KAFKA: LA METAMORFOSIS

La obra on line

Si necesitáis leer la obra, aquí tenéis el enlace a ella:

La metamorfosis, de Franz Kafka

A continuación, tenéis una referencia a su vida y obra.

Franz Kafka (Praga, 3 de julio de 1883 – Kierling, cerca de Klosterneuburg, Austria, 3 de junio de 1924) fue un escritor checo de idioma alemán. Su obra es considerada una de las más influyentes de la literatura universal en el último siglo, a pesar de no ser muy extensa: fue autor de tres novelas (El proceso, El castillo y América), una novela corta (La metamorfosis) y un cierto número de parábolas y relatos breves. Además, dejó una abundante correspondencia y escritos autobiográficos, la mayor parte publicados póstumamente. De este material, y de las indagaciones realizadas por sus biógrafos, ha resultado la imagen de una persona profundamente sensible y físicamente débil.

Biografía

Kafka nació en Praga6 el 3 de julio de 1883 como miembro de una familia judía. Era hijo de Hermann Kafka (1852-1931) y Julie Löwy (1856-1934).
Su padre, Hermann, era originario de Wossek, aldea de población mayoritariamente judía checo-hablante, cerca de Písek, en la región de Bohemia del Sur. Originario de una familia rural judía de carniceros, con frecuentes problemas económicos, tras trabajar como representante de comercio, se estableció por su cuenta en Praga en 1881, regentando un negocio textil en la Zeltnergasse (Celetná ulice) 12, que contaba con 15 empleados cuando el pequeño Franz nació. Utilizaba un grajo (kavka, en checo) como emblema comercial.
La madre de Franz, Julie, nacida en Podiebrad an der Elbe, era de familia germano-hablante perteneciente a la burguesía judeoalemana. Era hija de Jakob Löwy, un próspero fabricante de cerveza. Provenía, en consecuencia, de un ámbito familiar muchó más próspero en lo económico que el de su marido, y contaba también con una educación más refinada.
El matrimonio se instala en Praga y pasa a formar parte de su mejor sociedad. Desde el comienzo, quien marcará la pauta de la educación de Franz es el padre que, como resultado de su propia experiencia vital, insistirá en la necesidad del esfuerzo continuado para superar todas las dificultades de la existencia, siempre desde una actitud permanente de autoritarismo y prepotencia hacia sus hijos. La madre quedó relegada a un papel secundario en el aspecto educativo.
El pequeño recibe su nombre de pila en honor al emperador Francisco José I. Era el mayor de seis hermanos. Dos de ellos, Georg y Heinrich, fallecieron a los quince y seis meses de edad, respectivamente, antes de que Franz cumpliera los siete años. Tuvo tres hermanas llamadas Gabriele ("Elli") (1889–1941), Valerie ("Valli") (1890–1942), y Ottilie ("Ottla") (1891–1943). Tras la ocupación nazi de Checoslovaquia, las tres hermanas fueron enviadas al ghetto de Łódź. De allí, Ottilie fue enviada al campo de concentración de Theresienstadt, y de allí, el 7 de octubre de 1943, al campo de exterminio de Auschwitz, donde aquel día 1.318 personas fueron asesinadas en las cámaras de gas a su llegada, incluyendo a Ottilie. Las otras dos hermanas también perecieron en el Holocausto.
Las relaciones con sus hermanos constituyeron una experiencia singular en la conformación de la personalidad de Franz, especialmente en lo que respecta a Georg y Heinrich, por cuya muerte se sintió culpable en cierto sentido al vincularla con sus deseos de que desapareciesen, motivados por sus celos.
Como muchos praguenses en aquella época, Franz Kafka hablaba checo y alemán, en su caso desde la primera infancia, por ser las lenguas maternas de su padre y madre, respectivamente. Posteriormente adquirió conocimientos de francés y cultura francesa. Entre sus autores favoritos estaban Flaubert, Dickens, Cervantes y Goethe.
Cursó sus estudios primarios entre 1889 y 1893, en la Deutsche Knabenschule, ubicada en Masný trh / Fleischmarkt, actualmente Masá unica. Sus padres tenían poco apego a las tradiciones judías, y aparte de la celebración del Bar Mitzvah, al cumplir Franz los 13 años, Franz apenas acudía a regañadientes cuatro veces al año a la sinagoga, acompañado de su padre.
La educación secundaria, entre los diez y los dieciocho años, la cursó en el riguroso Altstädter Deutsches Gymnasium («Instituto de Enseñanza Media Imperial Real»), situado en el interior del Palacio Kinsky, en la Staroměstské náměstí («Plaza de la Ciudad Vieja»).
Hacia los últimos años de su adolescencia, se hizo miembro de la Freie Schule («Escuela Libre»), una institución anticlerical; leyó a Darwin y Haeckel, y se aproximó a posiciones socialistas, especialmente en lo que se refiere al ideal de solidaridad. Por lo demás, sus notas sobresalen por encima de la media de sus compañeros. Entabla una relación de amistad especial con un compañero de clase, Oskar Pollak, con el que comparte el interés por las ciencias naturales y la historia del arte.
Hacia los 14 años (1897-1898), Kafka realizó sus primeros intentos como escritor. Aunque los destruyó, llegó a percibir la diferencia entre sus trabajos y los de sus compañeros de clase, sobre todo en el aspecto formal.
Aprobó su examen de madurez (Bachillerato) en 1901.
Comenzó a estudiar Química en la Universidad de Praga, pero solo aguantó dos semanas. A continuación, probó también en Historia del Arte y Filología alemana, pero finalmente, y obligado por su padre,11 estudió Derecho. Obtuvo el doctorado en leyes el 18 de junio de 1906.
Como estudiante tuvo un papel activo en la organización de actividades literarias y sociales, como miembro del club Lese- und Redehalle der Deutschen Studenten. Promocionó representaciones para el teatro judeoalemán. En sus relaciones sociales, Franz albergaba temor de ser percibido de manera repulsiva tanto física como mentalmente. Muy al contrario, impresionaba a los demás con su aspecto infantil, pulcro y austero, su conducta tranquila y fría, y su gran inteligencia, además de su particular sentido del humor. Desde 1905 se ve obligado a frecuentar los sanatorios como resultado de su debilidad física.
Después de sus estudios de leyes, en 1906 realizó un año de servicio obligatorio (sin remuneración) en los tribunales civiles y penales, con funciones administrativas.4 Tras ello, ingresó como pasante, también sin retribución, en una agencia italiana de seguros de accidentes laborales (Assicurazioni Generali); fue entonces cuando comenzó a escribir. Tras abandonar la compañía de seguros, en 1908 consiguió un trabajo en la compañía Arbeiter-Unfall-Versicherungs-Anstalt für Königsreich Böhmen; en ella estará hasta su jubilación anticipada en 1922. Aunque el padre de Kafka se referiría a este trabajo como "Brotberuf", un empleo tan sólo para pagar las facturas, a Franz le permitió dedicarse a escribir, gracias al horario más restringido que tenía respecto de la ocupación anterior. Con todo, este trabajo burocrático, en el que Kafka se desempeñó de forma competente y en el que fue ascediendo progresivamente, sería una fuente primordial de temas para su obra literaria.
Entre 1909 y 1912 realizó varios viajes al extranjero: Riva (1909), París (1910), otra vez a Italia y París (1911) y Weimar (1912).
En 1912 Kafka toma conciencia de ser escritor. Escribe en ocho horas Das Urteil (El juicio) y a finales de noviembre de 1912 termina de escribir Contemplación (Betrachtung), una colección de 18 relatos que habían aparecido previamente dispersos en diversos medios. La aparición de esta obra le da a conocer como escritor ante la sociedad en general.
En 1913 escribe su libro inicial Consideración y en 1915 el famoso relato La metamorfosis. En 1917 se le diagnosticó tuberculosis, lo que le obligó a mantener frecuentes períodos de convalecencia, durante los cuales recibió el apoyo de su familia, en especial de su hermana Ottilie, con quien tenía mucho en común. En 1919 finaliza los catorce cuentos fantásticos (o catorce lacónicas pesadillas) que componen Un médico rural.
Un tema de gran importancia en su obra es su relación con un padre autoritario. En la intimidad, éste no dejó nunca de menospreciar a su hijo y hasta el año 1922 lo tiranizó. De ese conflicto y de sus tenaces meditaciones sobre las "misteriosas misericordias" y las ilimitadas exigencias de la patria potestad, declaró el propio Kafka que procedía toda su obra, incluyendo en particular su célebre Carta al padre, nunca publicada en vida.
Entre 1913 y 1917 mantuvo una relación «de dimensiones muy complejas» con Felice Bauer, que dio origen a una correspondencia de más de 500 cartas y tarjetas postales. Tras enviarle el manuscrito de La metamorfosis antes de su publicación, la falta de reacción de ella ante el mismo llevó a Kafka a un profundo abatimiento. Aunque llegó a presentar una solicitud de matrimonio en junio de 1913 para casarse con ella, al final no lo hicieron. Ya en el otoño de ese mismo año, se produjo una primera ruptura entre ambos, ocasionada al conocer a G.W, la mujer identificada como «la suiza» en sus diarios, durante su estancia en el sanatorio de Riva.
Después de esto, Kafka intentó trasladarse a Berlín, pero el estallido de la Primera Guerra Mundial se lo impidió. No fue movilizado por sus problemas de salud. Durante la segunda mitad de 1914, escribió un antecedente de El proceso (Fragmento de Josef K.) y la narración En la colonia penitenciaria.
Como consecuencia de la guerra, el marido de su hermana Elli tuvo que incorporarse al ejército, por lo que Kafka tuvo que hacerse con la dirección de la fábrica de la familia y su hermana venir a vivir a la casa familiar. Esto obligó a Kafka a tener que alquilar una habitación. Como consecuencia de todo ello, su actividad literaria se paralizó desde octubre de 1914 y duró casi año y medio.
Deprimido por estos acontecimientos, intentó reconciliarse con Felice ayudado de Grete Bloch, con quien mantenía una relación que daría lugar a un hijo. En julio de 1917 se comprometieron nuevamente en matrimonio, pero, otra vez, la boda no llegó a consumarse. En diciembre, se separarían definitivamente.
La noche del 12 al 13 de agosto se le manifestó una hemoptisis que confirmó una tuberculosis pulmonar. Durante su estancia en Schlesen, para asistir a un sanatorio, conoció a la joven Julie Wohryzek, con la que se promete en matrimonio. La extracción social no burguesa de la chica puso en contra de la relación al padre de Kafka, quien en su texto Carta al padre (Brief an den Vater) lanza una fuerte diatriba contra su progenitor haciendo referencia a la historia de su niñez y adolescencias, y al cúmulo de carencias vividas por culpa del mismo. La relación con Julie se rompió en noviembre de 1919.
En otoño de 1920 escribió numerosas piezas narrativas del género de las parábolas aforísticas. Como consecuencia del empeoramiento de su estado general de salud, 1921 y 1922 son años que los pasó casi enteros en distintos sanatorios. Durante los tres meses que pasó en Meran en la primavera de 1922, consolidó por vía epistolar su relación con la escritora, traductora y periodista checa Milena Jesenskà, casada, a quien había conocido a principios de 1920.
Entre diciembre de 1920 y septiembre de 1921 estuvo en el sanatorio de Matliary, etapa en la que conoció a un amigo que lo sería por el resto de su vida, Robert Klopstock. Hasta 1923, escribió, entre Praga y Berlín, una docena de relatos.
En verano de ese año, durante sus vacaciones en Müritz, en la costa báltica, conoció a Dora Diamant, periodista, que le llevó a renunciar a un viaje programado a Palestina para octubre. En 1923 se trasladó a Berlín, con la esperanza de distanciarse de la influencia de su familia y concentrarse en su obra; se reunió con Dora Diamant, una joven de 25 años descendiente de una familia judía ortodoxa, que había huido de su pueblo natal, a la que había conocido en el verano del mismo año en una colonia judía de vacaciones, en Müritz, a orillas del Báltico. Dora se convirtió en su compañera y tuvo mucho que ver en el interés de Kafka por el judaísmo.
En la navidad de 1923, Kafka se vio aquejado de una pulmonía que, finalmente, lo obliga a regresar al hogar paterno en Praga en marzo de 1924. Al agravarse la enfermedad, fue internado en el sanatorio de Wiener Wald, cerca de Viena, donde sufre un ataque de tuberculosis de laringe. Se le trasladó a la clínica universitaria de la capital y a finales de abril al sanatorio Dr. Hoffmann de Kierling, donde falleció el 3 de junio.
En sus diarios y cartas se queja frecuentemente de insomnio y dolores de cabeza. Fue un partidario de la dieta vegetariana y del naturismo. Se dice que consumía grandes cantidades de leche sin pasteurizar, lo que pudo ser el factor desencadenante de su tuberculosis, en 1917. No hay coincidencia de pareceres sobre los más que probables trastornos psicológicos de Kafka. En sus cuadernos íntimos él habla de "demonios", "derrumbamiento", "embates", "desamparo", "persecución", "soledad", "asalto a las últimas fronteras terrenales", "agobiante observación de uno mismo" y muchas otras expresiones más que aluden a un mundo oscuro, desconcertante y desconocido. La interpretación médica que se haga de estos pasajes no dejará de ser arriesgada y sobre todo simplificadora. Kafka fue un ser atormentado y complejo, pero también, a su manera, gozó de la vida con una intensidad fuera de lo común.
El estado de salud de Kafka empeoró sensiblemente en años posteriores con el avance de la enfermedad. Regresó a Praga, acudiendo posteriormente a un sanatorio cerca de Viena para recibir tratamiento. Los problemas físicos le causaron molestias en la garganta, lo que hacía que el tragar los alimentos le resultara muy doloroso, de manera que en sus últimas semanas se alimentó principalmente de líquidos. Murió en el sanatorio el 3 de junio de 1924. Su cuerpo fue llevado a Praga, donde fue enterrado el 11 de junio, en la parte judía del Nuevo Cementerio de Praga-Žižkov.

