Profesores inquietos

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

¿Por qué en nuestra profesión docente hay tan pocos profesores inquietos? Cuando digo inquietos, hablo de sentir ganas de hacer cambios en el aula, de tener ilusión por nuestro trabajo, de poner todos lo recursos para que nuestro alumnado diverso aprenda cada vez más y mejor.

Empezar primero con un bastón, dando los primeros pasos vacilantes, seguir con pasos más firmes, y continuar corriendo. Siempre, por supuesto, teniendo claro a qué meta queremos llegar junto a nuestros aprendices, y controlando, de principio a fin, el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Ya no valen argumentos de que no hay materiales, de que no sabemos trabajar con las TIC. Estos argumentos solo ocultan las pocas ganas de salir de la rutina en la que estamos inmersos, y de un uso excesivo del libro de texto, muchas veces poco objetivo y obsoleto.

Los profesores y profesoras hemos tenido a nuestro alcance, año tras año, cursos de formación y, en la Red, docentes de diferentes Comunidades Autónomas, están dejando un magnífico trabajo en pro de la innovación, de la alegría y el orgullo de ser maestros y profesores. Igualmente, desde los departamentos de Educación de diferentes Comunidades, se han creado plataformas con diferentes ideas, herramientas, y recursos en pro del cambio.

 Como asesora voy más allá.  He llegado a ofrecer a determinados profesores un proyecto totalmente organizado e, incluso, les he creado a estos docentes los cuadernos virtuales para que su alumnado vaya dejando en ellos las producciones elaboradas a través del proyecto y, en el último momento, me han dejado tirada sin darme ninguna explicación. Desgraciadamente, lo que estoy contando, es un caso real que nos tiene que llevar a una reflexión más profunda. A mí no me importan las horas que he perdido trabajando, pero si me importan los alumnos.

Ya habéis advertido que, la finalidad de este escrito, es gritar a pleno pulmón que nuestros alumnos y alumnas esperan algo más de nosotros, aunque no lo digan y, además se lo merecen.

Ahora estoy hablando como profesora porque también lo soy. Tengo el inmenso placer de entrar en las que los docentes decimos “aulas difíciles”  y que nos llevan al llanto y a la queja continua. No digo que sea fácil.  Para mi es una reto diario y al, final, en todos los grupos y casos, funciona.

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

Lo que opinan los alumnos

barra-separadora_naranja

Vídeo:

La metodología por proyectos desde el punto de vista de los estudiantes de Secundaria. Silvia González Goñi y sus alumnas


Profesores inquietos

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

¿Por qué en nuestra profesión docente hay tan pocos profesores inquietos? Cuando digo inquietos, hablo de sentir ganas de hacer cambios en el aula, de tener ilusión por nuestro trabajo, de poner todos lo recursos para que nuestro alumnado diverso aprenda cada vez más y mejor.

Empezar primero con un bastón, dando los primeros pasos vacilantes, seguir con pasos más firmes, y continuar corriendo. Siempre, por supuesto, teniendo claro a qué meta queremos llegar junto a nuestros aprendices, y controlando, de principio a fin, el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Ya no valen argumentos de que no hay materiales, de que no sabemos trabajar con las TIC. Estos argumentos solo ocultan las pocas ganas de salir de la rutina en la que estamos inmersos, y de un uso excesivo del libro de texto, muchas veces poco objetivo y obsoleto.

Los profesores y profesoras hemos tenido a nuestro alcance, año tras año, cursos de formación y, en la Red, docentes de diferentes Comunidades Autónomas, están dejando un magnífico trabajo en pro de la innovación, de la alegría y el orgullo de ser maestros y profesores. Igualmente, desde los departamentos de Educación de diferentes Comunidades, se han creado plataformas con diferentes ideas, herramientas, y recursos en pro del cambio.

 Como asesora voy más allá.  He llegado a ofrecer a determinados profesores un proyecto totalmente organizado e, incluso, les he creado a estos docentes los cuadernos virtuales para que su alumnado vaya dejando en ellos las producciones elaboradas a través del proyecto y, en el último momento, me han dejado tirada sin darme ninguna explicación. Desgraciadamente, lo que estoy contando, es un caso real que nos tiene que llevar a una reflexión más profunda. A mí no me importan las horas que he perdido trabajando, pero si me importan los alumnos.

Ya habéis advertido que, la finalidad de este escrito, es gritar a pleno pulmón que nuestros alumnos y alumnas esperan algo más de nosotros, aunque no lo digan y, además se lo merecen.

Ahora estoy hablando como profesora porque también lo soy. Tengo el inmenso placer de entrar en las que los docentes decimos “aulas difíciles”  y que nos llevan al llanto y a la queja continua. No digo que sea fácil.  Para mi es una reto diario y al, final, en todos los grupos y casos, funciona.

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

Lo que opinan los alumnos

barra-separadora_naranja

Vídeo:

La metodología por proyectos desde el punto de vista de los estudiantes de Secundaria. Silvia González Goñi y sus alumnas


LA VOZ DE UN ALUMNO

Fuente de la imagen

Fuente de la imagen

“Gustatuko zidan zure institutoa ikustea se nik nire institutuan ez nago oso ondo eskerrik asko eta oso oso ondo dago zure bloga. Barkatu baina ez dut itzegiten oso ondo euzkaras”

” Me gustaría conocer tu instituto. Yo no estoy muy bien en el mío y tu blog me gusta muchísimo. Perdona, pero no me expreso muy bien en euskera”

Ayer, por primera vez, tuve en mi blog el comentario de un alumno de Secundaria.

