¡Nueve añitos ya!

velas

Crédito de la imagen

Ayer cumplimos 9 años desde que comenzáramos esta aventura compartida de la blogosfera allá por enero de 2008. Parece que fue ayer y, sin embargo, durante todo este tiempo hemos crecido como blogueros, como profesores y como personas… Nuestras vidas han cambiado -y mucho- por los diferentes avatares de la vida personal y profesional, pero el blog -siempre activo- ha estado acompañándonos todo este tiempo…

Ya es un clásico en la red y más en nuestra pequeña historia bloguera la eterna discusión sobre “la muerte de los blogs“, pero seguimos apostando por ellos, seguimos utilizándolos en clase y seguimos pensando que son una herramienta muy valiosa para conseguir cambiar la Educación y la manera de entender nuestra profesión en estos tiempos que corren…

Escribíamos el año pasado: “Durante este periodo nos hemos hecho más viejos –sino más sabios- y, por eso, en tiempos de tribulación, apostamos más que nunca por los blogs y por la que ha pasado a denominarse, en su más amplia acepción, Educación Digital. Más que nunca nuestra apuesta por la Tecnología, por la Didáctica, por las modernas Metodologías y por una Educación Emocional plena no admite incertidumbres ni ambages de ningún tipo.” En 2017 lo seguimos defendiendo y, probablemente, el año que viene lo tengamos que volver a recordar…

Estamos muy agradecidos a cuantos nos habéis acompañado todos estos años a lo largo de este viaje tan productivo, tan creativo y tan colaborativo. Sigue siendo un placer cruzar las aguas turbulentas de la red con todos vosotros y vosotras y estamos muy orgullosos de seguir asomándonos todas las semanas a esta ventana de sosiego, libertad y reflexión educativa. La década prodigiosa nos espera…

¡MUCHAS FELICIDADES, TRES TIZAS, Y MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS QUE HABÉIS HECHO POSIBLE ESTOS NUEVE AÑOS DE COLABORACIÓN, ENTUSIASMO Y TRABAJO!

Marcos Cadenato


Nuestro SEXTO aniversario y los números de 2013

Haz click para ver el informe completo

Ocho de enero del 2014 -de 2014, modernamente-, seis años ya… Seis años desde aquel lejano 2008 en que estrenamos nuestro primer pañal, nuestro primer chupete, nuestro primer bibe…. ¡Qué cosas!, uno casi no recuerda sus seis primeros años de vida -vida latente, en desarrollo, pero casi en latencia profunda- y, sin embargo, recuerda los seis añitos de sus retoños, de sus sobris o de los hijos de los amigos… ¡Qué cosas…!

De todas maneras, en seis años hemos podido llenar nuestras mochilas de muchísimas experiencias educativas, de buenas prácticas y de infinitos amigos y amigas de la red. Hemos escrito con seis manos, con cuatro, con seis otra vez, ocho e incluso diez manos -o sea, cincuenta dedos- pero siempre con tres tizas y siempre con el mismo entusiasmo, energía e ilusión.  Y lo seguimos haciendo, ahora que no se escriben blogs, ahora que no se leen blogs, ahora que no se comentan blogs…  Nuestra apuesta por la lectura y escritura en los blogs siempre ha sido muy nítida: ni Tuenti, ni Facebook, ni Twitter… La duda siempre era si WordPress o Blogger, pero ni muro ni 140 caracteres ni nada de nada… ¡Post, artículo, nota, entrada! Bendito blog, benditos lectores, benditos comentarios y benditos artículos.

Quizá desde que empezamos a escribir en los blogs hemos perdido tiempo para estar con nuestras familias, con nuestros amigos; lucimos unas hermosas ojeras cada dos por tres; llegamos exhaustos al final de cada trimestre; arrastramos sueño a lo largo de todo el curso; hablamos de tú a tú con el cansancio; traficamos con el sueño y robamos tiempo al tiempo… pero estamos satisfechos de nuestro trabajo, estamos orgullosos de compartirlo con todos vosotros y queremos tresticear durante muchos años más porque aún quedan cosas por decir, cosas que cambiar, cosas por las que luchar en Educación… 

Agradecemos hoy a todos nuestros amigos, a todos nuestros lectores que han caminado durante todo este tiempo junto a nosotros, su constancia, su tenacidad, su amistad, pero el duende de los números es muy caprichoso -lo podéis comprobar en el informe completo aquí arriba- y queremos dar las gracias especialmente a nuestros mayores comentaristas (Toni, Maru, Marcos, Lu, Blogge@ndo), a todos cuantos habéis hecho de Una CITA con la Lengua el post más leído de este pasado año y a cuantos hacéis que posts como Mi nombre. Los acrósticosReconocer y expresar emociones, sensaciones, sentimientos; y Juegos de Lengua sigan estando a la cabeza de las visitas de este año 2013. Muchas gracias a todos.