Kafka sólo publicó algunas historias cortas durante toda su vida, una pequeña parte de su trabajo, por lo que su obra pasó prácticamente inadvertida hasta después de su muerte. Con anterioridad a su fallecimiento, dio instrucciones a su amigo y albacea Max Brod de que destruyera todos sus manuscritos; Brod hizo caso omiso de esas instrucciones, y supervisó la publicación de la mayor parte de los escritos que obraban en su poder. La compañera final de Kafka, Dora Diamant, cumplió sus deseos pero tan sólo en parte. Dora guardó en secreto la mayoría de sus últimos escritos, incluyendo 20 cuadernos y 35 cartas, hasta que fueron confiscados por la Gestapo, en 1933. Actualmente prosigue la búsqueda de los papeles desaparecidos de Kafka a escala internacional.
Los escritos de Kafka pronto comenzaron a despertar el interés del público y a obtener alabanzas por parte de la crítica, lo que posibilitó su pronta divulgación, hasta el punto de que marcaría el proceso posterior de la literatura del siglo XX. Todas sus páginas publicadas, excepto varias cartas en checo dirigidas a Milena, se encuentran escritas en alemán.
En su obra, a menudo el protagonista se enfrenta a un mundo complejo, que se basa en reglas desconocidas, las cuales nunca llega a comprender. El adjetivo kafkiano se utiliza precisamente a menudo para describir situaciones similares. Una curiosidad: En ocasiones usaba el pseudónimo de Yerba amarga, supuestamente los días de mayor hastío o desazón. Harold Bloom ha escrito en 1995: «Desde una perspectiva puramente literaria, ésta es la época de Kafka, más incluso que la de Freud. Freud, siguiendo furtivamente a Shakespeare, nos ofreció el mapa de nuestra mente; Kafka nos insinuó que no esperáramos utilizarlo para salvarnos, ni siquiera de nosotros mismos».

Obra

Interpretación de su obra

La mayoría de los escritores y críticos del siglo XX han hecho referencias a su figura. Ha habido multitud de estudiosos que han intentado (e intentan) encontrarle sentido a la obra de Kafka, interpretándola en función de distintas escuelas de crítica literaria, como por ejemplo la modernista, la realista mágica, etc. La desesperación y el absurdo de que su obra parece estar impregnada se consideran emblemáticos del existencialismo. Aparte, algunos han intentado hallar la influencia marxista en la satirización de la burocracia, en obras tales como En la colonia penitenciaria, El proceso y El castillo, mientras que otros apuntan al anarquismo como el fundamento de inspiración para el individualismo antiburocrático de Kafka (tomando en cuenta también su breve militancia en una organización de este tipo y su apoyo a algunas campañas promovidas por los anarquistas checos). Sin embargo, una parte importante de la crítica ha interpretado su obra bajo el prisma del Judaísmo; también se ha intentado darle una interpretación a través del Freudismo (debido a sus conflictos familiares); o como alegorías de una búsqueda metafísica de Dios, según propuso Thomas Mann.
Más modernamente, Walter Benjamin habló de su tensión entre la tradición mística y la modernidad metropolitana. Hay quien considera, con todo, que bajo los renglones de Kafka no se encuentra ningún sentido oculto, que sólo son historias y cuentos. Pues el mundo que desea Kafka no es nada oculto, es un mundo de los hombres, construido por ellos mismos (Arendt). Y, en definitiva, nunca se enciende en Kafka el aura de lo infinito: cada frase vale literalmente lo que se dice en ella (Adorno). Más aún, Barthes, de acuerdo con la crítica y traductora kafkiana Marthe Robert, defiende ante todo fijarse en su técnica "alusiva", técnica que apela a algo defectivo por fuerza, pues el sentido del mundo no es enunciable.
Se pone énfasis repetidamente en el tema de la alienación y de la manía persecutoria en Kafka; dicho énfasis se halla inspirado, en parte, en la contra-crítica de Gilles Deleuze y Félix Guattari, quienes mantenían que Kafka representa mucho más que el estereotipo de figura solitaria que escribe movida por la angustia, y que su trabajo era mucho más deliberado, subversivo y, aun así, "alegre" de lo que parecía ser. Los biógrafos han comentado que Kafka, como otros grandes escritores, tenía costumbre de leer capítulos del libro en el que estaba trabajando a sus amigos más íntimos, y que la situación llegaba a ser cómica y concluía en risas de todos.
Su obra es expresiva, como ninguna otra, de las ansiedades y la alienación del hombre del siglo XX. También viene a expresar las relaciones entre literatura y amenaza, como señala Blanchot. Su importancia es tal que en varias lenguas se ha acuñado el adjetivo «kafkiano» para describir situaciones que recuerdan a las reflejadas por él. De modo análogo ha acontecido con «borgiano» acerca de la temática y el estilo de Jorge Luis Borges, traductor y devoto de la obra del checo. Lo que ocurre, como señala Coetzee, es que siendo el menos psicológico de los escritores, Kafka tuvo un sentido penetrante de las obscenas interioridades del poder. Pero es cierto que puede entenderse de otro modo: Sebald describe la llegada de K. al Castillo como la elección del país de la muerte.
Ha sido constante también la elucidación de su obra a la luz de la biografía del propio Kafka, en el sentido de que en su vida se produjeron acontecimientos y circunstancias que pueden permitir proporcionar algunas orientaciones para entender de una manera adecuada su producción. En su caso, parece como si se tratase de la presentación de acontecimientos o situaciones de los que es protagonista el hombre Kafka y a los que el escritor Kafka ha proporcionado al mismo tiempo el carácter de la realidad literaria. Las relaciones del hombre Kafka con sus padres, sus hermanos, la actitud personal frente a la propia profesión (...), la insatisfacción que le invade, la realidad de la institución familiar, la incapacidad y al mismo tiempo necesidad de una vida matrimonial, el desgarramiento profundo de una existencia sin satisfacciones, los miedos y temores ante la propia vida y todos sus componentes, el miedo a la soledad pero al mismo tiempo la necesidad de la misma, la inseguridad vital, el miedo al contacto sexual, el miedo al poder proceda de donde proceda, etc., son todos ellos componentes de la obra de Kafka que encuentran un cierto paralelismo en su vida.

