, que lo nombra censor de novelas con un excelente sueldo; director de importantes revistas y periódicos, etc.) le acompaña un aburguesamiento paralelo al de la sociedad madrileña postromántica, realista y poco sensible.

Veruela

Su quebrantada salud necesita un descanso, y por consejo de su íntimo amigo Ferrán, autor de cantares, con su familia y acompañado de su hermano Valeriano, recientemente separado de su mujer, y de los hijos de éste, se retira en 1864 al Monasterio de Veruela, monasterio cisterciense desamortizado y en el que haya instalada una hospedería en las antiguas celdas. Desde allí remitirá al periodico sus famosas cartas Desde mi celda, en las que, además de hacer reportajes sobre tipos y paisajes, hace un repaso de su vida pasada y actual, marcada por un profundo desencanto.
Revolución y destierro. El primer manuscrito de las rimas
1868 será un mal año para el poeta. Casta le es infiel y Gustavo se separa de ella quedando los dos hijos a su cargo. Perderá, con la revolución liberal, su puesto oficial, al tiempo que cae el ministro, protector y admirador de Bécquer Luis González Bravo, quien le había pedido que reuniese sus poesías para publicarlas a su costa. Así lo hizo el poeta, organizando sus rimas en el primer manuscrito del Libro de los gorriones, con prólogo del ministro.
Pero en los disturbios de la revolución el palacio de González Bravo fue asaltado por la muchedumbre y el manuscrito se perdió.
En Toledo, los hermanos Bécquer, con sus hijos, se refugiaron hasta que amainase el vendaval revolucionario.

Muerte de los hermanos Bécquer. Publicación de las Obras Completas

Volvieron en 1870, a un hotelito en las Ventas llamado La Quinta del Espíritu Santo. Convencieron a Eduardo Gasset para que fundase La Ilustración de Madrid, en la que el poeta sería el director y Valeriano dibujante. Colaboran estrechamente ambos hermanos en multitud de dibujos con texto, hasta que el 23 de septiembre de 1870 muere Valeriano. Rodríguez Correa, que ha prosperado mucho, se lleva al poeta y los hijos a un lujoso piso en la calle Claudio Coello, en el barrio de Salamanca.
Pero el poeta ya no resiste el golpe. Mientras agoniza, pide a Ferrán que queme sus cartas («serían mi deshonra»), que publiquen su obra («Si es posible, publicad mis versos. Tengo el presentimiento de que muerto seré más y mejor conocido que vivo») y que cuiden de sus niños. Murió a las diez de la mañana, después de pronunciar las terribles palabras, reveladoras del desencanto que le embarga, «Todo mortal». En Sevilla había eclipse total de sol.
Inmediatamente, los amigos, especialmente Ferrán y Correa, iniciaron los trabajos para editar y financiar la publicación de las Obras Completas del malogrado amigo, que en sucesivas ediciones fueron incorporando la mayoría de los textos que hoy conocemos del poeta, afortunadamente salvados del olvido.

Enlaces a sus obras

Gustavo Adolfo Bécquer en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.
Las Rimas de Bécquer.
• Otra versión de Las Rimas.
Las Leyendas de Bécquer.

Editorial recomendada:

LEYENDAS Y RIMAS de BÉCQUER, Gustavo Adolfo
Editorial VICENS-VIVES (14.0x19.0 cm).- Nº páginas: 248 pags
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788431689735
Nº Edición:1ª
Año de edición:2008
Plaza edición: BARCELONA
PVP: 10,25€

4º E.S.O. CRITERIOS DE CALIFICACIÓN Y PORCENTAJES

Todo cuanto trabajamos en clase ha de ser traducido a una puntuación numérica mensurable. En este sentido, el Departamento ha establecido los siguientes porcentajes para calificar a los alumnos:
• 60 % de la nota de evaluación corresponderá a los conocimientos. Se evaluará a través de controles teórico-prácticos escritos de cada unidad didáctica: 4 controles sueltos por trimestre. Estos controles se puntuarán de 0 a 10, con un decimal. En caso de no obtener una media de 5 al redondeo, deberán realizar un control global de esa evaluación, que se hará justo antes de terminar el trimestre o recién iniciado el siguiente. En caso de no superar este control trimestral, esas unidades quedan pendientes de recuperar a final de curso en junio o bien en la pruebas de septiembre.
• 15 % de la nota correponderá a la actitud hacia la asignatura y el profesor. Se evaluará a través de las notas de clase, actividades cotidianas en casa o en el aula, intervenciones orales, ejercicios prácticos presentados, cuaderno del alumno, comportamiento. Se puntuará de 0 a 10, con un decimal. En caso de suspender, los alumnos deberán presentar los ejercicios que falten y/o mejorar su comportamiento de forma evidente.
• 25 % de la nota corresponderá a las actividades sobre las lecturas obligatorias. Se evaluará a través de dos trabajos por trimestre. Cada trabajo tendrá un mínimo de diez folios manuscritos. Sus pautas vienen explicadas en el apartado de lecturas obligatorias. Se puntuará de 0 a 10, con un decimal. En caso de no obtener una media de 5 al redondeo, deberán repetir el trabajo mejorado, o hacer otro sobre otra lectura, y presentarlo justo antes de terminar el trimestre o recién iniciado el siguiente. En caso de no superar los trabajos trimestrales, quedan pendientes de recuperar a final de curso en junio o bien en la pruebas de septiembre. En ningún caso se aprobará el trimestre o el curso si faltan los trabajos.

Para considerar la suma de porcentajes y compensar unas notas de conceptos con otras de actividades y de actitudes, los alumnos deben lograr al menos un 4 al redondeo tanto en los controles, como en la actitud, como en las actividades de lectura obligatoria. En caso de no obtener de media al menos un 4 al redondeo, no se compensará una parte con otra en ningún caso y automáticamente la evaluación quedará suspensa.

En la calificación de los alumnos se valorará el uso correcto de la ortografía y la presentación de los escritos. Según acuerdo general del IES Torreblanca, se podrán descontar hasta un máximo de 2 puntos por cada escrito, en cosideración de las faltas cometidas. La calificación de ortografía se colocará detrás de la calificación inicial del control o ejercicio correspondiente, entre paréntesis y con un signo negativo, a esto le seguirá un signo igual y la nota definitiva resultante, de modo que se pueda comprobar el resultado de la resta. Por ejemplo: 6 (-1) = 5, o bien, 6 (-2) = 4. Con lo cual, puede darse el caso no deseable de que un control o un trabajo llegue a suspender por la ortografía.
Las faltas ortográficas se valoran del siguiente modo para el nivel de 4º de ESO:
• Cada palabra mal escrita por errores en las letras, o fallos de expresión, signos de puntuación, faltas graves de presentación = -0.25.
• Cada 2 tildes, de más o de menos = -0.25.
• O lo que es lo mismo: cada 4 faltas, o cada 8 tildes, un punto menos.

Para la recuperación de la ortografía, los alumnos presentarán ejercicios complementarios a partir de las faltas cometidas, en los que se podrá comprobar la corrección de las palabras utilizadas en varias oraciones, y el repaso de las reglas ortográficas correspondientes. Si se comprueba la mejora ortográfica a lo largo del trimestre, el alumno puede llegar a recuperar la nota apta de los controles y ejercicios aprobados inicialmente, pero suspendidos a causa de la ortografía, sin necesidad de tener que examinarse de nuevo. Si no se comprueba la mejoría, todo queda suspendido y pendiente de recuperación según los parámetros ya señalados.