Patxo Landa: singladuras educativas

Hoy no cedemos la palabra a un compañero, sino que nos visita un amigo, un amigo especial, uno de los creadores de este blog, un amigo que tiene la llave de esta casa -su casa- y puede entrar en ella siempre que quiera: Patxo Landa. Ahora anda metido -siempre en movimiento- en la farándula. Y viene a contarnos su experiencia y algunas reflexiones. Tomaos un rato para leerle con calma, merece la pena. “¡Que empiece el espectáculo!“, como diría Bob Fosse.

Y escucha, Patxo, si necesitas para alguna representación un actor de mediana edad -¡ja!-, ni alto ni bajo, sin experiencia pero con muchas ganas, dispuesto a todo, no dudes en llamarme: ya sabes mi teléfono, amigo Patxo.

Carlos Diez

Soy profesor de la asignatura de Artes Escénicas en el recién implantado Bachillerato de Artes Escénicas, Música y Danza en el IES IBARREKOLANDA de Bilbao.  A los que me conocen de vista les puede parecer una deriva extraña lo que no es sino otra singladura en busca de territorios  que completen mi formación personal en el aula. Es más, diría que mi afición al teatro fue la que me llevó a estudiar filología y siempre me perseguía, bien como optativa bien como extraescolar, allá instituto a donde fuera. Siempre fueron sus dinámicas, además, apoyo –refugio y motor- en mis clases de lengua y tutoría.

Mi paso por territorio TIC (del que es testimonio este blog, que creé con Marcos, Gorka y Aster, y al que ahora veo como a un superviviente tenaz en unas aguas educativas que cambian muy rápido) fue muy emocionante  al encontrarme con compañeros como el gran Carlos que siempre me enseña, pues tiene la rara costumbre de escuchar mucho.

Y es que era una época, con mis hijos todavía muy pequeños y mis padres ya muy mayores,  poco propicia para proyectos exigentes con horarios inacabables fuera de casa. Aparqué el teatro y me dio tiempo a conocer algunos secretos de la escritura en la Red y del uso educativo del vídeo, que resultan ahora fundamentales en este nuevo reto.

Por otro lado, para los que ya me conocen de alguna cena, no me hace falta decirles que este curso y medio está siendo intenso y muy creativo. Hemos tenido que “inventar”  -y concretar día a día- el programa de la asignatura (temporalización, contenidos, lecturas, criterios de evaluación, uso de las TICs, interdisciplinaridad, relación con otros centros, inclusividad…) para que sea adecuado al nivel, pero también para que sea ajustado a los intereses de los alumnos y alumnas, al de sus padres, al de la dirección del centro y al de la comunidad educativa y artística en general, que nos mira con curiosidad y altas expectativas.

Tenemos claro que nuestro objetivo no es la carrera de actriz, ni la de músico…. sino el despertar su interés por la cultura y por cualquiera de sus manifestaciones artísticas a través de la acción, el trabajo en grupo, la creatividad, el esfuerzo y los recursos expresivos que vamos trabajando en las diferentes propuestas que surgen, y a las que los adolescentes se entregan con desconocida pasión dentro del ambiente escolar.

Creo que el IES IBARREKOLANDA BHI, casi en su conjunto, se contagia de la dinámica de esta educación espontánea y moderna (alumnos ensayando en los pasillos, otros tocando la percusión en los recreos, otros preparando coreografías en el frontón, proyectos de colaboración con otros centros…) lo que demuestra que la escuela es permeable a las dinámicas atractivas y solo necesita vivirlas para ver sus ventajas y creer en ellas.

Os dejo mi site. Imprescindible para los curiosos y para el trabajo en el aula. También trabajo con el Drive para la creación de sus guiones y con el Overnote y sus móviles para evitar despilfarrar folios. Y con el vídeo, por supuesto.

Entre los retos futuros destacaría, en primer lugar, la implantación de este Bachillerato en Gipuzkoa y Alaba  para evitar que algunos alumnos se tengan que desplazar desde allí. Así mismo, se podrá dar respuesta eficaz a la demanda de plazas que va ir en aumento por ese alumnado que ha sufrido una ESO hermética, hierática y conceptual. En segundo lugar, se hace imprescindible una orientación más acertada en 4º de ESO.

También sería beneficioso el apoyo de algún profesor de Filología Vasca (el DCB diseñado en Madrid exige que sea del Departamento de Lenguas) con un recorrido más profesional dentro de las Artes Escénicas: la paga es buena y la pelea está garantizada. Juntos podremos pensar proyectos más ambiciosos durante unos cursos porque, como me conozco bien, seguramente una vez que el bachillerato deje de gatear y empiece a andar, habrá acabado este ciclo para mí y acudiré a la llamada –casi diaria- de las clases de Lengua Castellana.

 Patxo Landa