Descripción de una lucha

La novela corta Descripción de una lucha (Beschreibung eines Kampfes, 1904/1905) fue la primera obra que publicó Kafka. De acuerdo con su título, la narración describe una lucha personal, esto es, la reflexión sobre unos conflictos internos que el narrador en primera persona expone a lo largo de su conversación con otro personaje. El tema es la inseguridad vital permanente como fruto de la intromisión de lo improbable en lo probable, de lo fantástico o imaginado en lo real. Formalmente, la novela presenta una característica falta de lógica narrativa en medio de un mundo de irrealidad.
Preparativos de boda en el campo
La indecisión entre la realidad y lo improbable, se decanta en favor de la primera en esta segunda novela corta. Con un cierto alejamiento de las abstracciones, el relato presenta a un individuo que, ante su inminente boda, que siente como una obligación, expresa sus malas sensaciones acerca de una vida social a la que no va a ser capaz de adaptarse y que terminará por ser una carga para él. La perspectiva narrativa es la de un narrador objetivo, cinematográfico.

Contemplación

Se trata de un libro compuesto por 18 relatos en los que se continúa con el tema de los conflictos del individuo en el interior de su medio social y se mantiene el interés por el difícil equilibrio entre lo seguro y lo inseguro que es inherente a la realidad; una realidad vista como circular e imprecisa, donde la verdad se sustenta en una lógica que solo es aparente. Técnicamente, es significativo el uso de la parábola, a la que Kafka despoja de su componente didáctico.

El juicio

El motivo argumental de esta narración es una disputa familiar entre un hijo y un padre que al final se resuelve según la voluntad de este. La consecuencia psicológica es un rechazo del hijo hacia su padre que le lleva incluso a desear asesinarlo. La fluctuación que hay en el texto entre la psicología de los personajes y los hechos externos envuelven al relato en una atmósfera próxima a la de un sueño.

Bibliografía

Narrativa publicada en vida

• Descripción de una lucha (1904)
• Conversación con el suplicante
• Conversación con el ebrio
• Contemplación (1913)
• Niños en un camino de campo
• Desenmascaramiento de un embaucador
• El paseo repentino
• Resoluciones
• La excursión a la montaña
• Desdicha del soltero
• El comerciante
• Contemplación distraída de la ventana
• Camino de casa
• Transeúntes
• Compañero de viaje
• Vestidos
• El rechazo
• Para que mediten los jinetes
• La ventana a la calle
• El deseo de ser piel roja
• Los árboles
• Desdicha
• Un médico rural (1919)
• El nuevo abogado
• Un médico rural.(Ein Landarzt - 1917)
• En la galería
• Un viejo manuscrito
• Ante la ley (parábola). Repetido en El Proceso.
• Chacales y árabes
• Una visita a la mina
• El pueblo más cercano
• Un mensaje imperial
• Preocupaciones de un jefe de familia
• Once hijos
• Un fratricidio
• Un sueño
• Informe para una academia (Ein Bericht für eine Akademie - 1917)
• La condena (Das Urteil - Septiembre 22-23, 1912)
• En la colonia penitenciaria (In der Strafkolonie - Octubre de 1914)
• Una mujercita (Eine kleine Frau - 1923)
• Josefina la cantora o el pueblo de los ratones (Josephine, die Sängerin, oder Das Volk der Mäuse - 1924)
• Un artista del hambre (1924) (Ein Hungerkünstler - 1922). Revisado por Kafka en su lecho de muerte
• Un artista del trapecio
• La metamorfosis (Die Verwandlung - 1915)

Obras publicadas póstumamente

Novelas

• El desaparecido. Novela comenzada en 1911 y que dejó de escribir en 1912. Está inconclusa. Durante años se conoció como América, título que Max Brod escogió, pero estudios recientes han determinado que Kafka la tituló El desaparecido. Se publicó por primera vez en 1927. Desde 1982 la distribución de los capítulos y fragmentos se modificó, y la editorial Fischer publicó en alemán la edición definitiva.
• El proceso (Der Prozeß - 1925). Novela inconclusa.
• El Castillo (Das Schloß - 1922). Novela inacabada.
• La edificación de la Muralla China. Relato.
• Carta al padre (noviembre de 1919).
• Ricardo y Samuel. Capítulo de una novela, escrito en colaboración con Max Brod.

Relatos

• Preparativos de una boda en el campo (Hochzeitsvorbereitungen auf dem Lande - 1907-1908)
• Der Dorfschullehrer o Der Riesenmaulwurf - 1914-1915
• La muralla china (Beim Bau der Chinesischen Mauer - 1917). Versión previa a otra definitiva destruida más tarde por Kafka.
• La obra (Der Bau - 1923-1924). También traducido como La construcción o La madriguera.

Obra epistolar, diarios y aforismos

• Aforismos, visiones y sueños (1917)
• Cuadernos en octava (1917)
• Diarios (1910-1923)
• Escritos sobre sus escritos (1917) Publicado en España como Escritos sobre el arte de escribir, 2003.
• Carta al padre (1919)
• Cartas a Felice (1967)
• Cartas a Milena
• Cartas a Ottla
• Cartas a la familia

Kafka en el cine

• El proceso - Dir. Orson Welles (1963)
• The Castle  - Dir. Rudolph Noelte (1968)
• Informe para una academia  - Dir. Carles Mira (1975)
• The metamorphosis of Mr. Samsa  - Dir. Caroline Leaf (1977)
• Informe per a una acadèmia  - Dir. Boris Ruiz (1989)
• Kafka, la verdad oculta  - Dir. Steven Soderbergh (1991)
• El proceso  - Dir. David Jones (1993)
• La metamorfosis de Franz Kafka - Dir. Carlos Atanes (1993)
• Amerika  - Dir. Vladimir Michalek (1994)
• Das Schloss  - Dir. Michael Haneke (1996)
• La metamorfosis - Dir. Josefina Molina (1996)
• Ficha de Metamorfosis en inglés y en español en Internet Movie Database. - Dir. Fran Estévez (2004)
• Ficha de El deseo de ser piel roja en inglés y en español en Internet Movie Database. - Dir. Alfonso Ungría (2001)
• Once hijos de Franz Kafka en YouTube - Dir. Rafael Gómez (2010)
Kafka en el teatro
• Milan Richter Del Ereboparaíso de Kafka (2006), drama en dos actos, traducción de Renata Bojnicanova y Salustio Alvarado
• Milan Richter La segunda vida de Kafka (2007), drama en dos actos, traducción de Renata Bojnicanova y Salustio Alvarado
• "La Metamorfosis", versión teatral musical, con libro y letras de Mariano Taccagni y música original de Damián Mahler. Buenos Aires.
• "H & K", obra teatral en un acto sobre el hipotético encuentro entre Kafka y Hitler. Original de Silvia Peláez. México.
• "KAFKA, negro de tan preciso" (2010) teatro físico prescindiendo de la palabra. Sobre cuatro cuentos cortos del autor checo. Adaptación de Julián Stella. Buenos Aires

[De Wikipedia]

SALINGER: EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO

Para descargar el libro, pincha aquí






















BIOGRAFÍA

Jerome David Salinger (Nueva York, 1919), escritor estadounidense conocido principalmente por su novela El guardián entre el centeno (The Catcher in the Rye), que se convirtió en un clásico de la literatura moderna estadounidense casi desde el mismo momento de su publicación, producida en 1951. Las mentes ágiles y poderosas de hombres perturbados y la capacidad redentora que los niños
tienen en las vidas de éstos es tema principal en las obras de Salinger. Nació en Nueva York y comenzó su trayectoria literaria escribiendo relatos para revistas de esa ciudad. Entre sus primeros trabajos destacan especialmente Un día perfecto para el pez banana. Además, publicó dos capítulos de lo que posteriormente sería El guardián entre el centeno antes de verse obligado a abandonar los Estados Unidos para ir a la Segunda Guerra Mundial: I'm Crazy y Slight Rebellion Off Madison.
Su trabajo se vio interrumpido por este conflicto, en el que pudo ser testigo del combate en algunas de las batallas más violentas. Estos hechos le dejaron una profunda huella emocional; posteriormente recurrió a sus experiencias de los tiempos de guerra para algunos de sus relatos, especialmente el ya mencionado Un día perfecto para el pez banana, sobre un ex soldado suicida, y también Para Esmé, con amor y sordidez, narrado por un soldado traumatizado.
El guardián entre el centeno, su primera novela corta, fue publicada en 1951 y se hizo muy popular entre los críticos y jóvenes. La historia está narrada en primera persona por Holden Caulfield, un adolescente rebelde e inmaduro, pero de gran perspicacia. Posteriormente Salinger publicó las colecciones de relatos Nueve cuentos en 1953 (donde se incluyen los dos aludidos); Franny y Zooey, en 1961; y Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una
introducción, publicados juntos en 1963, estos últimos protagonizados por la disfuncional familia Glass. Después de haber obtenido la fama y la notoriedad con El guardián entre el centeno, Salinger se convirtió en un eremita, apartándose del mundo exterior y protegiendo al máximo su privacidad. Se mudó de Nueva York a Cornish, New Hampshire, donde continuó escribiendo historias que nunca publicó. Ha muerto el 27 de enero de 2010, con 91 años, y con mucha obra que espera su publicación póstuma.