Bihotz, bihotzez -de todo corazón- quienes hacemos posible Tres Tizas queremos que las 66.000 visitas -en nuestro sexto aniversario- se conviertan en 77.000 este año que comienza y 88.000 en el siguiente… Mientras tanto, recordad:

                                                               S i durante estos seis años de colaboración,                                            iempre
                                                               E sperabas algo que no has conseguido…                                                stamos
                                                               X aski -nuestro duende- lo expresa magníficamente:                               dealizando,
                                                              odo lo que podemos recomendarte                                                      oñando…
                                                               O  desearte es que seas feliz y, así, nos harás felices”.

   Tres Tizas, 2014


Siete


Siete eran las maravillas del mundo, las colinas de Roma, las virtudes cristianas, las artes liberales y los dolores de María. Los siete secretos, las siete bolas de cristal, los siete infantes de Lara, siete ratones ciegos y también siete domingos rojos. Siete mensajeros de Buzzati y siete locos de Arlt. Siete días para crear el Universo y siete años en el Tibet. Siete partidas las de Alfonso X, siete vidas las del gato y las de Amparo Baró. Siete enanitos y Ana y los 7. Siete notas, siete colores, los siete magníficos y los siete samuráis. El tiburón de siete branquias, el lobo y los siete cabritillos. Los siete mares y los siete pilares de la sabiduría. Los siete niños de Écija y siete novias para siete hermanos.
Hoy cumple siete años este blog. Esa es la magia del siete. Siete que también son dos más cinco; cinco años hace que recibí el premio al mejor blog de profesores de Espiral Edublogs, que ahora celebra también su séptima edición desmintiendo los augurios de quienes vaticinaron una extinción masiva de los blogs.
Este cumpleaños bloguero constituye un precioso momento para reflexionar sobre el pasado y el futuro de la blogosfera educativa; y, en lo personal, es la ocasión idónea para agradecer la compañía virtual y presencial de tantos amigos y compañeros de profesión. 

Crédito de la imagen: 'Sevens'

“Que cinco años no es nada…”

3

Tres Tizas junto a un fosterito en Bilbao

Nací tal día como hoy, hace ya cinco años, un ocho de enero de 2008. Durante este tiempo ha cambiado mi cuerpo, mi mente, mis tutores legales, pero siempre ha permanecido inalterable mi nombre: Tres Tizas. Y, claro, indefectiblemente viene a mi cabeza aquella idea de Umberto Ecco que leí hace tiempo: “Stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus…”

Recuerdo que durante varios meses era solo el blog, así, con su determinante y su nombre común. “Que si el blog debe tener tal, que un blog de Lengua y Literatura debe tener cual…” ¡el blog! Y, de repente, surge la chispa y mis papás deciden llamarme como actualmente me llamo, tras descartar –eso sí- el título de un precioso bolero –Contigo aprendí- porque ya estaba registrado por algún avispado bloguero. Según me cuentan, mi nombre gustó muchísimo en casa y parece que hay una razón de ser para que me bautizaran así. Tres eran los tutores legales iniciales (Patxo, Marcos y Gorka), tres los campos de actuación en su labor educativa (Educación Secundaria, Programa de Refuerzo Lingüístico y Centro de Iniciación Profesional) y tres las líneas motrices de su actuación educativa (Lengua, Literatura y TIC). Y ¿por qué tizas? Porque –según me explicaron- es el símbolo más noble y más querido por el mundo educativo. La tiza representa todo lo bueno de la noble profesión de maestro o profesor, simboliza la niñez para muchos adultos y quizá sea el objeto con más vida -con más alma- de un aula… ¡Tres Tizas, cómo me gusta!

Download: contigo-aprendi_md_1370808_1.mp3

Y, así, casi sin darme cuenta ya han pasado 1825 días con sus noches y he visto a muchos amigos levantarse y acostarse conmigo. He leído artículos robados al alba y he visto comentarios iluminados a la luz de la luna, y solo tengo palabras de agradecimiento para todos.  A los autores que se fueron (Gorka), a los que se quedaron (Marcos, Patxo) a los que vinieron después (Aster, Carlos), a los que regresaron (Gorka) y a los que se acaban de ir (Patxo), mi profundo agradecimiento a todos porque sois vosotros quienes me dais la vida. Bueno, vosotros y todos aquellos invitados de mi sección favorita -Te cedo la palabra- donde han desfilado los mejores blogueros, profesionales, profesores y, sobre todo, amigos. Y por supuesto a todos aquellos que tenéis la gentileza de visitarme y de dejarme un saludo, un guiño, una complicidad en forma de comentario…  Me dicen desde el centro de WordPress que los amigos que más me han visitado y comentado son, por este orden, Toni, Lu, Maru y Blogge@ndo. Hoy no os cedo la palabra a ninguno de los comentaristas; no,  hoy os la brindo yo y solo puede ser una: gracias, eskerrak, gràcies, grazas.