¿Por qué este alumno quería conocer un instituto en el que yo no trabajo?

La respuesta es muy sencilla. Profesor, profesora, por favor,  date una vuelta por el  blog y podrás ver diferentes experiencias de aula donde los alumnos se sienten importantes, vivos y sacan lo mejor de sí mismos.

Me gustaría ofrecerte unos consejos que a mí, cuando he entrado en el aula (lo hago todos los años), me han sido de gran utilidad.

1. Mírales a la cara y aprende sus nombres desde los primeros días de clase

2. Proponles temas interesantes y, a ser posible, actuales y cercanos a ellos

3. Explica, únicamente, cuando sea necesario y  da pautas, orientaciones para que los aprendices sepan hacer su tarea

4. Utiliza el libro de texto, pero sólo como un recurso más

5. No olvides que son nativos digitales

6. Déjales elegir entre diferentes tareas para que cada uno saque lo mejor que lleva dentro

7. Ofréceles tareas donde puedan elegir cómo las pueden hacer: individualmente, en parejas, en grupo pequeño (3 personas)

8. Confía en ellos, dales protagonismo porque son capaces

9. Busca momentos para que reflexionen individualmente sobre cómo están aprendiendo

10. Atiende a la diversidad del aula de una manera individualizada

11. Fomenta la ayuda entre iguales ya que, cuando un alumno explica a otro, lo entiende mejor

12. Promueve la creatividad, la ilusión y la satifacción personal por hacer bien las cosas

13. Siéntete uno más en el aula

14. Anímales con frases como “confío en tí”, “puedes hacerlo”, “cada vez lo haces mejor”, …

15.  Aprovecha algunas actividades para trabajar los sentimientos

16. Enséñales desde el ejemplo valores como el respeto, la ayuda, la empatía, el saber estar

¿Te animas a empezar?

Un espacio para la reflexión

 

103

DESMOTIVACION

Irudiaren iturria

“Gustatuko zidan zure institutoa ikustea se nik nire institutuan ez nago oso ondo eskerrik asko eta oso oso ondo dago zure bloga. Barkatu baina ez dut itzegiten oso ondo euzkaras”

Atzo, lehengo aldiz, institu bateko ikasleak egin zidan iruzkin bat nire blogean.

Lan egiten ez dudan institutua, zergatik ezagutu nahi zuen ikasle honek?

Erantzuna sinplea da. Irakaslea, mesedez, blogatik buelta bat eman eta ikasgelako esperientzia desberdinak ikusi!!

Laguntza bezala, ikasgelan sartu naizenean (urtero egiten dut) niretzat oso baliogarriak izan diren aholkuak aurkeztuko dizkizut.

1. Haien aurpegia ikusi eta, lehenengo egunetan, haien izenak  ikasi

2. Gai interesgarriak eta, ahal bada,  gaurkoak eta haiengandik hurbil proposatu

3. Behar denean, azaldu eta ikasleek haien atazak egin ditzaten orientabideak eman

4. Testu liburua, beste baliabidea izango balitz bezala, erabili

5. Jatorrizko pertsona digitalak direla ez ahaztu

6. Atazak desberdinen artean aukeratzen utzi, bakoitzak duen onena ateratzeko

7. Atazen artean nola egin ditzaketen   aukera eman (banakakoa, binakakoa, 3. pertsonen taldea)

8. Haiengan konfidantza osoa izan, haiei protagonismoa eman, haiek egin ahal dute eta

9. Nola ikasten duten hausnarkerataro uneak utzi

10. Banan banan, ikasgelako aniztasunari begiratu

11. Berdinen arteko laguntza bultzatu, ikasle batek beste bati azaltzen dionean hobeto ulertzen du eta

12. Sormena, ilusioa eta ondo egiteko poza piztu

13. Gelakoa zarela sentitu

14. “Zurengan konfidantza daukat”, “egin dezakezu”, “gero eta hobeto egiten duzu” esaldiekin animatu

15. Haien sentimenduak lantzeko jarduerak aprobetxatu

16. Eredutik baloreak irakatsi (errespetua, laguntza, enpatia, egoten jakitea)

Hastera animatuko zara?

Hausnarketarako gunea


Alumn@s motivados = Alumn@s eficaces

Irudiaren iturria

Ikasturte berria hasiko duzu eta ikasgelan gustorago sentitu nahi baduzu, eta zuen ikasleek gero eta gehiago eta hobeto ikas dezaten zure ametsa bada, hurrengo aurkezpenari begirada bat eman eta despartamentukoekin konpartitu.

Eta, gauza  batzuen artean, hasierako ebaluazioaren inportantzia ez ahaztu.

Jarraian, hurrengo bideoak ikus ditzakezu. Ikasgelan benetan bizi diren uneak dira. Ikasleei jarduera eta ataza erakargarriak proposatzen badizkiezu, ikasleek nola lan egingo duten ikus dezakezu.

 

 

 

Empiezas el nuevo curso y,  si quieres sentirte más a gusto en el aula, y que tus alumnos aprendan más y mejor,  observa esta presentación y compártela con tus compañeros y compañeras de departamento.

Y no olvides, entre otras cosas, la importancia de la evaluación inicial de tu alumnado.

Observa, además, los vídeos que hay a continuación en los que puedes ver testimonios reales de cómo trabajan los alumnos si se les proponen actividades y tareas atractivas.