Salinger ha intentado por todos los medios escapar de la exposición al público y de la atención del mismo ("Los sentimientos de anonimato y oscuridad de un escritor constituyen la segunda propiedad más valiosa que le es concedida", declaró él mismo). Pero sin embargo se ve obligado a luchar continuamente contra toda la atención no deseada que recibe, como figura de culto que es. Cuando supo de la intención del escritor británico Iam Hamilton de publicar J. D. Salinger: A writing life, una biografía que incluía cartas que Salinger había escrito a amigos y a otros escritores, Salinger interpuso una demanda para detener la publicación del libro. El libro apareció finalmente con los contenidos de las cartas parafraseados. El juez determinó que aunque es
posible que una persona sea el propietario de una carta físicamente, lo que está escrito en ella pertenece al autor. Uno de los resultados no intencionados de este juicio fue que muchos de los
detalles de la vida privada de Salinger, incluyendo el hecho de haber escrito dos novelas y muchos relatos que no habían sido publicados, salieron a la luz pública a través de las transcripciones del juzgado. Salinger aparece como personaje en la novela Shoeless Joe de
W. P. Kinsella, en la que se inspiró la película Field of dreams. En la película el personaje tiene el nombre cambiado y es convertido en ficción. Ha estudiado a lo largo de toda su vida
el Hinduismo Advaita Vedanta. Este hecho ha sido descrito extensamente por Sam P. Ranchean en su libro An adventure in Vedanta: J. D. Salinger's the Glass Family (1990).
En 2000, su hija, Margaret Salinger, publicó El guardián de los sueños. En su libro de “confesiones”, la señorita Salinger afirma que su padre se bebía su propia orina, sufría glosolalia, rara vez tenía relaciones sexuales con su madre, la tenía como una “prisionera virtual” y se negaba a permitirle ver a sus parientes y amigos.
En 2002, se publicaron más de ochenta cartas a Salinger escritas por escritores, críticos y admiradores, bajo el título: Letters to J. D. Salinger. La película Descubriendo a Forrester, protagonizada por Sean Connery está basada en Salinger. Además, ha sido notable la influencia ejercida en escritores como Lemony Snicket y su Una Serie de Catastróficas Desdichas, habiendo numerosas alusiones a él en los libros. Salinger ha influido sobre una generación entera de escritores, entre los que se cuentan señaladamente John Updike, Harold Brodkey y Philip Roth.

OBRA







  • El guardián entre el centeno (1951) (The Catcher in the Rye), también traducido como El cazador oculto, se publicó Estados Unidos en 1951, provocando numerosas controversias por sulenguaje provocador y por retratar sin tapujos la sexualidad y la ansiedad adolescentes. Es considerado por numerosos expertos como uno de los libros más importantes del siglo veinte.
Su protagonista, Holden Caulfield, se ha convertido en un icono del resentimiento adolescente. Escrito en primera persona, El guardián entre el centeno relata las experiencias de Holden en la ciudad de Nueva York, después de ser expulsado de Pencey Prep, su escuela secundaria.
El título del libro hace referencia a un poema que se explica en el libro, que trata sobre un “guardián entre el centeno” que evita que “los niños caigan en el precipicio”.









  • Nueve cuentos (1953)
Nueve cuentos es una colección de relatos cortos del escritor estadounidense J. D. Salinger. El libro incluye dos de los relatos más famosos del autor, Para Esmé, con amor y sordidez y Un día perfecto para el pez banana, protagonizado este último por Seymour Glass, el mayor de los hermanos Glass.









  • Franny y Zooey (1961)
A raíz del éxito de su primera y única novela "El guardian entre el centeno", publicada en 1951, J.D. Salinger, tímido y reservado en extremo, decidió aislarse del mundo en su residencia de
Cornish, New Hampshire. En 1961 publicó "Franny and Zooey", unión de dos relatos breves donde aparecen sus habituales personajes adolescentes, hipersensibles y con tendencias
artísticas, en rebeldía contra el corrupto universo adulto. Usando el diálogo Salinger consiguió un retrato de caracteres inolvidable.








  • Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción (1963)
Este volumen recoge dos novelas o breves o relatos extensos de que se cuentan entre los más brillantes y acabados de Salinger: 'Levantad, carpinteros, la viga del tejado' y 'Seymour, una
introducción'. En ambos aparece la figura fascinante de Seymour, (un joven y prometedor poeta que se suicidó a los treinta y un años), en un caso en el día de su boda, y en el otro como motivo
de los complejos sentimientos que despierta entre sus allegados. El primero de los relatos se presenta como una extensa conversación que hace que el tiempo de la acción y el tiempo que emplea el lector en conocerla coincidan perfectamente, mientras que el segundo se presenta como poco menos que un pseudodiario del hermano del protagonista. La audacia narrativa de
Salinger le ha valido el reconocimiento de la crítica más exigente, y la profundidad de sus argumentos en uno de los escritores vivos de más sólido éxito.

EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO: SINOPSIS Y COMENTARIO

Holden Caulfield es un adolescente con una visión particular del mundo. Siente un extraño resentimiento por todo ser humano, los considera hipócritas, a veces sin razón aparente, hasta tal punto de deprimirse constantemente al notar la hipocresía que le rodea. A pesar de tener un
vocabulario limitado, Holden llega a ser muy ingenioso a veces, y posee un humor sarcástico. Las primeras líneas del libro dejan en claro su forma directa de ser y hablar. Holden tiene tres hermanos. Uno de ellos, Allie, murió de leucemia cuando Holden tenía 13 años. Los dos estaban muy unidos, y su muerte marcó emocional y físicamente a Holden, ya que la noche en que Allie murió, Holden en un arrebato de furia rompió todas las ventanas del garaje de su casa a puñetazos. Su hermano mayor, D.B., se convirtió en guionista de Hollywood al no poder triunfar como escritor. A Holden, que rápidamente expresa su odio por el cine, no le gusta que su hermano trabaje en Hollywood, a pesar de que disfruta leyendo sus cuentos y novelas.
Phoebe, a pesar de ser la hermana menor de Holden, es mucho más madura que él, y suele reprenderlo por su inmadurez y actitud infantil. Holden adora a Phoebe hasta el punto de llegar a ser sobreprotector, ya que Phoebe representa la inocencia para él. La novela comienza con Holden narrando, desde lo que parece ser un hospital, su expulsión de la escuela preuniversitaria Pencey y su periplo por la ciudad de Nueva York, donde eventualmente llega a un punto donde no puede más y decide internarse para poder descansar de tanta "hipocresía".

El título del libro en inglés hace referencia a una reflexión que el protagonista realiza en el libro sobre la letra de un poema, que trata sobre un Catcher (alguien que agarra o sujeta) que evita que “los niños caigan en el precipicio”.
(...) me imagino a muchos niños pequeños jugando en un gran campo de centeno y todo. Miles de niños y nadie allí para cuidarlos, nadie grande, eso es, excepto yo. Y yo estoy al borde de un profundo precipicio. Mi misión es agarrar a todo niño que vaya a caer en el precipicio. Quiero decir, si algún niño echa a correr y no mira por dónde va, tengo que hacerme presente y agarrarlo. Eso es lo que haría todo el día. Sería el encargado de agarrar a los niños en el centeno. Sé que es una locura; pero es lo único que verdaderamente me gustaría ser. Reconozco que es una locura.

La primera traducción al castellano de la obra, realizada en 1961 por Compañía General Fabril Editora en la colección Anaquel de Buenos Aires, fue Titulada El cazador oculto. Posteriormente una traducción española de 1978 tituló la obra como El guardián entre el centeno. Ese título viene siendo criticado por escritores no españoles desde hace tiempo. Rodolfo Rabanal explico en 2001:
El guardián en[tre] el centeno es estrictamente literal porque responde a las cinco palabras del título en inglés, pero esa literalidad no beneficia el sentido, más bien lo oscurece. El guardián es el jugador que en el béisbol corre para atrapar la pelota; si ese jugador se encuentra, de manera figurada, en un campo casi idéntico a un trigal, estará evidentemente oculto y fuera del alcance del bateador. En suma, «cazaría» la pelota desde una guarida y se comportaría como un cazador oculto. Ésa es la idea que inspiró el título de Salinger, sólo que en inglés, y en los Estados Unidos, bastaba con la literalidad para establecer la metáfora. Pero en la versión en español era preciso imaginar el propósito de Salinger y dar exactamente la idea que el autor buscaba. Luego se impuso esta nueva versión y el guardián en el centeno ya no suena a nada.

De todas maneras, Salinger desautorizó cualquier otra traducción al castellano, con lo que el primer título, que fue la única versión en español durante décadas, nunca más pudo usarse.

Personajes del libro


El protagonista de la obra es Holden Caulfield. En la historia que nos cuenta, es un joven de 16 años, que mide seis pies y dos pulgadas, tiene el lado derecho de la cabeza lleno de canas y es muy delgado. Vive en New York. Es muy mal estudiante, le han echado de muchos colegios: Whooton, Elkton Hills, Princeton, entre otros; aparte de Pencey. Es un chico que tiene un vocabulario paupérrimo, a menudo dice ¡jo! Holden es el mentiroso más fantástico que puedan imaginarse, da nombres falsos como Jim Steele, Rudolph Schmidt. Él odia a los hipócritas, a los falsos, a los creídos y a las palabras cursis y cultas, pero sobre todo que la gente le mienta (cuando alguien dice que está listo, pero en realidad no lo está, por ejemplo). Es muy amable y carismático, sin embargo puede ser muy sarcástico, a menudo es irónico ("¡No estaba poco dormida!"). Es un manirroto horrible y malgasta mucho el dinero, cuando no lo pierde, se le olvida. Es un poco cobarde, y cuando no esta de humor se pone a encender cerillas una detrás de otra. Aunque tiene prohibido fumar, él fuma como una chimenea. Se le da muy bien el golf. Es virgen y no entiende el sexo. Es algo infantil, a veces se pone a hacer el indio. Quería mucho a su hermano Allie, cuando murió, se enfadó tanto que de rabia intentó romper el cristal del coche, pero se rompió la mano. Se pregunta a dónde van los patos cuando el agua del lago del central park esta helada.

Familiares


* D.B. es el hermano mayor de Holden, es escritor, autor por ejemplo de El Pececillo Secreto. Tiene mucho dinero y vive en Hollywood. Estuvo en el ejército durante cuatro años, incluso fue al desembarco de Normandía.

* Allie es su otro hermano. Murió de leucemia cuando tenía solo 13 años el 18 de julio de 1946. Tenía dos años menos que Holden. Era pelirrojo, muy inteligente y nunca se enfadaba.