Austeridad es la palabra que ha marcado mi estética durante este tiempo, aunque me han cambiado algún que otro widget de la barra lateral. Prácticamente ahí es donde más vida he tenido y donde luzco mis enlaces, mis contactos, mis colaboraciones y mis condecoraciones más queridas. Para este nuevo año que empezamos tengo algunas ideas que quiero poner en funcionamiento en cuanto mis autores lo tengan a bien…  De todos modos –y paseando con Machado- adelanto: “adoro la hermosura, y en la moderna estética/ corté las viejas rosas del huerto de Ronsard;/ mas no amo los afeites de la actual cosmética,/ ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar.” Por tanto, manteniendo mi línea austera comenzaré a cambiar mi “torpe aliño indumentario” y os preparo algunas sorpresitas que iréis descubriendo poco a poco…

Hoy es el día en que cumplo cinco añitos y quiero, desde lo más profundo de mis páginas, agradeceros vuestra compañía, vuestros desvelos y vuestra complicidad, porque como dicen en los mejores restaurantes, lo mejor de esta casa son sus clientes.

Tres Tizas

PS: Si queréis consultar los fríos datos estadísticos del informe anual 2012, podéis pinchar en este enlace.


Un paseo con Antonio Machado


“Después de la verdad, nada hay tan bello como la ficción”. Juan de Mairena 

Campos de Castilla de Antonio Machado ha cumplido cien años, un siglo lleno de verdades y ficciones. Muchos de los que hemos leído esta obra no sabríamos decir cuánto alberga de verdad o ficción, porque en sus versos, como en la vida, es difícil trazar una frontera entre lo real y lo soñado.
Se cumplen cien años de un clásico y no podíamos dejar pasar la oportunidad de celebrarlo en las aulas como lo haría el propio Juan de Mairena o Antonio Machado -porque, ¿cuál de ellos era el real?- con el proyecto Un paseo con Antonio Machado. A los docentes que quieran unirse a esta experiencia, desde cuatro blogs de lengua, A pie de aula, Blogge@ndo, Re(paso) de lengua y Tres Tizas, les proponemos trabajar la lectura guiada de Campos de Castilla y reconstruir poemas en forma de videoclips poéticos. Para ello tendrán a su disposición un sitio web con las bases del proyecto, el texto de Machado, la guía didáctica, así como un formulario para inscribirse. También tendrán un correo a través del cual resolver dudas técnicas o didácticas y una cuenta de twitter para seguir el avance del proyecto.
Queremos que los jóvenes conozcan la obra machadiana, que la entiendan, que la conviertan en una vivencia propia y personal, que la adapten a nuevos formatos expresivos y que vuelvan a darle valor en nuestro tiempo. Queremos que en ese camino de aprendizaje puedan trazar sus propios pasos y, al volver la vista atrás, hayan podido disfrutar de la verdad y de la ficción, sin fronteras.

Más información:

Sesquidécada: mayo 1997

'Basta tenerlos, saberlos dóciles al recuerdo o al gesto de la mano detenida en el aire que escoge un volumen o simplemente comprueba que siguen en su lugar exacto, basta percibir el orden y el numeroso silencio y oler el aire que los libros habitan, que tiene la misma quietud que el de las salas de los museos cuando se cierran sus puertas y los personajes de los cuadros quedan mirándose entre sí desde los balcones del tiempo. Como las estatuas, como todas la cosas inmóviles que cotidianamente nos acompañan y nos miran, en la oscuridad y en la noche los libros suelen agrandar su presencia, y uno es entonces el guardián ciego que los toca y los adivina y no puede verlos, igual que Borges en su biblioteca de Buenos Aires'.
Antonio Muñoz Molina

Esta sesquidécada empieza con una cita en homenaje a los libros que dan sentido a buena parte de mi oficio y que ya publiqué en los comienzos de este blog, que cumplirá seis años este sábado, rozando el medio millar de pequeños artículos sobre educación, lengua, literatura y vida. Con esa cita introduzco también al reseñado del mes: Antonio Muñoz Molina. En mayo de 1997 volví a leer la que considero una de sus mejores novelas: Beatus ille. Tal vez no sea técnicamente la mejor, pero creo que la obra posterior de Muñoz Molina está prefigurada en esa novela, tanto en sus temas como en su estilo, algo evidente en novelas como El jinete polaco o Sefarad, por ejemplo. Beatus ille, además, tiene los ingredientes que aprecia cualquier amante de la literatura: libros, escritura, memoria, misterio, identidad... Años después, Carlos Ruiz Zafón agitaría esos mismos elementos en una coctelera más comercial para construir La sombra del viento.

El segundo mencionado en esta sesquidécada es un autor poco conocido fuera de la literatura catalana. Se trata de Jesús Moncada de quien leí dos maravillosas novelas: Camí de sirga (Camino de sirga) y Estremida memòria (Memoria estremecida). Su prematura muerte nos privó de una de las plumas más originales de la literatura catalana actual. Con un lenguaje sugerente y una capacidad evocadora poliédrica, las novelas de Moncada tienen el sabor del realismo mágico ambientado en Mequinenza, a orillas del Ebro. Vale la pena leerlas en el original, aunque también hay traducciones al castellano.

Y no quisiera cerrar esta nota aniversario sin agradecer la paciencia de quienes estáis ahí, algunos con una fidelidad a prueba de bomba. Gracias por estos seis años compartidos en la red y fuera de ella.