Vanidad digital

0001170597Crédito de la imagen

Es cierto, el final del pasado curso fue un tanto extraño, pero no lo es menos este final del sospechoso 2013. Desde hace algunos meses me siento raro -no, no, seguro que no es el otoño-, siento, no sé, como si el tiempo digital se hubiese detenido -y eso que no dejan de sorprendernos con nuevos juguetitos y nuevas herramientas-, no paran de llenarnos el buzón de correo de estas y aquellas apps en su “última actualización” pero el mensaje definitivo o no cuaja o lo va haciendo muy lentamente… Conocida es en la red mi militancia, mi apostolado y mi apasionada defensa de las TIC en diferentes ámbitos, pero tras algunos años de extrema y absoluta extimidad, me he sorprendido encontrando  una vanidad digital que desconocía por completo.

Mi alter ego digital, mi azul avatar ha encontrado la horma de su zapato. Y lo ha hecho en un curso muy célebre en la red, un Curso de Tutores del INTEF, en donde ha tenido que completar dos auto-encuestas de valoración en las que ha terminado sonrojándose porque ha obtenido la máxima puntuación, sin falsas modestias… Cuatro sobre cuatro; en todas las respuestas, sí… Pero no lo repito orgulloso ahora ni tampoco me arrepiento; es lo que hay…  Si a esto añadimos que hemos participado en múltiples eventos educativos y digitales a lo largo de la piel de toro y hemos escuchado a muchos de los gurús, expertos y especialistas sobre Educación, Tecnología y Pedagogía y hemos acrecentado nuestras dudas, pues… ¡bendita ignorancia!

No queremos abusar de la paciencia de nuestros lectores y no queremos hoy haceros invertir mucho de vuestro escaso tiempo. Sería una arrogancia por mi parte intentar hacer un ejercicio de síntesis de los diferentes eventos, jornadas celebradas  estos meses entre vanidad de vanidades, y por esto precisamente queremos recomendar la lectura del último artículo publicado en nuestro blog, de nuestro compañero Iker Olabarria: Intelijencia, Inteligenzia, Inteligencia. Igualmente, en un ejercicio casi homeopático, extraeremos las principales minidosis necesarias para nuestro crecimiento en Educación Digital. Palabra, imagen y sonido en cápsulas, en grageas, en pildoritas de abrir y tomar.

La palabra

  • Jordi Adell en SIMO: “La Tecnología es una luz cegadora que aporta mucha claridad pero que nos impide ver la realidad”.
  • Fernando Savater en EIE: “Si la buena educación es cara, probemos con la ignorancia”.
  • Alberto J. Cañas en EIE: “Un mal docente con tecnología se hace peor, amplifica su maldad”.
  • Rafael Bisquerra en EIE: “La Educación Emocional se puede servir de las Tecnologías, pero se necesita una relación interpersonal”.
  • Evaristo González en III BB.PP.: “Muros de ladrillo frente a muros de cristal”; enseñanza pública frente a concertada; “todos somos Educación”.

La imagen

577721_10200543543102514_2039628074_n¡Gracias, Manuel P Báñez @ManuElpielRoja, por tu generosidad!

La banda sonora

 Rafael Bisquerra y Esther García, Educación Emocional en el EIE 2013

Y después de todo este tiempo y de comprobar cómo van las cosas, el mensaje final no puede ser otro que una adaptación ex profeso de uno de los textos que se pueden leer en el pronaos del templo de Apolo en el santuario de Delfos: Conócete digitalmente a ti mismo.

Marcos Cadenato