* Phoebe es su hermana. Tiene solo 10 años. Es muy guapa, muy inteligente (solo saca sobresalientes), delgada y pelirroja. Le gusta mucho patinar y escribir. Es muy adulta para lo pequeña que es y de vez en cuando demasiado cariñosa, también es muy sensible.

* El padre de Holden tiene mucho dinero, incluso tienen criada. Trabaja como abogado de empresa.

* Su madre es muy nerviosa, y desde que murió Allie, está muy mal de salud.

Holden tiene más familiares, a los que considera unos cretinos, como a su abuelo, que vive en Detroit, a sus tías (de las cuales afirma tiene como cincuenta) y a sus primos.

Compañeros

* Selma Thurmer es la hija del director de Pencey, es simpática y tiene una nariz larga y las uñas comidas y como sanguinolentas.

* Ward Stradlater es el compañero de habitación de Holden en Pencey. Mide más o menos lo mismo que Holden, pero tiene unos hombros anchísimos y pesa el doble que él. Tiene una simpatía un poco falsa. Es un marrano en secreto: aunque parece limpio su maquinilla de afeitar esta asquerosa. Tiene un silbido muy molesto y esta enamorado de sí mismo. Sale muy a menudo con chicas.

* Robert Ackley vive en la habitación de al lado de Holden en Pencey. Se cuela en la habitación de Holden unas ochenta veces al día. Es alto, mide seis pies y cuatro pulgadas, con los hombros un poco caídos. Tiene acne y se limpiaba las uñas a menudo, pero tiene los dientes negros y mohosos, al igual que las orejas. Odia a casi todo el mundo, sobre todo a Stradlater. Siempre coge las cosas más personales de los demás para fisgonearlas, y además luego no las deja donde estaban.

* Marsala, Ely, Leahy y Hoffman son compañeros de Holden en Pencey.

* Herb Gale es el compañero de habitación de Ackley en Pencey.

* Howie Coley es el mejor del equipo de baloncesto en Pencey.

* Mal Brossard es un maniático del Bridge. Va a Pencey.

* Freaderick Woodruff es a quien Holden vendió su maquina de escribir.

* Ernerst Morrow es un estudiante en Pencey. A Holden no le cae nada bien.

* Carl Luce, Holden le conoce en Whooton. Es 3 años mayor que él y le cae bien. Es muy inteligente y posee muchos conocimientos. Estudia en Columbia. Cuando Holden está en Whooton, Carl era su consejero de estudios.

* Arthur Childs y Louis Gorman son amigos de Holden en Whooton.

* Dick Slagle y Harris Macklin son sus compañeros de cuarto en Elkton Hills.

* Gertrude Lavine solía ser pareja de Holden cuando iban al Museo de Historia Natural.

* Richard Kinsella fue un compañero de Holden que siempre se iba por las nubes en comunicación oral.

Profesores

* Spencer es el profesor de historia en Pencey, tiene unos setenta años. Vive con su mujer, aunque duermen en habitaciones separadas, en la Avenida Anthony Wayne.

* Haas es el director de Elkton Hills. Es la persona más falsa que ha conocido Holden.

* Aigletinger era la profesora de Holden que le llevaba al Museo de Historia Natural todos los sábados.

* Antolini, profesor en Elkton Hills. Su mujer se llama Lillian.

* Thurmer. Es el director de Pencey. Es un hombre denomiado por Holden como falso.

* Zambesi. Es profesor de biología.

* Hartzell. Es el profesor de lengua y literatura en Pencey.

* Ed Banky, entrenador de baloncesto en Pencey.

Amigos

* Sally Hayes, es la chica con la que solía salir en New York. Estudiaba en Mary Woodruff. Se besaron en una cita para ir al teatro.

* Anne Louise Sherman, chica con la que Holden tuvo relaciones.

* Faith Cavendish, vive en el Hotel Stanford Arms. Con ella Holden baila en Princeton. Es una bailarina de striptease.

* Alice Holmborg, es la mejor amiga de Phoebe.

Otros

* Colegio McBurney, equipo de esgrima al que se enfrenta Pencey.

* Ossenburger, alumno de Pencey que se hizo rico gracias a un negocio de funerarias. Tiene un Cadillac.

* Jane Gallear, joven que salió con Stradlater. Holden la conoció en el verano. Tiene un doberman Pinscheer. Sus padres estaban divorciados. Es una chica rara, no muy guapa, pero que volvía loco a Holden. Leía mucho y le gustaba la poesía.

* Buddy Singer, músico que tocó en el Salón Malva.

* Bernice Crabs, Marty y Laverne, las tres chicas que conoce Holden en el Salón Malva. La primera es muy guapa y baila muy bien, las otras dos son feas y no bailan tan bien. Las tres eran muy amigas y estaba todo el rato alerta por si aparecía algún personaje famoso por el local donde estaban con Holden.

* Ernie, es un negro enorme que toca el piano. Es un snob horroroso y se cree muy importante, aunque es muy bueno en el piano.

* Howitz, taxista que lleva a Holden a "Ernie". Era una persona muy susceptible que tenia la cabeza redonda. No tenía paciencia, aunque no era mala persona.

* William Simmons, salió con D.B. una temporada. Ahora sale con un oficial de la marina llamado Comandante Blop.

* Maurice, ascensorista en Edmont, que convence a Holden de que contrate a una prostituta.

* Sunny, prostituta que envía Maurice. Era algo joven, para ser prostituta, y con pelo medio rubio.

* Monjas del café, eran muy agradables y simpáticas, daban clases de lengua y literatura.

* George, estudiante en Andover. Conoce a Sally cuando acaba la obra de los Lunt que Holden la llevo a ver.

* Al Pike, fue novio de Jane. Estudiaba en Choate.

* Tina y Janine, chicas que cantaban en Wicker Bar.

* Valencia, mujer que sustituyó a Tina y Janine en el Wicker Bar.

* Curtis Weintraub, niño de la clase de Phoebe, que la empujó y le hizo una herida.

* Phillis Margulis, niño que enseña a eructar a Phoebe.

Durante la obra, los personajes apenas cambian. Holden sigue siendo el chico que es, pensando lo mismo, y teniendo el mismo carácter, no obstante, Holden puede que haya aprendido alguna cosa, como por ejemplo que no sabe lo que quiere ni lo que no quiere. Lo único que sabe es que quiere mucho a su hermana Phoebe y que le gustaría ser el guardián de los niños que juegan entre el centeno. Respecto a los demás ámbitos, no hay nada que comentar.

Controversia

Las razones principales por las que este libro fue criticado eran principalmente su lenguaje ofensivo y sus referencias a las drogas, el alcohol y la prostitución. Los críticos ven a Holden como un instigador de masas.

Treinta años después de su publicación en 1951, El guardián entre el centeno era tanto el libro más prohibido, como el segundo más estudiado como lectura obligatoria en los institutos estadounidenses. En la década de 1990 fue el nº 13 en la lista de libros más leídos en su país según la Asociación de Bibliotecas Americanas y en el año 2005 se mantuvo entre los diez primeros.

Valor como obra de Literatura Universal

La razón por la cual esta obra sigue vigente es que logra permearnos en el mundo de una vida solitaria y extrema, la aventura de Holden Caulfield. Nos muestra una visión de la realidad de una persona que ha perdido la confianza y el agrado por las personas que le rodean y la sociedad en general. Hay velada ahí una crítica a la sociedad. La obra no es obscena, simplemente es fuerte por su contenido de crítica social. Por lo demás, no existen en la novela referencias hacia el asesinato o la disolución social. Es más: conviene no olvidar que el protagonista no es un desarraigado absoluto: el cariño hacia su hermana permanece y le hace incluso cambiar de conducta. De hecho, Holden es la figura de alguien desengañado por la vida, la cual acaba de conocer como adulto en forma de múltiples decepciones, pues se han corrompido aquellas cosas que más amaba (sus hermanos, su profesor, el disco, etc.). Sin embargo, es su hermana pequeña aquello por lo que aún merece la pena vivir, ya que todo le falla menos ella.

Datos extra

La obra ha influido incluso en la música actual. El cantante, guitarrista y compositor Billie Joe Armstrong, de la banda norteamericana Green Day, escribió la canción 'Who Wrote Holden Caulfield?' para su álbum Kerplunk! (1992) basándose en su percepción sobre Holden. Armstrong declaró: «Es una canción sobre olvidar lo que vas a decir. Sobre intentar motivarte a hacer algo porque tus mayores te dicen 'motívate a hacer algo'. Entonces te frustras y piensas que deberías hacerlo pero al final no haces nada. Y luego lo disfrutas».

La séptima canción de Chinese Democracy, sexto álbum de Guns N' Roses, lleva el título del libro.

Además, la serie de animación japonesa Ghost in the Shell: Stand Alone Complex hace múltiples referencias al Guardian entre el Centeno, usando dicho libro como dogma por los personajes que desean revolucionar la sociedad ficticia viviendo sin necesidad de estar conectados ciberneticamente a la red global, siendo totalmente autosuficientes.

En la serie japonesa Paradise Kiss, que relata el cambio de vida de una adolescente, al comienzo de la historia aparece un libro azul que lee mientras el semáforo está en verde. Este libro se titula "The Catcher in the Rye"

En la película Conspiración, protagonizada por Mel Gibson y Julia Roberts, personas manipuladas mentalmente para realizar distintos actos delictivos son controlados al no poder evitar comprar el libro de Salinger donde quiera que lo vean.

MI LOCO CORAZÓN (1949) de Mark Robson.Adaptación del relato “Uncle Wiggily in Connecticut” realizado por Mark Robson (“El ídolo de barro”) y protagonizado por Dana Andrews y Susan Hayward. Es un melodrama centrado en los recursos sentimentales de una mujer abocada al alcoholismo por haberse casado con un hombre que no ama.Esta fue la única película que el propio Salinger autorizó para adaptar uno de sus textos.

CHASING HOLDEN (2001) de Malcolm Clarke.Neil Lawrence, un fanático del libro de “El guardián entre el centeno” de J. D. Salinger, se siente cercano al personaje de Holden Caulfield y querrá conocer al propio autor.Protagonizan D. J. Qualls y Rachel Blanchard. Alain Bougie encarna a Salinger.

Asesinos relacionados con el libro


El libro ha sido objeto de polémicas ya que en repetidas ocasiones, algunos asesinos se han visto relacionados con él.

* Mark David Chapman, conocido por asesinar a John Lennon en 1980, portaba este libro en el momento de su arresto.
* John Hinckley Jr, (que intentó asesinar a Ronald Reagan en 1981) también declaró que estaba obsesionado con el libro.
* Robert John Bardo, asesino de Rebecca Schaeffer portaba el libro cuando visitó el apartamento de ésta el día de su asesinato.

Salinger ha sido un personaje misterioso, esquivo con los medios de comunicación, del que apenas se conocen imágenes. Jerome David Salinger, autor de El guardián entre el centeno (1951), una novela que ha marcado a miles de jóvenes de todo el mundo, falleció ayer a los 91 años en New Hampshire (EE UU). El diario The New York Times, el primero en dar la noticia, lo califica de "recluso literario".
Aquí tienes varios artículos interesantes:

· Bibliografía de J.D Salinger
· Cronología de la vida de Salinger
· J. D. Salinger publica un nuevo libro después de 34 años de silencio
· El atronador silencio de Salinger
· Así arranca 'El guardián entre el centeno'
· Búscate la vida Holden Caulfield
· Salinger impide que salga en EE UU la continuación de su novela
· La intimidad como arte
· El miedo a hacerse adulto
· El aire del 'New Yorker'
· Sin introducción
· La biografía de Salinger escrita por su hija retrata a un iluminado entregado a sí mismo
· Salinger gana el primer 'round'
· El otro Holden Caulfield, prohibido en Estados Unidos

Otra de las pocas imágenes que hay de J. D. Salinger, en la que está agrediendo al fotógrafo en los años ochenta.-

"Hay una paz maravillosa en no publicar", declaró a The New York Times
Escritor "de talento infinito", como le definió Ernest Hemingway tras conocerle en París durante la segunda guerra mundial, años antes de que publicara su obra magna, Salinger llevaba lejos de la vida pública prácticamente cinco décadas, cuando tras el inesperado éxito de El Guardián entre el centeno, convertido en best seller el mismo año de su publicación, 1951, decidió abandonar Nueva York e instalarse en el campo, en la misma casa en la que falleció. Se acercaba así al deseo del mordaz y afilado protagonista de su novela, Holden Caufield, quien en un pasaje del libro afirma: "me gustaría encontrar una cabaña en algún sitio y con el dinero que gane instalarme allí el resto de mi vida, lejos de cualquier conversación estúpida con la gente".

[Lee aquí el arranque de El guardián entre el centeno ]
Aquel libro, del que se han vendido más de 60 millones de ejemplares en todo el mundo y del que aún se venden 250.000 cada año, estaba dirigido a los adultos pero su protagonista inmediatamente se convirtió en el antihéroe por excelencia de toda una generación, la de los adolescentes crecidos en plena guerra fría, que vieron en sus críticas feroces contra el mundo y la moral de los años cincuenta el reflejo de sus propias inquietudes y angustias. El enfrentamiento entre el mundo de los jóvenes y el de los adultos reflejaba también el deseo universal de no crecer, otra cara de uno de los muchos sueños americanos y que de alguna manera, se repite generación tras generación -de ahí su éxito universal-. La novela, en la que Holden Caufield rememora en primera persona desde un hospital psiquiátrico los días posteriores a su expulsión del colegio, se convirtió en novela de culto, algo que fue llevado al extremo por uno de sus máximos fans, Mark David Chapman, el hombre que asesinó a John Lennon en 1980. Chapman llegó a citar el libro del escritor como el lugar en el que encontrar la explicación a aquel acto.
Quizá parte de la fascinación que despierta El guardián... se deba también al halo de misterio que ha rodeado a su autor. Una de las pocas imágenes que de él se conservan lo muestran en actitud amenazante contra el fotógrafo. Huyó de los focos y del ruido mediático. Sólo concedió una entrevista, en 1974 a The New York Times y por vía telefónica, para defender su vida privada.
"Hay una paz maravillosa en no publicar. Es pacífico. Tranquilo. Publicar es una terrible invasión de mi vida privada. Me gusta escribir. Amo escribrir. Pero escribo sólo para mí mismo y para mi propio placer", dijo Salinger en aquella única entrevista [léela en inglés].

Un niño problemático

Al igual que Holden, Salinger también fue un niño problemático que fue expulsado de diferentes escuelas. Nacido en Nueva York en 1919, comenzó a escribir en su adolescencia, a la luz de una linterna bajo las sábanas y durante los cuatro años que sirvió en el ejército durante la II Guerra Mundial, siempre llevó consigo una máquina de escribir. Pronto comenzó a buscar colaboraciones en diversas revistas y fue The New Yorker (su revista de referencia, que hoy publica en versión digital todas sus colaboraciones) la que identificó su talento y con la que firmó un contrato de casi exclusividad. Fue ahí donde pudieron leerse los primeros fragmentos de El guardián entre el centeno, aunque Holden Caulfield había visto la luz años antes en una historia titulada Last Day of the Last Furlough, publicada en 1944.
En la cima de su fama Salinger decidió apartarse del mundo. Se mudó a Cornish e hizo de su casa una suerte de fortaleza inexpugnable. Encontrarle se convirtió casi en deporte nacional entre la prensa, que se ha pasado especulando sobre él y su extraña vida desde entonces. Todavía tres obras suyas verían la luz: Franny and Zooey (Franny y Zooey), en 1961, Raise High the Roof Beam, Carpenters and Seymour: An Introduction, en 1963 (Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción) y, su última pieza publicada, Hapworth 16, 1924, un cuento corto que llenó las páginas de The New Yorker, en junio de 1965.
Contra las ediciones ilegales y contra lo que él consideraba invasiones a su intimidad, Salinger y sus abogados lanzaron numerosas querellas. La última, en julio de 2009, que prohíbe la publicación del libro de un autor sueco cuyo protagonista es un Holden Caulfield septuagenario.
En 2000 su hija, Margaret, publicó unas memorias tituladas Dream Catcher (El guardián de los sueños), que permitió a sus incondicionales descubrir algo más de la vida privada de Salinger: allí se retrata a un hombre que vivía en semirreclusión, consagrado a su obra y tiránico con sus familiares. Entregado primero al budismo, luego a la Cienciología y después a la Ciencia Cristiana: un enfermo que bebía su propia orina y estaba obsesionado con la religión. Margaret llega incluso a decir que abusó de su segunda mujer, Claire Douglas, a la que mantuvo como una "virtual prisionera".

Bibliografía de J.D Salinger

- The Catcher in the Rye (El guardián entre el centeno) (1951)
- Nine Stories (Nueve historias) (1953)
- Franny and Zooey (Franny y Zooey) (1961)
- Raise High the Roof Beam, Carpenters and Seymour: An Introduction (1963) (Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción)

Cronología de la vida de Salinger

1) Nace en Nueva York, en 1911. De buena familia, el joven pasa por una academia militar y completa sus estudios en Europa, en Viena, Londres, París y Varsovia.
2) 1948: su primer gran éxito, Día perfecto para el pez plátano, aparece en New Yorker, la revista donde había conseguido publicar algunos relatos.
3) Su obra maestra llegaría en 1951, El guardián entre el centeno. La novela se convierte en un clásico.
4) El autor decide conceder una entrevista. Será la única que conceda en su vida. El privilegio fue para The New York Times. En una conversación por teléfono, el escritor aprovecha -una vez más- para recordar que no tolerará ediciones no autorizadas de sus cuentos.
5) El autor cumple los 90 años en 2009.A los pocos meses, una novela provoca su cólera. Se trata de 60 años después: llegando a través del centeno, una supuesta secuela de El guardián...Salinger se querella y gana el juicio.
6) Salinger muere en 2010, a los 91 años. No aparece nada desde 1965 que lleve su firma. Su última obra publicada es una carta que Seymour Glass, su personaje recurrente, dirige a sus padres desde un campamento de verano
R. G.

Lee todos los relatos que J. D. Salinger publicó en la revista The New Yorker (en inglés)

J. D. Salinger publica un nuevo libro después de 34 años de silencio
Una pequeña editorial lanzará en febrero 'Hapsworth 16, 1924'
DAVID STREITFELD, - Washington - 20/01/1997

J. D. Salinger, cuya vida ha sido una larga campaña para borrarse de la vida pública, parece haber dado un paso hacia atrás en esta actitud a los 78 años. Está previsto que el mes próximo salga a la venta Hapsworth 16, 1924, el primer libro de Salinger tras 34 años de silencio. Sin ser una obra inédita, el autor había prohibido su reproducción desde 1965, en que apareció en una revista. Ahora, una pequeña casa editorial de Virginia será la encargada de sacar a la luz un relato que, según los expertos, puede contener el secreto del silencio del autor.

· Muere J.D. Salinger, autor de 'El guardián entre el centeno'
· El otro Holden Caulfield, prohibido en Estados Unidos

El autor de la célebre novela El guardian entre el centeno es uno de los más influyentes escritores norteamericanos de la segunda mitad del siglo y cualquiera de las grandes editoriales estadounidenses habría pagado una verdadera fortuna por hacerse con los derechos de la publicación, pero será Orchises Press, una pequeña editorial de Alexandria (Virginia), la que se lleve el gato al agua. La modesta casa editorial está dirigida por Roger Lathbury, profesor de la Universidad George Mason.Phyllis Westberg, agente literario del escritor, confirmó el trato pero no facilitó ningún otro detalle. Lathbury tampoco fue mucho más explícito, ni siquiera habló de cuál será la tirada de la edición. "Es un libro para lectores, no para coleccionistas", dijo. "Una de las razones para no revelar la tirada es para evitar la especulación con los ejemplares. Yo quiero que la gente lea la historia", afirmó.
Hapworth 16, 1924 no es una obra inédita. Apareció publicada en un número especial de la revista New Yorker, el 19 de junio de 1965. "Hapworth es como los Rollos del mar Muerto para el culto de Salinger", dijo el crítico Ron Rosenbaum. "La fascinación que tiene este texto es que en algún lugar yace el secreto del silencio de Salinger desde entonces".
Un personaje conocido
El protagonista es un conocido personaje de otras de sus obras, Seymour Glass, cuyo suicidio en el relato A perfect day for Bananafish es uno de los momentos más analizados de la obra de Salinger. Escrito en la forma de una carta que escribe Seymour, a los siete años, a sus padres, Hapworth ocupó casi todo el número de la revista en su inicial publicación.Entre 1951 y 1963, Salinger publicó cuatro libros: El guardián entre el centeno, Nueve cuentos, Franny y Zooey y Levantad, carpinteros, la viga del tejado. Desde el principio sus obras fueron diseccionadas hasta un extremo difícil de concebir en relación a un simple texto. La reacción de Salinger, de naturaleza extremadamente tímida, fue el repliegue. No quiso leer las críticas de sus libros, hizo eliminar su fotografía de las ediciones de sus obras, no permitió las reediciones de sus otros textos ni siquiera para antologías o libros de texto y, por último, dejó de publicar ficción. Hapworth 16, 1924 fue la última de ellas.
Su aversión a la publicidad le ha llevado a ordenar a su representante quemar, sin abrirlas, todas las cartas de admiradores y llevar a los tribunales al autor de una biografía en la que aparecían algunas de sus cartas. Desde su refugio en New Hampshire, Salinger también ha ido en contra de una página de Internet dedicada a su obra, y ha logrado que la quiten.
Copyright The Washington Post.

El atronador silencio de Salinger

El autor de 'El guardián entre el centeno' cumple 90 años rodeado de misterio - Recluido desde mediados de los cincuenta, no ha publicado una línea desde 1965
JUSTO NAVARRO 02/01/2009

Jerome David Salinger, el más íntimo de los escritores famosos contemporáneos, cumplió ayer 90 años. Es un autor escondido, pero genera una industria popular de fanáticos, críticos y comentadores, la Industria Salinger, de la que alguna vez habló George Steiner. Mítico desde la publicación de The Catcher in the Rye en 1951 (El guardián entre el centeno, 1978, traducción de Carmen Criado), ha demostrado la voluntad violenta de mantenerse a salvo del fervor público, hasta desaparecer en defensa de su vida privada. En tiempos de manía publicitaria, exhibicionista, J. D. Salinger ha eludido combativamente la intromisión espectacular de periódicos y televisiones. Ha pleiteado contra sus biógrafos. Ha sufrido las indiscreciones autobiográficas de mujeres que lo tuvieron cerca y han practicado con el escritor el género Kiss and tell, o "besa al famoso para después contarlo", incluso desde un punto de vista filial.

Muere J.D. Salinger, autor de 'El guardián entre el centeno'
Salinger, a través de sus cartas

Creó un lenguaje nuevo que era infantilmente radical
El último relato conocido es una carta de Seymour Glass a sus padres
Fue un niño neoyorquino de 1919, hermano de Doris, nacida en 1911, hijos de padre americano de religión judía y madre de ascendencia irlandesa-escocesa. El padre, dedicado a la importación de jamones, fundó una familia bien en Park Avenue. No destacó en los estudios el joven Salinger, que acabó en una academia militar de Pensilvania, donde escribió un himno para la entrega anual de diplomas. Completó su formación en Europa: Viena, París, Londres y Varsovia. Se preparaba para heredar los negocios del padre, pero fundamentalmente escribía cuentos rechazados por las mejores revistas. Pasó nueve semanas en una universidad menor del este de los EE UU, escribiendo críticas de cine para la revista estudiantil. Antes de irse a la guerra, le vendió a la revista The New Yorker un relato que no sería publicado hasta 1946. Soldado voluntario, prestó servicios de contraespionaje en Inglaterra, desembarcó en Normandía el 6 de junio de 1944, y persiguió agentes de la Gestapo y colaboracionistas franceses.
Su primer éxito fue el cuento Día perfecto para el pez plátano, de 1948, siempre en su revista, The New Yorker, y en torno a su gran héroe, Seymour Glass, veterano de guerra y suicida inocente. Salinger ha escrito de la alegría de la victoria y la depresión después de la acción. Venían tiempos de guerra fría, opresión silenciosa y cacería de izquierdistas sospechosos de no estar contentos con la realidad obligatoriamente feliz. Renunció desde el principio a la vida pública de escritor. No quería giras de presentación de libros, ni conferencias, ni congresos universitarios o municipales. Le cayó encima el irritante triunfo de El guardián... Siguió fabulando sobre la desastrosamente luminosa familia Glass, hasta su último relato conocido, de 1965, Hapworth, 16, 1924.
Empezaron a circular ediciones piratas, perseguidas a instancias de Salinger, secuestradas por los jueces. Su única entrevista fue concedida por teléfono a un periodista del New York Times, en 1974. Salinger, que había solicitado hablar con el periódico a propósito de su silencio, declaró que editar sus cuentos sin permiso suponía "una terrible invasión de mi vida privada". Amenazó con acciones legales a las universidades que, al otorgarle un premio, usaban su nombre. Cuando lo fotografiaron a la salida de un supermercado reaccionó airadamente contra quien se atrevía a molestarlo.
Inventó una generación silenciosa de jóvenes felices, con dinero, los primeros consumidores natos, incómodos en el nuevo bienestar de masas y urbanización de clase media, paraíso de hipermercado, patria, familia, patrimonio y religión. Escribió alegremente una historia de la intimidad nacional. Nueva York y Nueva Inglaterra se convirtieron en el sueño universal. John Updike dijo que Salinger prestaba atención extrema al gesto y al tono. Lo compararon con Mark Twain y Nathaniel Hawthorne, con Herman Melville y Scott Fitzgerald. Contaba la tragedia y la comedia de la imparable pérdida de la inocencia, la imposibilidad de crecer sin dolor, sin romperse. Madurar era caer en la corrupción insensible de los adultos. Creó, como todo escritor esencial, un lenguaje nuevo, infantilmente radical, que separaba tajantemente lo bueno y lo malo, según los dictados del joven Holden, héroe y narrador de El guardián... Todo es phony (falso, gastado, hipócrita, insoportable, repugnante) o nice (bueno, divertido). Hizo la primera crónica de la adolescencia con dinero, consumidora de productos industriales y lenguajes que se venden como productos, antecedente de la rebelión juvenil y universitaria de los años sesenta y setenta.
Su último relato fue la carta que desde Hapworth, campamento de verano, manda Seymour Glass a sus padres. Le duele a Seymour no estar en su casa, y la obligación de aprender a ser mayor en contacto con seres de su edad, porque los niños de Salinger son criaturas prodigio, escritores y actores precoces, políglotas con superpoderes, campeones del baile y el deporte, desgraciados, futuros suicidas. "Pocos de estos niños magníficos, saludables y a veces muy guapos, madurarán. La mayoría -doy mi desgarradora opinión- se limitará a envejecer", escribía Seymour, a sus siete años.


El miedo a hacerse adulto
JOSÉ MARÍA GUELBENZU 29/01/2010

En 1978, el libro de Bolsillo de Alianza Editorial lanzó en España, con una magnífica traducción de Carmen Criado, El guardián entre el centeno (The catcher in the rye, 1951, anteriormente traducida como El cazador oculto en Argentina). No ha habido generación nueva de lectores que no haya sido sacudido por la historia del joven Holden Caulfield. Durante casi 30 años he sido testigo del impacto produce en lectores jóvenes y en lectores maduros, y uno se pregunta qué tiene esta novela, buque insignia de todas las historias de la familia Glass, protagonista de un total de cuatro libros antes de sumirse su autor en el silencio.
· El silencio de Salinger se hace eterno
· Muere J.D. Salinger, autor de 'El guardián entre el centeno'

Holden Caulfield es una figura tan mítica como Frodo el Hobbit, aunque bien distinta de él. En una primera aproximación, puede decirse que el más inmediato motivo de su éxito es la propia expresión, el habla del personaje, tan bien reproducida, tan sugerente, tan distinta de la de todos los adolescentes literarios conocidos hasta ese momento; Holden Caulfield es un adolescente que rechaza el mundo de los adultos (y el de los compañeros que no son como él) y se encierra en ese habla para defenderse de un mundo exterior que no le comprende. Ese habla es el que ha permitido a tantos lectores identificarse con él.
Tal mérito no pasaría de ser un estupendo retrato pintoresco si no fuera acompañado de un asunto de mucho más calado. El gran tema de la novela es el miedo (recogido en el miedo a hacerse adulto, y tener que entrar en el mundo de los adultos que rechaza) del protagonista. Es un miedo latente, que respira suave por debajo del habla, salta a primer plano y se manifiesta de manera admirable cuando Caulfield se encuentra a escondidas con su hermana pequeña en la casa familiar en plena noche. Ahí es donde un segundo miedo se sobrepone al primero: el miedo a la responsabilidad, a tener que ocuparse de su hermana que lo idolatra; ahí es donde descubre a su pesar que ser adulto es también ser responsable; y entonces elegirá huir y obligar a su hermana a volver a casa, pero quedando desnudo ante sí mismo, ante su verdadera realidad. Cuando este momento genial aparece, la maestría narrativa de Salinger ilumina la novela y toda ella manifiesta su verdadero y más completo sentido, de atrás adelante, como una pista de aterrizaje de un aeropuerto que se enciende en mitad de la noche; y entonces es cuando todo el discurso de Holden alcanza una hondura formidable, única.
Novela tan mítica como su personaje, ha acompañado y seguirá acompañando a los lectores españoles como lo ha hecho durante más de 30 años. El sueño de cualquier lector. El sueño de cualquier escritor.

La intimidad como arte
JUSTO NAVARRO 29/01/2010
Decía la novelista criminal P. D. James que la muerte abre los cajones secretos del difunto, y supongo que ya están registrando la mesa de J. D. Salinger, ese monstruo o escritor-espectáculo por haberse negado a ser un fenómeno de masas desde el éxito de El guardián entre el centeno (1951), su única novela, la novela de los años cincuenta, y desde entonces influencia fundamental sobre el lenguaje, los gestos, la mentalidad y el carácter de sucesivas generaciones de jóvenes. Cuando Salinger sintió el espanto de la popularidad, a la tercera edición de El guardián..., mandó eliminar su foto de la cubierta. Se convirtió en escritor clandestino. Públicas sólo debían ser sus obras.
· El silencio de Salinger se hace eterno
· Muere J.D. Salinger, autor de 'El guardián entre el centeno'

Era un señor que no quería que lo molestaran. Parecía un joven taciturno
El ansia combativa de desaparecer aumentó con los años. No bastaba con retirarse en 1952 a Cornish, en New Hampshire, donde, buen vecino, se sentía protegido por sus conciudadanos, acérrimos partidarios del respeto a la vida privada, como él. Pero, amigo de los estudiantes, pronto se sintió traicionado. Lo que parecía ser una conversación destinada a las páginas escolares del periódico local, apareció escandalosamente en primera página. En los años setenta descubrió una edición pirata de sus cuentos, en San Francisco, y sorprendentemente pidió una entrevista telefónica al The New York Times para quejarse de lo que juzgaba una intolerable invasión de su intimidad. "Me gusta escribir, pero sólo escribo para mí, por placer", dijo entonces. Lacey Fosburg tituló la entrevista: "J. D. Salinger habla de su silencio".
Era un señor que no quería que lo molestaran. Se parecía a los jóvenes taciturnos, airados, callados, de los años cincuenta, en unos Estados Unidos chillones, radiotelevisivos, donde se cazaba escandalosamente a los disconformes y en las escuelas se adiestraba a los niños para que denunciaran a sus vecinos antiamericanos o sospechosos de serlo. Seguro que había leído Salinger en la revista Harper's Magazine (julio de 1955) un irritado panfleto de William Faulkner, Privacy. ¿Qué ha sido del sueño americano? La igualdad en la libertad había sido sustituida, decía Faulkner, por "palabras vanas y altisonantes, vacías de todo significado, libertad, democracia, patriotismo". "Mi convicción es que sólo las obras de un escritor están a disposición del público y abiertas a la discusión y el estudio, desde el momento en que ha propuesto la publicación y ha aceptado dinero a cambio". Y Faulkner sentenciaba: "Su vida privada es únicamente suya". Defendía la intimidad. Hoy defenderíamos el derecho a venderla.
Abrirán los cajones del muerto, como decía P. D. James, y no encontrarán nada. Salinger practicaba el arte de la intimidad. Su silencio de estos años me recuerda a esa pieza pianística de John Cage, 4'33 (1952), en tres partes que se indican cerrando y abriendo la tapa del piano al final de cada parte. Ha empezado la época de la obra póstuma de J. D. Salinger.

BAUDELAIRE (2): Análisis de su obra


Materiales para el estudio y el análisis de la obra de Baudelaire (para los alumnos)


  • Comentario de los poemas:
    Bendición. El albatros. Elevación. Correspondencias. El enemigo. La mala suerte. La vida anterior. La belleza. Perfume exótico. La cabellera. Sed non satiata. Una Carroña. El balcón. XLII. Armonía de la tarde. El fracaso. El cielo revuelto. Invitación al viaje. Los gatos. La campana rajada. Spleen LXXVIII. El gusto por la nada. A una transeúnte. El vino de los amantes. La muerte de los amantes. Recogimiento. (Encarnación Medina Arjona: Anotaciones. En Rapsoda. Revista de Literatura nº 1)

ESTUDIOS SOBRE LA OBRA DE BAUDELAIRE


TESIS SOBRE BAUDELAIRE

LA DINAMICA DE LO MODERNO

Romanticismo y Modernidad en Charles Baudelaire

Nicolás ASTOBIZA PICAZA

1 INTRODUCCION

2 BAUDELAIRE Y LA DINAMICA DE LO MODERNO

2.1 Baudelaire y la Querelle

2.2 La Querelle cambia de escenario

2.3 Baudelaire y el Romanticismo

2.4 Dibujo y color. Estilo y manera

2.5 Baudelaire y la manera moderna

3 EL ROMANTICISMO EN BAUDELAIRE

3.1 Imaginación e ingenuidad

3.2 Correspondencias y analogías

3.3 El Spleen en Baudelaire

3.3.1 Los paraísos artificiales

3.3.2 La belleza del Mal

4 LA MODERNIDAD EN BAUDELAIRE

4.1 Heine, Stendhal, Balzac, Baudelaire

4.2 Fragmentación y fugacidad

4.3 París, ciudad moderna

4.3.1 El flâneur

4.3.2 El dandy

4.3.3 La moda

4.4 Crítica de Baudelaire a la modernidad

5 CONCLUSIONES


Mi corazón al desnudo forma parte de los diarios íntimos de Baudelaire (1821-1867), obras ya póstumas y que sólo hacia 1917 se publicaron íntegramente.  El gran magnetizador, el poeta de mirada inigualable deja ver en estas páginas —que parecen fogonazos de luz en la noche oscura de su alma— cómo “el tiempo … negro asesino de la Vida y el Arte” lleva a cabo su trabajo de erosión y desamparo. En acentos marcadamente poéticos, con palabras afiladas como cuchillos, el autor de Las Flores del Mal nos desvela aquí sus últimos y luminosos arrebatos existenciales: su verbo único.

 

LOS POEMAS PROHIBIDOS

Las Flores del Mal aparecieron en junio de 1857 y desencadenaron las iras de la justicia. Precisamente fueron sometidos a proceso seis poemas entre los más atrevidos del poemario, que el procurador imperial Ernest Pinard —ya en guerra seis meses antes contra Madame Bovary—, intentó prohibir en nombre de la moral pública. Baudelaire fue condenado, los poemas censurados. Comenzó entonces casi un siglo de purgatorio para Les bijoux, Lesbos, Le Léthé, À celle qui est trop gaie, Femmes damnées y Les métamorphoses du vampire que habrían de esperar a 1949 para ser oficialmente rehabilitados.

Lejos del escándalo y los maliciosos rumores de una corte de justicia, lo que revelan las piezas condenadas, reunidas en este volumen, es el genio de un poeta cogido en la trampa de sus fantasmas. Presa de fascinaciones cada vez más negras, Baudelaire fuerza de nuevo los límites de la transgresión y se sume en los abismos del alma humana, en búsqueda de un arte absoluto. Las Flores del Mal es el libro de la condición humana, y los poemas prohibidos su lado más turbador y luminoso a la vez.

 

BAUDELAIRE (1): Aspectos biográficos


BAUDELAIRE: LAS FLORES DEL MAL


Con Baudelaire, la lírica francesa pasa a interesar a toda Europa. Así lo demuestran los influjos que ejerció a partir de entonces en Alemania, Inglaterra, Italia y España. En la propia Francia se vio muy pronto que de Baudelaire partían unas corrientes de índole distinta de las derivadas de los románticos. Estas corrientes alcanzaron a Rimbaud, a Verlaine y a Mallarmé. Este último reconoció que había empezado allí donde Baudelaire tuvo que detenerse. Valéry, ya en los últimos años de su vida, establecía una línea de conexión directa desde Baudelaire hasta él; y el inglés T. S. Eliot dice de Baudelaire que es "el mejor ejemplo de poesía moderna en cualquier idioma". Varias son las manifestaciones análogas en que se le califica como "poeta de la modernidad". Y ello está perfectamente justificado, porque Baudelaire es el inventor de esta palabra. La usa en 1859, excusándose de su novedad, pero la necesita para expresar lo que caracteriza al artista moderno, es decir, la facultad de ver en el desierto de la gran ciudad no sólo la decadencia del hombre, sino también una belleza misteriosa y hasta entonces no descubierta. Éste es el problema del propio Baudelaire: ¿cómo es posible la poesía en una civilización comercializada y dominada por la técnica? Sus poemas nos indican el camino; su prosa nos orienta teóricamente. Este camino conduce lo más lejos posible de la trivialidad de lo real, o sea, a una zona de lo misterioso en la que, sin embargo, puedan convertir en alados y poéticos los estímulos civilizados de la realidad comprendidos en ella. He aquí el punto de arranque de la lírica moderna y de su substancia corrosiva y mágica a la vez. Un rasgo esencial de Baudelaire es su disciplina espiritual y la transparencia de su conciencia crítica. En él se une el genio poético con la inteligencia crítica. Sus puntos de vista acerca del arte poético están al mismo nivel que su poesía misma y aun algunas veces, como ocurre también con Novalis, son todavía más avanzados. Y desde luego, aquellas ideas han tenido mayor resonancia para el futuro que su lírica. Se encuentran expuestas en Curiosités esthétiques y en l'Art romantique (ambas obras aparecidas póstumamente en 1868). En una y otra se hallan definiciones y programas, desarrollados a base del estudio de obras contemporáneas, no sólo literarias, sino también pictóricas y musicales. A una mayor altura, vuelve a repetirse el fenómeno que anteriormente hemos estudiado en Diderot, es decir, que, al iniciarse un modo de pensar sobre poesía en vista a nuevos objetivos, se recurre a las demás artes. Pero estos estudios se van ampliando hasta, analizar la conciencia del tiempo, es decir, la modernidad en sí, porque Baudelaire entiende la poesía y el arte como plasmación del destino temporal. Empieza a dibujarse el paso que habrá de dar Mallarmé, el paso hacia una poesía ontológica y hacia una teoría poética basada en la ontología. [De Estructura de la Lírica Moderna Por Hugo FriedrichTraducción de Juan Petit, 2º edición, 1958].


Para leer el libro de Las Flores del Mal completo o selección:




Para la biografía y otras reflexiones sobre la época, los temas y las forma estilística:




Para ampliar la pregunta 3, 4 y 5: